Periodismo gilipollas

La astróloga Esperanza Gracia en ‘El País’: ¿se creen que somos tontos?

Información de 'El País' dedicada a la interpretación de la situación política según la astrología.“España es Sagitario, un signo de fuego, y por tanto, muy difícil de gobernar”, dice Esperanza Gracia hoy en El País, diario que dedica media página a las reflexiones de la astróloga de Telecinco sobre la política española. ¿Merece la pena decir más? ¿Merece la pena indignarse porque el principal periódico español le haga el caldo gordo al timo de la astrología? ¿Merece la pena protestar porque alguien que vive de engañar a la gente sea jaleado en un medio serio? Sí, creo que hay que hacerlo.

No estamos en la España de 1976, en la que la ufología, la parapsicología y la astrología podían parecer a ojos de muchos formas de conocimiento diferentes sólo minusvaloradas por la estrechez de miras de la dictadura recién muerta. Estamos en la España de 2016, un país que forma parte de un primer mundo en el que estupideces como las de Esperanza Gracia están normalmente confinadas donde deben, en las revistas esotéricas y los programas de radio y televisión del ramo. La astrología, señores de El País, merece el mismo respeto  que cualquier otra arte adivinatoria: ninguno. Lo que digan, mirando a los astros, Gracia, Rappel, Octavio Aceves y la ahora dominatrix Aramís Fuster debe gozar del mismo crédito que lo que diga  Iker Jiménez. Ninguno.

Que levante la mano quien tenga alguna prueba de que un vidente alguna vez ha adivinado algo que no sea obvio. Que dé un paso al frente quien tenga constancia de que alguna vez los vaticinios de la Esperanza Gracia de turno han salvado a alguien. Si los astrólogos realmente son capaces de ver el futuro mirando a las estrellas, ¿por qué nunca alertan de la próxima catástrofe natural o atentado para que se salven vidas inocentes?

La adivina se escabulle

El éxito de los adivinos y médiums se basa en la ingenuidad de mucha gente y en el uso del efecto Forer -la tendencia a asumir como dirigidas a uno descripciones tan generales que pueden encajar con cualquiera- y la lectura fría, que permite hacer creer a un individuo que uno sabe de él algo que en realidad no sabe a partir de lo que el mismo sujeto dice, de su aspecto y reacciones. Cállense ante uno de éstos charlatanes cuando les pregunte qué es lo que les interesa saber y lo dejarán descolocado.

Esperanza Gracia no es tonta y no dice en El País nada que la vaya a hacer quedar en fuera de juego. Bueno, en realidad, no dice nada. Hace descripciones de los líderes de los cuatro principales partidos políticos españoles que podría hacer cualquier, aunque ella las adereza con cháchara astrológica por eso de vestir a la mona de seda. Así, nos cuenta, por ejemplo, que Pedro Sánchez y Albert Rivera “son signos de agua” y “por eso se entienden bien”. Sin embargo, cuando se trata de saber lo que ocurrirá a partir de hoy, se escabulle: “Al final será el Cosmos el que ponga orden en el caos. No descartemos que suceda lo inimaginable ahora mismo. Todo puede cambiar en un instante. Algo pasará que desbloqueará la situación en algún sentido”.

¿Acaso no es vidente y cobra por ello? ¿Acaso el futuro no está escrito en las estrellas y ella es capaz de interpretarlo? ¿Acaso se creen ella y quienes la promocionan que somos tontos? No, no, y parece que sí.

Una tarotista hace que al director de ‘Estudio estadio’ se le caiga el cerebro

La vidente Carmen Valero, antes de echar las cartas en 'estudio estadio'.La vidente Carmen Valero echó el viernes las cartas en Estudio estadio (La 2) para pronosticar qué club de fútbol ganará la Liga y cuál, la Copa de Europa. La adivina y su tarot apostaron por el Barcelona y el Real Madrid, respectivamente, ante un Juan Carlos Rivero, director del programa, que dejó en el camerino el espíritu crítico que debe acompañar siempre a un periodista. El responsable del espacio no sólo demostró en el plató su desbordante credulidad, sino que además hizo gala de ella en Twitter cuando respondió a las críticas de un telespectador diciendo que el único ridículo estaba “en su estrechez de mente”. “Hay que tener la mente abierta. Pero no tanto como para que se te caiga el cerebro al suelo”, dice la sentencia habitualmente atribuida al físico Richard Feynman. Rivero debería tomar nota y agacharse a recoger el suyo, no vaya a ser que alguien lo pise.

