La noche que Armstrong y Aldrin exploraron en la Luna una base extraterrestre

Un presunto astronauta del ‘Apolo 11’ explora unas supuestas ruinas lunares en la serie documental ‘Planeta encantado’. Imagen: TVE.

Treinta y cinco años habían pasado desde que el hombre pisó la Luna cuando, en la madrugada del 12 de enero de 2004, TVE emitió por su primera cadena un perturbador y, hasta ese momento, desconocido documento sobre la hazaña. “Esta fue la verdad, la única y secreta verdad. Aquel 21 de julio de 1969, Armstrong y Aldrin se alejaron escasos metros del módulo, filmando esta increíble construcción. Esta película, de 14 minutos, jamás fue difundida por la NASA”, decía la voz en off de Juan José Benítez mientras en la pantalla un astronauta exploraba unos edificios en ruinas en el mar de la Tranquilidad. O, al menos, eso sostenía el texto sobreimpresionado, que también avisaba de que estábamos ante unas imágenes inéditas

Sigue en el diario El Correo (suscripción).

¿Rodó Stanley Kubrick el primer alunizaje?

Stanley Kubrick, en el plató lunar de ‘2001’.

Atención, pregunta: ¿quién descubrió que nos han engañado a todos y que Stanley Kubrick falsificó el primer alunizaje para la NASA? ¿Un investigador de lo oculto, un participante en un foro de humor de internet o un crítico cinematográfico? Opte por una de estas tres respuestas antes de seguir leyendo, a no ser que esté convencido de que la llegada del hombre a la Luna no la filmó Kubrick, sino Steven Spielberg, cuya genialidad a la hora de hacernos creer lo increíble es indiscutible. Si para usted los alunizajes fueron reales, entre también en el juego. Suspenda su incredulidad…

Sigue en el diario El Correo (suscripción).

Conspiración en Las Vegas

Número especial de ‘Muy Interesante’ sobre el primer alunizaje.

Pregunte a un grupo de jóvenes si creen que el ser humano ha pisado la Luna. Se llevará una sorpresa. Muchos le dirán que no, y alguno le preguntará si se refiere a que lo hizo en julio de 1969 o después. Es lo que hay. En las dos últimas décadas he constatado personalmente un aumento de los negadores de la hazaña del Apolo 11. Y no entre gente con poca formación, sino entre licenciados universitarios, incluidos los de ciencias. Así, cuando en diciembre de 2010, durante la grabación del episodio piloto de la serie Escépticos de ETB, pregunté a un grupo de futuros geólogos si estaban convencidos de que el Hombre había llegado a la Luna, ninguno respondió que sí. Ninguno. Y hace unas semanas, cuando hice la misma pregunta a un grupo de licenciados universitarios aspirantes a periodistas, solo uno de trece levantó la mano. Por fortuna, también he comprobado que, expuestos ante los hechos, la mayoría de esos incrédulos cambia de opinión. ¿Pero cómo es posible que hayamos llegado hasta aquí?…

Sigue en la revista Muy Interesante (Edición especial del 50 aniversario de la llegada del Hombre a la Luna).

Noches de verano a la caza de platillos volantes

El sueño de todo participante en una ‘Alerta ovni’. 

“Vosotros estaréis con Leopardo en el puesto de observación del Balcón de Bizkaia”, nos indicaron. “Mejor no, porque seguro que tiene un encuentro en la tercera fase”, respondimos mi amigo Ángel Rodríguez y yo. Eran mediados de los años 80. Nos encontrábamos en la Margen Izquierda en una reunión de planificación en Bizkaia de una Alerta ovni, una noche de vigilancia del cielo para intentar ver platillos volantes. Allí todos éramos unos bichos raros, empezando por los convocantes, el Grupo de Radioaficionados Ufológicos de Euskadi (GRUE). Pero mi amigo y yo lo éramos más que nadie. Representábamos a un colectivo extraño dentro de la ya de por sí exótica comunidad ufológica, un grupo que pedía pruebas a quienes afirmaban que nos visitaban extraterrestres y que fue el germen del movimiento escéptico español. Pero esa es otra historia…

Sigue en el diario El Correo (suscripción).

El racismo de los alienígenas ancestrales

Imagen: History.

“¡Cómo pudieron hacer algo así aquellos pobres desgraciados! ¡Pero si eran prácticamente analfabetos!”. Es lo que piensa el creyente medio en los alienígenas ancestrales. Niega, por ejemplo, que los nazcas trazaran los geoglifos del desierto peruano y que los antiguos egipcios construyeran las pirámides de la meseta de Guiza. Como ignora cómo hicieron nuestros antepasados esos y otros monumentos, da por hecho que precisaron de la ayuda de atlantes o extraterrestres. No en vano, lo ha leído desde hace décadas en los libros de Erich von Däniken, Zecharia Sitchin, Robert Charroux, Peter Kolosimo, Jaques Bergier, Andrew Tomas y otros autores cuyos textos rezuman ignorancia, pero también un racismo en ocasiones bastante burdo… 

Sigue en el diario El Correo (suscripción).