El Ministerio de Cultura español subvenciona a un ‘piramidiota’

Portada de la web del arquitecto y 'piramidiota' Miquel Pérez-Sánchez en la que puede leerse cómo está subvencionada por el Ministerio de Cultura.El Ministerio de Cultura español subvenciona la web de un piramidiota, el arquitecto Miquel Pérez-Sánchez, quien sostiene, entre otras cosas, que la pirámide de Keops se construyó en conmemoración del primer milenio del Diluvio y que estaba originalmente coronada por una esfera. Pérez-Sánchez obtuvo en 2008 el doctorado en arquitectura por la Universidad Politénica de Cataluña (UPC) con una tesis titulada La Gran Pirámide, clau secreta del passat, que mereció un excelente cum laude del tribunal correspondiente a pesar de ser un compendio de disparates pseudocientíficos. Ahora, la vende en castellano y troceada en diez volúmenes en una web al pie de cuya portada puede leerse: «Actividad subvencionada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte». ¿Cómo es posible que el departamento de José Ignacio Wert apoye la venta de libros con un rigor histórico equiparable al de las obras de Erich von Däniken y Juan José Benítez? Con mi dinero no, señor ministro.

Para Pérez-Sánchez, la pirámide de Keops es “el monumento conmemorativo de una gran destrucción, del Diluvio Universal, de su milenario”; que es “una especie de enciclopedia del saber de su tiempo”; que estaba coronada por una esfera que simbolizaba el ojo de Horus; que la altura de la estructura fue, original e intencionadamente, una milmillonésima parte de la distancia entre la Tierra y el Sol; que los egipcios conocían los números Pi, Phi, e y plásticos; que sabían que la Tierra era redonda; que Osiris fue un extranjero o la personificación de un pueblo que llevó la agricultura a Egipto…

Tonterías y sinsentidos

“No da ni una. No hay nada de cierto en lo que dice Miquel Pérez-Sánchez”, me explicaba hace tres años Mara Castillo Mallén, doctora en Historia Antigua. Esta egiptóloga consideraba  las afirmaciones del doctor en arquitectura “absurdas”, equiparables a las de otros piramidiotas que atribuyen estas construcciones a extraterrestres, hablan de procesos de reblandecimiento de la piedra, de la existencia de electricidad en tiempos de los faraones… Para el también egiptólogo José Miguel Parra, autor del libro Las pirámides: historia, mito y realidad (2001), la nota de prensa con la que se dieron a conocer en 2012 los resultados de la investigación de Pérez-Sánchez “no tiene desperdicio en cuanto a la cantidad de tonterías y sinsentidos que contiene, casi ninguno de los cuales es original, por cierto”. Según Parra, «no es algo que extrañe viniendo de un señor que considera un matemático a John Taylor, el creador de la piramidiotología; el primero en inventarse que la Gran Pirámide estaba llena de información oculta. Lo bueno es que al afirmarlo se descalifica a sí mismo, y con ello todos sus supuestos descubrimientos, porque desde nada menos que 1893 se sabe que lo de Taylor no eran más que patrañas inventadas por un iluminado».

“Si querían representar el ojo de Horus en lo alto de la pirámide, ¿por qué usaron una esfera? ¿Por qué en todos los documentos -papiros, estelas…- en los que se ve una pirámide no aparece nunca esa esfera? ¿Por que lo obeliscos están coronados por un piramidión y no por esa esfera?”, se pregunta Castillo Mallén. Por mucho que diga Pérez-Sánchez, los egipcios no tenían los conocimientos matemáticos que él cree, aunque respecto a Pi los expertos de verdad -los egiptólogos de carrera- mantengan discrepancias: los hay, como Parra, que dicen que, aunque esté presente en sus obras, “los egipcios ni lo conocían ni utilizaban”; y otros que sostienen lo contrario. Vincular a Osiris con un pueblo extranjero es “una forma más de racismo y no es ni original”, apunta Castillo Mallén. Lo de conectar la Gran Pirámide con un aniversario del Diluvio es tan serio como hacerlo con el del episodio de Eva y la manzana en el Jardín del Edén. Y, así, sucesivamente…

Pérez-Sánchez ha presentado hoy su proyecto en el Colegio de Arquitectos de Cataluña, y las agencias Efe y Europa Press se han hecho eco de sus locuras sin la mínima crítica en dos largos despachos. El autor ha estado respaladado ante la prensa por Gabriel Ferraté, exrector de la UPC y presidente del tribunal que aprobó la tesis piramidiota. Cuando hace tres años calfiiqué aquí ese trabajo de pseudociencia, Ferraté me envió una larga carta -y me dio permiso para publicarla- en la que aseguraba que «todo lo que expone el doctor arquitecto Pérez-Sánchez está fundamentado en datos objetivos y parametrizables», y manifestaba su sospecha de que mi opinión había «sido inducida por aparentes expertos del campo de la historia antigua, frustrados por el hecho de que alguien se atreviera a mostrar posibilidades, observaciones o hechos que ellos -o ellas- no conocían o, en el mejor de los casos, no habían homologado». Para Ferraté, la Gran prámide es «una gran matriz de datos espacio-temporales». ¿Qué significa eso? Nada, es sólo una estupidez más en este festival de la sinrazón apoyado con dinero público.

Nota: gran parte de esta entrada son fragmentos de una anterior dedicada a la tesis de Miquel Pérez-Sánchez.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.

