Boiron diluye su credibilidad y la de la homeopatía

Así dio la noticia 'Redacción Médica'.La credibilidad de la homeopatía sufrió ayer en España un golpe de impredecibles consecuencias a manos de Boiron, el mayor fabricante de productos homeopáticos del mundo. Tras la suspensión del máster en homeopatía de la Universidad de Barcelona porque “no hay una evidencia científica clara” sobre la efectividad de esa práctica y la posterior polémica abierta en los medios de comunicación, la multinacional francesa convocó el martes una rueda de prensa ante “una campaña de comunicación sin precedente [que] ataca a la homeopatía en España”, “revela un desconocimiento profundo de la realidad de la homeopatía en España y en el mundo”, y “testimonia una falta de respeto a los millares de médicos y a los millones de españoles que han escogido las medicinas homeopáticas”. La encargada de poner las cosas en su sitio iba a ser Valérie Poinsot, directora general delegada del Grupo Boiron.

Cuando me enteré de la convocatoria, me sorprendió. No era posible que la multinacional respondiera satisfactoriamente a quienes sostenemos, entre otras cosas, que no existe ninguna prueba de que la homeopatía funcione más allá del placebo; que muchos, si no todos, de sus productos no contienen principio activo alguno; que, debido a eso, no existe ningún mecanismo por el que puedan tener ningún efecto; que ninguno de sus preparados cura nada; que el uso de la homeopatía pone en peligro vidas humanas; y que los médicos y farmacéuticos que los recetan y venden están jugando con la salud de los consumidores. Así que pensé que lo más probable era que se pegaran un tiro en el pie. No fui el único que llegó a esa conclusión. Fernando L. Frías, compañero del Círculo Escéptico, sospechó lo mismo. El tiempo nos ha dado la razón.

Los titulares de los medios tras la rueda de prensa lo dicen todo: “Ridículo de Boiron en su defensa de la homeopatía” (Redacción Médica); “Boiron defiende el uso de la homeopatía y admite que no sabe cómo actúa” (Diario Médico); “El gigante francés de la homeopatía dice que no sabe cómo funcionan sus productos” (El Correo); «La homeopatía se pone seria y el público se ríe» (El Español)… Y es que Poinsot reconoció ayer en Madrid que ellos no saben por qué funcionan sus productos, a pesar de lo cual achacó las críticas de los últimos días al “desconocimiento que hay al respecto [de la homeopatía] en España”, país donde, añadió, una de cada tres personas consume este tipo de preparados. Lamentablemente para ella, cuando le preguntaron por la fuente de ese último dato, la directora general de la multinacional no dio ninguna respuesta a los periodistas. La alta ejecutiva de Boiron dijo también, según Redacción Médica, que “los pacientes no necesitan la evidencia científica de un medicamento, sólo que funcione”, y que no hacen falta pruebas científicas que demuestren unos beneficios evidentes desde que Samuel Hahnemann inventó esta práctica. Además, ella y su director de comunicación, Jean-François Lurol, coincidieron en que “hay muchos intereses para que la homeopatía no esté considerada una opción terapéutica válida en muchos casos”, aunque no identificaron a los malvados. El recurso a la conspiración habitual entre los pseudocientíficos.

La estrategia de Boiron a la hora de hacer frente a la crisis abierta por la suspensión del máster de la Universidad de Barcelona ha sido de una torpeza tal que me sorprendería que no hubiera pronto cambios en su departamento de comunicación. Dado que la compañía no había descubierto de la noche a la mañana el santo grial de la homeopatía y sólo podía recurrir al manido “hay mucha gente que consume homeopatía” -también la hay que lleva amuletos, que cree en el horóscopo y que piensa que los homosexuales son unos enfermos-, ¿quién fue el genio que decidió sacar nada menos que a la directora general a justificar lo injustificable con un discurso victimista? ¿No hubiera sido menos malo esperar a que escampara y luego actuar como si no hubiera pasado nada?  Por si eso fuera poco, al ridículo de la rueda de prensa se sumó durante toda la jornada el que hicieron en Twitter, donde el gestor de la cuenta de la multinacional dio una lección de lo que nunca hay que hacer y  arrastró aún más por los suelos la reputación de la compañía.

