Medicina alternativa

La FDA va a revisar el marco legal de la homeopatía

Anuncio de la audiencia pública sobre la homeopatía que celebrará la FDA.La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos va a celebrar “una audiencia pública para obtener información y comentarios de las partes interesadas sobre el uso de medicamentos y productos biológicos etiquetados como homeopáticos, así como el marco normativo de la agencia para tales productos”. El objetivo de la entidad es revisar el marco legal de la homeopatía después de un cuarto de siglo y sería conveniente que los críticos con esa práctica le hicieran llegar sus opiniones.

El encuentro se celebrará el 20 y 21 de abril en la sede de la FDA en Silver Spring (Maryland) y están invitados a participar en él “consumidores, pacientes, cuidadores, profesionales de la salud, grupos de pacientes y la industria”, así como cualquiera que lo desee y pueda aportar “información pertinente le gustaría compartir”. El Consejo Nacional de Salud e Investigación Médica (NHMRC) de Australia concluyó hace unos días, después del análisis de 225 estudios científicos, que “no hay evidencia de buena calidad para apoyar la afirmación de que la homeopatía funciona mejor que el placebo” y que su uso puede poner en peligro la salud de los consumidores de esa pseudoterapia “si rechazan o retrasan tratamientos [científicos] sobre cuya seguridad y eficacia hay evidencias sólidas”. En líneas generales, esa es la opinión de la comunidad científica, desde la revista The Lancet y la Asociación Médica Británica hasta el Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes británica y un grupo de expertos consultado por el Ministerio de Sanidad español.

Homeopatía y asma

La propia Administración de Alimentos y Medicamentos de EE UU emitió la semana pasada una alerta sobre la venta libre de preparados homeopáticos contra el asma. “La seguridad y eficacia de estos producos no ha sido evaluada por la FDA”, advertía. La agencia explicaba que el asma es una “grave afección pulmonar crónica” que, si no es adecuadamente tratada, puede poner en peligro la vida de quien la padece. La FDA está preocupada porque los productos homeopáticos contra el asma se venden libremente en tiendas e internet, y muchos se publicitan como naturales y seguros y eficaces -cuando nada de eso ha sido probado-, e incluyen “indicaciones que van desde el tratamiento para los síntomas agudos del asma hasta el alivio temporal de los leves”.

Los dos principios de la homeopatía son que lo similar cura lo similar -un preparado homeopático de cafeína, que provoca insomnio, sería somnífero- y que, cuanto más pequeña es la dosis de una sustancia, mayores son sus efectos. Estos presupuestos van contra el sentido común, la experiencia cotidiana y el conocimiento científico. La homeopatía no ha demostrado nunca su efectividad más allá del placebo, a pesar de lo cual en España se vende en farmacias y los colegios de médicos protegen a los facultativos que la practican, aunque se ponga en peligro la vida de los pacientes. Desde marzo de 2012, el etiquetado de los productos de la multinacional homeopática Boiron debe incluir en EE UU la advertencia de que la FDA no ha verificado su efectividad y una explicación del disparatado método de dilución del principio activo.

¿Dinero público para un consultorio de homeopatía en Tenerife? ¿Por qué no para uno de videntes?

Nuria Vera, concejala del PSOE, con los promotores de la iniciativa en la rueda de prensa. Foto: Ayuntamiento de La Matanza de Acentejo.El Ayuntamiento de La Matanza de Acentejo (Tenerife) va a apoyar la creación de un consultorio homeopático para “atender de forma gratuita a personas [del pueblo] con escasos recursos”, anuncia el periódico local El Día. La iniciativa ha partido de la Asociación Canaria de Usuarios y Amigos de la Homeopatía (Acuahom), la Asociación Médico Homeopática de Santa Cruz de Tenerife y la Sociedad Canaria de Homeopatía, y la Corporación la respalda “al tratarse de un proyecto asistencial, social y gratuito, enfocado a la mejora de la salud y de la calidad de vida de las personas con menos recursos”, según puede leerse en la web municipal.

