Muy Interesante

El (inexistente) misterio del triángulo de las Bermudas

El tema resurge cada dos por tres en los medios de comunicación desde 1974, cuando Charles Berlitz -lingüista y nieto del fundador de las academias de idiomas Berlitz- publicó un libro del que se han vendido más de 20 millones de ejemplares en 30 idiomas. En ese superventas, titulado El triángulo de las Bermudas, sostenía que en esa región del Atlántico “más de cien barcos y aviones” se habían esfumado “en medio de una atmósfera transparente” y se habían perdido “más de mil vidas humanas”. Incluía una larga lista de incidentes que se remontaban a tiempos de Colón y provocó una oleada de títulos similares, de los que el propio Berlitz escribió dos: Sin rastro (1977) y El triángulo del dragón (1989), localizado este último en el mar de China…

Sigue en la revista Muy Interesante (Nº 453, febrero de 2019).

Estados Unidos, territorio paranormal

Lo paranormal cotiza al alza en Estados Unidos. Incluso la creencia en los ovnis, que algunos considerábamos en imparable declive. Aunque parezca mentira, el número de estadounidenses convencidos de que nos visitan extraterrestres se ha duplicado en tres años: en 2015 suponían el 18,1% de la población y ahora son el 35,1%. Es decir, de 57,9 millones han pasado a 114,6 millones, aproximadamente.

Un incremento similar se ha dado entre quienes creen que seres de otros mundos nos visitaron en la Antigüedad (eran el 20,3% hace cuatro años y hoy son el 41,4%) y en el bigfoot (del 11,4% al 20,7%), y en menor medida, entre los creyentes en lugares encantados (del 41,4% al 57,7%) y en antiguas civilizaciones del estilo de la Atlántida (del 39,6% en 2016 al 57%…

Sigue en la revista Muy Interesante (Nº 452, enero de 2019).

El viejo mito de la influencia alienígena


La tercera ley de Clarke dice: “Toda tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”. La formuló el escritor británico de ciencia ficción Arthur C. Clarke en 1973, en la edición revisada de su libro Perfiles del futuro. Cinco años antes, él (como guionista) y Stanley Kubrick habían llevado este concepto al cine en 2001: una odisea del espacio, película sobre la que mucha gente tiene aún una idea errónea.

Seguro que conoces a alguien para quien el famoso monolito de la historia es una suerte de instrumento divino. Y lo es, pero no en el sentido clásico de divinidad, sino en el de quienes proponen que nuestros antepasados fueron ayudados en su desarrollo por extraterrestres a los que luego elevaron a los altares…

Sigue en la revista Muy Interesante (Nº 451, diciembre de 2018).

Indefensos ante las pseudoterapias


¿Sabe qué tienen en común el magnate de la electrónica Steve Jobs, los actores Peter Sellers y Kevin Sorbo, y la yudoca olímpica Kim Ribble-Orr? Que han sido víctimas de la llamada medicina alternativa. Murieron prematuramente o su salud se resintió gravemente por confiar en ella. Jobs rechazó una intervención quirúrgica con la que podría haber superado un cáncer de páncreas, siguió una dieta macrobiótica; la enfermedad se extendió y le mató. Sellers renunció a la cirugía para solucionar sus problemas cardiacos, se puso en manos de los cirujanos psíquicos -unos tipos que mediante trucos de ilusionismo simulan hacer operaciones sin bisturí y sin dejar cicatriz- y murió de un infarto…

Sigue en la revista Muy Interesante (Nº 450, noviembre de 2018).

Cuando la ciencia puso en su sitio las historias de platillos volantes

Edward Condon era uno de los físicos más distinguidos del mundo cuando en el otoño de 1966 aceptó dirigir el primer estudio científico sobre el fenómeno ovni. La iniciativa pretendía resolver de una vez por todas la controversia sobre los platillos volantes, vistos por primera vez en los cielos de Estados Unidos en junio de 1947. Tras revisar toda la documentación recogida hasta entonces por la Fuerza Aérea, el llamado Panel Robertson había concluido en 1953 que los ovnis no suponían una amenaza para la seguridad nacional y que no había pruebas de que fueran naves de otros mundos…

Sigue en la revista Muy Interesante (Nº 449, octubre de 2018).