#preguntaaBoiron

Los seis primeros tuits etiquetados #preguntaaBoiron, de arriba abajo.Me hubiera gustado asistir al encuentro de Boiron con los medios, pero vivo en Bilbao y la rueda de prensa era en Madrid. En cuanto llegó a mis manos la convocatoria, sopesé la posibilidad de lanzar preguntas a la multinacional a través de Twitter con un hashtag alusivo. Sin embargo, el martes después de cenar, estaba demasiado cansado como para hacer nada, así que me metí en la cama. Ayer me levanté y, tras el café, la idea me volvió a la cabeza. Me parecía que no hacerlo era dejar pasar una oportunidad: no iba a estar en Madrid, pero dejaría algunas preguntas y comentarios en Twitter. Así que, a las 9.18 horas, escribí: «¿Tienen algún estudio publicado en revista científica de prestigio que avale que la homeopatía funcione? Fin de la cita. #preguntaaBoiron». Lancé otros cinco tuits con el mismo hashtag hasta las 9.31 horas. Tienen los seis a la derecha de arriba abajo, con erratas incluidas. Después, me tomé unos minutos de descanso. Seguí en Twitter, pero ni siquiera abrí una columna en mi cliente para ver cómo iba la etiqueta. Pensé que se diluiría, como es habitual. No fue así.

Poco después, la gente adoptó el hashtag como propio y empezó la fiesta. La tortura para el responsable de redes sociales de Boiron. #preguntaaBoiron fue pronto trending topic y comía con un amigo cuando me enteré de que Redacción Médica se hacía eco de la etiqueta y el cachondeo correspondiente. Porque mis tuits iniciales habían desaparecido bajo un tsunami de mensajes ingeniosos -yo no soy nada gracioso, lo sé- que habían hecho que las críticas a la homeopatía y a Boiron fueran el segundo tema del día en Twitter en España. Para colmo de males, el responsable de comunidades de la firma homeopática se pasó el día bloqueando a muchos de los que le incomodaban con la etiqueta #preguntaaBoiron, con lo que las burlas fueron todavía a más. Por supuesto, Boiron ayer no respondió satisfactoriamente a ninguna pregunta ni en la reunión con periodistas ni en las redes sociales.

El efecto Streisand que se marcó ayer la multinacional francesa por sus actuaciones en el mundo físico y en el digital es un ejemplo a enseñar en las facultades de comunicación. Ni en nuestros mejores sueños, quienes denunciamos la homeopatía como un timo pensamos alguna vez que la principal compañía del sector fuera a actuar tan torpemente. Gracias, Boiron, por dejar tan claro que no hay ni una prueba de la efectividad de la homeopatía. Por hacer el ridículo presentándoos como víctimas de una conspiración digna de revista esotérica. Hoy es un día para celebrar, pero no hay que dormirse en los laureles. Queda todavía muchísimo trabajo por delante. Hay que conseguir sacar a la homeopatía de todas las universidades españolas, de los colegios de médicos y de las farmacias. Ése tiene que ser el objetivo de quienes defendemos el escepticismo científico, el pensamiento crítico y el conocimiento frente a la superstición. Somos muchos y juntos podemos conseguir muchas cosas. Ayer lo demostramos.

El día terminó, para mí, de la mejor forma posible: con la admisión por el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, de que la homeopatía es un proceso “ilusorio y engañoso” que no cuenta con “ningún tipo de evidencia científica” a su favor y pertenece “al mundo de las creencias”. El máximo representante de los médicos españoles dijo, además, que la directiva europea que regula el uso de la homeopatía es un “disparate” porque sólo está “movida” por intereses económicos. Estaría bien que, consecuente con sus ideas, la OMC formara un frente común con otras entidades similares -como la Asociación Médica Británica, para la cual la homeopatía «es brujería»– y organizaciones científicas para acabar con el trato de favor en Europa a esta práctica pseudocientífica.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.

Únete a la conversación

20 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Luis Alfonso, has estado genial con esta frase, totalmente homeopática, refiriéndote al hashtag que lanzaste: » Pensé que se diluiría, como es habitual. No fue así.» Lo que sí se diluyeron fueron tus comentarios ante la avalancha que se produjo, jajaja

  2. 1. Me intentaron estafar. En una farmacia pedí un jarabe para paliar los efectos de un catarro y me quisieron colar agua azucarada en lugar de un calmante. Te hago yo ahora la pregunta ¿te callarías si ves que a alguien le están haciendo el timo de la estampita?

    2. No. Esto no va de algo personal, si me doy o no me doy cuenta. Esto va de algo más Si quieres tomarte un placebo eres libre de hacerlo. Lo que no se puede hacer es vender un placebo como un medicamento real.