Únete a la conversación

38 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. reto a cualquiera que construya algo, ya sea de papel, plastilina o el material que mejor se considere y mantenga una aproximación a pi lo mas próxima al segundo decimal. o si lo ponemos más fácil, sobre plano a ver quien es el majo que se aproxima al segundo decimal. con la plumilla más fina conseguir menos de medio milímetro es un milagro…¿es que nadie se ha percatado que semejante aproximación es física y materialmente imposible? mira que se han encabezonado con PI. El inglés William Oughtred fue el primero que empleó la letra griega π como símbolo del cociente entre las longitudes de una circunferencia y su diámetro. Fue en el año 1706 cuando el galés William Jones afirmó: «3,14159 andc. = π» y propuso usar siempre el símbolo π, y fue Leonhard Euler el que al adoptarlo en 1737 lo convirtió en la notación habitual que se usa hasta nuestros días. antes de Oughtred nadie hablaba de Pi. y para cuestiones prácticas se redondeaba esa expresión a 3 y punto. a ver quien es el majete que sobre un papel y con tiralineas del más fino es capaz de aproximarse tan solo al primer decimal….¿o quienes escriben eso jamas han levantado un plano, puesto una piedra o hecho nu dibujo?¿para que demonios quiero más de un decimal en la práctica? ¡¡¡es material y fisicamente imposible hombre….!!!!! ¡¡¿estamos tontos o qué?!!

    1. Tonterias… sinsetidos… magufos… estupidez… festival de sinrazon… bla blaaa blaaa bla… Sr. Luis Alfonso Gámez… si tiene usted algo que aportar aportelo… cualquier cosa es rebatible y discutible pero la simple utilizacion de la tecnica del ataque Ad Hominem es sencillamente patetica e inaceptable para alguien que pretenda ser llamado «periodista»… recoja usted sus bien merecidas dos medallas… una por Lulu y otra por si la pierde…

  2. Este señor ha hecho una tesis doctoral, se ha tomado 10 años de estudio, ha hecho una reconstrucción informática. No digo que haya habido una esfera en su punta, muy bien se puede equivocar, lo que digo es que ha hecho un gran estudio donde los números cierran. Es un arquitecto, su tesis es subvencionada y avalada por el ministerio de Cultura. Su razonamiento es bastante coherente en cuanto a la época de su construcción y al decir que había tecnología para la construcción de la gran pirámide, porque de otra manera no se explica en si misma su existencia. O me vas tu a decir que te crees que la hicieron con cinceles de bronce y empujando los pedruzcos? Solo digo que para criticar hay que sentarse recibirse de arquitecto o Ingeniero, hacer cálculos y después abrir la boca. Sin embargo ya ves… cualquiera te critica hoy en día. Tu quien eres? He mirado tu curriculum, por lo visto la universidad solo la has visto en sueños, tu mejor trabajo es en el diario El Correo de Bilbao. El resto son colaboraciones en folletines y grupos pseudocientificos. O sea eres un bocazas. Y pretendes saber mas que el? Cuanto te ha tomado escribir este post? Media hora? Contra 10 años de estudio y cálculos? Tus lectores deberían mas bien ver quien eres tu y que autoridad cultural tienes para defenestrar el trabajo de un profesional, al menos un profesional que se ha animado a romper los dogmas existentes con un estudio serio. Y esto va mas alla de que este señor este acertado o no. Al menos el se ha acercado al enigma haciendo un trabajo profesional. Tu eres un magufo hablador y deberían prohibirte el don de la palabra.

    1. Buenos días: Sé que este comentario no va dirigido a mí sino al autor de esta entrada pero aun así no puedo resistirme a añadir algunas reflexiones (R) a su comentario de usted. Vayamos por partes:

      1/ Este señor ha hecho una tesis doctoral, se ha tomado 10 años de estudio, ha hecho una reconstrucción informática. R: Eso demuestra el esfuerzo del Sr. Pérez-Sánchez pero no garantiza necesariamente que sus resultados sean correctos.
      2/ No digo que haya habido una esfera en su punta, muy bien se puede equivocar, lo que digo es que ha hecho un gran estudio donde los números cierran. R: De eso se trata: de si el Sr. Pérez-Sánchez se acierta o se equivoca. Y se equivoca: los números no cierran. Una precisión de 4 decimales en un edificio es un absurdo. Y la medida de la que parte en su Tesis no es correcta.
      3/ Es un arquitecto, su tesis es subvencionada y avalada por el ministerio de Cultura. R: Todo esto, una vez más, no garantiza necesariamente que sus resultados sean correctos.
      4/ Su razonamiento es bastante coherente en cuanto a la época de su construcción y al decir que había tecnología para la construcción de la gran pirámide, porque de otra manera no se explica en si misma su existencia. O me vas tu a decir que te crees que la hicieron con cinceles de bronce y empujando los pedruscos? R: Su razonamiento principal (ver su web www.antiguoegiptosigloxxi.com) es que partiendo de la medida 52’36 cm las cuentas no le cuadran y por eso supone la esfera en la punta (y en este caso el problema es esa medida de la que parte).
      5/ Solo digo que para criticar hay que sentarse recibirse de arquitecto o Ingeniero, hacer cálculos y después abrir la boca. Sin embargo ya ves… cualquiera te critica hoy en día. R: Bueno, no creo que para criticar de modo razonado y constructivo haya que ser necesariamente arquitecto.
      6/ Tu quien eres? He mirado tu curriculum, por lo visto la universidad solo la has visto en sueños, tu mejor trabajo es en el diario El Correo de Bilbao. El resto son colaboraciones en folletines y grupos pseudocientificos. O sea eres un bocazas. Y pretendes saber mas que el? Cuanto te ha tomado escribir este post? Media hora? Contra 10 años de estudio y cálculos? R: Sin comentarios.
      7/ Tus lectores deberían mas bien ver quien eres tu y que autoridad cultural tienes para defenestrar el trabajo de un profesional, al menos un profesional que se ha animado a romper los dogmas existentes con un estudio serio. R: Que el Sr. Pérez-Sánchez se haya animado a romper los dogmas existentes no garantiza necesariamente que sus resultados sean correctos.
      8/ Y esto va mas alla de que este señor este acertado o no. R: Si hablamos de ciencia lo principal es, precisamente, que este señor esté en lo cierto o no.
      9/ Al menos el se ha acercado al enigma haciendo un trabajo profesional. R: Eso no garantiza necesariamente que sus resultados sean correctos.
      10/ Tu eres un magufo hablador y deberían prohibirte el don de la palabra. R: Que yo sepa existe algo llamado libertad de expresión. Y creo que debe poder emplearse para opinar si los resultados del Sr. Pérez-Sánchez son correctos o no, que (si no me equivoco) es de lo que aquí se está tratando.