Tuit de Juan Carlos Rivero en respuesta a las críticas de un espectador por la aparición de una vidente en 'Estudio estadio'videntePoco puede decirse ante esta nueva exhibición de incultura y fomento de la superstición en la televisión pública, donde son habituales grafólogos, astrólogos y charlatanes de la salud de todo tipo en los programas matutinos. El episodio de la vidente de Estudio estadio me ha recordado otro momento memorable del periodismo deportivo cañí protagonizado por Tomás Roncero hace poco más de un año. El 14 de enero de 2105, el redactor-jefe del diario As y otros fanáticos del Real Madrid invocaron al espíritu del futbolista Juanito a través de la güija para que les dijera si su equipo iba a superar aquella tarde la eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey contra el Atlético Madrid. El episodio, que se grabó en vídeo, llegó a merecer la portada del diario deportivo.

Puedo entender que haya medios de comunicación privados que apuesten sin tapujos por el embrutecimiento colectivo. A fin de cuentas, juegan con su dinero. Pero, para mí, es inadmisible que se haga algo así en una televisión pública. Que el dinero de todos financie estupideces como la sesión de tarot de Estudio estadio o las mamarrachadas pseudosanitarias de Mariló Montero es un insulto, una burla a quienes sostenemos la televisión pública con nuestros impuestos. Rivero ha dicho en Twitter que la bruja no cobró por ir al programa, como si estar once minutos gratis ante las cámaras de TVE no fuera pago suficiente para alguien que vive de aprovecharse de los más ingenuos.

La 2 promociona la astrología. ¡No con mi dinero!

La astróloga argentina Martina Carutti.Me avisó el astrónomo Sergio J. Monferrer a través de Twitter. “Profunda tristeza de ver este tipo de información en La 2″, escribió. Enlazaba a un vídeo de la emisión del magazín A punto con La 2 del pasado martes. La misma cadena de espacios como Tres14 y Órbita Laika se entregó hace una semana a una delirante promoción de la astrología. Visto el reportaje -lo tienen al pie de estas líneas-, lo primero que siente uno es vergüenza y lo segundo indignación porque el dinero público se destine a fomentar la superstición y la incultura. Claro que un país que en el que algunos medios cuentan lo que ciertos individuos han robado en Cristianos Ronaldos que podrían ficharse…

Que Obi-Wan Kenobi y Yoda me perdonen, pero el discurso de la astróloga argentina Martina Carutti -la protagonista del reportaje- me recordó sus dos explicaciones de La Fuerza en La guerra de las galaxias (1977) y El Imperio contraataca (1980), respectivamente. En la primera, Obi-Wan le explica a Luke Skywalker: “La Fuerza es lo que le da al jedi su poder. Es un campo de energía creado por todas las formas de vida. Nos rodea, penetra en nosotrros y mantiene unida la galaxia”. En la segunda, es Yoda quien le dice al joven: “Mi aliada es La Fuerza y una poderosa aliada es. De la vida es la creadora, crecer la hace, su energía nos rodea a todos y nos une. Luminosos seres somos; no esta cruda materia. Debes sentir La Fuerza a tu alrededor, aquí, entre tú y yo, y el árbol y la roca, incluso entre la tierra y la nave”.

El discurso de Carutti bebe de esa idea de una energía mística universal y es asumido como cierto por los responsables del programa de La 2 cuando, por ejemplo, la narradora dice cosas como que, “en el Sistema Solar, los planetas se mueven todo el tiempo y eso produce cierta vibracion energética” y que, “como las células, que no tienen conciencia de que forman parte de un cuerpo, se diría que los humanos formamos parte de una red, como si fuera un tejido, que es el Universo. Hay una interconexión entre todas las partes y hasta los pensamientos pueden generar movimientos en otras zonas de la red”. No busquen lógica ni en la narración ni en las declaraciones de la astróloga, que, por supuesto, no explica cómo narices sabe ella que existe esa energía desconocida para la ciencia ni nada de nada de lo que dice.

Aquí tienen la transcripción de la pieza:

Presentadora (Elisabet Carnicé): “Ahora vamos a hablar de planetas y de cartas astrales. Estad atentos. Porque ¿alguna vez les han hecho una carta astral? Cuando pensamos en la astrología, nos imaginamos las predicciones de futuro de nuestro signo, pero, para los astrólogos, éste es un malentendido importante. La astrología es un sistema de símbolos que refleja las relaciones entre los humanos y el Sistema Solar. Veamos en el siguiente reportaje que ayuda nos puede proporcionar las astrología en nuestra vida cotidiana”.

Narradora (Cristina Hernández): “En el Sistema Solar, los planetas se mueven todo el tiempo y eso produce cierta vibracion energética. Nuestro nacimiento sucede en un momento dado dentro de esos movimientos planetarios. Según la astrología, eso influye en nuestra vida, pues llevamos en nosotros la vibración energética del momento en que nacimos”.

