Quitan el logo de la Universidad de Castilla-La Mancha de un seminario espiritista tras quejas del profesorado

Los vendedores de misterios recurren en España desde hace tiempo a subterfugios para rodearse de un halo universitario de credibilidad. Sea mediante invitaciones de asociaciones de alumnos -como en el caso del conspiranoico Rafael Palacios en la Universidad de Valencia– o el alquiler o cesión de instalaciones -como en el homenaje a Fernando Jiménez del Oso en la Universidad Carlos III-, la anticiencia y la superstición se sirven tramposamente cada dos por tres del nombre de alguna universidad. Rara es, sin embargo, la ocasión en que desde la institución académica implicada alguien emprende acciones para frenar un despropósito de ese tipo y que no se repita en el futuro.
Por eso, es de alabar el compromiso con el pensamiento crítico, con la razón, de que han hecho gala varios docentes de la Universidad de Castilla-La Mancha tras enterarse de que su centro va acoger la semana que viene en Albacete un seminario espiritista a cargo de la médium y vidente Marilyn Rossner, que contactará en vivo con el Más Allá, y el parapsicólogo Raymond Moody, autor del superventas paranormal Vida después de la vida (1976). Varios catedráticos se han dirigido a las autoridades académicas alarmados por la promoción de la superchería en un recinto universitario y pidiendo la cancelación del acto. Fernando Cuartero, catedrático de Lenguajes y Sistemas Informáticos y subdirector académico del vicerrectorado de Investigación, le ha dirigido al vicerrector del campus de Albacete las siguiente carta, que reproduzco con autorizacion:

Estimado vicerrector,

Ha llegado a mi conocimiento, a través del periodista Luis Alfonso Gámez, de El Correo Digital, que en la UCLM, y en el campus de Albacete se celebrará una especie de curso o charlas sobre “experiencias cercanas a la muerte”, espiritismo y otras mandangas que se enclavan en lo que es pura pseudociencia y charlatanería, algo completamente impropio de una institución científica y seria como es una universidad, y cuyo enlace te pongo a continuación.

Como vicerrector del Campus, y máximo responsable de estas actividades, quiero manifestarte mi total desaprobación a este tipo de actos, como también a sesiones de astrología, quiromancia, videncias, y otras supercherías que no deben tener cabida en una sede como la nuestra.

Cuenta el periodista que la participación de la UCLM se limita, según un portavoz de la institución, a la cesión del local previo alquiler. Puede ser, conozco el funcionamiento del sistema y sé que es perfectamente posible que peticiones de todo tipo puedan colarse, por falta de los adecuados medios de control. No obstante, estoy seguro de que debe existir una cláusula de salvaguarda de la imagen de la institución para evitar este tipo de acciones, que sólo buscan publicidad que las prestigie. Deben existir, pues no puedo imaginarme, por ejemplo, que se amparase la realización de actos de naturaleza racista o xenófoba, por ejemplo, por meras cuestiones de índole administrativa. Por tanto, insisto en transmitirte mi total reprobación, y me permito rogarte que se intente su cancelación.

En cualquier caso, si eso no fuera posible, sí que me parece un insulto que en la publicidad de la misma ponga que “Colabora la UCLM”. Un insulto doloroso.

El logotipo de la Universidad de Castilla-La Mancha, entre los de los organizadores del congreso espiritista.

¿Es eso cierto? Si es así, ¿en qué medida? Y, si no lo es, ¿por qué hacen uso de la imagen de la UCLM de manera indebida? Aquí me permito recordarte que es eso precisamente lo que buscan. Este tipo de vulgares estafadores, por el módico pago de unas tasas, obtienen, mediante una mala práctica, un pretendido amparo académico que es completamente falso. Y, en cualquier caso, si han hecho un uso indebido de nuestra imagen, me parece que es otro motivo para cancelar el acto, acreditada su mala fe, o al menos exigirles de manera inmediata que cesen en ese uso. Me permito hacerte notar que, el mero hecho de que el que la universidad ceda sus instalaciones, y que además aparezca como colaborador del evento, va a transmitir la impresión de que de algún modo la UCLM da credibilidad a este tipo de actividades, con todo lo que ello supondría para la imagen de la universidad, y sea o no cierto que se otorga ningún tipo de aval.

Y, ya puestos, comentar que también en el paraninfo se realiza la emisión del programa Espacio en Blanco, donde se defiende la existencia del agua imantada, los poderes de las pirámides y otras muchas supercherías por el estilo. No sé hasta que punto se podrá tener control sobre esto, pero ¿en verdad queremos que el nombre y la imagen de la UCLM aparezcan asociados a este tipo de cosas? El próximo paso será hacer el horóscopo oficial para todo el personal de la universidad por el astrólogo de plantilla de la universidad previsto en la RPT. Todo se andará.

Un fuerte y escéptico abrazo,

Fernando Cuartero

El logotipo de la UCLM ya no está en la página del II Seminario Vida después de la Vida.El efecto inmediato de esta misiva y otras que ha recibido el vicerrector del campus de Albacete ha sido la desaparición del logotipo de la UCLM de la página del II Seminario Vida después de la Vida, donde la institución académica figuraba hasta ayer como colaboradora del acto y ahora ya no. Hace más de una semana, un portavoz del centro me negó que éste colaborase en el evento, a pesar de lo cual aparecía como tal en la web de los organizadores. Ignoro si ese uso del logotipo ha sido ilícito o si alguien en la universidad metió al pata. También ignoro si la institución dispone de margen de maniobra para cancelar la celebración de este acto pseudocientífico en sus instalaciones. ¡Ojalá sea posible! Si no, espero que, por lo menos, se tomen las medidas oportunas para que algo así no se repita. Si la UCLM revisa sus sistema de cesión de sus instalaciones, podrá disponer de los medios necesarios para impedir en el futuro que su nombre se vea asociado con el oscurantismo, algo que deberían hacer todas las universidades españolas.