Los extraterrestres invaden ‘Órbita Laika’

Vuelve Órbita Laika. Esta noche (22 horas) regresa a La 2 el ya veterano programa de ciencia con un nuevo formato, conductor y colaboradores. Cada entrega estará dedicada a un tema y el del estreno serán los extraterrestres. Y, claro, no hay programa sobre alienígenas que se precie sin ovnis. De ellos hablaré, en calidad de invitado, con el matemático el conductor del programa, Eduardo Sáenz de Cabezón. Espero que la conversación que tuvimos les resulte interesante y que se lo pasen tan bien  viéndola como me lo pasé yo en el plató, porque, como ya saben, me apasiona el tema ovni. Para que vayan calentando motores, les dejó aquí la entrega sobre el origen de los platillos volantes de la sección El archivo del misterio, en la segunda temporada de Órbita Laika, allá por 2015.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.

Únete a la conversación

8 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Un polvo mal echado en la playa. Una pareja se viste como puede, de madrugada, intercambiándose una linternita. Al fondo, un barco arenero hace su trabajo nocturno. Y una vez obtenido un aspecto decente, al hotel “a registrarse como dos alemanes”. Los extraterrestres de Conil.

    1. En ese caso no deberían tener ninguna dificultad para escribir en español o al menos en inglés. ¿Para qué harían entonces señales en los cultivos?

      1. Pienso que podrían comunicarse en cualquier lengua del mundo. Lo de los cultivos es una forma de expresar conocimientos e información de una manera más simbólica y quizás matemática. De hecho en el asunto Ummo, los supuestos ummitas (para mí hay mucho de verdad en el asunto) mandaban cartas en francés y español. No creo que sus todos sus conocimientos sean expresables en las lenguas del planeta y ni siquiera con todo nuestro bagaje científico y matemático, aunque si ellos quieren pueden ponerse a nuestro nivel de comprensión. Eso es lo que pienso.

  2. Buen programa, en el que destacan las entrevistas a Gámez y a Fernando Ballesteros. Este último explicó que un mensaje comprensible para los alienígenas debería apoyarse en la matemática básica. O sea, que el mensaje deberá llevar incorporado un minidiccionario basado en los conceptos matemáticos que toda civilización avanzada conocerá necesariamente.

      1. ¿Viajan años luz para venir a la Tierra, dejan mensajes en los cultivos y se vuelven a su planeta sin que los vea nadie? No tiene sentido.

      2. Dar credibilidad a los dibujitos en los sembrados como mensajes genuinos de extraterrestres,solo puede tener cabida en cerebros con una edad mental de trece años (a lo sumo).