Álvaro Estévez García, quien me alertó el viernes de este despropósito, está indignado porque una “administración pública preste apoyo -supongo que económico- a prácticas pseudocientíficas”. Comparto su enojo. El respaldo institucional a un consultorio homeopático transmite a la población la idea de que esa pseudoterapia funciona, de que se trata de una práctica eficaz que está fuera de la sanidad pública únicamente por criterios políticos. No es así: doscientos años después de su nacimiento, la homeopatía no ha curado a nadie ni ha demostrado más efectividad que el placebo. Sólo es un lucrativo negocio en manos de multinacionales de la venta de agua y azúcar como medicina y de profesionales de la salud con escasos conocimientos científicos y pocos o nulos escrúpulos.

Sustituir la atención médica por la homeopática es como reemplazar a psicólogos por confesores, a astrónomos por astrólogos y a geólogos por zahorís. Al secundar a los promotores de este proyecto en su presentación pública -que tuvo lugar en locales municipales-, la concejala de Sanidad de La Matanza de Alentejo, Nuria Vera, juega con la salud de los más desfavorecidos en vez de trabajar para que reciban una mejor atención médica. España tiene, aún en los tiempos que corren, un magnífico sistema sanitario y lo que deben hacer los gestores públicos es velar por él, no desviar recursos hacia prácticas inútiles por mucha gente que lo pida y aunque haya grupos de presión que lo reclamen para hacer más negocio a costa de la incultura de la ciudadanía.

Lo que dice la ciencia

La homeopatía no es más que un placebo. Es lo que han dictaminado, entre otros, la revista The Lancet, la Asociación Médica Británica -para cuyos miembros “es brujería”-, el Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes británica, un grupo de expertos consultado por el Ministerio de Sanidad español y, hace unos días, el Consejo Nacional de Salud e Investigación Médica de Australia, que ha alertado, además, de que “las personas que optan por la homeopatía pueden poner en riesgo su salud si rechazan o retrasan tratamientos sobre cuya seguridad y eficacia hay evidencias sólidas”. Porque la homeopatía mata.

El PSOE, partido mayoritario en La Matanza de Acentejo, debería pedir a su alcalde, Ignacio Rodríguez,  que dé marcha. El psicólogo Eparquio Delgado ha abierto una campaña en este sentido en la plataforma Change.org. Les animo que la respalden, aunque no creo que vaya a servir para nada. Recuerden que los socialistas ya propiciaron en Jaén la creación de un museo en honor de las caras de Bélmez, uno de los más descarados fraudes de la parapsicología española. Si viviera en La Matanza de Acentejo y fuera usuario de la televidencia o de cualquier otra estupidez, me asociaría y pediría al Ayuntamiento que cubriera mis irracionales necesidades con el dinero de todos.

El virus del sarampión le cuesta 100.000 euros a un antivacunas y ‘negacionista’ del sida

Microfotografía electrónica de barrido de un corte ultrafino que revela los detalles ultraestructurales de una partícula, o 'virión', del virus del sarampión. Foto: Cynthia S. Goldsmith.El virólogo Stefan Lanka, conocido antivacunas y negacionista del sida, tendrá que pagar a un médico los 100.000 euros que se comprometió a dar a quien demostrara que el virus del sarampión existe. Promotor de la nueva medicina germánica, colgó su desafío en internet en 2011, y David Bardens, un médico alemán, le mandó seis artículos publicados en revistas científicas para hacerse el premio. Lanka se negó a dárselo, y Bardens le demandó ante un tribunal de Ravensburg que nombró un perito para que examinara los estudios y dictaminara si demostraban, más allá de toda duda razonable, la existencia del virus del sarampión.

Los artículos en cuestión eran:

Bech, V.; y Magnus, P. [1959]: “Studies on measles virus in monkey kidney tissue cultures”. Acta Pathologica Microbiologica Scandinavic. Vol. 42, Nº 1. 75-85.