Astróloga (Martina Carutti): “Somos cualidades energéticas. Tenemos un cuerpo energético, además del cuerpo físico. Ese cuerpo energético tiene determinadas cualidades y en general las desconocemos porque nuestra conciencia se identifica con algunas de esas cualidades. Entonces, yo voy a organizar mi personalidad con algunas cualidades energéticas y no con todas las cualidades energéticas que tengo como potencial. Pero, de todas maneras, como esas energías tienen que manifestarse en mi vida, porque forman parte de mi campo energético, aparecen en las experiencias que tengo, las personas con las que me rodeo”.

Narradora (Cristina Hernández): “Martina Carutti creció entre astrólogos. Es hija del famoso astrólogo argentino Eugenio Carutti. Su abuela también era astróloga. Ella, además de psicóloga, aprendió la astrología y ayuda a las personas mediante la interpretación de su carta astral a que encuentren una manera más amplia de mirar lo que les está sucediendo y descubran cualidades desconocidas de su persona que les están condicionando sin que sean conscientes de ello”.

Astróloga (Martina Carutti): “La carta natal es un mapa de cómo estaba el Sistema Solar en el momento del nacimiento y, con ese mapa, conociendo el lenguaje de la astrología, conociendo esos símbolos, yo puedo saber cuál es, por ejemplo, tu potencial energético. El planeta Marte tiene una cualidad, que es la del impulso, la decisión, la fuerza, por ejemplo. El planeta Venus tiene una cualidad de apertura, la receptividad, el encuentro con el otro, por ejemplo. Entonces, cuando yo nací, el planeta Venus estaba en una determinada posición en el Sistema Solar; el planeta Marte estaba en otra posición en el Sistema Solar… Y eso hace que en ese momento de mi nacimiento, en el campo, en el espacio, hubiera un determinado tipo de cualidades. Es decir, la cualidad de la fuerza, el impulso, la decisión, y la cualidad de la receptividad y la apertura estaban, por ejemplo, fuertemente presentes”.

Narradora (Cristina Hernández): “Como las células, que no tienen conciencia de que forman parte de un cuerpo, se diría que los humanos formamos parte de una red, como si fuera un tejido, que es el Universo. Hay una interconexión entre todas las partes y hasta los pensamientos pueden generar movimientos en otras zonas de la red, como los movimientos de las estrellas o la Luna generan movimientos en nosotros a modo de espejo y en un intercambio de información”.

Astróloga (Martina Carutti): “Tenemos que abrirnos a la posibilidad de pensar y de sentir que, de alguna extraña y misteriosa manera, estamos los seres humanos relacionados íntimamente con los planetas y las estrellas que nos parecen algo tan lejano y que no tiene nada que ver con nosotros”.

Narradora (Cristina Hernández): “Para la astrología, nuestra mente tecnológica tiene una forma de actuar que nos hace sentirnos separados del resto del sistema. Su único fin es manipular objetos y el entorno en una lucha depredadora por la propia supervivencia”.

Astróloga (Martina Carutti): “Que somos un sistema no es algo que está despierto en nosotros. Me parece que esto trae casi todos los conflictos que tenemos y, en este sentido, creo que la astrología puede humildemente aportar una mirada nueva. Porque, realmente, si nos adentramos en el conocimiento de la astrología, la evidencia de que estamos interconectados es muy fuerte”.

Narradora (Cristina Hernández): “Dice Martina Carutti que algunas cualidades del Universo, como la cualidad vibratoria del amor, no se están manifestando como es debido. Cree que quizá la especie humana no haya evolucionado del todo todavía y tiene que hacerlo hasta que se desarrolle la comprensión de que estamos todos vinculados y de que el mal que hacemos al prójimo nos lo estamos haciendo a nosotros mismos”.

¡Qué vergüenza! ¡Que dejen de financiar este tipo de basura con nuestros impuestos!

 

¿Una mujer se esfuma en un aeropuerto? Va ser que no

Este vídeo ha sido una de las sensaciones de las redes sociales en los últimos días. Durante una entrevista en directo en la zona de recogida de equipajes del aeropuerto de Copenhague para el programa SportsCenter de la cadena danesa Tv 2, parece esfumarse ante la cámara una mujer rubia que se encuentra en segundo plano delante de un banco. No hay truco. El vídeo no está manipulado. La mujer cambia unas palabras con otra, morena, gira la cabeza hacia su interlocutora y… desaparece. Ya ha habido quien lo ha vendido como fenómeno paranormal sin reparar -¿para qué?- en que nadie de los que están en el lugar parece sorprendido. La explicación es muy sencilla: la mujer rubia se va siguiendo a su conocida, que sale de la escena por el ángulo inferior izquierdo tapando a la protagonista. Sólo hace falta pararse a pensar un poco. Muy, muy poco. Es algo siempre recomendable: si nos paráramos a pensar más, no nos engañarían tan fácilmente todo tipo de charlatanes.