«Las pseudoterapias alternativas no curan nada», admite la revista ‘Mia’

Portada del número de la revista 'Mía' que presentaba "Alternativas naturales a la quimioterapia".Dos semanas después de la publicación de un irresponsable reportaje en el que presentaba una guía de “métodos alternativos a la quimioterapia que luchan contra los tumores sin provocar sus efectos secundarios”, la revista Mia da marcha atrás con una rectificación que, sin ser perfecta, es más rotunda que la aclaración que hizo en su web tras estallar el escándalo. «Las pseudoterapias alternativas no curan nada y nunca pueden sustituir a los tratamientos oncológicos: no hay alternativa a la medicina convencional», dice la nota, publicada en la página 3 del número 1.516 y que reproduzco bajo estas líneas.

Mia reconoce que el reportaje «Alternativas a la quimioterapia» en el cáncer de mama, aparecido en su número 1.514 (14 de octubre) «incurría en inexactitudes, ambigüedades y equívocos; y su planteamiento editorial resultaba engañoso. Puntualicemos: para vencer al cancer de mama no hay alternativas naturales a la quimioterapia». La nota destaca que, ante la victoria contra el cáncer, «los efectos secundarios son un mal menor», y que las pseudoterapias no han curado nunca nada; advierte de que no hay «terapias dulces, naturales o pseudomédicas –homeopatía, reiki, acupuntura…- que reemplacen la eficacia de los tratamientos oncológicos actuales» y lamenta la confusión que haya «podido generar con una información inexacta. ambigua e inadecuada».

Creo que la rectificación de Mia va más allá de lo que la mayoría de los medios admitiría respecto a la inutilidad de las mal llamadas medicinas alternativas. El único punto negro es la siguiente frase: «Cualquier otra terapia complementaria debe aplicarse conjuntamente con dicha medicina oncológica, siempre bajo la supervisión el especialista; y sólo para ayudar a mitigar los efectos secundarios, si es que aparecen». Esta afirmación parece reconocer algún efecto terapéutico a las pseudomedicinas, cuando eso no ha sido demostrado en ningún caso. La aclaración que publicaron en internet el 19 de octubre iba en la misma línea. Se apoyaba en declaraciones de un médico, Pedro Pérez Segura, de la Sociedad Española de Oncología Médica, que sacaba la cara a las pseudoterapias llamándolas integrativas. «La acupuntura y el reiki se están aplicando y ayudan frente a los efectos secundarios o el dolor. Existen datos que avalan la utilidad de las terapias cuerpo-mente para llevar mejor el tratamiento, por ejemplo, emocionalmente. Pero para nada es una alternativa al tratamiento oncológico normal», decía el oncólogo. Como dije hace unos días, más allá de la técnica y la ciencia, lo que tiene que hacer la medicina para mejorar no es echarse a los brazos de la magia -ni siquiera como tratamiento complementario-, sino ofrecer al paciente un trato más humano. El reiki, la acupuntura y otras pseudoterapias tienen la misma efectividad en la lucha contra cualquier enfermedad o síntoma que el agua bendita. Se las llame alternativas o complementarias, no son más efectivas que el placebo,s egún todos los estudios científicos hechos hasta el momento.

La rectificación de Mia es una victoria de los enfermos y ciudadanos -algunos colegas escépticos- que se movilizaron inmediatamente ante la publicación del reportaje y demuestra el poder que Internet puede dar a la gente. La pregunta que me hago desde hace mucho es por qué las denominadas revistas femeninas son tan proclives a dar pábulo a todo tipo de supercherías.

Rectificación publicada en la revista 'Mía'.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.

Únete a la conversación

15 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Existen muchos métodos que buscan mejorar la salud de la gente, uno de ellos la acupuntura. Para muchas personas esta práctica es ciertamente cuestionable; sin embargo, evidencia científica ha probado la veracidad de esta antigua tradición china.