      Creo que con esto ya sí me quedo algo más tranquilo con respecto a su comentario. Un cordial saludo.

    2. Completamente de acuerdo con Luis Castaño

      Gloria, ¿Cómo sabes tú que sus razonamientos son coherentes con el periodo de construcción o que es imposible hacerlo con martillos de cobre y diorita? Acaso tienes estudios sobre ello o simplemente es que lo has leído en alguna web y te lo has creído. Uno puede haber leído muchas cosas, hasta que el hígado bombea sangre y no el corazón (Internet y el mundo paranormales es así) pero sin duda en caso de enfermedad cardíaca irá a un médico cardiólogo, no a un arquitecto, ¿Verdad? Bueno, pues los especialistas en Egipto son los que desprecian el trabajo del arquitecto, no Gámez. El es periodista, es decir transmisor de información, y hace algo tan básico y tan honesto (al margen de si su currículum es extenso o no) como acudir a expertos de verdad a comprobar si tienen sentido sus afirmaciones.
      Los cálculos, sentados o de pies, se hacen y se han hecho unas cuantas veces. El problema es que viene un señor, que ignora completamente todos los estudios científicos realizados sobre la Gran Pirámide debido a su nula formación académica sobre el tema y se dedica a falsear datos, a jugar con los números (con lo que puedes encontrar hasta el número de copa de Charlize Theron en un vaso minoica) y tabular sobre episodios históricos que nunca ocurrieron, como el citado diluvio universal.

      GLoria, no es que pretenda saber más que él sobre Egipto, es que tiene la humildad de acudir a quien sí sabe antes de ponerse a escribir chorradas, como tú misma o el autor de la tesis.

      Déjate de monsergas, llamáis romper dogmas a soltar afirmaciones sin sentido por pura ignorancia. La egiptología lleva cambiando sus «dogmas» desde sus inicios, pero siempre en base a los descubrimientos arqueológicos, a análisis de C14 AMS, a documentos etc…¿Sabias acaso que hace cosa de un año se han encontrado documentos en los que se habla del período de Khufu, de su pirámide etc? No hace falta que me respondas, ya me le lo imagino.

      Por cierto, que poco oscurantista eres hablando de «misterios» y mandado cerrar la boca.

      Pues nada, la próxima vez que tengas una enfermedad, espero que vayas a que te trate un arquitecto que te estudie durante 10 años y luego nos ilumine derrumbando «dogmas» sobre el sistema circulatorio centrado en el hígado o alguna majadería para engañar a completos ignorantes. Un beso

    3. «Deberían prohibirte el don de la palabra» Solo este comentario te retrata a ti y a los que defiendes.
      Si Vd. no está de acuerdo con el Sr. Gámez, puede Vd. rebatir sus argumentos con otros argumentos, puede aportarnos datos reales y científicos que refuten los suyos, puede citar obras o trabajos de especialistas en el tema…
      Pero no, su única arma es el insulto y negar la libertad de expresión.
      Unas armas a las que suelen recurrir los enbaucadores y estafadores cuando se les desenmascara. Lo de siempre vaya.
      Un saludo

    4. «Media hora? Contra 10 años de estudio y cálculos?»
      No bonita, 10 años de tesis contra millones de horas hombre de investigación seria en egiptología. No se trata de lo que diga Gamez. Lo importante es lo que dicen miles de egiptólogos y arqueologos.

      Esos 10 años podrían haber sumado a esas millones de horas hombre de investigación seria, y sin embargo se quedan sólamente en un tratado de consideraciones cabalísticas sin fundamento, eso si, que le ha valido el título de Doctor… al susodicho…

      Pues nada, Lady Demócrata, propón una ILP para que nos quiten el don de la palabra a los que pensamos que se hicieron zon cinceles de bronce y empujando pedruscos.

    5. Gloria, sé cómo ha hecho los cálculos el Sr. Pérez-Sánchez. Los entiendo, los he reproducido, y por tanto puedo decir con total conocimiento de causa que son totalmente tramposos y dignos de la peor matemática trilera.

      1. Julio: Reproducelos acá entonces, así salimos todos de dudas respecto a que si lo que expone el autor en sus tesis es verírido o son meras especulaciones.

        No estoy de acuerdo con la mayoría de ustedes, el que comenzó a insultar sin mediar provocación fue el propio autor de este artículo, opinión, reseña o crítica.

        Llamar Piramidiota a una persona, por favor, que ciencia o pensamiento crítico es este: ABSOLUTAMENTE NINGUNO, más parece pelea de viejas de pueblo que no tienen mucho que hacer.

        Por otra parte, no expone fundamento de base alguno de la tesis expuesta y se limita a encontrar errores y presentarlos como sustanciales (lo del presunto «diluvio» que es poco creíble a lo menos en su forma literal, luego, esta cuestión no necesariamente invalida toda la tesis).

        Leyendo al autor de la tesis, y leyendo este artículo o reseña, me he percatado que en este blog sólo se toma lo que sirve para echar por tierra todo, sin embargo, nos omite información relevante de las medidas de la pirámide que se exponen en la tesina. Eso se llama DESINFORMACIÓN.

        El tema es complejo, luego, no puedes tomar lo del diluvio para quemarlo todo.

