Los pseudoterapeutas quieren sentar a sus críticos en el banquillo

Los defensores de las mal llamadas medicinas alternativas quieren conseguir en los tribunales lo que nunca han logrado en los laboratorios ni en los ensayos clínicos: que parezca que lo suyo funciona. Por eso han emprendido en España una campaña de denuncias contra quienes advierten a la opinión pública de que prácticas como la homeopatía, la acupuntura, la quiropráctica, el reiki, la bioneuroemoción y otras carecen de efectividad, y además pueden poner en peligro la vida de quienes confíen en ellas. Su objetivo es silenciar a los críticos, aplastándoles bajo una avalancha de denuncias y las consiguientes molestias y gastos en asistencia legal…

Sigue en la revista Muy Interesante (Nº 468, mayo de 2020).

Objetos volantes (¿no?) identificados

¿Pero no crees en los ovnis? No hay escéptico al que no le hayan hecho alguna vez esta pregunta. Mi respuesta es siempre la misma: si te refieres a naves extraterrestres, no hay ninguna prueba de que lo sean; si me hablas de objetos volantes no identificados, creo en ellos porque un ovni puede ser Venus o un avión si no sé identificarlo como tal. El gran problema de la ufología, como siempre recuerda el escéptico español Félix Ares, es la definición negativa de su objeto de estudio. ¿Qué es un no identificado? Puede ser desde una mosca aplastada contra un cristal -como sucede en alguna foto clásica- hasta algo desconocido, pasando por un reflejo, un satélite artificial, el producto de un sueño o de una alucinación, los faros de un coche, un globo, los reflejos de farolas… ¿Entonces cómo narices se puede saber si que hay algo real y desconocido detrás de los no identificados?…

Sigue en la revista Muy Interesante (Nº 467, abril de 2020).

La imparable propagación del conspiravirus

Ilustración: Christopher Dombres.

“Virólogos muy reputados aseguran que no es un virus que se haya escapado de un laboratorio, pero tampoco te aseguran lo contrario”, dijo el psiquiatra José Miguel Gaona en Cuarto milenio el 1 de marzo. El nuevo coronavirus SARS-CoV-2 se creó en un laboratorio chino con fines militares y se transmitió a humanos “accidentalmente”, aseguró Uri Geller en Instagram nueve días después. Y, según el periodista Daniel Felipe Arranz, “estamos ante un virus agresivísimo fabricado”, aunque dice que no sabe “con qué intenciones”. El psiquiatra que fue en 2010 a grabar psicofonías al campo de exterminio de Dachau para Iker Jiménez, el doblacucharas israelí, que se comprometió en su día a parar con sus superpoderes el Brexit y a encontrar el desaparecido vuelo 370 de Malaysia Airlines, y el colaborador de Distrito TV son sólo tres de los muchos emisores de bulos alrededor de la enfermedad Covid-19…

Sigue en el diario El Correo (suscripción).

Descárgate gratis mi libro ‘El peligro de creer’

Vivimos tiempos complicados a consecuencia del nuevo coronavirus. Para controlar la infección, y no poner en peligro a nuestro mayores ni a los enfermos de otras patologías, debemos limitar al máximo nuestros movimientos hasta que las autoridades digan lo contrario. Y hay que pasar la cuarentena lo mejor posible. Por eso, José Antonio Menor, editor de Léeme Libros, y varios de sus autores hemos decidido regalaros lectura. No es mucho, pero, si te ayuda a sobrellevar el encierro, algo habremos conseguido. Así que aquí tienes gratis y en formato digital mi libro El peligro de creer y también Futbolistas de izquierdas, de Quique Peinado, y El poder es de las personas, de Pablo Herreros.

Prologado por Jose A. Pérez Ledo, El peligro de creer me llevó más de dos años de trabajo. Cuento en él cómo los médiums, los pseudoterapeutas y otros nos engañan, nos sacan el dinero y juegan contra nuestros sentimientos y salud. Hay médiums, parapsicólogos, zahorís, grafólogos, homeópatas, videntes, telepredicadores, quiroprácticos… y muchas víctimas de sus desmanes. Y también aparecen en escena grandes magos y hombres de ciencia. El peligro de creer está lleno de vueltas y revueltas, de saltos temporales, de conexiones que a primera vista pueden parecer extrañas, pero luego no lo son tanto. Hay en él muchas pequeñas grandes historias no porque las cuente yo, sino porque estaban ahí esperándome. 

Por favor, corre la voz de que ahora puedes descargarte gratis El peligro de creer. Feliz lectura y quédate en casa.