Escepticismo

¿Qué va a pasar con ‘The skeptic’s dictionary’?

Robert Todd Carroll, en 2011, y la portada del libro 'The skeptic's dictionary'. Foto: Sgerbic.Robert Todd Carroll, creador de The skeptic’s dictionary, está enfermo. Le diagnosticaron en mayo de 2014 un tumor neuroendocrino pancreático en etapa IV y acaba de anunciar que le faltan fuerzas para seguir publicando el boletín mensual de The skeptic’s dictionary, del que ha sacado 185 entregas en catorce años y que cuenta con 3.909 suscriptores.

The skeptic’s dictionary es una de las webs de referencia en la promoción del pensamiento crítico. Con 784 entradas publicadas desde 1994, es un sitio que recomiendo siempre a quien me pide información sobre cualquier creencia pseudocientífica porque su autor no sólo firma un muy buen artículo sobre cada asunto, sino que también incluye, al final de cada entrada, enlaces a otras fuentes de información indispensables. Mi admiración por el trabajo de Carroll es tal que, en cuanto sacó en 2003 The skeptic’s dictionary en libro, lo compré como una forma de agradecerle su dedicación a pesar de que el contenido estaba en la web gratis.

Deseo que Carroll, profesor de Filosofía hasta su jubilacion en 2007 y miembro del Comité para la Investigación Escéptica (CSI) desde 2010, venza el cáncer y retome la actividad escéptica porque su trabajo no tiene precio. Pase lo que pase, algún día, espero que lejano, nos dejará y confío en que entonces haya quien coja su testigo o quien, al menos, se encargue de que The skeptic’s dictionary siga en línea, porque es un recurso demasiado valioso como para que desaparezca. Y hago extensivo este deseo a otras webs que espero que sobrevivan a sus creadores, lo mismo que espero que las grandes bibliotecas escépticas, que las hay, no acaben en mercadillos.

“El escepticismo es una actitud, no una creencia o un conjunto de creencias. El escepticismo implica voluntad de preguntar, de investigar, de pensar críticamente sobre cualquier tema. La alternativa al escepticismo es aceptar las cosas por la fe y afirmar dogmáticamente. El escepticismo es una virtud; el dogmatismo irracional es un vicio. No hay necesidad de defender el escepticismo. El dogmatismo irracional es indefendible”, dice Carroll cuando le preguntan por qué no es escéptico sobre el escepticismo.

El título de esta anotación no es un capricho; refleja mi preocupación por el futuro de un recurso para mí indispensable. Soy un egoísta, lo sé, y me gustaría que Carroll volviera pronto a la primera línea del frente contra el pensamiento mágico y las entradas de The skeptic’s dictionary siguieran creciendo.

‘Ciencia y magia contra los espíritus’, este sábado en Burgos

Cartel del 'Enigmas y Birras' de Burgos dedicado al espiritismo.Si de algo se duelen desde siempre los divulgadores de lo paranormal, es de que los científicos no han investigado esos fenomenos y su desconocimiento es lo que les lleva a rechazarlos. Mentira. Desde los albores del espiritismo moderno y de la parapsicología, allá por la segunda mitad del siglo XIX, científicos de primera línea se interesaron por lo extraordinario. No podía ser de otro modo en individuos apasionados por buscar explicaciones al mundo que nos rodea. Lo que pasó entonces -y después con el denominado fenómeno ovni- es que la mayoría de ellos descubrió que tras lo aparentemente inexplicable sólo había fenómenos naturales -algunos sorprendentes, eso sí- y fraudes.

Nombres ilustres de la historia de la ciencia participaron en el siglo XIX y principios del XX en sesiones espiritistas, y algunos salieron de los gabinetes de los médiums convencidos de que habían asistido a la demostración de que hay otra vida después de ésta. Los testimonios de esos científicos, auténticos sabios en sus especialidades, demuestran algo que todos deberíamos tener claro: no importa lo inteligente que seas, siempre te podrán engañar. Su contraparte fueron investigadores, también ilustres, que descubrieron los trucos de los intermediarios con el Más Allá y de aquéllos que decían tener poderes sobrenaturales, como Joaquín María Argamasilla de la Cerda y Elio, el español con visión de rayos X. Gracias al caso Argamasilla, hubo científicos españoles que ya hace un siglo se dieron cuenta de que los mejores aliados de la ciencia para investigar lo paranormal eran los magos.