        Para abundar, si esto es sólo una crítica, muy bien. Sin embargo, el autor al parecer quiere sentar precedente ciéntifico, si es así, muy mal, pues da la impresión de que ataca el tema por mero capricho o no estar de acuerdo con él, sin ningún analisis crítico de las pruebas aportadas. Repito, más parece una opinión del tipo pendenciera que no analiza prueba alguna, y busca destruir al autor.

        A modo de oponión personal debería a lo menos refutar los cálculos hechos y demostrar que esta teoría no sirve, pero recurrir al consenso o a la egiptología mayormente acepatada, desde luego no es ciencia sino dogmatismo.

        Como dirían mis colegas: NO HA LUGAR.

        1. «(…) recurrir al consenso o a la egiptología mayormente acepatada, desde luego no es ciencia sino dogmatismo. »

          Ciencia Es Consenso y es lo más razonable: hay que ser muy arrogante, o ignorante, para despreciar el trabajo de muchísimos profesionales durante décadas y presentar esta [supuestamente nueva] teoría que debería apoyarse en una enorme evidencia empírica y además [esta parte suele obviarse por buenas razones] explicar convincentemente por qué estuvieron equivocados la inmensa mayoría de los investigadores durante tantos años.

          Piramidiota suena claramente a insulto, pero despreciar la egiptología tildándola de tal o cual cosa es otro insulto muchísimo mayor hacia esos profesionales. Y el autor no es egiptólogo según entiendo. O sea, sabe poco más un arquitecto que un albañil en esta cuestión.

          1. Buenas tardes, Faraday:

            Como no sé cómo responderle en el comentario correcto lo hago en este. Gracias por ese PDF de Hirsch. Ya lo tenía pero no lo recordaba. El motivo es que tengo una carpeta con muchísismo PDFs sobre Metrología a revisar pero hay tanto material que revisar que no doy abasto ya que en dicha revisión estoy trabajando yo solo y al ritmo que mi estado de salud me permite (que no es mucho).

            En todo caso ya que estoy comentar que Hirsch como muchos otros autores se centra en determinar el valor de la medida llamada Codo (o de las distintas medidas llamadas Codos: hay varias) cuando lo fundamental es determinar la medida Hombre, que era la medida central. Una vez determinada ésta y aplicando las relaciones recogidas en los textos por los autores antiguos pueden determinarse las demás con (relativa) sencillez.

            Dicha medida Hombre la hemos tenido siempre delante en el Hombre de Leonardo cuyo cuadrado central, Hombre en T, mide 18 cm. Partiendo de ese dato y aplicando las relaciones recogidas por Leonardo y otros muchos autores pueden determinarse con (relativa) sencillez todas las medidas del Sistema de Medidas Antiguo, medidas que por otra parte aparecen recogidas en los Patrones físicos.

            Me gustaría poder subir el video de una entrevista que me hicieron donde explico todo esto pero no me es posible (aún no me han dado autorización). De momento, y a falta de ese video donde gracias a las imágenes se ve todo muy claramente le(s) dejo unos enlaces a distintas entrevistas de prensa y radio sobre mi investigación:

            1/ Comunicado de prensa: http://www.europapress.es/comunicados/noticia-comunicado-leonardo-da-vinci-piramides-egipto-20140110115024.html
            2/ Entrevista en RNE Cádiz: https://www.youtube.com/watch?v=UjtQ5JQZGnc
            3/ Entrevista en Ágora Historia: (Últimos 15 minutos del programa, aprox) http://www.gestionaradio.com/9785-agora-david-benito-2014-06-14-220000-192kbps-mp3/
            4/ Entrevista en Diario de Cádiz: http://www.diariodecadiz.es/article/ocio/1815737/hombre/vitruvio/y/canon/se/repite/lo/largo/la/historia.html
            5/ Entrevista en SER Historia: (Últimos 15 minutos del programa, aproximadamente)
            http://www.cadenaser.com/cultura/audios/ser-historia-280-altamira-sautuola-7-9-2014/csrcsrpor/20140907csrcsrcul_1/Aes/

            Espero y deseo que les resulte de interés. Atentamente,
            Luis Castaño. Licenciado en Filología. Investigador en Metrología Histórica.

          2. Buenas noches, Faraday:

            Le agradezco que me recordase esa Tesis de Faraday. La he revisado a toda velocidad esta tarde tomando unas breves notas y una vez más confirma mi modelo. Si está usted interesado en mis observaciones al respecto no tiene más que decirlo y se las pasaré.

            Un cordial saludo y gracias de nuevo.

