‘Piramidiotología’ cum laude, por la Universidad de Politécnica de Cataluña

Vista de la Gran Pirámide. Foto: Alex lbh.

Si «Galileo es el santo patrón de todos los chiflados autocompasivos», como decía Isaac Asimov, la egipcia es su civilización preferida. Se han dicho tantas bobadas y con tanta impunidad sobre el antiguo Egipto que mucha gente tiene una visión distorsionada de esa cultura, una imagen deformada por el filtro de la pseudohistoria. El último disparate, del que me he enterado gracias a Mikel Iturralde, es que la Pirámide de Keops estuvo coronada por una esfera y se levantó en conmemoración del primer milenio del Diluvio Universal. Es lo que sostiene el arquitecto Miquel Pérez-Sánchez en La Gran Pirámide, clau secreta del passat, una tesis que ha merecido un excelente cum laude del tribunal correspondiente de la Universidad Politénica de Cataluña (UPC).

Que alguien obtenga el grado de doctor con una tesis piramidiota debería ser motivo de vergüenza para cualquier universidad y, sobre todo, para el tribunal responsable del desaguisado, pero estamos en España, no lo olviden. Así que nuestro protagonista se ha encontrado con una muy favorable acogida a sus estrambóticas ideas en grandes medios como La Vanguardia, El Periódico y la agencia Efe, y es de esperar que le reciban con los brazos abiertos en esas revistas donde conviven en armonía platillos volantes, monstruos, poderes paranormales, conspiraciones mundiales, medicinas alternativas, continentes desaparecidos y fines del mundo.

Pérez-Sánchez afirma que la Gran Pirámide es «el monumento conmemorativo de una gran destrucción, del Diluvio Universal, de su milenario»; que es «una especie de enciclopedia del saber de su tiempo»; que estaba coronada por una esfera que simbolizaba el ojo de Horus; que la altura de la estructura fue, original e intencionadamente, una milmillonésima parte de la distancia entre la Tierra y el Sol; que los egipcios conocían los números Pi, Phi, e y plásticos; que sabían que la Tierra era redonda; que Osiris fue un extranjero o la personificación de un pueblo que llevó la agricultura a Egipto…

«No da ni una. No hay nada de cierto en lo que dice Miquel Pérez-Sánchez», sentencia Mara Castillo Mallén, doctora en Historia Antigua. Esta egiptóloga considera las afirmaciones del flamante doctor en arquitectura «absurdas», equiparables a las de otros piramidiotas que atribuyen estas construcciones a extraterrestres, hablan de procesos de reblandecimiento de la piedra, de la existencia de electricidad en tiempos de los faraones… Para el también egiptólogo José Miguel Parra, autor del libro Las pirámides: historia, mito y realidad (2001), la nota de prensa con la que se dieron a conocer los resultados de la investigación de Pérez-Sánchez «no tiene desperdicio en cuanto a la cantidad de tonterías y sinsentidos que contiene, casi ninguno de los cuales es original, por cierto».

Las afirmaciones del arquitecto no aguantan una mínima reflexión. «Si querían representar el ojo de Horus en lo alto de la pirámide, ¿por qué usaron una esfera? ¿Por qué en todos los documentos -papiros, estelas…- en los que se ve una pirámide no aparece nunca esa esfera? ¿Por que lo obeliscos están coronados por un piramidión y no por esa esfera?», se pregunta Castillo Mallén. Por mucho que diga Pérez-Sánchez, los egipcios no tenían los conocimientos matemáticos que él cree, aunque respecto a Pi los expertos de verdad -los egiptólogos de carrera- mantengan discrepancias: los hay, como Parra, que dicen que, aunque esté presente en sus obras, «los egipcios ni lo conocían ni utilizaban»; y otros que sostienen lo contrario.

‘Friquismo’ contra egiptología

‘El poder mágico de las pirámides’, de Max Toth y Greg Nielsen.Vincular a Osiris con un pueblo extranjero es «una forma más de racismo y no es ni original», apunta Castillo Mallén. Lo de conectar la Gran Pirámide con un aniversario del Diluvio Universal es tan serio como hacerlo con el del episodio de Eva y la manzana en el Jardín del Edén (no se me despisten: no hubo tal episodio; es otro mito). Y, así, sucesivamente… Numerología y piramiditiotismo a más no poder. Porque, para encontrar una relación entre cualquier dimensión de un objeto y la distancia de la Tierra al Sol, por ejemplo, sólo hay que elegir el dato apropiado: un bolígrafo Bic mide 15 centímetros, la billonésima parte de los 150 millones de kilómetros que nos separan de nuestra estrella. ¿Significa esa mágica relación que es un artilugio extraterrestre?