    Investigadores saben que la estimulación de uno de los principales nervios del cuerpo, el nervio vago, desencadena procesos que reducen la inflamación, por lo cual decidieron estudiar la forma en la cual la acupuntura puede aliviar las lesiones de los órganos. Así, se encontró que existe una conexión directa entre el uso de la acupuntura y los procesos físicos que podrían aliviar la sepsis, una enfermedad que frecuentemente se desarrolla en el área de cuidados intensivos de los hospitales y cobra cerca de 250 mil vidas anuales tan sólo en los Estados Unidos.

    La sepsis es la principal causa de muerte en el hospital. Pero en muchos casos los pacientes no mueren a causa de la infección, mueren a causa de la enfermedad inflamatoria que se desarrolla después de la infección. Así que teníamos la esperanza de estudiar la forma de controlar el trastorno inflamatorio”, explicó Luis Ulloa, inmunólogo de la Facultad de Medicina de Rutgers de Nueva Jersey, quien dirigió el estudio publicado por la revista científica Nature Medicine.

    En el experimento realizado por Ulloa, los ratones con sepsis a los cuales se les aplicó un tratamiento de electroacupuntura sobrevivieron durante al menos una semana gracias a que las moléculas llamadas citoquinas que ayudan a limitar la inflamación fueron estimuladas.

    Para averiguar exactamente por qué los tratamientos de acupuntura habían tenido éxito, los científicos llevaron a cabo más análisis. En ellos descubrieron que cuando las glándulas suprarrenales fueron removidas (productoras de hormonas en el cuerpo), la electroacupunctura dejó de funcionar.

    En primera instancia, esta situación presenta un gran obstáculo para el uso de la acupuntura en el tratamiento de la sepsis humana debido a que la mayoría de los casos incluyen problemas con la función suprarrenal. En consecuencia, la electroacupuntura sólo podría ayudar a una minoría de pacientes cuyo glándulas suprarrenales funcionan bien.

    Para encontrar los cambios anatómicos específicos que ocurrieron cuando la electroacupuntura fue realizada en las glándulas suprarrenales, los investigadores tuvieron que ahondar más en el estudio. Así fue como detectaron que la aplicación de dopamina, sustancia que tiene funciones importantes dentro del sistema inmunológico, no frena por sí sola la inflamación. Por lo tanto sustituyeron la sustancia con una llamada “fenoldopam”, la cual imita los efectos positivos de la dopamina. Curiosamente, sin utilizar la acupuntura tuvieron una reducción del 40% de las muertes relacionadas con la sepsis.

    Así pues, la investigación muestra evidencia física del valor de la acupuntura y de sus beneficios potenciales, no sólo para la sepsis, sino para otras enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide, la osteoartritis y la enfermedad de Crohn.

    Sin embargo, se estableció que la muerte por sepsis en roedores puede reducirse mediante la administración de un medicamento, por lo cual esto indica que deben desarrollarse fármacos potenciales el tratamiento de la enfermedad en las personas. Actualmente, no existe ninguna droga aprobada por la FDA para el tratamiento de la sepsis.

    Ni siquiera sé si en el futuro la mejor solución para la sepsis será la electroacupuntura o alguna medicina que la imitará», señaló Ulloa.

    Los científicos concluyeron que esta investigación abre las puertas hacia ambos rubros.

    Puedes leer la investigación completa en la Universidad de Nueva Jersey.

    **¿Qué es la acupuntura?

    La acupuntura es una antigua técnica de medicina tradicional china. Su meta es prevenir y curar ciertas enfermedades y condiciones insertando agujas muy finas y sólidas en diferentes puntos del cuerpo.

    **¿Cómo funciona la acupuntura?

    La acupuntura estimula la habilidad del cuerpo a resistir o a vencer las enfermedades o las condiciones corrigiendo los desequilibrios. La acupuntura también ayuda a que el cuerpo produzca elementos químicos que disminuyen o que eliminan las sensaciones dolorosas.

    Hay cientos de puntos de acupuntura (llamados acu-puntos) a lo largo de los 14 mayores meridianos, o vías que llevan energía, del cuerpo. Los médicos Chinos del siglo dieciséis usaban el termino «Qi» (pronunciado «chi») para describir la energía que circula por los meridianos. La creencia de que las enfermedades son causadas por una interrupción de la Qi, que causa un desequilibrio de energía. La acupuntura puede corregir este desequilibrio de energía.

