La médium del ‘Gordo’ y el periodismo gilipollas

Informaciones sobre la médium del 'Gordo' publicadas en 'Público' y 'Qué!'.

«Una médium atrajo el Gordo a una administración de Alcorcón», titulaba a mediodía el diario Público una información. El subtítulo reforzaba la estupidez. Decía: «Los loteros de la administración 8 de la localidad madrileña contrataron a la vidente para que el primer premio (79.250) se vendiera allí y así ha sido». El gratuito Qué! lo confirmaba: «Lotería de Navidad: el Gordo cayó en Alcorcón gracias a una médium». El origen del disparate –subsanado en Público, pero no en Qué! cuando escribo estas líneas- es un teletipo de la agencia Efe titulado «Loteros de Alcorcón (Madrid) contrataron a una médium para captar el Gordo«, que se hace eco de lo supersticioso que son los vendedores que han repartido el primer premio del sorteo de la Lotería de Navidad.
La vidente Victoria Ayala posa feliz con una reproducción gigante de un décimo del número premiado. Foto: Efe.Entiendo que casi todo vale un día como hoy, cuando en los medios estamos histéricos por llegar los primeros allí donde ha caído algún premio y buscando la anécdota tonta que marque la diferencia. Pero una cosa es eso y otra atribuir a una médium que el primer premio haya sido vendido en un sitio determinado. La información de Efe es correcta, aunque trate de una tontería. Cuenta cuán crédulos son los loteros Agustín y Beatriz Rubia, que contrataron a una bruja para atraer el premio y pusieron un altar con imágenes y santos con el mismo fin. «Llevábamos semanas haciendo rituales de todo tipo para resultar agraciados», reconocía la mujer al diario El Mundo. Por cierto, ¿cómo saben los loteros que lo que les ha dado buena suerte es la vidente y no el santo o la virgen X?
Una cosa es constatar que los dueños de una administración son unos supersticiosos de cuidado y otra achacar a una adivina que el primer premio de la Lotería de Nativad se haya vendido en ese despacho, como han hecho en sus titulares Público y Qué!. El Mundo no, pero, en la carrera por ver quién hace la mayor tontería, aventaja a todos porque ha convocado para mañana un encuentro digital con la vidente, que se llama Victoria Ayala. La bruja tiene varias tiendas esotéricas y hará su agosto en diciembre gracias al sensacionalismo mediático, que lanzará a muchos incautos a sus brazos. La ilógica de los creyentes en lo paranormal es tal que ninguno se preguntará por qué la bruja no lleva ningún décimo del número premiado y tiene que seguir viviendo del cuento, aunque a partir de ahora mejor, claro, gracias al periodismo gilipollas que promociona a los charlatanes engañabobos.

Encuentro digital con la médium del 'Gordo' organizado por el diario 'El Mundo'.