    3. Te das cuenta de que eres un prepotente que se atreve a pensar por mi. Si, es justicia social. ¿Quieres tomarte agua azucarada? Puedes tomartela, pero no vendas que es un medicamento con propiedades que no se han demostrado.

    4. No hablamos de lo que creemos o pensamos. Usar acusaciones personales es bastante rastrero.Hablamos de lo que conocemos de la naturaleza. La homeopatía va en contra de todo lo que sabemos. Sus argumentos de la memoria del agua, de a más disolución más efecto o los similares simplemente son ilógicas. Desviar la defensa hacia acusaciones de integrismo es un argumento idiota. Y si, debería salir fuera de toda enseñanza reglada como el espiritismo, la astrología y toda esas teorías que la ciencia ha ido desechando.

    Como te han dicho antes, piensa y te harás un favor a ti mismo.

  3. Unas preguntas, a todos los que habéis dejado comentarios y al autor de la entrada, Luis Alfonso Gámez.

    1. ¿De que modo te perjudica a ti la existencia de la homeopatía ?
    2. ¿Te das cuenta que estás haciendo tus críticas, sin pensar por un momento en las personas que consideran la homeopatía, una opción para tratarse de enfermedades leves ?
    3. ¿Te das cuenta de que no lo estás haciendo por una cuestión de justicia social, de libertad de elección, de igualdad.
    4. ¿Te das, por último, cuenta, de que lo que haces, se llama integrismo ideológico ?, y que consideras, que es necesario hacer desaparecer todo lo que no está en consonancia con tu forma de verlo ?, con tu versión ?.

    «Hay que conseguir sacar a la homeopatía de todas las universidades españolas, de los colegios de médicos y de las farmacias. Ése tiene que ser el objetivo de quienes defendemos el escepticismo científico, el pensamiento crítico y el conocimiento frente a la superstición. Somos muchos y juntos podemos conseguir muchas cosas»

    Os dais cuenta de que habláis como fundamentalistas embarcados en una causa que solo vosotros consideráis justa ? ¿Que sois, los templarios del siglo XXI ? ¿Hechais de menos las cruzadas?

    ¿Os dais cuenta de que a los que se os ha ido la pinza, es a vosotros ?, .. o no os dais cuenta, y es mas grave de lo que parece.

    Pensad un poquito, nos haréis un favor a todos.

    1. A mí me da lo mismo que siendo algo falaz el tema de la homeopatía, la vendan en las farmacias, la impartan en la universidades, se enriquezca quien pueda y quien quiera, tenga pocos o millones de seguidores y adeptos, contribuya o no a la mentira o a la verdad científica, cause víctimas o no las cause, etc, etc. Me da absolutamente lo mismo, así que no me incluyas en esa supuesta cruzada. Yo sólo tengo una cruzada, una sola, y es largarme de aquí cuanto antes y en cuanto pueda, lo demás, incluidos a mis congéneres sencillamente me la pela.

      Agur

      1. ¿De que modo te perjudica a ti la existencia de la homeopatía?

        Al autor de este artículo no sé. A mi como persona que puede enfermar, me perjudica que médicos o farmaceuticos recomienden tratamientos que no han demostrado efectividad. Me preocupa que algún día un médico o farmaceutico me recomiende alguna de esas basuras.

        ¿Te das cuenta que estás haciendo tus críticas, sin pensar por un momento en las personas que consideran la homeopatía, una opción para tratarse de enfermedades leves ?

        Hay mucha gente que considera a la virgen de lourdes una opción para tratarse enfermedades.

        ¿Te das, por último, cuenta, de que lo que haces, se llama integrismo ideológico?

        ¿Te das cuenta que todo lo que has dicho no son más que un montón de falacias?

        Pensad un poquito, nos haréis un favor a todos.

        Piensa un poquito, te harás un favor a ti mismo.

    2. Fundamentalistas, Cruzados, Templarios, Integristas … mera retórica. Puedes poner un millón de insultos pero no cambia la realidad de que la homeopatía es un timo inútil, no cura ni enfermedades leves.

      Comparto el deseo de que la pseudociencia se aleje de universidades, colegios médicos y farmacias.

      Si quieres comprar magia simpática eres libre de hacerlo pero no donde se venden medicamentos.

      Tampoco debe obtener prestigio por enseñarse donde se divulga conocimiento científico, es decir riguroso o que intenta serlo. La Homeopatía contradice conocimiento firme de la Física, Biología, Fisiología, Química, Farmacoquinesia, Farmacodinámica y hasta el sentido común.