Daikoku, E.; Morita, C.; Kohno, T.; y Sano, K. [2007]: “Analysis of morphology and infectivity of measles virus particles”. Bulletin of the Osaka Medical College. Vol. 53, Nº 2. 107-14.

Enders, J.F.; Peebles, T.C. [1954]: “Propagation in tissue cultures of cytopathogenic agents from patients with measles”. Proceedings of the Society for Experimental Biology and Medicine. Vol. 86, Nº 2. 277-286.

Horikami, S.M.; Moyer, S.A. [1995]: “Structure, transcription, and replication of measles virus”. Current Topics in Microbiology and Immunology. Vol. 191. 35-50.

Lund, G.A.; Tyrell, D.L.; Bradley, R.D.; Scraba, D.G. [1984]: “The molecular length of measles virus RNA and the structural organization of measles nucleocapsids”. Journal of General Virology. Vol. 65, Nº 9. 1535-1542.

Nakai, M.; Imagawa, D.T. [1969]: “Electron microscopy of measels virus replication”. Journal of Virology. Vol. 3, Nº 2. 187-97.

El perito, Andreas Podbielski, director del Insituto de Microbiología Médica, Virología e Higiene de la Universidad de Rostock, dictaminó que los trabajos cumplían las exigencias para ganar el concurso, y ahora la Justicia ha condenado a Lanka a pagar a Bardens los 100.000 euros, decisión contra la que el condenado ha anunciado que recurrirá porque, según él, el sarampión no existe como tal. “Es una enfermedad psicosomática. La gente enferma después de separaciones traumáticas”, ha dicho al diario Suedkurier, en línea con las disparatadas ideas de la nueva medicina germánica.

Los bajos índices de vacunación dispararon el brote de sarampión de Disneylandia

Los bajos índices de vacunación dispararon el brote de sarampión de Disneylandia (California) de diciembre, según un estudio que publica la revista Jama Pediatrics. Maimuma Majunder, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), y sus colaboradores han calculado que “las tasas de vacunación de la triple vírica (SPR) entre la población expuesta en la que se produjeron los casos secundarios podrían ser tan bajas como del 50% y probablemente no superaran el 86%. Dada la naturaleza altamente contagiosa de sarampión, son necesarias tasas de vacunación del 96% al 99% para garantizar la inmunidad de grupo y prevenir futuros brotes”.

Niña con Sarampión. Foto: CDC / Barbara Rice.El sarampión es una enfermedad muy contagiosa y peligrosa. “Puede ser grave en niños pequeños y causar neumonía, encefalitis (inflamación del cerebro) y la muerte”, explican en su web los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, que añaden que “es tan contagioso que, si alguien tiene la enfermedad, el 90% de las personas a su alrededor también se infectarán si no cuentan con protección”. En 1998, el médico británico Andrew Wakefield publicó en The Lancet los resultados de un estudio según el cual la administración de la triple vírica -la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola- provocaba el autismo. Considerado uno de los grandes fraudes de la historia de la ciencia -el objetivo último de Wakefield era desacreditar la SPR para hacerse millonario con vacunas alternativas-, el trabajo impulsó la antivacunación, primero, en Reino Unido y Estados Unidos y, después, en el resto de Occidente, España incluida.

Majunder y su equipo recuerdan en Jama Pediatrics que, sin vacunación, cada enfermo de sarampión puede infectar a entre 11 y 18 personas y que, aunque todavía no se conoce el índice de contagio del estallido ocurrido en Disneylandia entre el 17 y el 20 de diciembre, que superó los cien casos en 14 estados, el rapido crecimiento del número de enfermos apunta a que la mayoría no estaba inmunizada. “Claramente, las tasas de vacunación de la triple vírica en muchas de las comunidades afectadas por este brote caen por debajo del umbral necesario para mantener la inmunidad de grupo, poniendo así también en riesgo a más población”, concluyen los autores, recordando que los antivacunas no juegan sólo con las vidas de sus hijos, sino con las de todos.