Reino Unido estudia prohibir la homeopatía en el sistema público de salud

El Gobierno de Reino Unido está estudiando la posibilidad de prohibir a los médicos del Sistema Nacional de Salud (NHS) que prescriban homeopatía, dado que no existen pruebas de que su eficacia supere la del placebo. La medida tiene su origen en una campaña de la sociedad Pensamiento Bueno para incluir la homeopatía en la lista negra de tratamientos que no pueden recetar los médicos porque hay alternativas más baratas o carecen de efectividad. La asociación escéptica, fundada por el periodista Simon Singh, ha amenazado con llevar el asunto a los tribunales, ante lo cual el Ministerio de Salud ha decidido revisar el estatus de la homeopatía.

Preparados homeopáticos.Los dos principios de la homeopatía son que lo similar cura lo similar y que, cuanto más pequeña es la dosis de una sustancia, mayores son sus efectos. Así, un remedio en dilución 200C es mucho más potente, homeopáticamente hablando, que uno en 10C. Esas falsedades se traducen en unos preparados tan diluidos que no queda en ellos ni una molécula de principio activo, como demostramos en Escépticos al analizar un supuesto somnífero homeopático con la tecnología más avanzada, y una muy rentable industria de venta de agua y pastillas de azúcar a precio de oro. La preparación de un producto homeopático empieza con un principio activo que se disuelve en 99 partes de agua, alcohol o lactosa (1 CH o centesimal hahnemaniano, llamado así por el inventor de la homeopatía, aunque también simplemente 1C). Luego, se toma una parte de esa primera dilución y se mezcla con otras 99 del disolvente elegido (2 C); seguidamente, se toma una parte de esa segunda dilución y se mezcla con otras 99 del disolvente (3 C); y así, sucesivamente. Cada una de esas mezclas va seguida de una sacudida mágica y hay productos de venta en farmacias con diluciones de cientos de C. Para que se hagan a la idea, una dilución 13C equivale a una gota disuelta en tres cuartas partes de los océanos terrestres y una 26C a una gota en una esfera de disolvente del diámetro de la Vía Láctea.

Cerco por inutiidad

El mantenimiento de hospitales homeopáticos y la subvención de recetas le cuestan cada año al NHS 4 millones de libras , según informa la BBC. No es mucho dinero, pero podía dedicarse a otras cosas porque destinándolo a la homeopatía se está tirando a la basura. Como decía hace dos años Diario Médico, “la homeopatía, un placebo demasiado caro”. Hace cinco años, el Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes ya urgió al NHS a que no financiara la homeopatía por considerar que “no existe ninguna prueba de que funcione más allá del placebo” y pidió, además, a la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) que impidiera que las etiquetas de los productos homeopáticos incluyan afirmaciones sobre su uso médico sin que su eficacia haya sido demostrada. «Pero el príncipe Carlos movió los hilos y, al final, el Gobierno decidió que había que seguir ofreciendo a los pacientes la posibilidad de elegir. Poder elegir es muy importante, pero, para hacerlo, tienes que estar bien informado: la homeopatía no tiene nada y no hace nada», me explicaba poco después Edzard Ernst, el principal experto europeo en terapias alternativas. Carlos de Inglaterra tiene negocios de venta de productos milagrosos y es un reconocido apóstol de topo tipo de pseudomedicinas.

Inicio del editorial que 'Diario Médico' dedicado a la homeopatía.El NHS admite en su web que «no hay evidencia de buena calidad de que la homeopatía sea efectiva como tratamiento para ninguna dolencia». «Ante la demanda cada vez mayor que soporta el sistema sanitario, tenemos el deber de gastar el dinero público en los tratamientos más efectivos. Estamos estudiando si los productos homeopáticos deben seguir pudiéndose conseguir a través de recetas del NHS», ha dicho a la BBC el ministro británico para las Ciencias de la Vida, George Freeman. En más de dos siglos, no hay registrado en la literatura científica ni un solo caso de un enfermo que se haya curado de algo gracias a la homeopatía, y numerosos organismos científicos han denunciado el fraude de esta peudoterapia, además del el Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes británica. En España, un grupo de expertos concluyó en 2011, en un informe para el Ministerio de Sanidad, que el principal y único efecto de la homeopatía es el placebo, y comparten esa conclusión  la revista The Lancet, la Asociación Médica Británica -para cuyos miembros “es brujería”- y el Consejo Nacional de Salud e Investigación Médica de Australia, entre otros.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos está revisando en la actualidad el marco legal de la homeopatía, circunstancia que ha aprovechado la Comisión Federal de Comercio (FTC) para recordar a la FDA que el marco actual «entra en conflicto con la doctrina de demostración de las afirmaciones publicitarias de la FTC de un modo que puede resultar perjudicial para los consumidores y causar confusión entre los anunciantes”. La FTC indica, por ejemplo, que convendría cambiar el 2C del etiquetado homeopático por 0,01% y el 30C por 0,0000000000000000000000000000000000000000000000000000000001%, algo que resultaría mucho más informativo para el consumidor.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.