    Hay muchas teorías de cómo realmente funciona la acupuntura. Cuando los puntos de acupuntura se estimulan, causan un dolor sordo u otras sensaciones en el músculo. Una teoría dice que el músculo estimulado y las neuronas sensoriales mandan un mensaje al sistema nervioso central (el cerebro y la columna dorsal), causando la emisión de endorfinas (elementos químicos naturales que quitan el dolor) y de otros neurotransmisores (elementos químicos del cuerpo que modifican los impulsos de las neuronas), que ayuda a bloquear la llegada del mensaje del dolor al cerebro y también tienen otros efectos regulatorios.

    Otros expertos creen que la acupuntura funciona transmitiendo señales a través de las fascias. Las fascias son vainas finas que contienen todos los músculos del cuerpo. Algunos acupunturistas consideran que los meridianos realmente son las cadenas miofasciales – que ayuda a explicar porque estimulando un punto de acupuntura en la parte inferior de la pierna puede afectar a la espalda o a otra parte del cuerpo. Es interesante que las investigaciones enseñen que los puntos de acupuntura tienen una resistencia eléctrica mas baja que las áreas alrededores. En un sentido practico, el sistema de meridianos da un mapa navegable energético del cuerpo para que los acupunturistas puedan localizar y tratar varias condiciones.

    **¿Qué pasa durante los tratamientos de la acupuntura?

    Después de hablar de tu condición, el acupunturista te va a examinar para encontrar las áreas reactivas y para determinar qué puntos va a usar. Las agujas de acupuntura son estériles, pre-empaquetadas, desechables, y tan finas como unos pelos. Se insertan las agujas a varias profundidades, desde una fracción de una pulgada hasta dos pulgadas. Vístete con ropa un poco mas suelta (te dan batas), porque tendrás que desnudarte parcialmente para poder recibir la acupuntura. Ven limpia pero no con mucho perfume porque muchos pacientes tienen sensibilidades a los elementos químicos. Después de insertar las agujas y estimularlas, se quedan dentro durante entre dos minutos hasta 20 minutos.

    En una serie de tratamiento, el acupunturista va a usar diferentes combinaciones de puntos y diferentes técnicas de meter las agujas. Estas combinaciones ayudan a estimular nuevas fuentes de curación mientras notan como responde el paciente el tratamiento.

    **¿Qué condiciones se tratan con la acupuntura?

    Aunque la acupuntura no es un tratamiento que «cura todo,» es muy efectivo para tratar varias enfermedades y condiciones. La acupuntura es más efectiva tratando el dolor crónico, como los dolores de cabeza, los calambres menstruales y el dolor de la parte inferior de la espalda, el cuello, o de los músculos. También se puede usar para tratar la osteo-artritis, el dolor facial, el colon espástico, y condiciones de torsión repetitiva. La acupuntura también puede mejorar el funcionamiento del sistema inmune (el sistema defensivo del cuerpo contra las enfermedades).

    Para ciertas condiciones, como el cáncer, la acupuntura se debe usar en combinación con otros tratamientos.

    **¿Cómo son las sensaciones de la acupuntura?

    Puede que sientas un pinchazo leve cuando meten la aguja, pero es mucho menor que el pinchazo que sientes durante una inyección ya que las agujas son muy finas.

    Puedes sentir un peso, adormecimiento, hormigueo, o dolor leve después de meter las agujas. Una sensación de peso profundo o adormecimiento, llamado «Deqi» (pronunciado dachi) significa que esta funcionando el tratamiento. El paciente dice la palabra «si» al acupunturista cuando siente esto.

    **¿Es segura la acupuntura?

    Si. Cuando se hace la acupuntura con agujas desechables en condiciones limpias y estériles, es muy raro tener cualquier tipo de complicación.

    Una de las ventajas de la acupuntura es que la incidencia de efectos adversos es sustancialmente más baja que la de muchas drogas o medicamentos, o de procedimientos médicos aceptados para las mismas condiciones.

