La FDA va a revisar el marco legal de la homeopatía

Anuncio de la audiencia pública sobre la homeopatía que celebrará la FDA.La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos va a celebrar “una audiencia pública para obtener información y comentarios de las partes interesadas sobre el uso de medicamentos y productos biológicos etiquetados como homeopáticos, así como el marco normativo de la agencia para tales productos”. El objetivo de la entidad es revisar el marco legal de la homeopatía después de un cuarto de siglo y sería conveniente que los críticos con esa práctica le hicieran llegar sus opiniones.

El encuentro se celebrará el 20 y 21 de abril en la sede de la FDA en Silver Spring (Maryland) y están invitados a participar en él “consumidores, pacientes, cuidadores, profesionales de la salud, grupos de pacientes y la industria”, así como cualquiera que lo desee y pueda aportar “información pertinente le gustaría compartir”. El Consejo Nacional de Salud e Investigación Médica (NHMRC) de Australia concluyó hace unos días, después del análisis de 225 estudios científicos, que “no hay evidencia de buena calidad para apoyar la afirmación de que la homeopatía funciona mejor que el placebo” y que su uso puede poner en peligro la salud de los consumidores de esa pseudoterapia “si rechazan o retrasan tratamientos [científicos] sobre cuya seguridad y eficacia hay evidencias sólidas”. En líneas generales, ésa es la opinión de la comunidad científica, desde la revista The Lancet y la Asociación Médica Británica hasta el Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes británica y un grupo de expertos consultado por el Ministerio de Sanidad español.

Homeopatía y asma

La propia Administración de Alimentos y Medicamentos de EE UU emitió la semana pasada una alerta sobre la venta libre de preparados homeopáticos contra el asma. “La seguridad y eficacia de estos producos no ha sido evaluada por la FDA”, advertía. La agencia explicaba que el asma es una “grave afección pulmonar crónica” que, si no es adecuadamente tratada, puede poner en peligro la vida de quien la padece. La FDA está preocupada porque los productos homeopáticos contra el asma se venden libremente en tiendas e internet, y muchos se publicitan como naturales y seguros y eficaces -cuando nada de eso ha sido probado-, e incluyen “indicaciones que van desde el tratamiento para los síntomas agudos del asma hasta el alivio temporal de los leves”.

Los dos principios de la homeopatía son que lo similar cura lo similar -un preparado homeopático de cafeína, que provoca insomnio, sería somnífero- y que, cuanto más pequeña es la dosis de una sustancia, mayores son sus efectos. Estos presupuestos van contra el sentido común, la experiencia cotidiana y el conocimiento científico. La homeopatía no ha demostrado nunca su efectividad más allá del placebo, a pesar de lo cual en España se vende en farmacias y los colegios de médicos protegen a los facultativos que la practican, aunque se ponga en peligro la vida de los pacientes. Desde marzo de 2012, el etiquetado de los productos de la multinacional homeopática Boiron debe incluir en EE UU la advertencia de que la FDA no ha verificado su efectividad y una explicación del disparatado método de dilución del principio activo.