‘Apollo 18’: ¡no saquemos las cosas de madre!

«Hay una razón por la que no volvimos a la Luna», anuncian en la web de Apollo 18, película que se estrenará en Estados Unidos el 22 de abril. La razón es que allí hay algo terrorífico que atacó a los tripulantes del Apollo 18, una misión secreta del Departamento de Defensa. Hemos sabido de ella ahora gracias a que alguien ha decidido hacer públicas las películas grabadas en la Luna por los desgraciados astronautas. Éste es el punto de partida de lo que promete ser una cinta de terror ambientada en el claustrofóbico ambiente de un módulo lunar. Un arranque similar al de cintas como The Blair witch project y Holocausto caníbal, por citar una relativamente reciente y otra de la que se acordarán los más viejos del lugar.

Me comenta el periodista Julio Arrieta que ya empieza a haber por ahí algún escéptico crítico con Apollo 18 porque puede fomentar la teoría de la conspiración lunar. Y no lo entiendo. Estamos hablando de una ficción equiparable a Alien y La cosa, pero ambientada en el satélite terrestre. ¿Que existe el riesgo de que alguien se crea que hubo una misión Apollo 18 y el programa lunar no se suspendió por recortes presupuestarios tras el Apollo 17? Pues, bueno, qué se le va a hacer si hay gente que no sabe diferenciar ficción de realidad y también se cree, porque lo va a ver este verano en la gran pantalla, que los astronautas estadounidenses se toparon con transformers en la Luna. Isaac Asimov, escéptico donde los haya, recurrió a la telepatía en su saga de La Fundación y no sé de nadie que se rasgara las vestiduras por ello.

No es lo mismo Mirlo rojo que Apollo 18. El primero es un episodio de Planeta encantado, una serie documental de Juan José Benítez que emitió TVE hace unos años. En él, hubo un intento de dar gato por liebre a la opinión pública mediante un montaje hecho en unos estudios de animación que se incluyó como si fuera parte de una cinta rodada en la Luna en la que los tripulantes del Apollo 11 exploraban edificios en ruinas dejados por seres de otros mundos. Apollo 18 es una película de ciencia ficción terrorífica. No saquemos las cosas de madre y tengamos claro que los conspiranoicos son capaces de sostener una cosa y la contraria: recuerden que Santiago Camacho defendía hace años que no pisamos a la Luna y ahora dice que sí, pero que allí se han descubierto cosas raras que nos han ocultado.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.