Escepticismo

Segundo curso de verano sobre ciencia, pseudociencia y pensamiento mágico, en la Universidad de Burgos

Cursos de Verano de la Universidad de Burgos.La Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Burgos (UBU) acogerá del 4 al 6 de julio la segunda edición del curso de verano Ciencia, pseudociencia y pensamiento mágico en tiempos de incertidumbre, que se celebró por primera vez hace dos años. Durante tres días, nueve especialistas analizarán el auge de la pseudociencia y el papel de los científicos, los políticos y los medios a la hora de poner coto a todo tipo de supercherías. Como en 2014, la idea ha partido de Raúl Urbina, director de los Cursos de Extensión Universitaria y de los Cursos de Verano de la UBU, quien me invitó en febrero a planificar estas jornadas. Me propuse no repetir ningún ponente respecto a la primera edición e hice propuestas a algunos de los que considero los mejores exponentes del pensamiento crítico en sus respectivas áreas de conocimiento. Todos aceptaron.

El curso pretende exponer cuáles son las diferencias entre ciencia y pseudociencia, conocimiento racional e irracional, y ofrecer a los alumnos mecanismos que les ayuden a identificar la segunda, algo que debería estar al alcance de cualquier educador, periodista y profesional de la salud y sería muy recomendable que se extendiese al público en general. Creo que el programa es interesante y les animo a que se matriculen no sólo por las clases en sí, sino también por la oportunidad de disfrutar de buenas charlas y tertulias sobre pensamiento crítico fuera de las aulas. La matrícula del curso cuesta 70 euros, que se reducen a 40 para estudiantes universitarios, jubilados y parados, profesores de Primaria, Secundaria y Bachillerato, y profesores, becarios y antiguos alumnos de la UBU. Pueden encontrar todos los detalles en el formulario de inscripción. Se reconocerán 0,5 créditos para los alumnos matriculados en los títulos oficiales adaptados al Espacio Europeo de Educación Superior (grados), así como 1 crédito de libre elección para los alumnos matriculados en planes antiguos.

Todos los actos serán por la mañana y el programa, a falta de posibles cambios de última hora que espero que no se produzcan, es el siguiente:

Ciencia, pseudociencia y pensamiento mágico
en tiempos de incertidumbre

Lunes, 4 de julio
9.30 h. Apertura del curso
9.45 h. “El positivismo es un humanismo”, por Jesús Zamora Bonilla, catedrático de Lógica y Filosofía de la Ciencia de la UNED.
10.45 h. “Miedo a domicilio”, por Mauricio-José Schwarz, periodista científico y colaborador del diario El Correo.
11.45 h. Descanso.
12.15 h. “Publicidad: ciencia y ficción”, por Deborah García Bello, química y autora del libro Todo es cuestión de química (2016).
13.15 h. Mesa redonda con los tres ponentes: “¿Cómo nos protegemos de los engaños?”.

Martes, 5 de julio
9.45 h. “El pensamiento crítico como herramienta contra los sesgos cognitivos”, por Helena Matute, catedrática de Psicología Experimental de la Universidad de Deusto.
10.45 h. “De príncipes nigerianos a productos milagro: ¿dónde dejamos el sentido común al entrar en Internet?”, por Javier Pedreira, Wicho, responsable de Informática de los Museos Científicos Coruñeses y cocreador de Microsiervos.
11.45 h. Descanso.
12.15 h. “Pseudociencias en los medios, ¿maldad o estupidez?”, por Pablo Linde, periodista de El País
13.15 h. Mesa redonda con los tres ponentes:  “¿Cómo nos protegemos de los engaños?”.

Miércoles, 6 de julio
9.45 h. “Pseudoterapias en la práctica clínica: ¿Benefician o perjudican a los pacientes?”, por Vicente Baos, miembro de la Red de Expertos de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios.
10.45 h. “La fruta engorda, las algas adelgazan y otras peligrosas supersticiones dietéticas”, por Julio Basulto, dietista y nutricionista, y miembro de la Sociedad para el Estudio Interdisciplinar de la Alimentación y los Hábitos Sociales (SEIAHS).
11.45 h. Descanso.
12.15 h. “Publicidad engañosa en alimentos y cosméticos”, por José Manuel López Nicolás, profesor de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Murcia.
13.15 h. Mesa redonda con los tres ponentes:  “¿Cómo nos protegemos de los engaños?”.