Castillo Mallén cree que estamos ante un ejemplo más de cómo el friquismo se ha apoderado de la egiptología en nuestro país. Aficionados sin formación académica y con «un conocimiento histórico limitadísimo» han tallado la imagen popular del Antiguo Egipto desde los años 60, cuando el realismo fantástico de Louis Pauwels y Jacques Bergier empezó a llenar el pasado de misterios inventados. Luego, llegaron revistas como Karma.7 y Mundo Desconocido, antecesoras de las que ahora se venden en los quioscos y donde ya se multiplicaron las chifladuras. Un poco más tarde, salió a la venta El poder mágico de las pirámides (1974), de Max Toth y Greg Nielsen, con una pirámide roja de cartón que el lector podía poner debajo de la cama para descansar mejor o en la que podía meter cuchillas de afeitar para que duraran más tiempo afiladas gracias a la energía piramidal.

Ya en 2004 y en TVE, Juan José Benítez ofrecía en su serie Planeta encantado una visión completamente tergiversada del Egipto de la IV Dinastía.  “Hace 4.600 años (cuando se construyó la Gran pirámide), el valle del Nilo despertaba al periodo Neolítico”, y  los habitantes de la región “se hallaban todavía en la Edad de Piedra, con un precario desarrollo agrícola y un incipiente pastoreo. Sus herramientas eran groseras, basadas fundamentalmente en la industria lítica”, y «ni siquiera conocían la escritura», según el autor de Caballo de Troya. Y, ahora, un tribunal académico en el que la egiptología está representada por un aficionado da la máxima calificación a una tesis piramidiota.

Como dice Castillo Mallén, y yo suelo recordar en cuanto tengo oportunidad, «¡Egipto era la gran potencia de su tiempo!». Me molestan los astroarqueólogos que, racistas como el más racista, atribuyen los logros de ésa y otras culturas a extraterrestres o misteriosas civilizaciones desaparecidas y también aquéllos que, ignorantes de la Historia, creen -como Pérez-Sánchez- que el ser humano sólo recientemente ha alcanzado unos conocimientos equiparables a los de los antiguos egipcios. No, tampoco es así. «Resulta chocante que una civilización tan compleja siguiera practicando la navegación de cabotaje; superara las cataratas sacando sus barcos del agua y subiéndolo o bajándolos a pie; no desarrollara el motor de explosión…», concluye Castillo Mallén. Y vergonzoso que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ponga su sede de Cataluña a disposición de Pérez-Sánchez y sus colegas para que difundan tonterías como las anteriores y que la Atlántida fue una realidad. Pero, claro, es que el primero es doctor, en arquitectura,  por la UPC con una tesis numerológica y piramidiota.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.

10 respuestas a «‘Piramidiotología’ cum laude, por la Universidad de Politécnica de Cataluña»

  1. Una teoria de leyenda muy antigua no solo describe lugares como Marruecos o el Egipto con construcciones de piramides antiguas , en el fondo del Atlantico descansan miles de estas construcciones que por cuestiones climaticas se destruyeron , como punto de partida acerca de la civilizacion atlante puede que las Azores sea el comienzo .

  2. La filosofia egipcia antigua demuestra en sus inscripciones y monogramas una presencia cosmologica muy presente dentro de muchas manifestaciones artisticas y sociales , sin embargo no creo y es una opinion muy personal que la esfinge de Ghiza es obra unicamente de esclavos o egipcios , mucho menos de artistas egipcios ,es imposible .

  3. @cantabrico521

    Recuerdo un documental donde resumian muy bien la funcion de una piramide (por lo menos la primeras ) y era crear una tumba-maquina que catapultara el alma del Faraon directo a las Pleyades, ya que ahi era donde ellos creian que habitaban los dioses.

    Que beneficio obtenia el pueblo participando en la construccion??? pues basicamente que cuando el faraon llegara ahi y pasara las pruebas de los dioses (como la de pesar su corazon vs una pluma para ver su pureza) este ocuparia un lugar entre ellos y su pueblo junto con el.