    **Tipos de acupuntura

    Hay muchos estilos diferentes de acupuntura. Los Practicantes de la Medicina Física de Acupuntura (APM por sus siglas en inglés) palpan el cuerpo (examinan el cuerpo tocándolo) para localizar áreas reactivas y constricciones miofasciales (musculares). Se seleccionan los puntos y los estimulan para tratar las áreas sintomáticas basándose en las relaciones de la teoría de la acupuntura de los meridianos. Los profesionales entrenados en la APM también encuentran y desactivan los «puntos de gatillo/desencadenantes» usando una técnica avanzada de agujas. Los puntos desencadenantes son extremamente comunes en las condiciones de dolor y pueden causar dolor y otros síntomas de disfunción en las vidas de casi todo el mundo en un momento u otro.

    **¿Qué debo hacer después de un tratamiento de acupuntura?

    Es mejor traer contigo alguien para tu primer tratamiento de acupuntura para que tengas transporte a casa. Esto es porque la acupuntura tiene un efecto muy calmante. Puedes sentirte demasiado relajado y no debes conducir. No importa lo bien que te sientas después del tratamiento, es importante no esforzarte demasiado. Debes estar tranquilo durante unos días después del tratamiento. Además, es importante seguir tomando las medicinas que te hayan recetado.

    **¿Cada cuanto tiempo debo tener un tratamiento de acupuntura?

    El numero de tratamientos depende de la condición de cada persona y como responde a la acupuntura. Una sesión de acupuntura normalmente no quita el dolor. Una o dos sesiones cada semana durante cinco o seis semanas es el curso normal de tratamiento. Tu médico hablará contigo sobre cuantos tratamientos debes tener y cada cuanto tiempo debes tenerlos.

    **¿Cuáles son unas normas que debo seguir si decido probar la acupuntura?

    No cuentes con la acupuntura para el tratamiento de enfermedades crónicas ni severas al menos que hables primero con tu médico. Puede ser que la acupuntura no sea la única forma de mejorar tu condición. Tu médico te puede recomendar el tratamiento de acupuntura con otros tipos de tratamiento como la terapia física o los medicamentos.

    Además, prueba la acupuntura para por los menos 5 o 10 tratamientos antes de dejarlo.

    **¿Los médicos generalmente aprueban de la acupuntura?

    Sí. Hay mas que 16,000 acupunturistas licenciados en los Estados Unidos y 3,000 médicos que hacen la acupuntura como parte de su practica de la medicina. La Organización de la Salud Mundial (WHO por sus siglas en inglés) ahora reconoce más que 40 problemas médicos – incluyendo problemas de dolor, gastrointestinales, ginecológicos, y respiratorios tal como las lesiones deportistas – que pueden ser ayudados con el tratamiento de acupuntura. Por último, en 1996 la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EEUU (siglas en inglés FDA) reclasificó las agujas de acupuntura, regulándolas como hace con otros instrumentos médicos.

  2. La acupuntura funciona

    Agujas para el dolor, para dejar de fumar, para no vomitar, para adelgazar. ¿Para todo? La evidencia científica es el listón. Para que cualquier procedimiento médico –un fármaco, una intervención quirúrgica, una prueba diagnóstica– sea aceptada sin que nadie arrugue la nariz de la duda debe pasar por ese filtro: el de demostrar que funciona y compararse con otras soluciones existentes.
    La acupuntura, basada originalmente en la medicina tradicional china y actualmente también apoyada en la neurofisiología moderna, va pasando ese listón de la evidencia. Tratada durante años como una medicina alternativa, poco a poco incorporada a la práctica oficial y pública en parte de Europa –en España también, más tímidamente–, se propone salir de ese apartado de medicinas alternativas para ser una técnica de la medicina basada en la evidencia científica.
    “Como no hay laboratorios que puedan beneficiarse, no hay dinero para investigar, pero a medida que crece el número de trabajos y publicaciones revisadas y verificadas, la investigación se dispara”, explica la doctora Isabel Giralt, médica acupuntora.

