About Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.

Posts by Luis Alfonso Gámez:

Los extraterrestres de la perestroika

Los niños que, según la prensa de 1989, protagonizaron el avistamiento y recreación de parte del incidente.

“Una localidad rusa atestigua haber recibido la visita de extraterrestres”, contaba El Diario Vasco en su primera página el martes 10 de octubre de 1989. “Extraterrestres gigantes aterrizan en la URSS”, aseguraba en su portada El Independiente. “Científicos soviéticos confirman la presencia de un ovni en la ciudad de Voronezh”, decía Egin en páginas interiores. “Los extraterrestres hicieron desaparecer momentáneamente a uno de los testigos”, informaba Abc al día siguiente. “La difusión del presunto aterrizaje de ‘ovnis’ en Voronezh pone fin al silencio en torno a lo sobrenatural en la URSS”, sentenciaba El Correo el 12 de octubre…

Sigue en el diario El Correo (suscripción).

La conspiración lunar toma este sábado el Muncyt de Alcobendas

Fotograma de ‘Capricornio Uno’, de Peter Hyams.

El Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (Muncyt) acogerá el sábado en Alcobendas la sesión De la Tierra a la Luna: desmontando mitos, dentro del ciclo Un satélite de cine, que se enmarca en el contexto del programa MOONCYT con el que la institución conmemora los 50 años del Apolo 11. El acto se celebrará a partir de las 18 horas en el auditorio de la sede del Muncyt en Alcobendas (c/ Pintor Velázquez, s/n), y la entrada será libre hasta completar aforo. La sesión consistirá en la proyección de Capricornio Uno (1977), película de Peter Hyams sobre una fallida misión tripulada a Marte, y mi charla ¿Pero de verdad llegamos a la Luna? En mi exposición hablaré de los orígenes y la historia de la conspiración lunar, y contaré detalles que pocos conocen, además de reivindicar a un personaje clave sorprendentemente ignorado. Mucha gente cree que los alunizajes fueron montajes. ¿Cuánta? Mi impresión es que cada vez más y, por eso, me alegra que una entidad como el Muncyt dedique una jornada a este asunto, además de sentirme muy honrado por la invitación.

El loco origen de la guerra psíquica

La realidad a veces supera a la mejor ficción. Un ejemplo es Los hombres que miraban a las cabras (2004), el libro del periodista galés Jon Ronson cuya adaptación cinematográfica de 2009 protagonizan George Clooney y Ewan McGregor: altos mandos militares que se lanzan a la carrera contra paredes con la intención de atravesarlas y con el resultado previsible; individuos que, encerrados en una habitación, intentan ver con sus superpoderes lo que sucede a miles de kilómetros de distancia; otros que se sientan delante de cabras e intentan matarlas con la mirada… Todas esas locuras no han salido de la imaginación de un novelista o un guionista de Hollywood. Han ocurrido en el mundo real. En la segunda mitad del siglo XX, Estados Unidos y la Unión Soviética se enzarzaron en una carrera por integrar los poderes paranormales en su arsenal militar. Lo que se conoce como la guerra psíquica…

Sigue en la revista Muy Interesante (Nº 463, diciembre de 2019).

Charles Fort, el inventor de lo paranormal

Charles Fort persiguió a un extraño asesino por Nueva York en un cómic publicado en 2002. Imagen: Dark Horse.

“Pienso que pertenecemos a algo. Que antiguamente la Tierra era una especie de tierra de nadie que otros mundos exploraron, colonizaron y se disputaron”, escribió hace cien años Charles Fort en El libro de los condenados (1919), obra dedicada a fenómenos ignorados o rechazados por la ciencia. Lluvias de ranas y piedras, luces extrañas en el cielo, poltergeists, restos arqueológicos que no cuadran con la Historia que nos han contado… Todo lo que hoy los traficantes de misterios, como los llamaba Carl Sagan, explotan en sus artículos, libros y programas de radio y televisión…

Sigue en el diario El Correo (suscripción).

Los astros ponen la credibilidad de ‘El Español’ a la altura de la de ‘Cuarto milenio’

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sellaron el 12 de noviembre su pacto de gobierno con un abrazo. Foto: Efe.

Nada de leerse el texto del preacuerdo de pacto entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para un gobierno de coalición. Nada de analizar las posibles salidas que tenían ante sí los dos firmantes tras unas elecciones en las que se ha disparado la ultraderecha y ellos han ido a la baja. Nada. Es mucho más divertido lo que ha hecho El Español, llamar a una adivina para ver qué dicen las estrellas y los números. No consta que para la elaboración del estudio hayan sacrificado a algún pobre bicho y hayan examinado sus entrañas -que tradicionalmente era lo suyo en estos casos-, aunque tampoco se asegura al pie del texto eso tan hollywoodiense de que “ningún animal ha resultado herido durante el rodaje de esta película”. Eso sí, la credibilidad de El Español ha quedado a la altura de la de Cuarto milenio.

