La Atlántida no está sumergida en las marismas de Doñana, diga lo que diga National Geographic

Hipotética recreación de la Atlántida. Autora: Leire Fernández.

La Atlántida no está sumergida en las marismas de Doñana, porque es un invento de Platón y no existió en el mundo real. Por mucho que el canal de televisión de National Geographic pretenda, y aunque consiga, vender la moto a algunos medios, las posibilidades de encontrar restos del famoso continente perdido son las mismas que las de descubrir Oz o el País de Nunca Jamás. Por mucho que Richard Freund, historiador del judaísmo de la Universidad de Hartford, diga que la Atlántida fue destruida por un tsunami y que parece que en las marismas de Doñana hay restos de una ciudad compuesta por varios anillos, eso no quiere decir que se trate de la legendaria ciudad.

Platón cuenta en sus diálogos Timeo y Critias que, hace unos 11.000 años, existía más allá de las Columnas de Hércules -el Estrecho de Gibraltar- una isla más grande que el norte de África y Asia Menor juntas. Era el hogar de una avanzada civilización, un paraíso en el que abundaban las materias primas y las fachadas de los edificios estaban cubiertas de metales preciosos. Los atlantes navegaban por todos los mares y fueron pacíficos hasta que se corrompieron, intentaron conquistar el mundo y acabaron chocando con los atenienses, quienes les derrotaron y liberaron a la Humanidad. Zeus hundió entonces la isla Atlántida en el mar como castigo a la impiedad de sus habitantes.

Hace 11.000 años, no había ningún imperio; ni siquiera existía ninguna ciudad-, así que tampoco había atenienses que pudieran defender al mundo libre. Sólo había grupos de cazadores recolectores. El de la Atlántida es un relato con fines moralistas -Zeus castiga la corrupción de los poderosos- en el que Platón convierte en héroes a sus ficticios compatriotas del pasado. No hay ninguna otra referencia histórica a los hechos que narra el filósofo griego que, seguramente, se nutrió de sucesos históricos próximos a él temporalmente -como las Guerras Médicas y el hundimiento de la ciudad de Helike– a la hora de componer el relato.

La cultura de Tartessos

Dice Freund que el equipo de National Geographic ha descubierto «en el interior de España una extraña serie de «ciudades monumentales» construidas a imagen de la Atlántida por refugiados después de la probable destrucción de la ciudad por un tsunami». ¿Y qué? La estructura anillada de la capital de la Atlántida -en la cual se alternan canales de agua y masas de tierra hasta la isla central- recuerda, efectivamente, la de los núcleos urbanos de la cultura de Tartessos, desarrollada entre los siglos VIII y VI aC al suroeste de la Península Ibérica. Pero eso no significa que los tartessos fueran supervivientes de la Atlántida, sino que Platón pudo inspirarse en la geometría urbana de esa cultura para su ficticia ciudad.

Claro que contar la verdad no le serviría a National Geographic a la hora de promocionar el documental, titulado Finding Atlantis (Encontrando la Atlántida), que estrenó el domingo. ¿Cuántos medios españoles caerán en la trampa y demostrarán que no saben distinguir ficción de realidad, leyenda de historia, que saben menos geología que un bachiller? Porque la corteza de nuestro planeta es como un rompecabezas formado por piezas que flotan sobre roca fundida, los continentes que hay hoy son los que han sido siempre -si bien se mueven y hubo un tiempo en que estuvieron todos juntos- y no hay un hueco que demuestre que hubo una vez una isla más grande que el norte de África y Asia Menor juntas. Claro que «Encuentran la Atlántida en el sur de España» es un titular demasiado bueno por el cual seguro que algunos no dudan en sacrificar la veracidad.

Por cierto, ya hace casi siete años, el físico alemán Rainer Kühne publicó, en la web de la prestigiosa revista Antiquity, una foto tomada por un satélite en la que identificaba, en la Marisma de Hinojos, cerca de Cádiz, los restos de dos templos que Platón sitúa en la capital atlante.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.

