Experiencias cercanas a la muerte

Vinculan los ‘viajes astrales’ a la inestabilidad neuronal y los errores en la representación mental del cuerpo

El psicólogo Jason Braithwaite. Foto: AFPUn grupo de científicos de la universidades inglesas de Birmingham, Nottingham y Hull, dirigido por el psicólogo cognitivo Jason Braithwaite, asegura, en el último número de la revista Cortex, que las experiencias extracorporales (OBE) o viajes astrales están relacionados con la inestabilidad en los circuitos neuronales de los lóbulos temporales y errores en la representación mental del propio cuerpo. Las OBE suelen asociarse a migrañas, epilepsia y psicopatologías; pero también se dan en individuos sanos. El estudio, que ha sido financiado en parte por los Escépticos de Reino Unido, pretendía averiguar qué es lo que ocurre en el cerebro de alguien sano que vive una de estas experiencias.

En la OBE típica -que forma parte tanto de los viajes astrales como de las Experiencias Cercanas a la Muerte (NDE)– el protagonista tiene la sensación de estar fuera del cuerpo en un entorno tridimensional indistinguible de la realidad. Ligada a algunas patologías, al consumo de alucinógenos y a situaciones de estrés en las que la vida está en juego, se calcula que entre el 10% y el 15% de la población sana experimenta una OBE alguna vez. “Investigaciones recientes de las neurociencias cognitivas sugieren que las alucinaciones no son necesariamente indicativas de, o están restringidas a, una psicopatología encubierta”, indican los autores al respecto.

Braithwaite, del Centro de Ciencias del Comportamiento del Cerebro de la Universidad de Birmingham, y sus colaboradores han comparado a un grupo de estudiantes universitarios propensos a sufrir OBE con otro formado por sujetos no proclives a ese tipo de vivencia. Y lo que han descubierto es que en los primeros se dan más anomalías perceptivas asociadas con la inestabilidad neuroeléctrica en los lóbulos temporales y errores en la representación cerebral del cuerpo. Además, los sujetos propensos a las OBE son menos hábiles a la hora de realizar una tarea mental que les obliga a adoptar la perspectiva de una figura que ven en una pantalla de ordenador, una perspectiva diferente a la suya. Estos resultados son, concluyen los investigadores, “consistentes” con la idea de que las OBE son consecuencia de alteraciones en el funcionamiento cerebral que provocan apagones en la sensación de estar en el cuerpo y del yo.

Cuelgan fotos del techo de urgencias para probar la realidad de las experiencias cercanas a la muerte

Un equipo de médicos está llevando a cabo un sencillo experimento para comprobar la realidad de las llamadas experiencias extracorporales (OBE) o experiencias cercanas a la muerte (NDE): han colgado fotos del techo de las salas de urgencias de 18 hospitales de EE UU y Reino Unido. Las imágenes están suspendidas boca arriba, de tal manera que sólo pueden verse desde el techo, desde dónde dicen que se han visto a sí mismos quienes aseguran haber vivido una de estas experiencias. “Ponemos estas fotos como marcadores objetivos”, explicaba a The Wall Street Journal a finales de octubre el médico Sam Parnia, experto en cuidados intensivos y líder del grupo de investigadores.La iniciativa forma parte del llamado Proyecto AWARE, en el que participan médicos de centros sanitarios de Europa y Norteamérica que están usando “las últimas tecnologías para estudiar el cerebro y la conciencia durante el paro cardiaco”. Al mismo tiempo, se explica en la web de la Fundación Nour -una de las entidades que financian el estudio-, “ponen a prueba la validez de las experiencias extracorporales, y los testimonios de quienes dicen ser capaces ver y escuchar cosas durante la parada cardiaca, mediante el uso de imágenes ocultas, generadas al azar, visibles únicamente desde puntos de vista elevados”.

¿Vuelta a la vida o alucinación?

Experiencias extracorporales. Ilustración: Iñaki Cerrajería.El responsable del Projecto AWARE es Parnia, director del Proyecto Conciencia Humana de la Universidad de Southampton. La iniciativa se puso en marcha en septiembre de 2008 y el investigador espera publicar los primeros resultados respecto a las OBE a finales de 2011 o principios de 2012. La investigación se está llevando a cabo en 18 hospitales en los que, durante el experimento, habrán ingresado por haber sufrido un ataque cardiaco unos 15.000 pacientes, de los que cerca de 1.500 habrán tenido que ser resucitados.

