Uri Geller difunde el conspiravirus: dice que China creó el coronavirus como arma bacteriológica

No podía faltar. En cuanto hay una crisis, Uri Geller, siempre ávido de publicidad, sale a la palestra con una tontería de las suyas. Hace seis años, aseguró en Twitter que le habían pedido ayuda para que localizara mediante visión remota el Boeing 777 de Malaysia Airlines que desapareció el 8 de marzo de 2014 cuando volaba entre Kuala Lumpur y Pekín. Ahora, ha dicho en Instagram que ha escrito a científicos estadounidenses para advertirles de que, según “información interna”, el Covid-19 “fue creado y fabricado por el Ministerio de Seguridad del Estado (MSS) de China”.

Geller, que se hizo famoso en los años 70 por doblar cucharas con trucos que hacía pasar por poderes sobrenaturales, afirma que, cuando el MSS, responsable de la contrainteligencia china, iba a entregar el virus a Irán como arma de guerra bacteriológica, éste “fue transmitido accidentalmente a un humano”. “Ésta es la verdadera historia de la pandemia”, sentencia el ilusionista, que añade que “todavía existe controversia entre los científicos estadounidenses, sobre si el virus procede de murciélagos, serpientes o se ha creado en laboratorio”. Acaba su delirante mensaje recomendando a la gente que se lave las manos, no salude a nadie con ellas y “evite reuniones grandes”, y animando a sus seguidores a que recen “para que desaparezca (el virus) y se encuentre una vacuna para destruirlo”.

Con la difusión del conspiravirus, Geller demuestra lo que es: un charlatán sin escrúpulos.

Cuando los pioneros de la radio escuchaban a los marcianos

“¿Tendrá Marconi éxito en su escucha de Marte?”, se preguntaba la prensa estadounidense en 1922.

“El cohete, la radio o la cámara de fotos. ¿Cuál será el primero en descubrir el secreto de Marte?”, se preguntaba el diario californiano Chico Record el 12 de octubre de 1921. Los astrobiólogos plantean hoy otro triplete de opciones para el hallazgo de vida extraterrestre: ¿la encontraremos bajo las arenas de Marte o los hielos de una luna como Europa, descubriremos su huella química en los espectros de las atmósferas de lejanos planetas extrasolares o recibiremos un mensaje de radio de ellos?, ¿qué pasará antes?…

Sigue en el diario El Correo (suscripción).

El domingo que Fernando Jiménez del Oso anunció el fin del mundo en TVE

Fernando Jiménez del Oso dirigió dos programas en TVE, ‘Más Allá’ y ‘La puerta del misterio’.

Unos periodistas de una cadena de televisión británica que investigaban la fuga de cerebros en Reino Unido destaparon por accidente en 1977 una conspiración de alcance planetario. Es muy probable que usted no sepa nada de ella porque, aunque TVE emitió el reportaje resultado de esa investigación seis años más tarde, desde entonces ningún canal ha vuelto a programarlo. Y no porque no sea interesante. “Todo lo que en ese programa se dice merece ser escuchado con atención”, advertía con razón Fernando Jiménez del Oso al presentarlo en 1983 en la segunda cadena de la televisión pública, entonces conocida como el UHF… 

Sigue en el diario El Correo (suscripción).

Marte no llama a la Tierra

En julio de 1969, Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins ganaron un concurso convocado 78 años antes. Al hablar con la Tierra desde el Mar de la Tranquilidad y la órbita lunar, se hicieron con el premio Guzman, cuyas medallas les entregaron en diciembre de 1969 en la Embajada de Estados Unidos en París. Dotado originalmente con 100.000 francos de oro, el galardón había sido instituido en 1891 por Anne Emilie Clara Goguet en honor de su fallecido hijo Pierre, comandante del Ejército francés y creyente en la pluralidad de mundos habitados de Camille Flammarion…

Sigue en la revista Muy Interesante (Nº 466, marzo de 2020).

El origen de la moderna chifladura de la Tierra plana

Mad Mike Hughes, en 2017 junto a uno de los cohetes a vapor que construyó en su garaje.  Foto: Waldo Stakes.

“Conduzco de costa a costa y es jodidamente plana”, dijo hace tres años Shaquille O’Neal respecto a la Tierra. El exjugador de la NBA no está sólo en su excentricidad. El rapero B.o.B. anunció en septiembre de 2017 que quiere recaudar un millón de dólares para poner en órbita un satélite y demostrar que vivimos en un mundo plano. Y el domingo el conductor de limusinas Mike Hughes -conocido como Mad Mike, Mike el Loco- murió a los 64 años cuando el cohete de fabricación casera, propulsado a vapor, con el que pretendía llegar hasta los 1.500 metros de altura para demostrar que la Tierra es plana se estrelló a unos 180 kilómetros al noroeste de Los Ángeles (California, Estados Unidos). ¿Estamos rodeados de terraplanistas?…

Sigue en el diario El Correo (suscripción).