13 respuestas a «La Atlántida no está sumergida en las marismas de Doñana, diga lo que diga National Geographic»

  1. También se creía durante siglos que Troya era fruto de la imaginación del poeta guerrero Homero en su obra La Iliada. Mas tarde en la década de 1870 el arqueólogo alemán Heinrich Schliemann la descubrió tras años de investigación, hasta el punto que fue la obsesión de su vida.

    Deja que los soñadores descubran…

  2. «La Atlántida» nunca existió, pero sí pudo suceder algo parecido al undimiento de una isla o partes de un continente hace unos 12.000 años.

    Un echo ocurrió al final de la última glaciación, cuando el polo norte geográfico estaba situado entre EEUU y Canadá, y Siberia estaba en una zona más cálida con mucha vegetación. El polo norte se desplazó hacia el Ártico, donde está situado ahora, ocasionando el deshielo de la enorme plataforma de 1,5Km. de espesor que cubría Norteamérica, en muy pocos años. Ésta fue sustituida por una fina capa de hielo en el océano, produciendo una subida repentina del nivel del mar .

    Además, hay un efecto que producen las capas glaciales que se forman durante las glaciaciones. Éstas erosionan la tierra que tienen debajo. Tras un tiempo, esto produce un hundimiento isostático de la corteza por debajo del nivel del mar. Al mismo tiempo la corteza colindante se eleva dejando al descubierto áreas que antes estaban bajo el mar. Cuando el hielo desaparece se produce el efecto contrario. El terreno que estaba bajo el hielo sube con respecto al nivel del mar y el de alrededor se hunde.

    Esto pudo producir el undimiento de la corteza que rodeaba Norteamérica que, unido al deshielo, tendría consecuencias devastadoras en toda la zona y también en el resto del planeta (terremotos, erupciones volcánicas), ocasionando la extinción masiva del Holoceno. La mayoría de los grandes mamíferos perecieron y varias islas fueron sepultadas bajo el mar, pero no “La Atlántida el continente perdido”, pues contradice totalmente la teoría de la tectónica de placas que está completamente demostrada. Tampoco es posible acceder a todos los océanos del mundo, tal y como decía Plantón, desde la Península Ibérica, amén de otras contradicciones. Además si hubieran sido tan avanzados se habrían encontrado aleaciones metálicas con una datación prehistórica.

  3. Seguramente «La Atlántida» nunca existió como tal, pero sí pudo ocurrir algo parecido al undimiento de una isla o partes de un continente. Se suele pasar por alto un echo que ocurrió al final de la última glaciación, cuando el polo norte geográfico estaba situado entre EEUU y Canadá, y Siberia estaba en una zona más cálida con mucha vegetación. El polo norte se desplazó en hacia el Ártico, donde está situado ahora, produciéndose el deshielo de la enorme plataforma de 1,5Km. de espesor que cubría Norteamérica, en muy pocos años. Ésta fue sustituida por una fina capa de hielo en el océano, produciéndose la subida repentina del nivel del mar .

    Además, hay un efecto que producen las capas glaciales que se forman durante las glaciaciones. Éstas erosionan la tierra que tienen debajo y Tras un tiempo, esto produce un hundimiento isostático de la corteza por debajo del nivel del mar. Al mismo tiempo la corteza colindante se eleva dejando al descubierto áreas que antes estaban bajo el mar. Cuando el hielo desaparece se produce el efecto contrario. El terreno que estaba bajo el hielo sube con respecto al nivel del mar y el de alrededor se hunde.

    Esto pudo producir el undimiento de la corteza que rodeaba Norteamérica, que unido al deshielo, tendría consecuencias devastadoras en toda la zona. También en el resto del planeta hubo consecuencias terribles (terremotos, erupciones volcánicas), produciéndose la extinción masiva del Holoceno. Muchos grandes mamíferos se extinguieron por completo y varias islas alrededor de Norteamérica quedaron sepultadas repentinamente bajo las aguas, pero no “La Atlántida el continente perdido”.