      1. Que yo sepa ser un templario en el supuesto de que se pudiera ser en el siglo XXI (que no se puede) no es ningún insulto, e incluso un poco de integrismo a dosis tampoco le viene mal de vez en cuando a estas supuestas democracias (dictaduras tecnocráticas en realidad) y a esta supuesta era de las luces, nada mal.

        Agur (y 2)

        1. Obviamente como soy una persona muy muy moralista, me refería a integrismo en el terreno de lo moral. Otras formas de integrismo que cursen con violencia los detesto y los condeno como no podía ser de otra manera. Y es que soy muy muy moralista, lo siento.

    3. Me perjudica lo mismo que el tarotismo, chamanismo, reiki, quiropráctica… tengo un mínimo de empatía y no me gusta que timen a la gente. Si nos vamos al apartado egoísta, no me gustaría que el pediatra me pillara despistado ese día, le recetara homeopatía a mi hijo y no me diese cuenta, por lo tanto cuanto antes se erradique, mejor.

      «¿Te das cuenta que estás haciendo tus críticas, sin pensar por un momento en las personas que consideran la homeopatía, una opción para tratarse de enfermedades leves ?»
      Precisamente porque pienso en ellas hago la crítica. Por mí como si se las quieren tratar rezando, pero que sepan que no ha probado funcionar.

      «¿Te das, por último, cuenta, de que lo que haces, se llama integrismo ideológico?»
      Ya, ¿y? ¿Acaso hay algún problema en que para vender algo que afecta a la salud de las personas se exija que menos que probar que funciona?

      «Pensad un poquito, nos haréis un favor a todos.»
      Aquí viene que ni pintada la cita de Richard Feynman.

      1. Oye, pues os recomiendo efusivamente el Tarot. Uno de los mejores «libros» que se han escrito con diferencia. A mí me ha servido para un sin número de meditaciones personales. Hasta para averiguar un texto que se me resistía y no sabía dónde estaba exactamente… y voilà, di con él gracias a mis meditaciones con dicho Tarot. Es algo muy divertido siempre y cuando no hagas caso a pedorros televisivos y otros similares.

    1. La Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los
      medicamentos y productos sanitarios. Incluye y «regula» la homeopatía. Como «medicamento especial» y con un «procedimiento simplificado» para no hacer el ridículo supongo.

      «Artículo 50. Medicamentos homeopáticos.»
      https://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwiZtZOZmbnLAhXnZpoKHSX8DHkQFggdMAA&url=https%3A%2F%2Fwww.boe.es%2Fbuscar%2Fpdf%2F2006%2FBOE-A-2006-13554-consolidado.pdf&usg=AFQjCNHtMESkU43lS6g47e5Djjc8uaOdGw

      Así tb. la AEMPS y cobra tasas.
      http://www.aemps.gob.es/industria/tasas.do?id=4

      Curiosa alerta sobre contaminación de un «medicamento» homeopático.
      http://www.aemps.gob.es/informa/alertas/medicamentosUsoHumano/2010/docs/calidad_20-10.pdf

  4. Parece que se habla del tema, ha tenido repercusión lo de la OMC. .
    Deberían ser más contundentes y explicar más cosas, ¿porqué médicos recetan homeopatía ?, por ejemplo. Esto en hora punta, a las 10, cuando estamos todos sentaditos en el sofá agarraditos de la mano o con la bata manta.
    Sr. Gámez le vemos pronto en la 6,5,4,3,2, ò 1. Tv, veràs.
    saludos

  5. ¿Cómo que un tercio de los españoles toman productos homeopáticos? Los toman todos, todos los días. Yo mismo me he tomado hoy dos vasos de producto homeopático mientras comía. Eso sí, producto homeopático genérico, del grifo.

  6. ayer participe varias veces en el hashtag. Gracias Luis Alfonso Gamez, por el dia tan bueno que pase ayer :). Y si, debemos seguir con esta lucha, aunque es cierto que parece que en cuanto los presionas un minimo ellos solos se ahogan.

  7. Bueno, en realidad después de Fulcanelli no se ha avanzado gran cosa en cuestión de panaceas, y menos universales. Obviamente mi opinión es que la homeopatía actual es un timo, pero existen caminos heterodoxos en cuestiones de salud que la mayoría desconocen… incluido yo jjajja (pero existen).