Anumerismo en ‘El Mundo’: «Dónde comprar Lotería de Navidad… y que toque»

Décimo de la Lotería de Navidad.Se acerca el sorteo de la Lotería de Navidad y, como todos los años, sale a la luz el anumerismo. Su imagen más palmaria, las largas colas ante administraciones como la de Doña Manolita, en Madrid, y las de Azcarreta y Ormaechea, en Bilbao. Hay mucha gente que cree que tiene más probabilidades de que le toque el Gordo si adquiere un décimo en uno de esos despachos, y esa falsa idea se alimenta a veces desde los medios de comunicación. Hoy, por ejemplo, la engorda El Mundo.
«Dónde comprar Lotería de Navidad… y que toque», titula el diario madrileño un reportaje en el que se dice que, aunque «hay 14.000 puntos de venta de lotería» en España, «la fama y las mayores ventas las acumulan sólo unos pocos. ¿Por qué? ¿Qué tienen de especial? Pues ser las que año tras año dan más premios». Y, seguidamente, guiada por esa premisa, la autora da una lista con un puñado de despachos «en los que se puede tentar a la suerte». El problema es que su punto de partida es erróneo: esas administraciones no venden más por dar más premios, sino que dan más premios porque venden más.
En el bombo de la Lotería de Navidad entran 100.000 bolas, con números del 00000 al 99.999. Si compro un décimo de un número, tengo una probabilidad entre 100.000 de que me toque el Gordo; si compro décimos de dos números, dos probabilidades; si compro décimos de tres números, tres; y así sucesivamente. Cuantos más números diferentes juegue, más probabilidades habrá de que me lleve el gran premio. Por esa misma razón, las administraciones de lotería que venden muchísimos números tienen más probabilidades de repartirlo que las que venden menos. No es que sean más afortunadas porque sí, es que juegan más números y, por eso, les toca más.
Sin embargo, si yo compro un décimo de un número en una de esas administraciones afortunadas, no tengo más probabilidades de que me toque que si lo adquiero en una que vende muy pocos números. La probabilidad es exactamente la misma: una entre 100.000. Así que dejen de perder el tiempo haciendo cola para conseguir un décimo de ese despacho en el que tanto toca porque no por eso ustedes van a tener más suerte. Eso sí, gracias al anumerismo generalizado, hay loteros que cada vez venden más números porque ponen el gancho de que han repartido no sé cuántos premios, la gente pica y así tienen cada año más probabilidades de repartir el Gordo.

Telecinco emite en directo el ritual de una médium para atraer el ‘Gordo’ de la Lotería de Navidad

Un momento de la emisión en dirceto en Telecinco del ritual de la médium del Gordo. Foto. Oiane Flaño.

Portada de 'El Mundo' en la que se informa de que una médium atrajo el 'Gordo' hasta Alcorcón.Ana Rosa Quintana, premio Ondas 2011 y novelista frustrada por una acusación de plagio, acaba de transmitir en directo, en su programa matinal de Telecinco, el ritual oficiado por Victoria Ayala, la médium del Gordo, para atraer ese premio. Periodismo gilipollas reincidente casi un año después de que algunos medios achacaran a los presuntos poderes de la bruja que el número agraciado en el sorteo de la Lotería de Navidad fuera el 79.250. «Cataluña se lleva la mayor parte de un Gordo de Navidad acabado en 5-0, pero la médium de Alcorcón desvía una parte del premio hacia Madrid», contaba en portada al día siguiente el diario El Mundo. Y el gratuito Qué! coincidía: “Lotería de Navidad: el Gordo cayó en Alcorcón gracias a una médium”.
Telecinco ha asistido «en directo al ritual de la médium que trajo el Gordo el año pasado en Alcorcón». Una muesca más en la promoción de la superstición por parte de la cadena amiga que sumar a Más Allá de la Vida, el programa en el cual otra médium -no digo falsa porque todos los médiums son fraudulentos- simula poner en contacto a famosos con sus seres queridos muertos. Me imagino que Victoria Ayala estará encantada con tanta publicidad gratuita y acrítica para su negocio. La foto de la tele, por cierto, es de la periodista Oiane Flaño, compañera de Punto Radio Euskadi que me ha alertado de esta nueva muestra de rigor mortis periodístico.

La médium del ‘Gordo’ y el periodismo gilipollas

Informaciones sobre la médium del 'Gordo' publicadas en 'Público' y 'Qué!'.

«Una médium atrajo el Gordo a una administración de Alcorcón», titulaba a mediodía el diario Público una información. El subtítulo reforzaba la estupidez. Decía: «Los loteros de la administración 8 de la localidad madrileña contrataron a la vidente para que el primer premio (79.250) se vendiera allí y así ha sido». El gratuito Qué! lo confirmaba: «Lotería de Navidad: el Gordo cayó en Alcorcón gracias a una médium». El origen del disparate –subsanado en Público, pero no en Qué! cuando escribo estas líneas- es un teletipo de la agencia Efe titulado «Loteros de Alcorcón (Madrid) contrataron a una médium para captar el Gordo«, que se hace eco de lo supersticioso que son los vendedores que han repartido el primer premio del sorteo de la Lotería de Navidad.
La vidente Victoria Ayala posa feliz con una reproducción gigante de un décimo del número premiado. Foto: Efe.Entiendo que casi todo vale un día como hoy, cuando en los medios estamos histéricos por llegar los primeros allí donde ha caído algún premio y buscando la anécdota tonta que marque la diferencia. Pero una cosa es eso y otra atribuir a una médium que el primer premio haya sido vendido en un sitio determinado. La información de Efe es correcta, aunque trate de una tontería. Cuenta cuán crédulos son los loteros Agustín y Beatriz Rubia, que contrataron a una bruja para atraer el premio y pusieron un altar con imágenes y santos con el mismo fin. «Llevábamos semanas haciendo rituales de todo tipo para resultar agraciados», reconocía la mujer al diario El Mundo. Por cierto, ¿cómo saben los loteros que lo que les ha dado buena suerte es la vidente y no el santo o la virgen X?
Una cosa es constatar que los dueños de una administración son unos supersticiosos de cuidado y otra achacar a una adivina que el primer premio de la Lotería de Nativad se haya vendido en ese despacho, como han hecho en sus titulares Público y Qué!. El Mundo no, pero, en la carrera por ver quién hace la mayor tontería, aventaja a todos porque ha convocado para mañana un encuentro digital con la vidente, que se llama Victoria Ayala. La bruja tiene varias tiendas esotéricas y hará su agosto en diciembre gracias al sensacionalismo mediático, que lanzará a muchos incautos a sus brazos. La ilógica de los creyentes en lo paranormal es tal que ninguno se preguntará por qué la bruja no lleva ningún décimo del número premiado y tiene que seguir viviendo del cuento, aunque a partir de ahora mejor, claro, gracias al periodismo gilipollas que promociona a los charlatanes engañabobos.

Encuentro digital con la médium del 'Gordo' organizado por el diario 'El Mundo'.