        2. Buenos días:
          Bien, puesto que pide usted que se refuten los cálculos del Sr. Pérez-Sánchez con su permiso lo haré yo. Como puede ver en la web del Sr. Pérez-Sánchez (busque con Google antiguoegiptosigloxxi) sus argumentos para suponer (que no demostrar) esa esfera en la punta de la Gran Pirámide son los siguientes:
          El Sr. Pérez-Sánchez parte de la base de que la principal unidad de medida era una medida de 52’36 cm (el Codo Real CR). También parte de la base de que las dimensiones de la Gran Pirámide son 440 CR de Base x 280 CR de altura. A partir de ahí, como no le cuadran los cálculos, añade esa esfera en la punta para que le cuadren. Tb añade que su modelo ofrece una precisión de 4 decimales.
          Vamos ahora con estos argumentos:
          1/ Como el propio Pérez-Sánchez indica al edificio le falta su recubrimiento, no existe hoy físicamente en su altura original, etc. En dichas condiciones no se pueden tomar (en la realidad) medidas exactas por lo que partiendo de este hecho yo diría que es imposible que su modelo certifique las medidas exactas. Es más, creo que un modelo nunca certifica nada. Un modelo explicativo se crea para ver si es válido o no y es la correspondencia (o no) de ese modelo con la realidad la que certifica (o no) la validez de ese modelo.
          2/ Por otro lado una precisión de 4 decimales en un edificio me parece un absurdo. Demostremos que los egipcios no llegaban a tal grado de precisión ni siquiera en sus Patrones de medida. En estas webs:
          http://www.louvre.fr/oeuvre-notices/coudee-regle-de-maya-ministre-des-finances-du-roi-toutankhamon
          http://collezioni.museoegizio.it/eMuseumPlus?service=direct/1/ResultLightboxView/result.t2.collection_lightbox.$TspTitleLink.link&sp=10&sp=Scollection&sp=SfieldValue&sp=0&sp=0&sp=3&sp=Slightbox_3x4&sp=0&sp=Sdetail&sp=0&sp=F&sp=T&sp=1
          puede usted ver distintos Patrones egipcios. Esos Patrones miden todos 7 Palmas pero sus medidas oscilan entre 52’2 y 52’7 cm. En el Patrón de Maya se dice que el Dedo oscila entre 1’86 y 1’88 cm. Si ni siquiera en objetos tan pequeños como esos Patrones no hay precisión de 4 decimales ¿cómo se supone que podían conseguirla en un edificio de las dimensiones de la Gran Pirámide? Ya le respondo yo: no lo conseguían. Es el Sr. Pérez-Sánchez quien lo consigue con su modelo de ordenador.
          3/ El Sr. Pérez-Sánchez olvida completamente otro aspecto básico. Las medidas no se dan aisladas. Nuestro cm no se da sólo: forma parte de todo un sistema de medidas y cuando empleamos ese sistema de medidas empleamos todas las medidas del mismo según nos convenga. Los egipcios y todos los pueblos antiguos empleaban el Sistema de Medidas Antiguo (recogido en esos Patrones). En dicho Sistema de Medidas la unidad central era el Hombre (1’80 m) y había muchas otras unidades derivadas: Codo (6 Palmas = 45 cm), Palma (7’5 cm), Dedo (1’8 cm) y muchas otras.
          4/ Las medidas ideales del Sistema de Medidas Antiguo están recogidas en infinidad de textos de autores antiguos (que el Sr. Pérez-Sánchez ni menciona así que entiendo que no los habrá estudiado). En dichos textos se deja bien claro que el Codo común eran 6 Palmas (45 cm) o 24 Dedos (43’2 cm) y que el Codo Real eran 8 Palmas (60 cm) o 32 Dedos (57’6 cm). Luego esa medida de 52’36 cm que el Sr. Pérez-Sánchez creer ser el Codo Real no lo es: es una medida de 7 Palmas. Es la traducción a cm del valor que Petrie encontró en pulgadas inglesas en sus mediciones de la Gran Pirámide y que creyó (erróneamente) ser el Codo Real. Pérez-Sánchez toma ese valor acríticamente y de ahí saca sus cálculos.
          5/ Las medidas de la Gran Pirámide fueron ya expresadas por esos autores antiguos a los que hago referencia más arriba, en concreto por Herodoto. Y Herodoto dejó bien claro que la longitud del lado de la Base de la Gran Pirámide eran 8 Pletros. Busque usted en la Tesis del Sr. Pérez-Sánchez si da esa referencia, si cita ni siquiera el Pletro o si ha estudiado cuál es su equivalencia. Por si quiere ahorrarse trabajo ya se la doy yo. Según Herodoto el Pletro son 100 “Pies”. En los textos antiguos hay varias medidas a las que se asigna el nombre de “Pie”. Aquí Herodoto se refiere al “Pie” de 4 Palmas (30 cm) o 16 Dedos (28’8 cm) y así tenemos: “Pie” = 28’8 cm > Pletro = 28’8 m > 8 Pletros = 230’40 cm. Medidas ideales dadas por Herodoto que corresponden a los 230’36 cm (y medidas cercanas) que se citan hoy como medida para el lado de la base de la Gran Pirámide.
          En fin, no me extiendo más porque tengo ganas de desayunar. Si le interesan a usted las medidas antiguas ya me dirá y podremos seguir en otra ocasión.
          Atentamente, Luis Castaño. Licenciado en Filología. Investigador en Metrología Histórica.

          1. Encontré esta tesis sobre metrología egipcia:

            https://tspace.library.utoronto.ca/bitstream/1807/35848/10/Hirsch_Antoine_P_201306_PhD_thesis.pdf

        3. Marcelo, no te preocupes que estoy en ello. Creo que mañana a más tardar sacaré un entrada en mi blog comentando la trilería matemática detrás de esa tesis.

          Una cosa es que 1+2=3. Otra cosa es que tenga sentido hacer esa cuenta, y lo que represente.

          Mientras tanto, si quieres entretenerte, puedes intentar refutar esto: http://gluonconleche.blogspot.com.es/2012/08/numerologia-de-la-torre-picasso.html

          1. Ostras!! Lo de la torre Picasso me recuerda a un pasaje de «El péndulo de Foucault» de U. Eco, donde los protagonistas juegan con las medidas de una cabina de teléfono para encontrar los mismo misterios que en la G.P.

            Gran página, gracias!!

        4. Creo yo que ya ha sido suficientemente refutado por J. M. Parra y Mara Castillo Malén, pero al autor y sus seguidores les da absolutamente igual. Así funciona el mundo de la piramidiotología.

          Ya he dicho que los valores que toma no son reales, porque los redondea a 440 a conveniencia. Tampoco vale extrapolar el ángulo de la piedra de recubrimiento, porque eso supondría que mantenía ese mismo ángulo constantemente, sin error alguno y que los egipcios (pues el autor no niega que fuera realizado durante el periodo de Khufu) eran más precisos que los ingenieros de la NASA. Pero claro, si desprecia los verdaderos valores de los lados de la base ¿por qué iba a ser más escrupuloso con el resto de medidas?