Únete a la conversación

16 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Ignorancia para aquellos que creen que los medicamentos sanan.
    Te invito a que también investigues el negocio de la medicina y la farmacia. No te digo que creas en nada, te digo que os dejéis de creer en lo que te enseñan en la Universidad e investigues por tu cuenta.
    Que conozco a más gente que se ha sanado una infección con agua de mar antes de amputarle un dedo infectado. Y más gente que ha superado una enfermedad llevando una alimentación sin tóxicos que con esos médicamentos antiinflamatorios que provocan úlceras en el estómago.
    Personas que han estado a punto de ser hospitalizadas por los efectos de un medicamento que por prácticas que consideráis con efecto placebo… (Y no hablo de homeopatía).
    Pero bueno, a lo mejor mañana os dice la «medicina» que los crudos impiden la leucocitosis digestiva y entonces os lo creéis. Porque no sois científicos, sois personas que han estudiado medicina y lo habéis dejado ahí.

    (Y ahora vais y sólo aceptáis los comentarios que sí critican la homeopatía).

  2. Bueno, ahora podríamos hacer un listado de cuánta gente ha sido curada por los medicamentos (curada, no que su dolor haya sido obviado hasta que el cuerpo no ha podido más) y cuánta gente ha muerto por la homeopatía.
    Prohibir? Viva esa libertad. De acuerdo con que la retiren, pero prohibirla? Si no tiene más efecto que el placebo que la dejen para quien crea en ella.

    Es que los medicamentos han curado tanto… Cuando lo único que han hecho es evitar los síntomas de una alimentación nociva y unas emociones que enferman.

  3. Me quedo con esto para explicar la homeopatía. Corto, conciso, y divertido.

    https://www.youtube.com/watch?v=J3Iz2tWxPcI

  4. ¿5,64 millones de euros al año de gasto en pastillas de azúcar? Los responsables de este despropósito sanitario deberían ser acusados de malversación de fondos públicos y estafa manifiesta. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2015/04/a-vueltas-con-la-eficacia-de-las.html

    1. Familia de medicos imagínate Ateo, lo que pienso de este fraude de la homeopatía, pero es que el ser un degenerado y delincuente, y creo que sabes a quien/quienes no esta reñido con ser médico y el problema es que la justicia no es que sea ciega, es que lo esta.

      1. Bueno pues a lo mejor ya es hora de que la justicia empiece a hacer su trabajo y estos pseudomédicos que ponen en riesgo la salud (y muchas veces la vida) de las personas acaben donde tienen que acabar: en la cárcel.

  5. Totalmente de acuerdo con Eduardo . Que la ignorancia y la pseudociencia campen por los países «desarrollados» punteros en ciencia e investigación resulta difícil de entender salvo por oscuros intereses económicos del vale todo por el dinero..

  6. Simon Singh de origen hindú, fundador de la asociación escéptica esa, menudo figura. En 2008, la Asociación Británica de Quiropráctica demandó a Singh por difamación, y el el 15 de abril de 2010 le perdona un poco la vida, la BCA retiró oficialmente su demanda, dando por finalizado el caso.

    Artículos periodísticos de eses revistas que aquí señala Gámez, tienen la misma rigurosidad científica e informativa que un articulo de la revista (Hola)

    Si leemos el articulo de The Guardian, son 3.000 productos los producto farmacéuticos a estudiar. Y habría que nombrar una comisión para estudiar uno por uno cada producto,.
    Venga hombre si se consigue llevar al parlamento, lo mas seguro es que pase sin pena ni gloria como otras muchas estúpidas demandas que pasan por un parlamento, o un juzgado.

    Ya esta el Ministerio de Sanidad británico que da el visto bueno para la comercialización de medicamentos, o de nuevos medicamentos.