La autora de las predicciones -es decir, la bruja- es Victoria Vélez. Se presenta en su web como licenciada en Ciencias Biológicas por la Universidad Complutense de Madrid, pero es mucho más que eso. A saber: naturópata, osteópata sacrocraneal, kinesióloga holística, cristaloterapeuta, experta en medicina cuántica y en diagnóstico a través del aura y los chakras, gemoterapeuta, radiestesista, acupuntora y canalizadora de la energía universal, entre otras prácticas exóticas. A la hora de vislumbrar el futuro del pacto de gobierno, dice que se ha basado principalmente en la astrología occidental y la numerología esotérica, aunque también ha usado la psicología transpersonal, que, según explica en el reportaje, “busca la verdadera esencia de las personas, y que tiene una forma de combinar diferentes técnicas, entre ellas, la astrología occidental y la oriental, la cábala, el I Ching, los chakras, la medicina cuántica, la genética y la bioquímica”.

¿Y qué dice de la viabilidad del pacto después de un trabajo tan sesudo? Pues que Sánchez e Iglesias son como el agua y el aceite, y que “todo puede irse al traste”. Por si usted todavía pensaba que había química, no explosiva, entre ambos líderes y que el gobierno de coalición era cosa hecha tras el fotográfico abrazo del 12 de noviembre. Además, salpimentando su discurso con referencias astrológicas -“no se fían el uno del otro, ya que el pacto surge con una oposición Sol-Plutón” y “el pacto surge con misterios y secretos, ya que el Sol está en Escorpio”-, la vidente concluye que “la durabilidad del pacto y del consenso entre ambos dependerá de lo que se traigan entre manos para conseguir mayor poder. Y, gracias a ello, tal vez sea más fácil que aguanten juntos, si es que no hay algún desencuentro forzado por alguno de los dos”. Vamos, que puede que la sociedad dure y puede que no. Eso podía haberlo dicho yo, claro que sin apoyos planetarias.

Una chifladura muy extendida

Lo sorprendente de esta historia no es que la astrología o cualquier otra mancia bendiga o condene un pacto de gobierno, sino que un medio de comunicación recurra a una bruja para ver si un acuerdo entre dos líderes políticos tiene futuro. ¡Ni que viviéramos en tiempos de la Antigua Roma! Algo pasa con los procesos electorales en España que hace que haya periodistas que levanten la mirada al cielo, consulten la bola de cristal o pidan análisis de la caligrafía de los candidatos. La grafología suele, por cierto, llamar también la atención de los medios cuando de criminales se trata. Violento, sádico y rencoroso es El Chile, el asesino de Diana Quer, según un análisis de su firma hecho para para Abc por la grafóloga María Mercedes Sánchez, para quien la de Pedro Sánchez revela que es “testarudo, obsesivo y narcisista”.

Por mucho que la mona se vista de seda, mona se queda. Y la grafología, la practique quien la practique, es solo una arte adivinatoria que merece tanto crédito como la lectura de los pocos del té o de las entrañas de un animal y que no ha de confundirse con el peritaje caligráfico, que es una técnica seria. Lamentablemente, la candidez periodística no conoce límites, y cabeceras de prestigio hacen de vez en cuando publicidad de charlatanes que nunca debían haber salido del submundo paranormal. El diario El País dedicó el 26 de junio de 2016, domingo que los españoles dieron en las urnas la última victoria electoral a Mariano Rajoy, media página a la siempre risible Esperanza Gracia -“Si hay algo que te inquieta, te atormenta o te perturba…”-, en la que la adivina concluía que “algo pasará que desbloqueará la situación (política) en algún sentido”. Ya ven cómo estamos tres años y medio después. Claro que, como Gracia no daba fecha para el desbloqueo, igual es cuestión de seguir esperando, como pasaba con las predicciones de las muertes del papa Wojtyla y de Fidel Castro en los años 80.

La credulidad astrológica y grafológica no es algo reciente en los medios cuando hablamos de política. En febrero de 2004, Telecinco emitió en paralelo dos entrevistas de Olga Viza a Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero, previas a las elecciones del 14 de marzo, en las que la periodista preguntó a ambos candidatos por su signo del Zodiaco. Siete años antes El País publicó un perfil de Joaquín Almunia, entonces secretario general del PSOE, en el que destacaba que era géminis, como si ese fuera un dato relevante. Un grafólogo explicó en 2011 en La Vanguardia lo que revelaban las firmas de Rajoy, Alfredo Pérez Rubalcaba y Josep Antoni Duran i Lleida acerca de la personalidad de esos tres candidatos a las elecciones del 20 de noviembre de aquel año. Y un año antes el grafólogo Germán Belda contaba en El País Semanal que las efes de Franco, Hitler, Mussolini, Pinochet y Stalin revelan su crueldad.