          Bien, ya que pides datos aquí van algunos. Medidas tomadas del libro de I.E.S. Edwards «The pirámides of Egypt». Lado norte: 230’26 metros; lado sur: 230’45 metros; lado este: 230’39 metros; lado oeste: 230′ 36 metros. Tomando como auténtico el valor de codo real que da el autor (los 0’5236 metros que Luis Castaño niega) nos darían las siguientes medidas: N: 439’763178; S: 440’12605042; E: 440’01145913; W: 439’95416348

          Y sin embargo, el autor hace su reconstrucción virtual a partir de 440 codos reales http://www.antiguoegiptoxxi.com/reconstruccion-informatica/ , despreciando la diferencia de hasta 20 centímetros de unos lados con respecto a otros. ¿y esto es un trabajo de una tesis doctoral? ¿Por qué el autor se molesta en hacer cálculos hasta con cuatro decimales pero luego redondea las medidas reales a 440 CR?

          Puede que la respuesta sea para poder obtener los valores que busca. Según su razonamiento, los lados de la pirámide deberían ser números enteros, así que transforma las mediciones en metro a codos reales (según el valor de estos que él da) y después elimina los decimales. Pero cuando quiere medir a arista vertical de la pirámide (ignoro en este caso si también jugo con las medidas eliminando decimales), como la medida en CR no es un número entero (prueba de que las medida proyectadas por los arquitectos egipcios no tenían que ser CR enteros), los transforma en metros para obtener su número entero sin decimales nuevamente.

          Uno tiene la sensación de que a fuerza de forzar los datos a sus intereses empieza hablando de la Gran Pirámide y acaba describiendo una pirámide ideal que no existe y que nunca construyeron los egipcios.

          El autor parece justificarse emitiendo un argumento circular, como las medidas de la GP son excepcionales, puedo prescindir de los datos reales y suponer un objeto matemático puro y jugando con ese objeto, obtengo unos resultados que prueban que las medidas de la GP son excepcionales. Así, con un buen par de …

          Segundo punto, da una altura de 280 codos reales, pero si volvemos al libro de Edwards vemos que su altura era de 146’73 metros, es decir 280’23300229. De la piedra de recubrimiento solo queda una hilera en la cara norte http://www.antiguoegiptoxxi.com/wp-content/uploads/2012/07/Figura-2-ABC.jpg (foto tomada de su propia página web) y sin embargo, se atreve a extrapolar la inclinación de una piedra de 1’5 metros hasta los 146.73 metros, perdón, los redondeados 280 CR, como si las medidas fueran tan exactas que no variarán en ningún momento, para poder «demostrar» que ese recubrimiento no podía llegar hasta la punta. Bueno, pues resulta que el error de las caras con respecto a los puntos cardinales eran de N: 2′ 28″; S: 1′ 57″; E: 5′ 30″ y W: 2′ 30″ y sin embargo, el autor nos quiere hacer creer que la inclinación del recubrimiento era exactamente igual en todas sus partes. De hecho, si tomáramos las medidas de cada cara individualmente y las extrapoláramos obtendríamos cuatro pirámides diferentes.

          Es decir, si a la creativa matemática, que te permite hacer eternas transformaciones para multiplicar y dividir por lo que quieras hasta obtener algún resultado curioso, le añadimos que los datos de los que parte para hacer esas operaciones son interesadamente inexactos, no sé cómo luego puede decir que la Gran Pirámide es una «filigrana matemática».

          Pues para ser una filigrana desprecia bastante sus medidas reales.

          Pero hay más, también añade que la altura de la pirámide representa la distancia entre el Sol y la Tierra porque esta oscila entre 147.000.000 km a 149.600.000 (en función del momento del año), y como la altura es de unos 147 metros, eso demostraría que los constructores sabían estos datos astronómicos. Como bien dijo en su momento la egiptólogo Mara, un bolo Bici también tiene aproximadamente 150 mm. Oh Wait!!!! Hala, coged una regla y buscar objetos que tengan entre 146 y 150 la unidad métrica que os convenga y empezado a escribir tesis doctorales sobre ello.

          Pero es que además hay mucho más, el autor sostiene que el metro, una unidad de medida arbitraria (porque en lugar de basarse en la diez millonésima parte del arco terrestre podían haberse basado en la veinte millonésima) creado durante la Revolución francesa, era conocido por los egipcios!!! (Si es que el Doctor Who viaja demasiado por el tiempo). También sostiene que además la GP contiene encriptado mediante números los nombres en griego clásico (del siglo V a.C.) el nombre de Jesús de Nazaret, y el nombre de la Atlántida. Esto último recogido por un sufrido asistente a una de sus conferencias.

          Pero es que como dicen algunos, hay que tener la mente abierta… hasta que se te caiga el cerebro al suelo.

        5. Marcelo, lo prometido es deuda: he aquí un ejemplo de cómo ha hecho las cuentas, buscando triquiñuelas con los números hasta conseguir cualquier cosa que le llamara la atención:
          http://gluonconleche.blogspot.com.es/2015/04/trilero-matematico.html

  3. Sin comentarios…

    TRATADO DE PIRAMIDOLOGIA

    http://www.conchiglia.mx/ESPANYA/ES_monos/ES_MONOS_2009_lug_05_Tratado_de_PIRAMIDOLOGIA_Gran_Piramide_Egipto_Ing_AJAC.pdf

    1. Me ha encantado la afirmación de la página 58

      «La precisión en la medición es directamente proporcional a su antigüedad porque si la medición es más antigua el deterioro en la base de la pirámide es menor»

      XD ¡¡¡Con un par!!! Para qué nos vamos a molestar en medir con técnicas actuales que nos permiten tomar medidas más exactas que nunca en toda la historia, como buenos «iluminados» cuanto más antiguo sea algo mayor Verdad esconde.

      Que la erosión de la base en 2 siglos sea insignificante no importa, porque lo importante en todos estos casos es encontrar las «medidas» que se ajusten a la teoría que quiera defender, aunque finalmente acabe hablando de otra Gran Pirámide que poco tenga que ver. Todo un clásico en este mundillo.