  4. Yo no digo ni si, ni no, simplemente es una teoria como otra cualquiera; pero por lo visto debes de tener mucho que perder ante tal opinion, por lo furibundo de tu ataque. «Nada limita tanto el logro como el pensamiento pequeño; nada amplía tanto las posibilidades como una gran imaginación». Saludos

  5. si tiene razon en que los continentes encajan pero y si la atlantida se alzo cuando ya estavan totalmente separados x culpa de un terremoto Tsunami o un volcan maritimo que erupciono hay muchas ipotesis lo cual explica como surgio la atlantido pero lo que dicen que esto es ficcion que primero lean todos lo libron y despues hablen x que si no conocen nada sobre el tema que se queden callados la historia es entranable Según el Critias, Evenor tuvo una hija llamada Clito. Cuenta este escrito que Poseidón era el amo y señor de las tierras atlantes, puesto que, cuando los dioses se habían repartido el mundo, la suerte había querido que a Poseidón le correspondiera, entre otros lugares, la Atlántida. He aquí la razón de su gran influencia en esta isla. Este dios se enamoró de Clito y para protegerla, o mantenerla cautiva, creó tres anillos de agua en torno de la montaña que habitaba su amada. La pareja tuvo diez hijos, para los cuales el dios dividió la isla en respectivos diez reinos. Al hijo mayor, Atlas o Atlante, le entregó el reino que comprendía la montaña rodeada de círculos de agua, dándole, además, autoridad sobre sus hermanos. En honor a Atlas, la isla entera fue llamada Atlántida y el mar que la circundaba, Atlántico. Su hermano gemelo se llamaba Gadiro (Eumelo en griego) y gobernaba el extremo de la isla que se extendía desde las Columnas de Hércules hasta la región que por derivación de su nombre se denominaba Gadírica.
    Favorecida por Poseidón, la isla de Atlántida era abundante en recursos. Había toda clase de minerales, destacando el oricalco (cobre de montaña) más valioso que el oro para los atlantes y con usos religiosos (se especula que el relato hace referencia a una aleación natural del cobre); grandes bosques que proporcionaban ilimitada madera; numerosos animales, domésticos y salvajes, especialmente elefantes; copiosos y variados alimentos provenientes de la tierra.

    Tal prosperidad dio a los atlantes el impulso para construir grandes obras. Edificaron sobre la montaña rodeada de círculos de agua una espléndida acrópolis plena de notables edificios, entre los que destacaban el Palacio Real y el templo de Poseidón. Construyeron un gran canal, de 50 estadios de longitud, para comunicar la costa con el anillo de agua exterior que rodeaba la metrópolis; y otro menor y cubierto, para conectar el anillo exterior con la ciudadela.[17] Cada viaje hacia la ciudad era vigilado desde puertas y torres, y cada anillo estaba rodeado por un muro. Los muros estaban hechos de roca roja, blanca y negra sacada de los fosos, y recubiertos de latón, estaño y oricalco. Finalmente, cavaron, alrededor de la llanura oblonga, una gigantesca fosa a partir de la cual crearon una red de canales rectos, que irrigaron todo el territorio de la planicie

  6. Las historias son historias y tienen de realidad lo que yo me sé, y puede que la isla que hallaron en Doñana fuera en la que se inspiró Platón no se desmiente pero de ahi a que fuera un continente como el exageró y que luchara contra los atenienses es todo invencion… y ya dejen de darle vueltas que Platón era mas un literario que un guia turistico. Aunque con la Iliada se encontrara la ciudad de Troya no significa que todo lo demás sea tan verdadero como lo pintan.

  7. Sr. Gámez:

    Al final tras muchos años de sacrificos varios, he logrado publicar el primer tomo (de dos) de un epítome sobre atlantología desde el punto de vista del estudio de las fuentes documentales primarias y secundarias y que no es mñas que un compendio apretado de los VI volúmenes de más de 600 páginas cada uno que confirman la serie. (En Amazon se halla ahora mismo entre los primeros puestos de los más vendidos en categoría historia).