    Menudo caso le hacen a Simon Singh, seguro que ya lo tienen calado, y seguro que algunos médicos y gente del sector farmacéutico y su industria se habrá pegado unas buenas risas cuando leyeron el articulo de The Guardian y quien esta instigando detrás de ello.

    Me imagino que los abueletes de la Cámara de los Lores reprimieron sus primeras carcajadas, no vaya a ser que un ataque de risa les mande al otro barrio.

    1. Vamos a ver que con tanto blablablá al final me aturullo. ¿Usted piensa que el agua se pone en plan medicina por solidaridad y al final va y cura? ¿Es esto lo que cree? ¿O entra aquí a tocar las narices?

      1. Mira Eduardo, me voy a extender un poco. La homeopatía, en síntesis, es la hipótesis desarrollada a principios del siglo XIX por el químico Samuel Hahnemann – que entre otras cosas era el médico privado del gobernador de Transilvania y el introductor del Estado de Cuarentena, dentro de los procesos médicos- que habla sobre el tratamiento de ciertas dolencias y enfermedades mediante la acción de principios iguales.

        Un ejemplo de ello es que si una persona presenta un cuadro sintomatológico similar al de una intoxicación por arsénico (excluyendo ésta, claro está), el homeópata cogería tal producto – arsénico- y haría una dilución de éste en etanol y posteriormente en agua un número indeterminado de veces.

        Y aquí parte de la controversia. Resulta que en algunos casos estas disoluciones no presentan siquiera una molécula del supuesto principio activo, no siendo – desde una perspectiva física – sino únicamente agua aquello que le es administrado al paciente. Esto tiene que ver con el número de Avogadro.

        A este respecto, el Consejo Australiano contra los Fraudes en la Sanidad dijo de la homeopatía – tal vez ignorando o desconociendo los trabajos y experimentos de Masaru Emoto – lo siguiente: “Curiosamente, el agua que se ofrece como tratamiento no recuerda las vejigas en que se guardó, ni las sustancias químicas con cuyas moléculas estuvo en contacto, o los otros contenidos de las alcantarillas en las que estuvo, o la radiación cósmica cuyas ráfagas la atravesaron.”

        Por otro lado, existen ciertas leyes homeopáticas que postulan:

        1.- La existencia de una “fuerza vital” que puede desequilibrarse y por ello es susceptible de ser reequilibrada. Cosa ésta que en ciertas culturas se conoce como prana, pneuma, Ki, Chí e incluso Vibra.

        2.- De acuerdo con esta ley homeopática de susceptibilidad, incluso un estado mental negativo podría atraer a unos hipotéticos causantes de enfermedad denominados “miasmas”, que afectarían al cuerpo provocando los síntomas de enfermedad. Noción ésta sobre la enfermedad que invalidaría que fuera una entidad separada o invasora, sino una parte del “total viviente”, esto es, del individuo. Esto quizás se vea reforzado no ya por la hipótesis o teorías más o menos estrambóticas, sino por las demostraciones de facto, durante más de nueve horas, frente a un tribunal médico y en el 100% de los casos, de la relación entre los distintos tipos de cánceres y ciertos procesos psicológicos que hiciera Ryke Geerd Hamer.

        Dicho esto, les apunto que el empeoramiento por expectativa, se conoce como efecto nocebo.

        En el ámbito académico muchos son quienes dicen que la homeopatía está más cercana a la brujería y al tarot que a la medicina. Pero desde un punto de vista objetivo la brujería puede considerarse como la farmacopea basada en los principios activos de los vegetales y su aplicación a ciertos ámbitos, sobre todo médicos.

        En la literatura que supuestamente demuestra la inefectividad de la homeopatía, por no tener las soluciones de ésta presencia de unos pretendidos principios activos, encontramos que se admite que dicha teoría funciona y tiene efectos similares a los del placebo. De hecho se dice: “igual a los efectos del placebo”.

        Cosa esta que sugiere la inutilidad de la farmacopea actual que no sólo no cura sino que enferma.

        Por otro lado se ataca la “física” – mejor dicho: “química” – de las soluciones homeopáticas y que en base a ello se teoriza sobre su presunta inutilidad, cuando gran parte de los medicamentos para afecciones coronarias, vacunas, cócteles químicos contra cánceres o el S.I.D.A., o incluso la archiconocida “aspirina” (que dicho sea de paso aparece en recetarios brujeriles y se tiene constancia de su uso en la Edad Antigua por parte de los Romanos), nunca fueron probados contra placebo.