  4. @Trus

    Segun la todo poderosa Wikipedia Gaudi estudio en la Escuela de la Llotja y en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de BARCELONA aunque puede que este mal xD

    Sin embargo cuando yo iva a la escuela de Aquitectura recuerdo que uno de mis profesores nos hizo ver que la mayoria de los Arquitectos sobresalientes/emblematicos de los ultimos tiempos ni siquiera habian estudiado para ello, como Le Corbusier que basicamente aprendio sobre la marcha…

  5. La arquitectura de las piramides ni remotamente es egipcia y no solo la arquitectura ni los cimientos o los pasadisos que poseen algunas de las piramides egipcias y en donde a los sacerdotes antiguos se les iniciaba en procesos misticos en el antiguo egipto donde se les hacia pasar por diferentes grados introduciendolos en una camara acuatica , una camara subterranea oscura y posteriormente una salida escalonada , las piramides fueron centros de energia ,ensenanza ,meditacion y posiblemente meditacion astral , en ellas esta reflejada la arquitectura cosmica que compone el sistema Sirius y sus pequenas estrellas ,para los egipcios antiguos la vida provenia de Sirius .

  6. Pues Arranz y Gaudí estudiaron en esa escuela…bueno, en lo que es hoy esa escuela…si levantaran la cabeza…aunque Gaudí era bastante dado a la imaginería. Esta considerada una de las mejores escuelas de España en la actualidad, y para colmo es pública.

  7. «Contactado»… no se si reirme o llorar.
    1º Hay bastantes mas porámides que las de Guiza. Así que multiplica mas todos eso millones de piedras.
    2º Que sea difícil, no significa que sea imposible haberlas hecho «manualmente». Es cuestión de ingenio, tiempo y recursos.
    3º Lo de que noadie ha sido capaz de reproducir uno de esos bloquesss sinceramnete ¿Te lo crees?. ¿Has visto alguno en persona? Qué les hace irreproducibles? son como el TMA de 2001 ¿O que?.
    4º Mas humildad para ti, que crees tener la solución (mágico-extraterrestre) para algo que muchas personas (no precisamente mediocres) se esfuerzan en descubrir poco a poco.

    5º El Guggenheim de Bilbao también fué construido por seres de otro planeta?. La catedral de Burgos, el Coliseo de Roma?… jo Qué empanadaaaaaaaaa

  8. Me parto con contactado2012, o sea que » Nunca nadie ha podido ni siquiera reproducir exactamente un solo bloque como los que forman las pirámides» jaja, ahora nadie podría verdad?
    Una civilización en la que su rey era un Dios, si decidía construir una pirámide la construía, al fin y al cabo toooooda la población haría lo que el dijera.
    Anda que venir una raza de las estrellas a construir pirámides, si que estaban aburridos!! claro como en Egipto en esa época no había wifi…

  9. Está demostrado que las 3 pirámides de Giza son mucho más antiguas que lo que dice la ciencia oficial. Ellos mienten porque no quieren que sepamos la verdad. Es imposible que los egipcios hayan cortado 2 millones de bloques de dos toneladas cada uno en perfecta escuadra y los hayan pulido y trasladado centenares de kilómetros y apilado hasta la construcción de pirámides gigantescas, con toda perfeccción, incluidos los soportes de las mal llamadas cámaras de la reina y el rey. Y todo con martillitos de cobre u otro pedazo de piedra. Jajaja, es totalmente absurdo. Es im-po-si-ble, por más que pataleen los supuestos «egiptólogos». Tampoco fueron monumento sfunerarios ni se halló nunca una sola momia de una de pirámide. Nunca nadie ha podido ni siquiera reproducir exactamente un solo bloque como los que forman las pirámides, ni hablar de… ¡dos millones! y ni hablar de todos los millones que forman las 3 pirámides en total. Por favor, qué falta de vergüenza, un poco más de humildad ante seres que nos sobrepasan en tecnología en forma inimaginable.
    Las 3 pirámides fueron construidas por una raza venida de las estrellas, como tantos otros edificios monumentales del planeta. Las otras son sólo imitación que quisieron lograr los egipcios.

Los comentarios están cerrados.