Iruña Veleia, un escándalo que pudo evitarse

El Calvario de Iruña Veleia, con el ‘RIP’ sobre Jesús crucificado, y otra pieza con inscripciones.

Recuerdo cómo me enteré de los extraordinarios hallazgos de Iruña Veleia. Me refiero al primer Calvario de la cristiandad y a las inscripciones en escritura jeroglífica atribuidas a los alumnos de un preceptor egipcio en la Álava romana. Fue en la tarde del 8 de junio de 2006 cuando llegué a mi mesa en la redacción de El Correo y mi entonces jefe me dijo que íbamos a abrir la sección de Vivir –así se llamaba la actual Culturas y sociedad– con un gran descubrimiento arqueológico hecho en Álava. «¿Dónde se ha publicado?, ¿en qué revista?», pregunté. Me respondió que lo habían presentado en una rueda de prensa patrocinada por Euskotren y me contó de qué se trataba. Yo torcí el morro. No me acuerdo si realmente o sólo mentalmente…

Sigue en el diario El Correo (suscripción).

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.