Escepticismo

‘El loco mundo de la medicina alternativa’, el 20 de mayo en Bilbao, en el festival Pint of Science

Viñeta sobre la homeopatía de Jon A.U.“Hay más locuras en la medicina alternativa, Horacio, que las que sospecha tu filosofía”. Que Shakespeare nos perdone por citarle en vano. Nunca tantos seres humanos vivimos tan bien y durante tanto tiempo como ahora. Y es gracias a los avances del último siglo en higiene, nutrición y medicina. Gracias a la medicina científica se han erradicado enfermedades, se curan y mejoran otras muchas, y se está prolongando nuestra vida hasta límites que parecían impensables. Sin embargo, vivimos tiempos extraños en los que parte de la población ve a la medicina científica como un lastre del que hay que librarse. Esas personas abogan por la denominada medicina alternativa, complementaria o integrativa. Apuestan por la magia, las energías indetectables y hábitos contrarios a la razón y el conocimiento científico que presentan en muchos casos como naturales.

De El loco mundo de la medicina alternativa, donde todo tiene cabida, hablaremos Guillermo Quindós, catedrático de Microbiología de la Universidad del País Vasco, y yo en Bilbao el 20 de mayo en el Hika Ateneo, a las 19 horas, en el marco del festival Pint of Science.

Ilusionismo contra los espíritus

El último modelo de Ford T costaba en 1928 menos de 400 dólares y podían ganarse hasta 31.000 si uno demostraba que era capaz de comunicarse con los muertos. Tan fabulosa cantidad era la suma de cuatro retos simultáneos lanzados en la revista Science and Invention por la propia publicación, los ilusionistas Joseph Dunninger y Joseph F. Rinn, y Bess Rahner, la viuda de Harry Houdini…

Sigue en la revista Muy Interesante (Nº 455, abril de 2019).

Convocados los I Premios Isabel Zendal al fomento del pensamiento crítico por escolares

Premios Isabel Zendal.

El Círculo Escéptico y la Universidad de La Coruña (UDC) han convocado la primera edición de los Premios Isabel Zendal al fomento de “la práctica del escepticismo en la educación secundaria”. Pueden optar a estos galardones, dotados en total con 1.200 euros, alumnos de cualquier centro educativo español que cursen entre 1º de ESO y 2º de Bachillerato. Isabel Zendal, explican los convocantes, es “una de las grandes figuras de la ciencia”, “un personaje clave en la extensión de la vacuna de la viruela por todo América (y más allá)” y está “considerada la primera enfermera del mundo en misión humanitaria”.

Los trabajos a concurso serán artículos periodísticos, exposiciones de experimentos desarrollados por los estudiantes y relatos breves, en castellano o gallego. La organización ha dividido a los aspirantes en dos grupos de edad. En cada uno de ellos, el primer premio estará dotado con 300 euros, el segundo con 200 y el tercero con 100. Además, todos los ganadores recibirán una colección de libros del catálogo del Servicio de Publicaciones de la Universidad de La Coruña y un diploma, y la UDC publicará un volumen con las obras premiadas.

Según las bases del concurso, los trabajos tendrán que integrar “los valores del pensamiento escéptico y científico, la difusión del conocimiento, la ciencia y sus métodos y la refutación de las pseudociencias, así como la lucha contra la difusión de engaños y noticias falsas”. Cada alumno podrá presentar un máximo de dos obras, “que deberán ser originales e inéditas”, antes de las 14 horas del 10 de mayo.

Los Premios Isabel Zendal se suman a los dos galardones ya instituidos por el Círculo Escéptico: el Premio José Carlos Pérez Cobo de Periodismo y Pensamiento Crítico para artículos de prensa, nacido en 2016, y el Premio Pepe Cervera al Fomento del Pensamiento Crítico en Medios de Comunicación y Digitales, creado en 2018. José Carlos Pérez Cobo y Pepe Cervera compartieron su pasión por la biología y la buena divulgación, fueron maestros en la aplicación del pensamiento crítico, miembros del Círculo Escéptico y unos grandes tipos.

La evolución del lenguaje y el suicidio protagonizan el Día de Darwin de Bilbao

La evolución de lenguaje y el suicidio protagonizarán este año en Bilbao el Día de Darwin, que la capital vizcaína celebra por decimotercer año consecutivo. La Biblioteca de Bidebarrieta acogerá el 12 de febrero, a partir de las 19 horas, sendas conferencias de Itziar Laka, catedrática de Lingüística y directora del grupo de investigación La Mente Bilingüe en la Universidad del País Vasco, y Pablo Malo, psiquiatra de Osakidetza, que hablarán, respectivamente, En torno a la evolución del lenguaje y de Suicidio y teoría de la evolución. Si no puedes asistir en persona a las conferencias, se emitirán por streaming aquí.

La entrada a los actos del Día de Darwin en Bilbao es con invitación para evitar los problemas que se han dado en ediciones anteriores, cuando en alguna ocasión se ha quedado tanta gente fuera como la que ha entrado en la sala, que tiene capacidad para más de 300 personas. Las invitaciones podrán recogerse en la Biblioteca de Bidebarrieta desde el 7 de febrero, de 10 a 14 horas y de 16 a 20 horas, de lunes a viernes.

La participación desde 2007 de destacadas figuras de la ciencia y la divulgación -como Francisco J. Ayala, Juan Luis Arsuaga, María MartinónJosé María Bermúdez de Castro, Pilar Carbonero y Helena Matute, entre otros- ha convertido la celebración del Día de Darwin en Bilbao en una cita obligada para los amantes de la ciencia y la cultura en general. La organización de este acto corre a cargo de la Cátedra de Cultura Científica de la UPV, el Círculo Escéptico y la Biblioteca de Bidebarrieta, y cuenta con la colaboración del diario El Correo y la Diputación de Vizcaya.

“Platillos volantes. El origen del mito”, el sábado en Bilbao

“Platillos volantes. El origen del mito” es el titulo de la charla que daré este sábado (18 horas) en el marco de los encuentros Enigmas y Birras de Bilbao, organizados desde mayo de 2011 por el Círculo Escéptico y que en la actualidad se celebran en el Dock (Paseo de Uribitarte, 3).

“Al piloto civil norteamericano Kenneth Arnold le cabe la gloria bastante discutible de haber bautizado a las naves de los misteriosos señores del espacio. Fue Arnold, en efecto, quien creó el tan desdichado nombre de platillo volante”, cuenta Antonio Ribera en su libro El gran enigma de los platillos volantes (1966). Con ligeras variaciones es lo que sostiene la mayoría de los ufólogos, que el caso de Arnold fue el germen de la fiebre de visitas extraterrestres que sufrimos en la segunda mitad del siglo XX. La realidad es, sin embargo, bastante más compleja.

El mito de los platillos volantes, entendidos como naves de otros mundos, surge tras décadas de obsesión marciana, en un mundo que consideraba posible la visita de extraterrestres, en el que los medios de comunicación tienen un inmenso poder, en pleno auge de la ciencia ficción y poco después de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki. Con esos componente se prepara el terreno para la llegada a la Tierra en 1947 de los platillos volantes y, años después, de los extraterrestres. De todo esto hablaré el sábado. Ah, y mostraré algunas viejas imágenes que les sorprenderán.