Santiago Segura no cree en el espiritismo, pero sí en la telepatía porque, según él, «usamos el 10% del cerebro»

Como ya se adelantó en agosto, la visita de Santiago Segura al plató de Más Allá de la Vida no le convirtió al espiritismo. Los 18 minutos del show paranormal de Telecinco dedicados al director y actor, emitidos la pasada madrugada, resultan decepcionantes para cualquier creyente en los inexistentes poderes de la médium británica. Segura, con cara de póquer, deja que la bruja se ahorque sola con sus generalidades, presunciones e invenciones. Y, cuando llega el momento de pronunciarse sobre sus habilidades paranormales ante Jordi González, sentencia: «¿Te soy sincero? Lo he pasado muy mal y me he angustiado mucho porque, de verdad, quería sorprenderme. No quiero ser el desgraciado que tiene que decir que el Ratoncito Pérez no existe. Además, todo el mundo me ha hablado muy bien de Anne Germain. Pero es que no ha dado ni una”. Esta frase y otras por el estilo han llevado hoy a algunos escépticos a aplaudir entusiásticamente al actor, al igual que hice yo hace unos meses cuando supe del hecho en versión resumida. Hoy, tras ver una versión más completa de su intervención en el programa, no puedo hacerlo.
Segura es claro respecto a los poderes de Germain. «Ha dicho que cantaba por la casa y mi madre no cantaba por la casa. Es que decía cosas que me acercaban, pero otras que me alejaban. Pero es que, por desgracia, yo soy un tío bastante racional y analítico, y las que me acercaban las diría cualquier madre. ¡Qué madre iba a querer que su hijo tuviera estos pelos absurdos!». Por ejemplo, muchas madres han guardado en algún momento los dientes de leche de sus hijos, y la médium de Telecinco coloca los del actor en una cajita cuando él sólo tiene constancia de un diente envuelto en papel de plata, que se perdió. Y, por supuesto, cualquier hijo que quería a su madre en vida tendrá alguna foto con ella y se emocionará al verla. Hasta aquí, Segura lo ha clavado.
Sin embargo, en un momento de la conversación con el presentador, el actor patina y demuestra que no es ni James Randi ni Harry Houdini. Igual algún día lo es; pero, de momento, no:

Santiago Segura: Yo venía porque Igual Anne Germain, quizá, más que hablar con los espíritus, lo que hace es agarrar tu energía y telepaticamente intuir cosas que estás pensando.

Jordi González: Es una explicación que da mucha gente a esto…

Santiago Segura: Tú sabes, Jordi, que utilizamos el 10% del potencial de nuestro cerebro y que la telequinesis y la telepatía sí que están científicamente comprobadas o ha habido muchos más estudios científicos… Empíricamente, que haya espíritus y puedas hablar con ellos, no es algo que se haya podido probar.

No. No usamos el 10% del cerebro; usamos todo el cerebro, si bien no todo a la vez. Y hay tantas pruebas de la realidad del espiritismo como de la de la telepatía y la telequinesis. El espiritismo es un timo y quienes lo practican, unos timadores; aunque sean beatíficos. Los médium no ningún poder extraordinario. Utilizan trucos, que puede aprender cualquiera, para simular comunicarse con el Más allá y sacar dinero a los más ingenuos. Segura considera a Germain «una mujer inteligentísima». Yo también porque ha conseguido ganarse la vida muy bien simulando hacer algo que en realidad no hace. Su falta de honradez tampoco deja lugar a la duda.
Como el programa es un rollo, aunque pueden verlo aquí, he extractado los momentos, para mí, más interesantes del encuentro entre el actor y la médium:

15 comentarios

  1. En ningún momento dice que usemos el 10% del cerebro. Dice que usamos el 10% del potencial del cerebro. No, en realidad no hay ningún estudio que arroje esta cifra, no hay ningún estudio que de ninguna cifra, pero las sospechas son de un número incluso inferior. Con respecto a los estudios científicos, Santiago tiene razón: hay muchos más estudios empíricos sobre la telequinesis que sobre el contacto con los muertos. Sin embargo, los resultados no son significativos.

  2. Ese no cree en la telepatía. Dice lo justo para no quedar de crédulo y para no dejar al programa en mal lugar. Ese no cree más q en el dinero.

  3. Lo que pasa es que el 90% restante es un área de asociación especializada en el doblar cucharas. Con el 10% original (vale decir, con la capacidad normal) es suficiente para justificar el estafar y mentir pretendiendo poder hablar con los muertos, leer la mente, y tantas cosas raras que no entran más que en el saco de los timos..

