Medicina alternativa

El cáncer, en ‘Hoy por hoy’

Toni Garrido, Eduardo López Collazo, director científico del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario La Paz (IdiPAZ), J.M. Mulet, Tom Kallene y yo hablamos el miércoles pasado del cáncer, en la vigesimoctava entrega de la temporada de mi colaboración en Hoy por hoy, en la Cadena SER.

‘El loco mundo de la medicina alternativa’, el 20 de mayo en Bilbao, en el festival Pint of Science

Viñeta sobre la homeopatía de Jon A.U.
Viñeta sobre la homeopatía de Jon A.U.

“Hay más locuras en la medicina alternativa, Horacio, que las que sospecha tu filosofía”. Que Shakespeare nos perdone por citarle en vano. Nunca tantos seres humanos vivimos tan bien y durante tanto tiempo como ahora. Y es gracias a los avances del último siglo en higiene, nutrición y medicina. Gracias a la medicina científica se han erradicado enfermedades, se curan y mejoran otras muchas, y se está prolongando nuestra vida hasta límites que parecían impensables. Sin embargo, vivimos tiempos extraños en los que parte de la población ve a la medicina científica como un lastre del que hay que librarse. Esas personas abogan por la denominada medicina alternativa, complementaria o integrativa. Apuestan por la magia, las energías indetectables y hábitos contrarios a la razón y el conocimiento científico que presentan en muchos casos como naturales.

De El loco mundo de la medicina alternativa, donde todo tiene cabida, hablaremos Guillermo Quindós, catedrático de Microbiología de la Universidad del País Vasco, y yo en Bilbao el 20 de mayo en el Hika Ateneo, a las 19 horas, en el marco del festival Pint of Science.

Más de 2 millones de españoles usan pseudoterapias en sustitución de tratamientos médicos

Creencias pseudocientíficas de los españoles. Fuente: Fecyt.

Uno de cada dos españoles cree que la homeopatía y la acupuntura funcionan, y uno de cada tres (30,6%) que lo hace el reiki, según la Novena encuesta de percepción social de la ciencia y la tecnología en España, realizada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt). El estudio, presentado hoy en Madrid, revela que el 58,7% de los encuestados “confía mucho, bastante o algo” en la acupuntura, porcentaje que desciende al 49,5% para la homeopatía, y que un 5,2% de la población -más de 2,3 millones de personas- usa pseudoterapias en sustitución de tratamientos médicos. Los porcentajes de adeptos a la acupuntura y la homeopatía apenas han descendido uno y tres puntos, respectivamente, respecto a la encuesta de 2016, cuando los creyentes en la primera suponían el 59,8% y los de la segunda, el 52,7%.

Uno de cada cinco encuestados (19,6%) ha recurrido alguna vez a la homeopatía o la acupuntura, y -lo que es más grave- un 5,2% ha optado por esas pseudoterapias en sustitución de tratamientos médicos reales. Las mujeres (24,7%) son más propensas a estas prácticas que los hombres (14,7%) y también a reemplazar con ellas tratamientos médicos (6,7% frente a 3,5%), con todos los riesgos que eso conlleva. Uno de cada cuatro españoles (23,3%) cree que la acupuntura es una disciplina científica y uno de cada cinco (21,6%), que lo es la homeopatía. Hace cuatro años, uno de cada cuatro españoles (24,6%) estaba convencido de que la homeopatía es una disciplina científica y uno de cada cinco (18,6%), de que lo es la acupuntura,

A falta de datos más detallados, la encuesta refleja que esas dos pseudoterapias apenas han sufrido una merma de creyentes a pesar del aparente deterioro de su imagen desde la suspensión del máster en homeopatía de la Universidad de Barcelona en marzo de 2016. Esa decisión académica supuso un cambio radical en el tratamiento que recibían las pseudoterapias por parte de los medios de comunicación: la mayoría son ahora críticos, cuando hasta hace dos años impulsaban estas pseudociencias. Sin embargo, eso no parece haber llegado a la opinión pública. El fenómeno merece, sin duda, ser analizado por expertos.

Por otro lado, llama la atención que un nada despreciable 6,4% de la población crea que los riesgos de las vacunas infantiles superan sus beneficios.

Para la Novena encuesta de percepción social de la ciencia y la tecnología en España, se hicieron 5.200 entrevistas personales entre el 14 de mayo y el 2 de julio pasados, a mayores de 15 años. Los resultados tienen un margen de error de ±1,36% para un nivel de confianza del 95%.