Chemtrails

Los ‘chemtrails’ no existen, dicen los principales científicos atmosféricos del mundo

Un avión con sus estelas de condensación. Foto: Mick West.Para los principales científicos atmosféricos, los chemtrails no existen, revela una encuesta cuyos resultados publica Environmental Research Letters. Químicos y geoquímicos atmosféricos coinciden, en el primer artículo sobre la materia en una revista con revisión por pares, en que esas estelas que algunos consideran la prueba de un programa de geoingeniería a escala global pueden explicarse fácilmente por procesos químicos y físicos conocidos relacionados con las estelas de condensación de los aviones y los aerosoles, entre otros factores

Chemtrails es como los conspiranoicos llaman a lo que consideran una variante de los contrails, las estelas de condensación que se forman detrás los aviones que vuelan a unos 10.000 metros cuando el vapor de agua que sale de sus motores se congela y los cristalitos de hielo dan lugar a un haz blanco. Los partidarios de la teoría de la conspiración consideran los chemtrails  una prueba de que nos fumigan para -elija lo que usted quiera- esterilizarnos, contagiarnos enfermedades, modificar nuestro ADN, alterar el clima, controlar nuestras mentes o cualquier otra cosa por el estilo.

En 2011, el 16,6 % de los 3.0105 participantes en una encuesta realizada en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido daba por cierta la existencia de un programa d efumigación  a escala planetaria. “Descubrimos que un 2,6% de los sujetos creen que es completamente cierto que el Gobierno tiene un programa secreto que usa aviones para dispersar sustancias químicas nocivas en el aire, y que un 14% cree que eso es parcialmente verdad. La distribución no varía sustancialmente en los tres países”, explicaban hace cinco años A.M. Mercer y sus colaboradores en Environmental Research Letters.

Rechazo rotundo

Investigadores del Centro Carnegie para la Ciencia, la Universidad de California y la organización sin fines de lucro Near Zero han preguntado ahora a 77 químicos y geoquímicos de primera línea si para ellos hay pruebas de un programa de fumigación de ese tipo mediante chemtrails y 76 han dicho que no. Esos científicos han añadido que las presuntas pruebas presentadas por los partidarios de la conspiración no son tales y pueden explicarse fácilmente como estelas de condensación de aviones.

Los expertos encuestados “rechazan rotundamente” que las fotos de estelas demuestren al existencia “de una conspiración atmosférica a gran escala”, ha indicado Steven Davis, de la Universidad de California y uno de los autores del trabajo. Los científicos que han respondido a la encuesta alertan, además, de que los métodos de toma de muestras que siguen los partidarios de la teoría de la fumigación estarían en el origen de resultados erróneos que alimentarían su visión conspiranoica:

“A pesar de la persistencia de las teorías erróneas acerca de los programas de pulverización de sustancias químicas en  la atmósfera, hasta ahora no se habían hecho estudios revisados por pares académicos mostrando que lo que algunas personas piensan que son estelas químicas son sólo estelas normales. Las estelas son cada vez más abundantes por el aumento del transporte aéreo. Además, es posible que el cambio climático esté haciendo que las estelas persistan durante más tiempo que el que solían”, ha explicado Ken Caldeira, del Centro Carnegie para la Ciencia y coautor del trabajo.

‘Nature’ alerta del regreso de los dragones y se convoca en Chequia un curso de piloto de ‘chemtrails’

El 1 de abril siempre da juego. La Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) ha anunciado hoy que experimentos hechos en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC)  “han confirmado la existencia de La Fuerza”. La explicación que da uno de sus expertos, Ben Kenobi, de la Universidad de Mos Eisley (Tatooine), es la siguiente: “La Fuerza es lo que da a un físico de partículas sus poderes. Es un campo de energía creado por todas las cosas vivas. Nos rodea y nos penetra, mantiene unida la galaxia”. Por si alguien tiene dudas, en la web del organismo europeo, pueden verse imágenes del bibliotecario Tullio Basaglia y el físico teórico Valerio Rossetti demostrando sus poderes.

Anuncio del curso de operador de 'chemtrails' publicado en la web del CATC con motivo del 1 de abril.Los conspiranoicos están de enhorabuena. El Centro Checo de Adiestramiento para la Aviación (CATC) ha anunciado la celebración de un Curso de Operador de Chemtrails, financiado por el Nuevo Orden Mundial y para el que sólo se exige haber superado la Educación Secundaria. Dirigido a quien “le guste manipular a la gente y el clima”, incluye en su apartado teórico la preparación para hacer frente al interés del público y para mantener secretos, y en el práctico 30 horas de difusión de sustancias químicas en el simulador y otras 200 en el mundo real bajo supervisión. El curso es gratis, el empleo está garantizado y el nuevo piloto tendrá la oportunidad de “trabajar en un entorno multicultural (extraterrestres, klingons, etc.)”, además de que disfrutará de “frecuentes viajes de negocios a través de la Puerta Estelar“.