De todo esto y de muchas cosas más hablaré mañana en Burgos, a partir de las 18.30 horas en el Bardeblás (c/ La puebla, 29), en mi charla Ciencia y magia contra los espíritus, dentro del ciclo Enigmas y Birras organizado por el Círculo Escéptico.

‘El wifi me mata’, el miércoles en Bilbao

Anuncio de la charla 'El wifi me mata'.El wifi me mata. ¿Nos cuentan los periodistas (toda) la verdad de las amenazas que nos rodean? es el título de la charla que daré el miércoles en Bilbao. Será en el Bizkaia Aretoa a partir de las 19 horas, en un acto organizado por el Master de Periodismo Multimedia de El Correo y la Universidad de País Vasco (UPV), y la entrada será libre hasta completar aforo. Mi intención es exponer algunos ejemplos de informaciones pretendidamente científicas que pueden confundir a cualquiera y que, por desgracia, resultan habituales en los medios de comunicación españoles. El objetivo de la exposición es el mismo que el de mi libro El peligro de creer, sembrar la semilla de la duda y animar a los asistentes a poner en cuarentena las afirmaciones extraordinarias con las que se topen, vengan de donde vengan, incluso de mí.

Si pueden y quieren, nos vemos el miércoles en Bizkaia Aretoa. Para mí, es un honor participar en un acto organizado por el Master de Periodismo Multimedia de El Correo y la UPV porque fui alumno de la primera promoción de ese posgrado, he sido profesor de redacción en el mismo durante ocho años y ahora imparto en él un seminario sobre periodismo científico y pensamiento crítico.

Congreso escéptico en Valencia a principios de abril

Cartel de I congreso de pensamiento crítico y divulgación científica.El Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación de la Universidad de Valencia acogerá el 5 y 6 de abril el I congreso de pensamiento crítico y divulgación científica. Organizado por el Departamento de Lógica y Filosofía de la Ciencia, la Cátedra para la Divulgación de la Ciencia y la Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación de la institución académica, el encuentro “tiene un marcado carácter transversal, fomentando los intercambios entre diversos campos, como son la ciencia, el periodismo y la filosofía, e incorporando a editoriales y asociaciones de divulgación y pensamiento escéptico”.

Mi ponencia, programada a las 19 horas del 5 de abril, se titula El peligro de creer. Defenderé en ella que creer en lo sobrenatural puede perjudicarnos psicológica y físicamente, y dañarnos como individuos y como sociedad. Hablaré de espiritismo, astrología, parapsicología, medicinas alternativas y enfermedades inventadas por desaprensivos. Es mi plan inicial, que puede variar según lo que cuenten los colegas que me anteceden. Porque las jornadas contarán, además, con la participación del médico y filósofo Sven Ove Hanson; los filósofos Jesús Alcolea, Johan Braeckman y Luis Vega; el abogado de Fernando L. Frías, miembro del Círculo Escéptico; el biólogo Fernando Cervera; el bioquímico José Miguel Mulet; y el psicólogo Ramón Nogueras.

La entrada al congreso escéptico de Valencia es libre hasta completar el aforo y, amén de las charlas, habrá presentaciones de varias asociaciones de divulgación, un taller, una exposición artística y un mercado de libros en el que no faltarán ejemplares de El peligro de creer, por cortesía de Léeme Libros.

Diez ediciones del Día de Darwin en Bilbao

El salón de actos de la Biblioteca de Bidebarrieta, durante los actos del Día de Darwin de 2015. Foto: L.A. Gámez.

