Medicina alternativa

Indefensos ante las pseudoterapias


¿Sabe qué tienen en común el magnate de la electrónica Steve Jobs, los actores Peter Sellers y Kevin Sorbo, y la yudoca olímpica Kim Ribble-Orr? Que han sido víctimas de la llamada medicina alternativa. Murieron prematuramente o su salud se resintió gravemente por confiar en ella. Jobs rechazó una intervención quirúrgica con la que podría haber superado un cáncer de páncreas, siguió una dieta macrobiótica; la enfermedad se extendió y le mató. Sellers renunció a la cirugía para solucionar sus problemas cardiacos, se puso en manos de los cirujanos psíquicos -unos tipos que mediante trucos de ilusionismo simulan hacer operaciones sin bisturí y sin dejar cicatriz- y murió de un infarto…

Sigue en la revista Muy Interesante (Nº 450, noviembre de 2018).

‘El wifi me mata y la homeopatía me cura’, mañana en la Universidad del País Vasco

El wifi me mata y la homeopatía me cura. El peligro de creer en pseudociencias y pseudoterapias es el título de la charla que daré mañana, a las 15.30 horas, en el Salón de Grados de la Facultad de Medicina y Enfermería de la Universidad del País Vasco, en Leioa. La intervención se enmarca dentro de los seminarios científicos conmemorativos de los 50 años de esa facultad y es consecuencia de una invitación del vicedecano de Desarrollo y Ordenación de Grados, José Vicente Lafuente, y del decano de la Facultad de Medicina y Enfermería, Joseba Pineda. En la charla, expondré la realidad de pseudoterapias como el reiki y la homeopatía, además de algunas prácticas cuestionables de ciertos profesionales de la salud que fomentan la creencia en enfermedades inexistentes, como la hipersensibilidad electromagnética y la sensibilidad química múltiple, alrededor de las que se han montado negocios más que cuestionables a veces avalados por profesores universitarios.