Como entre el 10% y el 20% de quienes pasan por el proceso de resucitación recuerdan haber salido fuera de su cuerpo y visto un túnel de luz o, desde las alturas, cómo los médicos intentan reanimarles, cabe suponer que Parnia y sus colaboradores contarán con varios cientos de testimonios de ese estilo. “¿Ve la gente cosas desde el techo [durante las OBE]? ¿O es todo una ilusión? Esto es esencialmente de lo que va el experimento”, explicaba el médico hace un mes a Alex Tsakiris en Skeptiko. Para comprobarlo, han colgado encima de las camas de las salas de urgencias fotografías sólo visibles desde el techo. “Si después de 36 meses, ni uno de los cientos de pacientes que aseguran haber salido fuera del cuerpo puede decirnos lo que ha visto en una de esas imagenes, entonces tendremos que considerar que estas historias no son más que ilusiones”, escribía Parnia hace dos años en la BBC.

Este investigador cree, no obstante, que las NDE pueden ser reales y “abrir un nuevo campo de investigación científica”. Eso implicaría tirar a la basura todo lo que se sabe de la mente humana, desde su radicación en el cerebro hasta su desaparición tras la muerte, y apostar por el religioso concepto de alma y la trascendencia humana. Se trata de una cuestión de fe, como ha dejado claro Diane Corcoran, presidenta de la Asociación Internacional para los Estudios Cercanos a la Muerte al decir: “Siempre hay escépticos, pero hay millones de experimentadores que saben lo que les ha pasado y a los que nos les importa lo que otros digan”. Amén.

Las investigaciones serias hechas hasta ahora sobre las OBE o NDE, también conocidas como viajes astrales, apuntan a causas fisiológicas como el origen del fenómeno, lo que explicaría su aparente universalidad cultural. Así, un estudio publicado en abril en la revista Critical Care apunta a que las NDE pueden deberse a un alto nivel de dióxido de carbono en sangre. “Hemos descubierto que, en aquellos pacientes que experimentan el fenómeno, los niveles de dióxido de carbono en sangre son bastante más altos que en quienes no lo experimentan”, aseguraba hace seis meses Zalika Klemenc-Ketis, de la universidad eslovena de Maribor, tras analizar los casos de 52 pacientes resucitados, de los que 11 habían vivido experiencias extracorporales.

Dan Brown y sus desvaríos y el espiritismo universitario, en Punto Radio Bilbao

Almudena Cacho y yo hablamos el 28 de octubre en Protagonistas Bizkaia, en Punto Radio Bilbao, sobre Dan Brown y sus desvaríos pseudocientíficos y el seminario espiritista de la Universidad de Castilla-La Mancha, en la tercera entrega del curso 2009-2010 del espacio que la emisora de Vocento dedica semanalmente al pensamiento crítico.

Suspendida la emisión de ‘Espacio en Blanco’ desde la Universidad de Castilla-La Mancha en Albacete

Anuncio de la emisión de ‘Espacio en Blanco’ desde la Universidad de Castilla-La Mancha en Albacete.

La emisión del programa de radio esotérico Espacio en Blanco desde el paraninfo de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) en Albacete, prevista para la noche del sábado, se ha suspendido. El acto formaba parte del II Seminario Vida después de la Vida, en el que participarán la médium Marilyn Rossner, que se pondrá en contacto con el Más Allá, y el parapsicólogo Raymond Moody, que hablará sobre las experiencias cercanas a la muerte (ECM). “Por motivos ajenos a la organización del Seminario y a la dirección del programa Espacio en Blanco, se suspende la realización del programa desde Albacete, tal y como estaba previsto”, se informa en la web del evento. La celebración del encuentro espiritista en el paraninfo albaceteño de la UCLM ha provocado quejas entre el profesorado del centro por el carácter anticientífico y supersticioso del acto, lo que se plasmó hace unos días en la retirada del logotipo de la institución académica del anuncio del evento. Los organizadores presentaban en Internet a la Universidad como colaboradora del encuentro, cuando desde la UCLM se negaba tal colaboración y se aducía que simplemente se había cedido el paraninfo previo alquiler, como se hace para otros actos sin que ello suponga ningún tipo de apoyo de la institución.

Quitan el logo de la Universidad de Castilla-La Mancha de un seminario espiritista tras quejas del profesorado

Los vendedores de misterios recurren en España desde hace tiempo a subterfugios para rodearse de un halo universitario de credibilidad. Sea mediante invitaciones de asociaciones de alumnos -como en el caso del conspiranoico Rafael Palacios en la Universidad de Valencia– o el alquiler o cesión de instalaciones -como en el homenaje a Fernando Jiménez del Oso en la Universidad Carlos III-, la anticiencia y la superstición se sirven tramposamente cada dos por tres del nombre de alguna universidad. Rara es, sin embargo, la ocasión en que desde la institución académica implicada alguien emprende acciones para frenar un despropósito de ese tipo y que no se repita en el futuro.

