Ovnis

¿Misteriosas luces en el mar en Tailandia? No, barcos de pesca de calamares

Las luces verdes de los pescadores de calamar de Tailandia. Foto: Reid Wiseman

“Bangkok es la ciudad brillante. ¿Las luces verdes de fuera de la ciudad? Ni idea”, escribía ayer el astronauta Gregory Reid Wiseman en Twitter desde la Estación Espacial Internacional. La imagen que acompañaba el tuit es espectacular y, claro, ha faltado tiempo antes de que algunos se lancen a hablar de luces misteriosas al estilo cuartomilenario. ¿Misteriosas? No, ni misteriosas ni algo nuevo. Hace décadas que las luces de las embarcaciones de los pescadores de calamar del Sureste asiático provocan imágenes similares, como sabe cualquier interesado en el fenómeno ovni. En febrero, por ejemplo, la NASA publicó el vídeo que pongo al pie, en cuyo arranque se presencia el fenómeno.

“Los pescadores de América del Sur y el Sureste asiático iluminan el océano con potentes lámparas para atraer a las especies de plancton y peces de las que se alimentan los calamares. Éstos siguen a sus presas hacia la superficie, donde los pescadores los atrapan con las poteras fácilmente. Cada b rco de pesca puede llevar más de un centenar de lámparas y generar hasta 300 kilovatios de luz”, explica el biólogo Michael Carlowicz en la web del Observatorio de la Tierra de la NASA, donde recuerda que los científicos descubrieron este fenómeno cuando hacían los primeros mapas de la apariencia de la Tierra de noche a finales de los años 70 del siglo pasado .

En diciembre de 1978, ovnis vistos desde Nueva Zelanda resultaron ser embarcaciones japonesas de ese tipo y, en 2005, luces de barcos argentinos de pesca de calamar intrigaron al astronauta Leroy Chiao durante un paseo espacial.

¡Ya están aquí!

Tormenta de baja precipitación o 'supercélula', fotografiada por Marko Korošec en Colorado en mayo de 2013.

Ha sido verla y venirme a la cabeza las nubes spilbergianas que sirven de camuflaje a los alienígenas que secuestran al pequeño Barry en Encuentros en la tercera fase. Pero no, ni hemos vivido un primer contacto ni la invasión ha comenzado. Pueden estar tranquilos. La imagen corresponde a una tormenta de baja precipitación o supercélula, fue tomada el 28 de mayo del año pasado por Marko Korošec cerca de Julesburg (Colorado, Estados Unidos) y ha ganado el primer premio del concurso de fotografia de la revista National Geographic Traveler. “Las tormentas de baja precipitración a menudo exhiben una apariencia imponente; la torre principal a menudo tiene forma de campana, con apariencia de sacacorchos que sugiere rotación. Son capaces de producir tornados y pedrisco muy grande”, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estadounidense.

“Cuando [los jueces] la vimos por primera vez, intuimos que el fotógrafo probablemente había dedicado mucho tiempo a perseguir tormentas para capturar una escena increíble. Pero lo que hace esta imagen particularmente potente es que, a excepción de la nube, el resto es muy normal. La loca forma de ovni da la impresión de que el paisaje va a ser succionado como un mantel por una aspiradora. La tensión sin resolver de la imagen hace que quiera verla una y otra vez”, ha explicado Dan Westergren, director de la revista y uno de los jueces del concurso. El autor, que tiene otras muchas fotos espectaculares, dice que aquel día se sintió como en Independence Day. ¿Qué pensarían los automovilistas que circulaban por la carretera de la izquierda al ver ese monstruo en las inmediaciones?

Cine de ciencia ficción y platillos volantes, en Hala Bedi Irratia

Javi Urkiza y yo hablamos el jueves en Suelta la Olla, en Hala Bedi Irratia, de cine de ciencia ficción y platillos volantes, en la décima entrega del curso 2013-2014 de Gámez Over, intervenciones que también emiten Eguzki-Pamplona, Uhinak (Ayala), Txapa (Bergara), Eztanda (Sakana), Arraio (Zarautz), Zintzilik (Orereta), Itxungi (Arrasate), Kkinzona (Urretxu-Zumarraga) y Txindurri Irratia (Lautada).

Platillos volantes y ciencia ficción, mañana en el trigésimo cuarto ‘Enigmas y Birras’ de Bilbao

Cartel anunciador del trigésimo cuarto 'Enigmas y Birras’ de Bilbao, dedicado a los ovnis y la ciencia ficción.“Ovnis y ciencia fición” es el título de la charla que dará el médico Ricardo Manzanaro en el trigésimo cuarto encuentro Enigmas y Birras de Bilbao, que se celebrará mañana en el restaurante KZ (Alameda San Mamés, 6) a partir de las 18 horas.

Como la mayoría de los aficionados a la ciencia ficción, Manzanaro se ha encontrado muchas veces con que, cuando confiesa su pasión por el genéro, le comentan: “¿Novelas de ovnis y esas cosas?”. “Es frecuente que se asocien los ovnis con la ciencia ficción. Es algo de lo que estoy cansado”, reconoce el presidente de la Asociación Vasca de Ciencia-Ficción, Fantasía y Terror (TerBi) y organizador de la tertulia mensual de aficionados de Bilbao, que tiene casi 20 años de vida.

“Casi todos los escritores de ciencia ficción han sido críticos con la creencia en ovnis, aunque algunos la han usado como recurso. Ya en 1939, el británico Eric Frank Russell se inspiró en las locuras de Charles Fort para su novela Barrera siniestra“, puntualiza Manzanaro, quien también lleva el blog Noticias de Ciencia Ficción. En su intervención, hablará de la opinión que los platillos volantes han merecido a algunos grandes autores y de cómo ha tratado la literatura y el cine de ciencia ficción el fenómeno ovni desde las invasiones marcianas clásicas hasta ahora.

Dense por invitados al trigésimo cuarto Enigmas y Birras de Bilbao organizado por el Círculo Escéptico y programado por Luis Miguel Ortega. La entrada es gratis, aunque cada asistente se compromete a hacer, al menos, una consumición como agradecimiento a los propietarios del establecimiento por la cesión de local.

Uno de cada cinco españoles cree que hay extraterrestres viviendo entre nosotros

Invasores del espacio. Infografía de Good y Column Five.

Uno de cada cinco españoles cree que hay seres extraterrestres viviendo entre nosotros, como en la telecomedia Cosas de marcianos. El dato no es nuevo. Procede de un sondeo de opinión de Ipsos de 2010, según el cual uno de cada cinco adultos (20%) encuestados en veintidós países, que suman el 75% del PIB mundial, creen que hay alienígenas caminando por las calles. El sondeo, en el que participaron 24.007 personas y con un margen de error de +/-3,1, revela que el mayor porcentaje de creyentes se daba en India (45%) y China (42%), y el menor en Bélgica (8%), Holanda (8%) y Suecia (8%). La proporción en España (21%) está un punto por encima de la media mundial. Además, las mujeres (17%), los mayores de 55 años (11%) y las personas con educación media o baja (19%) eran menos crédulas que los hombres (22%), los menores de 35 (25%) y los universitarios (22%).

¿Por qué traigo a colación un sondeo de opinión de hace cuatro años? Para publicar la infografía que encabeza estas líneas, que no conocía hasta hace unos días y es una colaboración del estudio de infografía Column Five y la revista Good.