  4. Buenas
    El espiritismo y todas las áreas relacionadas son evidentes timos, de eso no cabe duda. Son negocios de golpe bajo. La muerte es un tema que no podemos resolver ni asimilar bien. Aceptar que alguien ya no estará nunca más es muy duro y esta gente se aprovecha de esa triste circunstancia que padecemos los mortales. Por ese dolor, incluso personas inteligentes han caído en la trampa, por el anhelo de volver a escuchar a sus seres queridos.
    Por otra parte la telepatía puede ser que no exista, pero creo que los humanos tenemos una gran inclinación hacia ella. Es decir, la idea nos encanta.
    Quizás en el futuro se creen biocomponentes tecnológicos adicionales para al fin poseer la tan soñada capacidad de no usar mas teléfonos.
    Saludos

  5. Estoy de acuerdo con pilar. Segura en su papel…ha negado a dios, (los espíritus no existen), pero deja la puerta abierta a que Germain acierte por otra causa (telepatía).
    Tonterías. Lo de Germain debe ser imágenes que le llegan a la cabeza o algo así, porque imagino que mamá Segura hablaba en español… y esta no se entera de la vaina en cristiano; llega, se sienta, suelta las paridas y no se queda a defender sus indiscrecciones.

  6. «Lo que pasa es que el 90% restante es un área de asociación especializada en el doblar cucharas.»
    Pues yo pensaba que era una área especializada en contactar con Dios, con los espíritus, con las hadas, los unicornios y los extraterrestres… ah, sí, y para curar por imposición de manos y «programar» el agua homeopática… y la lavadora también, pero a distancia…

  7. Todavía no sé si tengo demasiada empatía telepática con Gámez que hace que me transmita mentamente lo que va a escribir en cada post antes de publicarlo, o si no será que son todos iguales de previsibles.

  8. Vaya, Uri Geller, parece que lo que te sobra es tiempo ¡Que suerte!
    A pesar de que todos los post te parecen iguales de previsibles, aqui estas leyendolos.
    Parece mentira que ante la amplia oferta de internet, estes aqui poniendo tu «constructiva» crítica.

  9. Si alguien se molestara en ver el documental autobiográfico «Jistory» extraería (que no extractaría) con facilidad la conclusión de que Santiago Segura no tiene ningún problema en reconocer que hace y dice lo que considera necesario en interés de su carrera profesional y es el primero en desacreditar su propia opinión en aras del entretenimiento.
    Me imagino que este post desaparecerá, como tantos otros que he enviado a este blog, pero por una simple cuestión de integridad (que no integrismo) me veo obligado a insistir.
    Sun saludo.

  10. Los sistemáticos, además de los escépticos, le hacen mucha cancha a lo de Santo Tomás: «ver para creer». ¿Será que tienen la necesidad de que un espíritu pruebe su existencia «apareciéndosele»?. ¿Acaso piensa alguno que los espíritus son conejillos de indias? ¿Por qué les cuesta reconocer que existen leyes por las que se rigen los espíritus, así como hay leyes que rigen a la materia? De todas maneras pasará como le pasó a Newton que descubrió la ley de gravedad al meditar sobre la caída de la manzana en su cabeza y no porque se hubiese caído de la mata tratando de alcanzarla, y así no habría tenido tiempo de descubrir tan grandiosa ley: TODOS SE CAERÁN DEL CARRO DE LA IGNORANCIA Y MIENTRAS MÁS SE TARDE , MAYOR SERÁ EL PORRAZO. Hace unos cuantos siglos se creyó que la tierra era plana y que ésta era el centro del universo. Dentro de unos siglos más …¿que sabremos del universo y qué leyes se habrán descubierto¡. Mientras tanto, los científicos se rompen el coco tratando de probar que los espíritus no existen. Menos mal que el espiritismo les tiene la solución: a través de la reencarnación tendrán bastantes vidas para probarlo. Y pensar que el conocimiento sigue siendo relativo porque «el progreso sigue y no acaba.» elracionalistapaco

  11. Los sistemáticos, además de los escépticos, le hacen mucha cancha a lo de Santo Tomás: «ver para creer». ¿Será que tienen la necesidad de que un espíritu pruebe su existencia «apareciéndosele»?. ¿Acaso piensa alguno que los espíritus son conejillos de indias? ¿Por qué les cuesta reconocer que existen leyes por las que se rigen los espíritus, así como hay leyes que rigen a la materia? De todas maneras pasará como le pasó a Newton que descubrió la ley de gravedad al meditar sobre la caída de la manzana en su cabeza y no porque se hubiese caído de la mata tratando de alcanzarla, y así no habría tenido tiempo de descubrir tan grandiosa ley: TODOS SE CAERÁN DEL CARRO DE LA IGNORANCIA Y MIENTRAS MÁS SE TARDE , MAYOR SERÁ EL PORRAZO. Hace unos cuantos siglos se creyó que la tierra era plana y que ésta era el centro del universo. Dentro de unos siglos más …¿que sabremos del universo y qué leyes se habrán descubierto¡. Mientras tanto, los científicos se rompen el coco tratando de probar que los espíritus no existen. Menos mal que el espiritismo les tiene la solución: a través de la reencarnación tendrán bastantes vidas para probarlo. Y pensar que el conocimiento sigue siendo relativo porque «el progreso sigue y no acaba.» elracionalistapaco

Los comentarios están cerrados.