Por su parte, la revista Nature advierte en un artículo de la vuelta de los dragones. Andrew J. Hamilton, de la Universidad de Melbourne, Robert M. May, de la de Oxford, y Edward K. Waters, de la de Notre Dame Australia, aseguran que las pruebas demuestran que “los dragones ya no pueden ser tratados como criaturas de leyenda y fantasía, y que los efectos antropogénicos sobre el clima mundial allanan, inadvertidamente, el camino para el resurgimiento de estas bestias”. Según estos investigadores, hubo un tiempo en que “la Humanidad en su conjunto era plenamente consciente de la existencia de dragones y todos los demás seres mágicos”, y los echadores de fuego presentes en todas las culturas -achacan sus pequeñas diferencias a la especiación- volverán a levantar el vuelo en cuanto la Tierra se caliente lo suficiente.

Por favor, que alguien avise a Enrique de Vicente de que tanto el hallazgo del CERN como el curso de piloto de chemtrails y el artículo de Nature sobre los dragones son inocentadas propias de la fecha. No sean malos, que luego va diciendo por ahí que Bill Gates, George Soros y el Ejército de Estados Unidos están detrás de la epidemia de ébola, que el accidente de tren de Santiago de Compostela del 24 de julio de 2013, en el que murieron 79 personas, lo causó “el incremento de la radiación cósmica que llega a la Tierra” y que “la Tierra podrá participar en uno o dos siglos en la confederación cósmica”. Tengan en cuenta que el 1 de abril de 1848, dos niñas estadounidenses gastaron una broma a su crédula madre y nació el espiritismo moderno.

IU, PP y PSOE se unen en Castronuño contra las fumigaciones para cambiar el clima

Izquierda Unida ha conseguido que el PSOE y el PP se unan a ella en Castronuño (Valladolid) en una moción de rechazo “a las fumigaciones clandestinas aéreas” para “manipular el clima y las comunicaciones globales”, y suscriban una petición al Parlamento Europeo para que investigue unos hechos que consideran “consumados”. Me he enterado gracias al humorista gráfico J.R. Mora. La prueba de esas fumigaciones son, según ellos, las estelas químicas o chemtrails,  Las promotoras originales de ambas iniciativas son la Asociación Terra-SOStenible y la plataforma Skyguards, “formada por ciudadanos de a pie que comparten un mismo sentir: es hora de pasar a la acción para poner fin al horror de las fumigaciones aéreas clandestinas en España. Y a las actividades y estrategias de modificación climática en el marco de programas como la geoingeniería y el HAARP“.

Cabecera de la página web de los 'guardacielos' españoles.

La petición al Parlamento Europeo que el Ayuntamiento de Castronuño, gobernado por el PSOE- ha acordado suscribir fue presentada originalmente por los guardacielos el 10 de mayo de 2013 y dice:

1. Europa está siendo objeto de fumigaciones clandestinas masivas desde hace más de una década, relacionadas con programas de geoingeniería orientados supuestamente a “paliar el calentamiento global”, y facilitar operaciones de HAARP (Programa de Investigación de Alta Frecuencia Auroral Activa) y actividades relacionadas con HAARP, como las del MUOS, en Sicilia;

2. estas acciones se llevan al margen de todo marco legal, nacional e internacional, sin conocimiento ni autorización de los ciudadanos y despreciando el más elemental principio de precaución;

3. las consecuencias de estas acciones sobre la salud de las personas, y la vida en el planeta son invaluables;

4. los gobiernos nacionales, que forzosamente autorizan el uso del espacio aéreo para estos fines, niegan que esto esté sucediendo; y

5. la negación institucional de hechos evidentes que violan los derechos fundamentales de los ciudadanos (el derecho a la salud, a la seguridad y a la integridad física y psíquica) deja a los ciudadanos en la más absoluta indefensión.

“Castronuño y Alaejos, junto con la comarca zamorana de La Guareña, se encuentran en la zona experimental Remedhus, que desde 1999 se está viendo afectada por este estudio de la Universidad de Salamanca patrocinado por la Agencia Espacial Europea. En teoría, bajo el objetivo de estudiar la humedad del suelo en la cuenca del Duero aunque, en realidad, su campo de acción no está muy claro ya que se actúa bajo un gran secretismo”, sostienen los representantes de IU en su web. Y añaden que “los análisis de metales pesados en el suelo, elaborados en la zona de La Guareña por el servicio de criminalística de la Guardia Civil, así como los aportados por Terra-SOStenible, corroboran valores de metales pesados hasta 40.000 veces superiores a los de referencia o considerados normales. Estos datos llevan a la conclusión de que se está cometiendo en la zona una contaminación masiva del medio ambiente y que, por lo tanto, podría derivar en graves daños en la salud pública que violan todos los tratados de derechos fundamentales de las personas así como de protección al medio ambiente”. Lamentablemente, la formación de izquierdas no presenta ningún documento que avale la realidad de esas medidas.