    En la sección correspondiente del Col·legi de Metges de Barcelona están preparando unas jornadas dedicadas precisamente a concretar para qué problemas de salud los tratamientos con acupuntura son una buena opción, la mejor, o un buen aliado. Y que, de paso, todos los médicos lo sepan. “Un paso hacia lo que llamamos medicina integrativa”, explica la doctora Giralt.

    Los canales que se describen en la acupuntura están íntimamente relacionados con el sistema nervioso periférico. Hay una clara relación entre los puntos en los que actúan las agujas y los segmentos nerviosos. Cuando se pincha en un punto determinado de la pierna, se incide en una zona inervada por el mismo segmento que, por ejemplo, inerva el útero. “Aunque hay leyes de la medicina tradicional china que no tienen hoy esa traslación al sistema nervioso”, advierte Giralt.

    Esa aguja, que se clava a distintas profundidades según qué se quiera tratar, aumenta la liberación de sustancias a nivel local, con efecto analgésico, antiinflamatorio o vasodilatador, y también en la médula espinal y en el sistema nervioso central, a través del sistema límbico. Una de las sustancias que estimula es el gaba, un aminoácido que actúa como neurotransmisor inhibitorio, presente prácticamente en todo el cerebro y que relaja, y además –y eso se ha podido ver con pruebas de diagnóstico por imagen– llega más oxígeno a la zona que se quiere tratar.

    Por eso los acupuntores tratan con las agujas o con electroacupuntura (multiplica por diez el estímulo) todo tipo de dolencias. Pero sólo una parte de esta actividad recibe hoy el aval de medicina basada no en la experiencia o la tradición, sino en la evidencia científica.
    El principal reconocimiento, al margen del de sus usuarios, lo proporciona la revisión Cochrane, la biblia de las validaciones médicas, una organización sin ánimo de lucro que a nivel mundial repasa lo que se publica en medicina y dicta su particular sentencia. Algunos de los procedimientos más indudables son:

    Dolor lumbar. Es probablemente el dolor más tratado con la acupuntura en todo el mundo. Es eficaz para el dolor de causa desconocida (no por un golpe o un desgaste de las vértebras) y los especialistas en columna lo recomiendan como tratamiento cuando no hay otro remedio eficaz. Se le reconoce a la acupuntura que mejora el dolor a corto plazo y la funcionalidad.

    Cefalea tensional. Según la revisión de ensayos, es una alternativo al farmacológico en pacientes con episodios frecuentes o dolor crónico de cabeza de este tipo.

    Migraña. No sólo produce un beneficio adicional, sino que se le reconoce como terapia de rutina y se le considera al menos tanto más efectiva que la terapia convencional pero con menos efectos adversos.

    Dolor en el hombro. El crónico, que suele ser provocado por tendinitis. El tratamiento es tan eficaz como el convencional, que suele combinar antiinflamatorios y rehabilitación.

    Sofocos. Se acepta que mejoran los sofocos no sólo causados por la menopausia, sino también los provocados por tratamientos habituales del cáncer de mama.

    Rinitis alérgica. La eficacia del tratamiento con acupuntura es más evidente en el tipo permanente que en la estacional. Se llama la atención sobre la importancia de la relación coste-beneficio de este tratamiento.

    Ovulación. También incide en los problemas de fertilidad derivados de ovarios poliquísticos porque se considera que la electroacupuntura mejora la afluencia de sangre al área genital.

    Síntomas oncológicos. Náuseas, vómitos, insomnio, sofocos, sequedad de las mucosas, ansiedad y depresión son algunas de las secuelas de los tratamiento oncológicos que evita con eficacia, minimizando los efectos secundarios.

    1. No estoy completamente al tanto de cada uno de los estudios que se ha realizado, pero tengo entendido que lo que se ha demostrado es que clavar agujas tiene ciertos efectos fisiológicos que pueden traducirse en una reducción del dolor, pero por mecanismos que nada tienen que ver con los de la medicina tradicional china. Que si mal no recuerdo además, tienen escuelas contradictorias, aunque a nosotros todo lo que sea clavar agujas nos suene a acupuntura.