¿Qué va a pasar con ‘The skeptic’s dictionary’?

Robert Todd Carroll, en 2011, y la portada del libro 'The skeptic's dictionary'. Foto: Sgerbic.Robert Todd Carroll, creador de The skeptic’s dictionary, está enfermo. Le diagnosticaron en mayo de 2014 un tumor neuroendocrino pancreático en etapa IV y acaba de anunciar que le faltan fuerzas para seguir publicando el boletín mensual de The skeptic’s dictionary, del que ha sacado 185 entregas en catorce años y que cuenta con 3.909 suscriptores.

The skeptic’s dictionary es una de las webs de referencia en la promoción del pensamiento crítico. Con 784 entradas publicadas desde 1994, es un sitio que recomiendo siempre a quien me pide información sobre cualquier creencia pseudocientífica porque su autor no sólo firma un muy buen artículo sobre cada asunto, sino que también incluye, al final de cada entrada, enlaces a otras fuentes de información indispensables. Mi admiración por el trabajo de Carroll es tal que, en cuanto sacó en 2003 The skeptic’s dictionary en libro, lo compré como una forma de agradecerle su dedicación a pesar de que el contenido estaba en la web gratis.

Deseo que Carroll, profesor de Filosofía hasta su jubilacion en 2007 y miembro del Comité para la Investigación Escéptica (CSI) desde 2010, venza el cáncer y retome la actividad escéptica porque su trabajo no tiene precio. Pase lo que pase, algún día, espero que lejano, nos dejará y confío en que entonces haya quien coja su testigo o quien, al menos, se encargue de que The skeptic’s dictionary siga en línea, porque es un recurso demasiado valioso como para que desaparezca. Y hago extensivo este deseo a otras webs que espero que sobrevivan a sus creadores, lo mismo que espero que las grandes bibliotecas escépticas, que las hay, no acaben en mercadillos.

“El escepticismo es una actitud, no una creencia o un conjunto de creencias. El escepticismo implica voluntad de preguntar, de investigar, de pensar críticamente sobre cualquier tema. La alternativa al escepticismo es aceptar las cosas por la fe y afirmar dogmáticamente. El escepticismo es una virtud; el dogmatismo irracional es un vicio. No hay necesidad de defender el escepticismo. El dogmatismo irracional es indefendible”, dice Carroll cuando le preguntan por qué no es escéptico sobre el escepticismo.

El título de esta anotación no es un capricho; refleja mi preocupación por el futuro de un recurso para mí indispensable. Soy un egoísta, lo sé, y me gustaría que Carroll volviera pronto a la primera línea del frente contra el pensamiento mágico y las entradas de The skeptic’s dictionary siguieran creciendo.

‘Ciencia y magia contra los espíritus’, este sábado en Burgos

Cartel del 'Enigmas y Birras' de Burgos dedicado al espiritismo.Si de algo se duelen desde siempre los divulgadores de lo paranormal, es de que los científicos no han investigado esos fenomenos y su desconocimiento es lo que les lleva a rechazarlos. Mentira. Desde los albores del espiritismo moderno y de la parapsicología, allá por la segunda mitad del siglo XIX, científicos de primera línea se interesaron por lo extraordinario. No podía ser de otro modo en individuos apasionados por buscar explicaciones al mundo que nos rodea. Lo que pasó entonces -y después con el denominado fenómeno ovni- es que la mayoría de ellos descubrió que tras lo aparentemente inexplicable sólo había fenómenos naturales -algunos sorprendentes, eso sí- y fraudes.