Por eso, es de alabar el compromiso con el pensamiento crítico, con la razón, de que han hecho gala varios docentes de la Universidad de Castilla-La Mancha tras enterarse de que su centro va acoger la semana que viene en Albacete un seminario espiritista a cargo de la médium y vidente Marilyn Rossner, que contactará en vivo con el Más Allá, y el parapsicólogo Raymond Moody, autor del superventas paranormal Vida después de la vida (1976). Varios catedráticos se han dirigido a las autoridades académicas alarmados por la promoción de la superchería en un recinto universitario y pidiendo la cancelación del acto. Fernando Cuartero, catedrático de Lenguajes y Sistemas Informáticos y subdirector académico del vicerrectorado de Investigación, le ha dirigido al vicerrector del campus de Albacete las siguiente carta, que reproduzco con autorizacion:

Estimado vicerrector,

Ha llegado a mi conocimiento, a través del periodista Luis Alfonso Gámez, de El Correo Digital, que en la UCLM, y en el campus de Albacete se celebrará una especie de curso o charlas sobre “experiencias cercanas a la muerte”, espiritismo y otras mandangas que se enclavan en lo que es pura pseudociencia y charlatanería, algo completamente impropio de una institución científica y seria como es una universidad, y cuyo enlace te pongo a continuación.

Como vicerrector del Campus, y máximo responsable de estas actividades, quiero manifestarte mi total desaprobación a este tipo de actos, como también a sesiones de astrología, quiromancia, videncias, y otras supercherías que no deben tener cabida en una sede como la nuestra.

Cuenta el periodista que la participación de la UCLM se limita, según un portavoz de la institución, a la cesión del local previo alquiler. Puede ser, conozco el funcionamiento del sistema y sé que es perfectamente posible que peticiones de todo tipo puedan colarse, por falta de los adecuados medios de control. No obstante, estoy seguro de que debe existir una cláusula de salvaguarda de la imagen de la institución para evitar este tipo de acciones, que sólo buscan publicidad que las prestigie. Deben existir, pues no puedo imaginarme, por ejemplo, que se amparase la realización de actos de naturaleza racista o xenófoba, por ejemplo, por meras cuestiones de índole administrativa. Por tanto, insisto en transmitirte mi total reprobación, y me permito rogarte que se intente su cancelación.

En cualquier caso, si eso no fuera posible, sí que me parece un insulto que en la publicidad de la misma ponga que “Colabora la UCLM”. Un insulto doloroso.

El logotipo de la Universidad de Castilla-La Mancha, entre los de los organizadores del congreso espiritista.

¿Es eso cierto? Si es así, ¿en qué medida? Y, si no lo es, ¿por qué hacen uso de la imagen de la UCLM de manera indebida? Aquí me permito recordarte que es eso precisamente lo que buscan. Este tipo de vulgares estafadores, por el módico pago de unas tasas, obtienen, mediante una mala práctica, un pretendido amparo académico que es completamente falso. Y, en cualquier caso, si han hecho un uso indebido de nuestra imagen, me parece que es otro motivo para cancelar el acto, acreditada su mala fe, o al menos exigirles de manera inmediata que cesen en ese uso. Me permito hacerte notar que, el mero hecho de que el que la universidad ceda sus instalaciones, y que además aparezca como colaborador del evento, va a transmitir la impresión de que de algún modo la UCLM da credibilidad a este tipo de actividades, con todo lo que ello supondría para la imagen de la universidad, y sea o no cierto que se otorga ningún tipo de aval.

Y, ya puestos, comentar que también en el paraninfo se realiza la emisión del programa Espacio en Blanco, donde se defiende la existencia del agua imantada, los poderes de las pirámides y otras muchas supercherías por el estilo. No sé hasta que punto se podrá tener control sobre esto, pero ¿en verdad queremos que el nombre y la imagen de la UCLM aparezcan asociados a este tipo de cosas? El próximo paso será hacer el horóscopo oficial para todo el personal de la universidad por el astrólogo de plantilla de la universidad previsto en la RPT. Todo se andará.

Un fuerte y escéptico abrazo,

Fernando Cuartero

El logotipo de la UCLM ya no está en la página del II Seminario Vida después de la Vida.El efecto inmediato de esta misiva y otras que ha recibido el vicerrector del campus de Albacete ha sido la desaparición del logotipo de la UCLM de la página del II Seminario Vida después de la Vida, donde la institución académica figuraba hasta ayer como colaboradora del acto y ahora ya no. Hace más de una semana, un portavoz del centro me negó que éste colaborase en el evento, a pesar de lo cual aparecía como tal en la web de los organizadores. Ignoro si ese uso del logotipo ha sido ilícito o si alguien en la universidad metió al pata. También ignoro si la institución dispone de margen de maniobra para cancelar la celebración de este acto pseudocientífico en sus instalaciones. ¡Ojalá sea posible! Si no, espero que, por lo menos, se tomen las medidas oportunas para que algo así no se repita. Si la UCLM revisa sus sistema de cesión de sus instalaciones, podrá disponer de los medios necesarios para impedir en el futuro que su nombre se vea asociado con el oscurantismo, algo que deberían hacer todas las universidades españolas.