      Resumiendo que lo que yo he leído al respecto es que por ejemplo, da igual donde claves las agujas (ni meridianos, ni Chi ni leches) y que el efecto es similar a la reducción del dolor que provoca el ejercicio físico como reacción de nuestro cerebro ante el «dolor» de nuestros músculos. En una palabra, que la acupuntura es una superstición.

    2. Pues haciendo una búsqueda rápida en la Biblioteca Cochrane, parece que las revisiones dicen todo lo contrario:

      Sobre el dolor lumbar: «Los datos no permiten establecer conclusiones firmes sobre la efectividad de la acupuntura para el dolor lumbar agudo. En el dolor lumbar crónico, la acupuntura es más efectiva para el alivio del dolor y la mejoría funcional que ningún tratamiento o el tratamiento simulado, sólo inmediatamente después del tratamiento y a corto plazo.»
      http://www.bibliotecacochrane.com/BCPRECORDSTOP.ASP?SessionID=9832238&LineID=5901000&SearchFor=%28ACUPUNTURA+LUMBAR%29%3ATA

      Dolor de hombro:»Debido al número pequeño de ensayos, clínica y metodológicamente diferentes, son pocas las conclusiones que se pueden establecer de esta revisión. Hay pocas pruebas para apoyar o refutar el uso de la acupuntura para el dolor de hombro, aunque puede haber un beneficio a corto plazo en lo que se refiere al dolor y la función. Se necesitan ensayos clínicos bien diseñados adicionales.»

      http://www.bibliotecacochrane.com/BCPGetDocument.asp?SessionID=%209832238&DocumentID=CD005319

      Sobre los sofocos debidos a la menopausia o provocados por el tratamiento del cáncer de mama: «No se encontraron pruebas suficientes para determinar si la acupuntura es efectiva para controlar los síntomas vasomotores menopáusicos.» – «De los tratamientos no farmacológicos, dos estudios de homeopatía, uno de dispositivos magnéticos y uno de acupuntura no hallaron beneficios significativos.»

      http://www.bibliotecacochrane.com/BCPGetDocument.asp?SessionID=%209832238&DocumentID=CD007410

      http://www.bibliotecacochrane.com/BCPGetDocument.asp?SessionID=%209832238&DocumentID=CD004923

      Sobre la ovulación: «No se encontraron ensayos controlados con asignación aleatoria real de acupuntura para el SOPQ.»

      http://www.bibliotecacochrane.com/BCPGetDocument.asp?SessionID=%209832238&DocumentID=CD007689

      De las dolencias que has citado, solo se ha encontrado evidencia en la migraña y la cefalea tensorial: «…que la acupuntura podría ser una herramienta no farmacológica valiosa para pacientes con cefalea frecuente de tipo tensional episódica o crónica.» – «Los estudios disponibles indican que la acupuntura es al menos tan efectiva como el tratamiento farmacológico profiláctico o igual de efectiva y tiene menos efectos adversos. La acupuntura debe considerarse una opción de tratamiento para los pacientes dispuestos a recibir este tratamiento. »

      http://www.bibliotecacochrane.com/BCPGetDocument.asp?SessionID=%209832238&DocumentID=CD007587

      http://www.bibliotecacochrane.com/BCPGetDocument.asp?SessionID=%209832238&DocumentID=CD001218

      Sobre la rinitis no he encontrado nada.

  3. No estoy de acuerdo en una cosa. Siempre y cuando no se dejen de lados los tratamientos médicos convencionales cualquier terapia alternativa por absurda que sea o parezca siempre tendrá un cierto grado de utilidad. Por ejemplo, con la acupuntura probablemente se liberan endorfinas y eso ya de por sí es un beneficio para el paciente.

    1. Sobre todo será útil para el que la imparte.
      Las endorfinas que se liberan en la acupuntura son prácticamente irrelevantes.
      En los ensayos en los que las agujas se clavan aleatoriamente, los efectos beneficiosos (placebo) son idénticos a los de la acupuntura «real».
      Pero sí, es cierto que a los enfermos de cáncer debería ofrecérseles un tratamiento psicológico paralelo.
      Eso sí, si alguien con cáncer va a acupuntura (además de la quimio) y dice que le va bien, no seré yo quien le diga que no tiene ningún efecto. El perjuicio económico no es grave.