En el discurso del Ayuntamiento de Castronuño de “rechazo a las fumigaciones clandestinas aéreas de nuestros cielos en el marco de programas de geoingeniería orientados a manipular el clima”, hay -¡cómo no!- una referencia a los transgénicos. Sostiene la Corporación que en las fumigaciones se usan “sales de aluminio, bario, titanio, y torio, de materia orgánica, de fibras, o de nanomateriales”, que “intoxican nuestro aire, agua, y toda la cadena alimentaria, afectando a nuestra salud. El aluminio y el bario son neurotóxicos y se les relaciona con el alzhéimer y el parkinson. También reducen nuestras cosechas y deciman nuestros bosques. Casualmente, Monsanto ya vende semillas transgénicas y árboles resistentes al aluminio y al estrés hídrico”. Por supuesto, se trata de una iniciativa de Estados Unidos, con el apoyo de la OTAN y la ONU, que “está siendo llevada a cabo a nivel global desde hace más de una década, sin conocimiento ni consentimiento de la población civil, y despreciando el más elemental principio de precaución”.

Espero que pronto se den cuenta en IU, que alardea de haber promovido esta delirante moción y la adhesión a la petición al Parlamento Europeo de la plataforma Guardacielos, de que todo forma parte de un vasto plan para cambiar el clima y alterar los recursos hídricos a través de los chemtrails con el objetivo de hacer el planeta ideal para los reptilianos una vez que los humanos seamos exterminados mediante las campañas masivas de vacunación. Menos mal que hay buena gente vigilando el cielo. ¿O no?

Red del Uno: elevando la vibración del planeta

Cartel del acto que se celebrará en Gexto con motivo del solsticio de invierno.Red del Uno. El nombre es propio de una organización de la cual sólo nos podrían salvar el Doctor  o  Torchwood. Por fortuna, no es así. Se trata más bien de un eco de las chifladas acampadas del 15-M, con sus chemtrails, biodanza, reiki y conspiranoias varias. Me he enterado de su existencia a través de una colega a quien le ha llegado un mensaje de correo en el que la invitan a participar en los actos del solsticio de invierno que celebrarán en Vizcaya en el polideportivo de Fadura (Getxo) el sábado.

Habrá en ese encuentro danzas de paz, ruedas energéticas, risoterapia, meditación guiada y otras actividades con tufo orientaloide o tribal. El objeto de la Red del Uno es, explica una de las promotoras, “crear una gran red a nivel planetario y ayudar a elevar la vibración del planeta, así como invitar a las personas al despertar y tomar conciencia de la luz que todos somos”. Amén. Vibración es, junto con energía y frecuencia, una de las palabras más torturadas por los adeptos de la Nueva Era.

La charlatanería no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Es un principio básico del mundo de lo paranormal. Por eso, los mismos que durante años sostuvieron que los alunizajes fueron un montaje ahora admiten que el Hombre sí pisó la Luna, pero nos ocultan lo que en realidad hay allí. La Red del Uno lleva activa un año. Se puso en marcha en diciembre de 2013, doce meses después del fiasco del apocalipsis maya, la enésima demostración de que nunca hay que poner fecha cercana a una profecía. Diga que contactaremos con extraterrestres en los próximos 50 años, pero no el próximo año. Si no, algunos se reirán de usted, como yo cuando recuerdo la apertura de las puertas estelares que permitirán “que entre la luz en este mundo de oscuridad y de tinieblas que ha sido la cárcel que llamamos la Tierra”. La profetizó Enrique de Vicente con motivo del fin del mundo de diciembre de 2012, y seguimos esperando. Como el hallazgo de “vida microorgánica en Europa, satélite de Júpiter”, que iba a tener lugar en 2008, según Iker Jiménez. ¡Qué injusticia olvidar aportaciones de esta talla!

La Red del Uno parece una excentricidad de gente ociosa, no un movimiento sectario peligroso, aunque algunos de éstos se envuelven en un discurso parecido. Lo más divertido, como destacaba la compañera que me ha puesto al tanto de su existencia, es que andan dejando por ahí trozos de cuarzo. “Estamos plantando cuarzos por todos los puntos más importantes de energía o actividad, creando como una tela de araña que unifique todo. Bilbao está prácticamente sembrado”, dicen en su mensaje. Hacen todo “bajo los principios de armonía, amor, compasión, libertad, creatividad y luz, basándonos en el respeto y la acción correcta”. Qué bien. Bilbao ya no sólo tiene el Guggenheim, sino que es también es un punto importante de energía. ¿De qué energía? No me sean escépticos, ¡eso a quién le importa!