Nombres ilustres de la historia de la ciencia participaron en el siglo XIX y principios del XX en sesiones espiritistas, y algunos salieron de los gabinetes de los médiums convencidos de que habían asistido a la demostración de que hay otra vida después de ésta. Los testimonios de esos científicos, auténticos sabios en sus especialidades, demuestran algo que todos deberíamos tener claro: no importa lo inteligente que seas, siempre te podrán engañar. Su contraparte fueron investigadores, también ilustres, que descubrieron los trucos de los intermediarios con el Más Allá y de aquéllos que decían tener poderes sobrenaturales, como Joaquín María Argamasilla de la Cerda y Elio, el español con visión de rayos X. Gracias al caso Argamasilla, hubo científicos españoles que ya hace un siglo se dieron cuenta de que los mejores aliados de la ciencia para investigar lo paranormal eran los magos.

De todo esto y de muchas cosas más hablaré mañana en Burgos, a partir de las 18.30 horas en el Bardeblás (c/ La puebla, 29), en mi charla Ciencia y magia contra los espíritus, dentro del ciclo Enigmas y Birras organizado por el Círculo Escéptico.

‘El wifi me mata’, el miércoles en Bilbao

Anuncio de la charla 'El wifi me mata'.El wifi me mata. ¿Nos cuentan los periodistas (toda) la verdad de las amenazas que nos rodean? es el título de la charla que daré el miércoles en Bilbao. Será en el Bizkaia Aretoa a partir de las 19 horas, en un acto organizado por el Master de Periodismo Multimedia de El Correo y la Universidad de País Vasco (UPV), y la entrada será libre hasta completar aforo. Mi intención es exponer algunos ejemplos de informaciones pretendidamente científicas que pueden confundir a cualquiera y que, por desgracia, resultan habituales en los medios de comunicación españoles. El objetivo de la exposición es el mismo que el de mi libro El peligro de creer, sembrar la semilla de la duda y animar a los asistentes a poner en cuarentena las afirmaciones extraordinarias con las que se topen, vengan de donde vengan, incluso de mí.

Si pueden y quieren, nos vemos el miércoles en Bizkaia Aretoa. Para mí, es un honor participar en un acto organizado por el Master de Periodismo Multimedia de El Correo y la UPV porque fui alumno de la primera promoción de ese posgrado, he sido profesor de redacción en el mismo durante ocho años y ahora imparto en él un seminario sobre periodismo científico y pensamiento crítico.

Congreso escéptico en Valencia a principios de abril

Cartel de I congreso de pensamiento crítico y divulgación científica.El Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación de la Universidad de Valencia acogerá el 5 y 6 de abril el I congreso de pensamiento crítico y divulgación científica. Organizado por el Departamento de Lógica y Filosofía de la Ciencia, la Cátedra para la Divulgación de la Ciencia y la Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación de la institución académica, el encuentro “tiene un marcado carácter transversal, fomentando los intercambios entre diversos campos, como son la ciencia, el periodismo y la filosofía, e incorporando a editoriales y asociaciones de divulgación y pensamiento escéptico”.

Mi ponencia, programada a las 19 horas del 5 de abril, se titula El peligro de creer. Defenderé en ella que creer en lo sobrenatural puede perjudicarnos psicológica y físicamente, y dañarnos como individuos y como sociedad. Hablaré de espiritismo, astrología, parapsicología, medicinas alternativas y enfermedades inventadas por desaprensivos. Es mi plan inicial, que puede variar según lo que cuenten los colegas que me anteceden. Porque las jornadas contarán, además, con la participación del médico y filósofo Sven Ove Hanson; los filósofos Jesús Alcolea, Johan Braeckman y Luis Vega; el abogado de Fernando L. Frías, miembro del Círculo Escéptico; el biólogo Fernando Cervera; el bioquímico José Miguel Mulet; y el psicólogo Ramón Nogueras.

La entrada al congreso escéptico de Valencia es libre hasta completar el aforo y, amén de las charlas, habrá presentaciones de varias asociaciones de divulgación, un taller, una exposición artística y un mercado de libros en el que no faltarán ejemplares de El peligro de creer, por cortesía de Léeme Libros.