Así nos engañan los adivinos

El tarot, como la bola de cristal, es un Macguffin. No importa las cartas que salgan en una tirada; el adivino dirá lo que quiera. Foto: Daniel Albany.
El tarot es un Macguffin. No importa las cartas que salgan en una tirada; el adivino dirá lo que quiera. Foto: Daniel Albany.

“Disfruta de más facilidades para desarrollar su trabajo, sobre todo para expresar su creatividad y alentar buenos tratos”. Es lo que hace unos días pronosticaba la astróloga Guiomar Eillor a todos los escorpio. Es decir, más o menos a una duodécima parte de la Humanidad. Porque hay doce signos del Zodiaco que se reparten a partes iguales entre los doce meses del año. Así, los escorpio son los nacidos del 23 de octubre y al 21 de noviembre. Da igual el año y el lugar. Todos. Incluidos los desempleados –que ya me dirán cómo pueden expresar su creatividad en el puesto de trabajo–, los operarios de cadenas de montaje, los conductores de autobús, los recolectores de la fresa, los profesores de universidad, los… El mismo día, esa misma astróloga auguraba a los libra “semanas de un entendimiento más cariñoso con la pareja”. Vale, ¿y si no la tienen?…

Sigue en el diario El Correo (suscripción).