Hoy celebramos en Bilbao la décima edición del Día de Darwin y, como ha ocurrido desde febrero de 2007, seguramente no habrá un asiento libre en el salón de actos de la Biblioteca de Bidebarrieta. Por eso, si hay alguien a quien agradecer la continuidad de esta celebración es a quienes, año tras año, han acudido a esta cita con la cultura y el pensamiento crítico en la capital vizcaína. ¡Muchas gracias!, y mis disculpas a los que, por las limitaciones de aforo, no han podido en ocasiones asistir a alguna conferencia.

Programa del Día de Darwin de 2016 en Bilbao.El Día de Darwin es una fiesta mundial de la divulgación que, desde 1997, pretende promocionar la educación científica y el conocimiento de la obra de Charles Darwin. Empezó a celebrarse en Bilbao de una manera muy tonta. En junio de 2006, me encargaron en el periódico donde trabajo, el diario bilbaíno El Correo, un reportaje sobre el estado de la investigación científica en Euskadi. Además de buscar datos, hablé con Alberto Ansuategi, entonces director de Política Cientítifica del Gobierno vasco, el biólogo Eduardo Angulo, el biofísico Félix Goñi, el químico José María Mato, el biólogo Juan Ignacio Pérez -en aquel entonces, rector de la Universidad del País Vasco (UPV)-, el astrofísico Agustín Sánchez Lavega, el químico Jesús Ugalde y algún otro científico que optó por el anonimato. El reportaje se tituló “Ciencia vasca”. A algunos de los entrevistados les conocía; a otros no. Uno de estos últimos fue el rector de la universidad pública. Pérez me citó en su despacho un día por la mañana. La entrevista fue, como todas, muy interesante y, al acabar, hablamos -el tema lo sacó él- del avance del pensamiento mágico en las sociedades desarrolladas. Le propuse organizar, en el marco de Semana de la Ciencia, una jornada en la que científicos y divulgadores hablaran de las visitas extraterrestres, monstruos como el yeti, las témporas… En noviembre de 2006, celebramos la jornada Misterios, a la luz de la ciencia y el éxito me animó, a la salida, a comentar al entonces rector que en febrero podríamos organizar el Día de Darwin.

El 12 de febrero de 2007, celebramos el primer Día de Darwin en la capital vizcaína. Lo organizaron el Ayuntamiento de Bilbao, el Center for Inquiry, el Círculo Escéptico, el diario El Correo y la Universidad del País Vasco (UPV). Abrió la jornada Ibon Areso, entonces primer teniente de alcalde,que leyó un fragmento de El origen de las especies, como luego hizo César Coca, adjunto a la dirección de El Correo, en otro momento de acto. Las charlas corrieron a cargo de los biólogos Antonio Lazcano y Ana Rallo, y del genetista Enrique Cerdá-Olmedo. Bidebarrieta se llenó y no habíamos salido todavía de la sala, ni hablado entre nosotros, cuando el rector y yo ya teníamos decidido que, vista la reacción del público, había que repetir en 2008. Y así ha sido un año tras otro, con nuevos socios -como la Fundación Biofísica Bizkaia, el Aula Espazio Gela y el CIC bioGUNE– y la Cátedra de Cultura Científica de la UPV, que nada más nacer asumió el compromiso de la universidad; no en vano, su titular es Juan Ignacio Pérez.

Francisco J. Ayala, durante su conferencia en Bilbao el 12 de febrero de 2009. Foto: Luisa Idoate.Ha habido mucha gente que a lo largo de estos años ha hecho posible el Día de Darwin en Bilbao, pero todo hubiera sido más difícil sin el apoyo de Begoña Morán, directora de programación de Bidebarrieta, que creyó en la idea desde el primer momento y siempre ha facilitado todos los medios a su disposición, y su equipo. Ha habido muchos momentos especiales. Cada cena con los ponentes ha sido un lujo, pero recuerdo con especial cariño la del 12 de febrero de 2009 -el bicentenario del nacimiento de Darwin y el sesquicentenario de la publicación de El origen de las especies-, presidida por el biólogo Francisco J. Ayala, quien minutos antes había dado una conferencia titulada Darwin y el ‘diseño inteligente’: creacionismo, cristianismo y evolución. En los últimos diez años, al inigualable escenario de la biblioteca central de la capital vizcaína han subido veinticinco científicos y divulgadores de primera línea en trece jornadas (en 2009 la celebración se prolongó durante cuatro días):