    En este epítome se resumen al menos los tres primeros volumenes de la serie, en este primer tomo, se reumen las principales fuentes documentales primarias y secundarias desde la Antigüedad clásica hasta el final de la Antigüedad Tardía, en el Segundo Tomo (en Septiembre sale), las fuentes egipcias con más de doscientos documentos primarios consultados y que aparecen escritos sobre papiros, lienzos y cartonajes de momias, y otros objetos, y relieves y pinturas en estelas, paredes y techos de templos y tumbas…

    En fin, espero que pueda despertar su interés, aunque sólo sea por querer hacer una crítica a la misma, que espero, sea constructiva, centrada siempre en los contenidos y nunca en el continente o contenedor, o sea, sin argumentos «ad hominem».

    Puede hallar más información en mi Official WebSite: http://www.GeorgeosDiazMontexano.com

    Saludos cordiales,
    Georgeos

  8. Cuando dices que hace 11.000 años solo existían cazadores recolectores, te equivocas, porque recientemente se han descubierto pirámides en Bosnia datadas como mínimo hace 30.000 años así que deberías replantearte la historia del hombre y este ejemplo es uno de muchos que datan a las civilizaciones de mucho antes, la historia se puede sobrescribir en cualquier momento que se haga un nuevo hallazgo. En cuanto a la atlantida, al igual que troya son mitos que resultaron ser verdad, opino que seguramente existió y que algún día se descubrirá.

  9. El imperio atlante se encontraba en lo que es hoy el centro del Atlantico y ocupaba territorios como las Azores ,Bahamas y seguia hasta el mar de los Sargazos lugar en donde se produjo la mayor destruccion segun libros raros ,era entre Bahamas ,el Atlantico y el mar de los Sargazos donde se encontraban los mayores edificios o templos de esta civilizacion y porque menciono esto ,primeramente por la profundidad ,segundo porque en esta zona hay considerablemente sedimento que no es de origen marino ,sino rocoso y formaciones de piedras que son apreciablemente construcciones que reposan debajo del mar y la otra razon es porque es la unica parte del oceano en donde se encuentra el mineral denominado » tuoi » ,piedra mineral que sirvio para mover maquinas y artefactos por medio de la energia que producian dichos minerales como el tuoi ,entre ellos el valix , una especie de artefacto o «trineo » que llegaba a desplazarse por el aire incluso poseian un artefacto navegable.

  10. Luis Alfonso ,por escritos y por investigaciones demasiado serias se sabe perfectamente que parte de la Atlantida puede que este enterrada en territorio espanol de la peninsula ,me refiero a posible arqueologia como la descrita por Ribero Meneses en sus analisis sobre la prehistoria , otro dato es que especificamente dentro de la peninsula existieron remanentes de dicha cultura de la cual Cadiz o la mismisima bahia de Sumaia puedan ser parte de la historia , hay libros muy serios que describen especificamente que parte de los antepasados vascones proceden de esta cultura y no soy yo quien lo dice ,sino los libros.

  11. Este texto tiene razón, los continentes encajan como un rompecabezas, eso quiere decir qu la Atlantida no hubiera entrado en ningun lugar dada la descripción geográfica que no
    s presentan

  12. Para tocar el tema de la Atlántida el prerrequisito es haber leído los diálogos de Platón (Timeo y Critias). Si no quieren leerlos, pueden verlos en Youtube en:
    http://www.youtube.com/watch?v=WZRhjDy1T6o

    La Civilización Hidráulica de los Antis es completamente real, lo mismo que los mega geoglifos y mapas precolombinos, que actualmente están siendo analizados en proyectos de la Academia Nacional de Ciencias del país (ANCB-SC).
    La antigüedad del sistema y de los mapas nombrados no se mide en siglos, sino en milenios.
    http://www.youtube.com/watch?v=R-b6SjeaAkY

Los comentarios están cerrados.