      En la pag. 72 continúa con el despropósito y en una tabla donde recoge las diferentes medias que ha encontrado en lugares tan rigurosos como : Revista Más Allá o Internet!!!! XD Eso sí, medidas redondas, ni decimales ni leches, que van desde los 230 metros a los 233. En cambio, según una autora de «20 libros publicados en doce idiomas» de nombre desconocido da la altura con una precisión de 9 decimales !!!! XD (146,939987800)

      Y ya paro de leer porque se me va a romper el diafragma de tanto reír. ¡Qué aburrida sería la vida sin los piramidiotas!

  4. Qué vergüenza. Qué vergüenza la de este ministerio de incultura. Soy historiadora, con un máster en patrimonio cultural. Quise acceder a una de las becas del ministerio, pero no pasé la selección. ¿Por qué? Porque se dan cinco anuales. Porque el señor ministro está más preocupado en subvencionar tonterías que en el futuro de los investigadores de este país. Porque a nadie le importa que yo quiera rescatar la memoria histórica de un archivo, o hacer la historia accesible a todos a través de un museo o una fundación.
    Porque lo «pseudo» da dinero. La pseudohistoria, la pseudociencia… Mientras haya bobos habrá engañabobos.

    Perdón por ser tan dura, pero me hierve la sangre con este tipo de cosas.
    Saludos

    1. Demasiado blanda has estado Helena, te comprendo perfectamente.
      Los científicos e investigadores buscándose la vida fuera de España y el dinero de todos cebando conspiranoicos, estafadores y estómagos agradecidos. Qué triste panorama.
      Ánimo y mucha suerte.

  5. Me voy a poner otra vez didáctico en tan importante momento de inflexión de la historia, la construcción de grandes obras.

    Desde el 2660 a 1850 a.c. , se construyen en Egipto 15 grandes Pirámides como la de Keops.
    Repito, se construyen en Egipto 15 grandes Pirámides, y otro buen puñado más pequeñas.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Pir%C3%A1mides_de_Egipto

    La más antigua es la Pirámide de Saqqara construida por Imhotep.

    Imhotep, fue Arquitecto, Escriba, Astrologo, Medico, Sumo Sacerdote, Poeta, Filosofo, Ingeniero, primer ministro o canciller del Faraón Zoser
    Imhotep, que etimológicamente significa “aquel que viene de la plenitud”, le unía una amistad profunda con el Faraón Zoser, que lo consideraba como hermano suyo, su alter ego.

    Imhotep es considerado el creador del plano de todos los templos, el genio que redacto el libro de la planificación del trabajo del templo con sus reglas de construcción, simbólicas y técnicas al mismo tiempo.

    La Pirámide de Saqqara fue el libro de piedra de Imhotep, en un texto dictado por el Faraón Zoser se afirma sobre la Pirámide, “El cielo vive en este lugar, la luz divina se eleva de él”.
    La Pirámide de Saqqara de 227 metros de este a oeste por 544 de norte a sur, es el símbolo el espacio y la creación.

    En los 2 milenios siguientes después de su muerte, su genio no fue olvidado; Hay un texto que dice que cada escriba, antes de ponerse a trabajar, hace una especie de libación en honor de Imhotep; Es el genio elevado al rango de maestro espiritual de los escribas, guardián de los libros utilizados en los templos.
    Son numerosas las estatuillas de bronce representado a Imhotep sentado, leyendo un papiro. Que tiene desenrollado sobre sus rodillas, tocado su cabeza con casquete del Dios Ptah (Ptah), el Dios Ptah es el creador por medio de verbo, y patrono de los artesanos.

    En los siglos siguientes hasta Tolomeo, tenía el poder de restaurar lo que había sido destruido proporcionando a sus discípulos la inteligencia para entender los textos esotéricos, otorgándoles sabiduría.

    El que fuera médico, arquitecto, entre otras habilidades, también era un Astrologo gran conocedor del cosmos, instruía, enseñaba el movimiento de los astros, el significado de los decanatos, y a interpretar simbólicamente los diferentes aspectos que se presentaban en el cielo.
    Durante la XXVI Dinastía, Imhotep fue elevado al rango de Dios venerado en todo Egipto; Desde la época de Ramsés II, se ruega a los dioses que se reúnan y vengan a rendir homenaje a “Imhotep el grande”; Se ofrecía incienso a Imhotep, que volaba hacia el cielo a modo de halcón mezclándose con los planetas, y bogaba en la barca de las estrellas imperecederas.

    Imhotep es el verdadero padre de la medicina y no Hipócrates, fue el primero en describir los músculos y huesos de la mano, por eso era el patrono de los médicos en Egipto; Imhotep se aparecía a los enfermos con un papiro enrollado en la mano, y les revelaba el remedio más adecuado. Considerado durante 2 milenios “El más grande de los médicos”, “Aquel que cura todas las enfermedades”.

    Imhotep fue el único mortal divinizado considerado dios en el antiguo Egipto.
    Ese es Imhotep, el Leonardo Da Vinci de la antigüedad, probablemente el más grande genio que jamás haya existido, injustamente no valorado por la historia o los historiadores, Imhotep.

    1. Buenas noches:
      Leo este comentario suyo y ante estas frases «Imhotep fue el único mortal divinizado considerado dios en el antiguo Egipto. Ese es Imhotep, el Leonardo Da Vinci de la antigüedad, probablemente el más grande genio que jamás haya existido, injustamente no valorado por la historia o los historiadores, Imhotep.» me gustaría añadir que no sé si sabe usted hasta qué punto tiene razón.

      La Tesis de Pérez-Sánchez puede rebatirse basándose en la medida de la que parte. Bien, pues curiosamente el Sistema de Medidas empleado en Egipto (y en concreto en la Gran Pirámide) tiene como unidad central al Canon Original, un modelo humano que corresponde a un Hombre de 1’80 metros y que se transmitirá históricamente a través de Grecia, Roma y la Edad Media hasta el Hombre de Leonardo.

