About Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.

Posts by Luis Alfonso Gámez:

Noches de verano a la caza de platillos volantes

El sueño de todo participante en una ‘Alerta ovni’. 

“Vosotros estaréis con Leopardo en el puesto de observación del Balcón de Bizkaia”, nos indicaron. “Mejor no, porque seguro que tiene un encuentro en la tercera fase”, respondimos mi amigo Ángel Rodríguez y yo. Eran mediados de los años 80. Nos encontrábamos en la Margen Izquierda en una reunión de planificación en Bizkaia de una Alerta ovni, una noche de vigilancia del cielo para intentar ver platillos volantes. Allí todos éramos unos bichos raros, empezando por los convocantes, el Grupo de Radioaficionados Ufológicos de Euskadi (GRUE). Pero mi amigo y yo lo éramos más que nadie. Representábamos a un colectivo extraño dentro de la ya de por sí exótica comunidad ufológica, un grupo que pedía pruebas a quienes afirmaban que nos visitaban extraterrestres y que fue el germen del movimiento escéptico español. Pero esa es otra historia…

Sigue en el diario El Correo (suscripción).

El racismo de los alienígenas ancestrales

Imagen: History.

“¡Cómo pudieron hacer algo así aquellos pobres desgraciados! ¡Pero si eran prácticamente analfabetos!”. Es lo que piensa el creyente medio en los alienígenas ancestrales. Niega, por ejemplo, que los nazcas trazaran los geoglifos del desierto peruano y que los antiguos egipcios construyeran las pirámides de la meseta de Guiza. Como ignora cómo hicieron nuestros antepasados esos y otros monumentos, da por hecho que precisaron de la ayuda de atlantes o extraterrestres. No en vano, lo ha leído desde hace décadas en los libros de Erich von Däniken, Zecharia Sitchin, Robert Charroux, Peter Kolosimo, Jaques Bergier, Andrew Tomas y otros autores cuyos textos rezuman ignorancia, pero también un racismo en ocasiones bastante burdo… 

Sigue en el diario El Correo (suscripción).

Lo de las ‘fake news’ no es de ahora

“¡Qué escándalo! He descubierto que aquí se miente”, alertaron a toque de silbato algunos analistas políticos tras el referéndum del Brexit del 23 de junio de 2016. Poco después, lo volvieron a hacer a consecuencia de la victoria electoral de Donald Trump el 8 de noviembre del mismo año y, ya en España, tras la consulta ilegal sobre la independencia de Cataluña del 1 de octubre de 2017. Vivimos rodeados de gente que, como el capitán Renault de Casablanca, de pronto se ha dado cuenta de que hay individuos y colectivos que crean y difunden mentiras, medios de comunicación que las amplifican y gente que se las cree. En algunos casos, los mismos medios que nos previenen frente a algunos engaños son los que propagan otros…

Sigue en la revista Muy Interesante (Nº 458, julio de 2019).

El planeta de las pirámides

De izquierda a derecha y de arriba abajo, la Gran Pirámide (Egipto), el Templo de las Inscripciones de Palenque (México), la Tumba del General (China) y una de las pirámides de Güímar (Tenerife, España). Fotos: Nina-no / Jan Harenburg / Bart0278 / Pedro Ximénez.
De izquierda a derecha y de arriba abajo, la Gran Pirámide (Egipto), el Templo de las Inscripciones de Palenque (México), la Tumba del General (China) y una de las pirámides de Güímar (Tenerife, España). Fotos: Nina-no / Jan Harenburg / Bart0278 / Pedro Ximénez.

La Tierra es un planeta de pirámides. Las hay desde hace al menos 4.900 años, cuando los elamitas construyeron el zigurat de Sialk en lo que hoy es la ciudad iraní de Kashan. Tres siglos más tarde, había estructuras de ese tipo en el valle de Supe (Perú) y en Saqqara (Egipto), separadas por más de 12.000 kilómetros. Mucho después, las empezaron a levantar los mayas; a finales del siglo III antes de la era común (aec), los chinos; y, poco antes del Descubrimiento, los aztecas. La presencia de monumentos similares en culturas tan dispares y alejadas entre sí sorprende a mucha gente y ha dado lugar a interpretaciones de todo tipo. Extraterrestres incluidos, por supuesto…

Sigue en el diario El Correo (suscripción).