      1. Habría que matizar muy mucho qué es acupuntura real. Porque la tradición cuenta en estos casos y el que no respeta la tradición probablemente en los casos que atañen a la salud no está respetando el buen hacer, la técnica y lo que puede aportar de beneficioso. Si la medicina tradicional china, en este caso la acupuntura, tenía perfectamente localizados unos meridianos en el cuerpo humano, probablemente tenía su razón de ser y no es ni era mera superchería. Deberíamos tener un poco más de respeto por la Tradición (con mayúsculas) que no por el tradicionalismo.

        1. Estoy de acuerdo en que tendrían su razón de ser, como lo tenían en la Edad Media con algunas prácticas médicas, lo cual no significa que sean válidas

        2. «Deberíamos tener un poco más de respeto por la Tradición (con mayúsculas) que no por el tradicionalismo.»

          Falacia de libro: Argumento ad antiquitatem.

          Dime, que yo no sé de estas cosas: ¿qué es eso de los «meridianos en el cuerpo humano»? ¿Dónde están? ¿Cómo se detectan y miden? ¿De qué están hechos? ¿Qué procesos físico-químicos se provocan en ellos cuando se les pincha con agujitas?

          Porque el hecho de que sea tradición, tanto si lo escribes con mayúsculas como si lo haces con minúsculas, lo único que indica es que se ha venido haciendo y/o creyendo desde mucho tiempo, pero no tiene nada que ver con que sea verdadero o falso.

          Un saludo

          1. No, si tienes razón, viva al dios progreso que así nos va (y no es que sea exactamente antiprogresista, pero no tengo ídolos sólo un Dios).

          2. Pero, ¿de qué estás hablando? ¿Qué es eso del «dios progreso»? ¿Qué tiene eso que ver con tus creencias mágicas sobre la acupuntura? ¿De qué modo contesta eso a alguna de las preguntas sobre la misma que te he formulado? ¿Por qué tengo la sensación de que te da igual lo que escriba porque vas a leer lo que te dé la gana? ¿Si te respondo a tu último comentario vas a leer lo que diga o vas a volver a leer lo que te dé la gana? En fin, vamos a probar:

            Si tengo que dar algún viva, pues vale: viva el conocimiento. Dime, ¿qué ha aportado tu dios al conocimiento? Porque si tuviera que decir algo parecido al «así nos va» que dices tú, una de las razones más importantes sería el hecho de que aún hay muchísima gente que rehúsa voluntariamente a acceder al conocimiento por la creencia en diosecillos, ángeles, hadas y demás entes mágicos, y claro, así nos va.

            Un saludo

        3. Lo que ha dicho Pepe es la clave. Cuando se ha comparado la práctica de varias escuelas de acupuntura (que difieren en cosas tan importantes como dónde hay que clavar una aguja para tratar «X») frente a clavar agujas aleatoriamente no hay diferencias. Así que ni tradición ni leches.

          ¿Nunca os habéis golpeado una articulación con dolor reumático? Funciona, y sospecho que el mecanismo es parecido al de la «acupuntura».

  4. Pedro Pérez Segura es uno de los responsables del apartado de terapias integrativas de la web de la SEOM (http://oncosaludable.es/es/inicio/terapias-integrativas), un quiero y no puedo donde las advertencias pasan desapercibidas y destacan los supuestos beneficios. Este oncólogo es además el actual presidente del Comité Técnico de la AECC de Madrid. Vaya tela.

    1. Conozco médicos que creen realmente que la acupuntura es eficaz.
      De hecho la Facultad de Medicina de la Complutense da un Máster en acupuntura. ¿Quién va da dudar de la solvencia de la Complutense?

      Hay que empezar a atacar a las cátedras y a los profesores universitarios para que erradiquen ellos primero las pseudociencias. De no ser así, todo lo demás sirve de poco.

      1. Estoy de acuerdo. En las facultades de psicología y colegios de psicólogos también, que es mi terreno y hay mucho místico por ahí propagando teorías religiosas y pensamientos mágicos positivos. Pues no nos queda nada! Jufff