      Ese Canon Original y el Sistema de Medidas Antiguo asociado a él es el tema central de la investigación en Metrología Histórica que vengo realizando desde 2011.

      Atentamente,
      Luis Castaño.
      Licenciado en Filología.
      Investigador en Metrología Histórica.

      1. Yo creo que bastaría con percatarse que los datos de base de los que parte son falsos. Da por hecho que las cuatro caras son de idénticas proporciones y de 440 codos de largo, cosa que no es cierta porque hay diferencias en sus proporciones, y en cuanto a la extrapolación que hace de la inclinación de la piedra de recubrimiento ¿Cómo supone que el ángulo inicial que él cita (y que habría que ver si lo mantienen de lado a lado) se mantenía intacto hasta la parte superior?

        Y así etc, etc, etc

        1. Bueno, en mi caso prefiero centrarme en señalar que esa medida de 52’36 cm que el Sr. Pérez-Sánchez (y otros) cree ser el Codo Real no lo es ya que según los textos antiguos el Codo común medía 6 Palmas o 24 Dedos (45 cm) y el Codo Real medía 8 Palmas o 32 Dedos (60 cm). Por tanto la medida de 52’36 cm corresponde a una medida de 7 Palmas (52’5 cm) pero no al Codo Real (60 cm). Partiendo de esa base los cálculos del Sr. Pérez Sánchez son erróneos. Atentamente, Luis Castaño. Licenciado en Filología. Investigador en Metrología Histórica.

          1. Te recuerdo del blog de J.M. Parra. Lo que sostienes me parece muy interesante aunque no sabría contestarte. Te recomendaría que te pusieras en contacto con José Lull o Josep Cervelló de la UaB, estoy seguro de que ellos te podrían ayudar.

            Lo de las medidas reales lo digo porque es la base de todo el edificio y es muy fácil verificar que no son reales, al menos las que aporta en su página web y en algún video (ha ría que ver su tesis que no he encontrado). Basta buscar los datos en el libro de referencia egiptológica de I.E.S. Edwards «las pirámides de Egipto», que se reedita desde hace años para actualizarlo. Se inventa una Gran Pirámide ideal (con datos inextactos que le permiten cuadrar los números). Si además tuvieras razón con lo del codo más las burradas antihistóricas que defiende es como para no tomar en serio ningún título concedido en la Politécnica de Barcelona.

          2. Hola. Me alegro que a alguien le llame la atención mi propuesta. Y te agradezco infinito esas sugerencias que me ofreces: miraré a contactar con ellos. En cuanto a mi investigación si deseas más información sobre la misma pues es bien sencillo. Ponte en contacto conmigo buscándome por mi Facebook. A partir de ahí puedo enviarte por correo un par de videos explicativos bien claritos sobre la base de mi investigación e indicarte cómo leer los 29 artículos que llevo a día de hoy en la plataforma www.academia.edu. Un cordial saludo.

          3. Te buscaría, pero me temo que «Luis Castaños» hay unos cuantos en Facebook. ¿Alguna pista para encontrarte? :)

            Gracias

          4. Uy, verdad. Jajaja qué despiste. :-D A ver: en mi página de www.academia.edu salgo como Luis Castaño Independent Researcher y en ella está subido mi CV con mis datos de contacto. En Facebook como Luis Castaño (sin ese al final) soy el que tiene como imagen de perfil el Hombre de Leonardo. Espero que ahora sí. :-D

          5. Hola, jonlarmann:

            Te dejo un enlace a la Nota de Prensa que me acaban de publicar en Travel Archaeology: http://www.travelarchaeology.org/web/category/arqueonoticias/

            He añadido tb un primer comentario con algo de información extra y con un enlace a academia.edu . Espero que te resulte interesante. Un cordial saludo.

  6. ¿Pi? Peor, en el video promocional se presentan límites y cálculo integral como fondo; abundantes luces en el cielo terrestre o de más p’arriba aún. Lo que no acaba de gustarme es denominar piramidiotas a los creadores y seguidores de disparates sobre el Antiguo Egipto.

    Si aceptamos que la tendencia a lo supersticioso es innata, con diferencias debido a las distintas edades, personalidades y enfermedades, se plantea una evidente cuestión ética. ¿Podemos burlarnos de quiénes siguen la tendencia natural de su cerebro en lugar de usar la razón y la educación científica?

    1. A mí sí. Estoy harto de tanto caradura de tres a al cuarto, sin estudios en egiptología que se dedica a soltar cortadas a los cuatro vientos, ya sea Javier Sierra o este, y encima condecorado por una universidad.

      Si alguien tiene verdadero interés no está de más escuchar a verdaderos expertos como Josep Cervelló https://www.youtube.com/watch?v=mp_SmQZuJko

      1. Gracias por el link, muy interesante y valioso, aunque gratis. Y, aunque no sea el lugar apropiado, gracias a l@s profesores que ponen sus valiosos conocimientos al alcance de legos y aficionados a la historia y arqueología.

        Y noto que debido a las gracias disparatadas de algunos, se tienen que añadir comentarios a los libros serios desvinculándose.

  7. Buenas tardes: Imagino que en la presentación de su libro el Sr. Pérez-Sánchez expondrá los planteamientos de su Tesis sobre la Gran Pirámide donde afirma que estaba coronada por una esfera. Me bastaría con una sola frase de su web («El codo real (cr), de 52’36 cm, fue su principal unidad de medida») para desmontar toda su Tesis pero desafortunadamente el Sr. Pérez-Sánchez no accedió a mi oferta de un debate público sobre su propuesta. Atentamente, Luis Castaño. Licenciado en Filología. Investigador en Metrología Histórica.