Jordi Agustí, profesor investigador del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES): Darwin y la idea de progreso (2013);

Kepa Altonaga, biólogo de la UPV: Darwin en Lotilandia (2012);

Ricardo Amils, profesor de Microbiología de la Universidad Autónoma de Madrid e investigador asociado al Centro de Astrobiología: ¿Minerales o azúcares? ¿Qué prefirieron los primeros seres vivos? (2008);

Eduardo Angulo, profesor de Biología de la UPV, miembro del Círculo Escéptico y autor de El animal que cocina: De la carroña al ‘delicatessen’: la Humanidad se humaniza (2011);

Juan Luis Arsuaga, codirector del proyecto Atapuerca y director del Centro UCM-ISCIII de Evolución y Comportamiento Humanos: ¿Wallace ‘versus’ Darwin? (2009);

Francisco J. Ayala, titular de la cátedra Donald Bren de Ciencias Biológicas y profesor de Filosofía de la Universidad de California: Darwin y el ‘diseño inteligente’: creacionismo, cristianismo y evolución (2009);

Xavier Barcons, profesor de Investigación del Instituto de Física de Cantabria (IFC) y vicepresidente del consejo del Observatorio Europeo Austral (ESO): Agujeros negros gigantes: una especie en evolución (2011);

Mariano Barriendos, profesor de Historia Moderna de la Universidad de Barcelona: La sociedad ante el clima y sus manifestaciones severas. Evolución de la religiosidad y la ciencia desde la Edad Media (2010);

José María Bermúdez de Castro, codirector de las excavaciones de Atapuerca y director del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH): Evolución del género Homo (2012);

Pilar Carbonero, catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la Escuela Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid: Evolución bajo dominio humano en el reino vegetal (2009);

Enrique Cerdá Olmedo, genetista de la Universidad de Sevilla: Evolución ciega y ‘diseño inteligente’ (2007);

Diego Garate, arqueólogo del Museo Arqueológico de Vizcaya: Los primeros artistas: rastreando los orígenes de la expresión simbólica (2016);

Ambrosio García-Leal, biólogo y escritor científico: Selección sexual: la evolución de las diferencias entre los sexos (2015);

Francisco García Olmedo, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Politécnica de Madrid;: Autoselección artificial de la especie humana: la dieta como artificio (2010);

Carles Lalueza-Fox, investigador del Instituto de Biología Evolutiva (CSIC-UPF) de Barcelona: El genoma neandertal (2014);

Antonio Lazcano, biólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México: El origen de la vida (2007);

Carmen Manzano, profesora de Antropología e investigadora de la UPV: El género Homo: lo que no sabemos y lo que creemos que sabemos (2016);

María Martinón-Torres, investigadora del CENIEH: Neandertales: ¿crónica de una muerte anunciada? (2015);

Eustoquio Molina, catedrático de Paleontología de la Universidad de Zaragoza: Creacionismo contra evolución: la estrategia del ‘diseño inteligente’ (2008);

José Carlos Pérez Cobo, profesor de Fisiología Humana de la UPV: ¿Somos listos porque comemos almejas? (2008);

Juan Ignacio Pérez Iglesias, catedrático de Fisiología y titular de la Cátedra de Cultura Científica de la UPV: Corredores (2013);

Ana Rallo, bióloga de la UPV: Darwin, imported from England, 2007);

José Manuel Sánchez Ron, catedrático de Historia de la Ciencia de la Universidad Autónoma de Madrid: Charles Darwin: su obra y su mundo (2009);

Manuel Toharia, director científico de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia: Clima y evolución (2011); y

Ana Zubiaga, catedrática de Genética de la UPV: ¿Las extinciones son para siempre? (2014).