        Todo esto lleva a pensar que si bien la homeopatía puede ser tan fácilmente atacable, también pudiera haber estado evidenciando la inutilidad de ciertos tratamientos farmacológicos. Eso sí, llenos de principios activos y efectos secundarios.

        Ya pegue aquí hace un tiempo estudios estadísticos donde se data que entre un 20 a 40% de los médicos de Europa recetan Homeopatía.

        En España se calcula que 3.000 médicos de atención primaria, 2.000 pediatras y 4.600 facultativos de otras especialidades prescriben medicamentos homeopáticos. La profesora Maite Bravo dijo en un articulo en El País …»Hace 20 años que me dedico a la homeopatía. Soy licenciada en Medicina y no paro de ampliar mis conocimientos en este campo. ¿Usted cree que si no tuviera evidencias y pruebas de su eficacia me habría pasado dos décadas ejerciéndola? Por Dios, soy médico, no una bruja con mis bolitas», se defiende Maite Bravo, que dirige los másteres de homeopatía en la Universidad de Barcelona, unos estudios de dos años que se iniciaron en 1995 y que requieren 320 horas lectivas y 140 de prácticas. Sólo pueden matricularse médicos, veterinarios o estudiantes de Medicina del último curso. También ese ismo año empezaron a impartirse los másteres en la Universidad de Sevilla, de 500 horas lectivas.

        1. Primera ley de la combabulación: las enfermedades son causadas por el efecto combabulador que producen algunas sustancias como, por ejemplo, cualquier cosa, que hace que las células sufran mucho.

          Segunda ley de la combabulación: el único tratamiento posible consiste en administrar al paciente cualquier otra sustancia a la que se le haya aplicado una mirada descombabuladora, lo cual hará que las sustancias combabuladoras que provocan la enfermedad se descombabulen y así la enfermedad se elimina.

          ¿Qué es la combabulación? No te preocupes, que yo sé lo que me digo, sólo tienes que tener fe.

          ¿Quién puede aplicar miradas descombabuladoras? Pues yo y aquellos que yo diga que pueden. ¿Cómo lo sé? Pues porque yo lo valgo, sólo tienes que tener fe.

          Si mi respuesta hasta aquí te parece un montón de palabrería estúpida y sin sentido es porque estás en lo cierto. De hecho me lo acabo de inventar. Pero si es el caso de que te parece una enorme estupidez entonces es posible que te des cuenta de que lo que cuentas tú sobre las «leyes de la homeopatía» está exactamente al mismo nivel.

          El resto no es más que un compendio de argumentos tan evidentemente falaces que no me voy a tomar la molestia en comentarlos.

          Un saludo

    2. Hablando de rigor informativo, lo que escribes es falso, infórmate mejor. La Corte de apelación aceptó el recurso de Singh contra el veredicto del juez que le acusaba de afirmar que la ABC era conscientemente deshonesta con su frase «happily promotes bogus treatments» algo que Sigh negó.

      En esencia, la ABC intentó usar las leyes antilibelo contra las críticas basadas en la ciencia que no podía refutar de otro modo. Expresado simplemente, un hospital no necesita ir a los tribunales para demostrar que cura a la gente.

      Veredicto de la Corte Real de Justicia:
      http://www.bailii.org/ew/cases/EWCA/Civ/2010/350.html

      » 34.This appeal must be allowed. »

      Después de perder, la ABC se retiró:
      http://news.bbc.co.uk/2/hi/science/nature/8621880.stm

      Cita la sentencia de la Corte:
      «Scientific controversies must be settled by the methods of science rather than by the methods of litigation.» Y el conocimiento riguroso que tenemos dice que la quiropráctica es una chorrada.

      No confundamos dictámen legal con evidencia científica, pues aunque la Tierra no es plana, sin embargo, puede condenarse por insultar a un tierraplanista. Hasta aquí, ya he perdido valioso tiempo de mi vida con esto.

    1. Entre los muñecos del vudú o acupuntura y estos forrados de dinero que les permite actuar por encima de la ley…..pero claro los canallas es que no se lo dan a su abuela, sino a niños, gatos, canes. Vivimos en una sociedad mafiosa, corrupta para mi sentido de lo que debería ser y es tanta la ignorancia.