Medios y anticiencia

Cuando los bulos ‘on line’ llegan lejos

Un amigo me ha contado que un amigo tiene un hijo que conoce a un niño que ha empezado con las pruebas de La Ballena Azul. El amigo de mi amigo está preocupado porque ese juego difundido por las redes sociales consiste en superar cincuenta retos y el último es suicidarse. Hace dos años, los informativos de televisión se hicieron eco de la llegada a España de un juego que, advertían, en Rusia, su país de origen, ya había provocado decenas de suicidios de menores. Y, claro, automáticamente se registraron denuncias de padres, y la Policía investigó casos en varias ciudades. Dos años después del pánico, no hay, sin embargo, ninguna prueba de que La Ballena Azul fuera algo real, suicidios de menores rusos incluidos. Todo apunta a un bulo, como el de la difusión por WhatsApp de desnudos de alumnos de la Universidad de Deusto…

Sigue en la revista Muy Interesante (Nº 459, agosto de 2019).

Lo de las ‘fake news’ no es de ahora

“¡Qué escándalo! He descubierto que aquí se miente”, alertaron a toque de silbato algunos analistas políticos tras el referéndum del Brexit del 23 de junio de 2016. Poco después, lo volvieron a hacer a consecuencia de la victoria electoral de Donald Trump el 8 de noviembre del mismo año y, ya en España, tras la consulta ilegal sobre la independencia de Cataluña del 1 de octubre de 2017. Vivimos rodeados de gente que, como el capitán Renault de Casablanca, de pronto se ha dado cuenta de que hay individuos y colectivos que crean y difunden mentiras, medios de comunicación que las amplifican y gente que se las cree. En algunos casos, los mismos medios que nos previenen frente a algunos engaños son los que propagan otros…

Sigue en la revista Muy Interesante (Nº 458, julio de 2019).

Alienígenas ancestrales

Pinturas rupestres de los wandjina, espíritus de la lluvia y las nubes de los aborígenes australianos, en las que Erich von Däniken y sus seguidores ven seres extraterrestres. Foto: Claire Taylor.Hubo un tiempo en que canales como National Geograhic, Historia y Discovery eran la última trinchera de la razón frente a lo sobrenatural. Las apariciones de fantasmas y alienígenas, los poderes paranormales, los videntes y los misterios del pasado eran diseccionados y explicados por psicólogos, sociólogos, biólogos, historiadores, físicos y un largo etcétera de expertos que los analizaban a la luz de la ciencia. Normalmente confinados en la televisión de pago, hasta llegaron a verse episodios de series como Is it real? (National Geographic) a modo de relleno en algún canal generalista de esos que solo por error emiten un programa cultural…

Sigue en el diario El Correo (suscripción).