El sudario de Oviedo es tan falso como la sábana santa, confirma el Centro Español de Sindonología

No falla: llega la Semana Santa y alguien se saca de la manga una presunta investigación que demostraría la autenticidad de la sábana santa de Turín. El autor del estudio de este año es el escultor Juan Manuel Miñarro, miembro del Centro Español de Sindonología (CES), una organización de creyentes que lleva décadas dándoselas con queso a los medios de comunicación españoles. Como pasa cada año por estas fechas, agencias de noticias como Efe y Europa Press se han hecho eco del trabajo sin el más mínimo espíritu crítico, y decenas de medios se han unido al coro divino. Lo paradójico es que la investigación sabanasantera de 2015 demuestra que el sudario de Oviedo es también una falsa reliquia, algo, por otra parte, nada sorprendente.

Profesor de escultura de la Universidad de Sevilla, Miñarro ha comparado los rostros impresos en los lienzos de Turín y Oviedo, y concluido que ambos «envolvieron, casi con toda seguridad, el cadáver de la misma persona». El estudio “no prueba por sí misma que esa persona fuera precisamente Jesucristo, pero sí que nos ha puesto claramente en el camino de conseguir demostrar completamente que la Sábana Santa y el Santo Sudario envolvieron la cabeza del mismo cadáver», ha explicado el sindonólogo a Paraula, la revista del Arzobispado de Valencia. Ha añadido que el número de coincidencias entre ambas caras “sobrepasa con creces el mínimo de puntos significantes o pruebas exigidos por la mayoría de los sistemas judiciales del mundo para la identificación de personas, que es de entre ocho y doce, mientras que los que ha arrojado nuestro estudio son de más de veinte”.

El procedimiento fue, según Paraula, el siguiente:

Miñarro utilizó fotografías a tamaño real de las dos reliquias y superpuso las imágenes con la ayuda de luz láser, acetatos y un programa informático, un procedimiento que es utilizado en la investigación criminalista. Las superposiciones fotográficas atribuidas al mismo individuo, cuando no existen restos materiales, “es una técnica confiable, más útil ciertamente para realizar exclusiones, pero que puede dar lugar a identificaciones positivas, si se observan y cotejan características únicas, verificables sobre un número importante de puntos significantes -como es este caso-, por lo que se constituyen inmediatamente en pruebas”. Por ello, la superposición fotográfica, un procedimiento que comenzó a utilizarse hacia 1880, “es una técnica que sigue siendo muy sólida en la mayoría de casos”. [Los entrecomillados corresponden al investigador.]

El trabajo de Miñarro no ha visto la luz en ninguna revista con revisión por pares. Supongo que, como mucho, verá la luz en Linteum, la publicación del CES. «Según la tradición, la sábana santa, que está custodiada en la catedral de Turín, sería el lienzo que envolvió el cuerpo de Jesús al ser depositado en el sepulcro, mientras que el santo sudario, venerado en la catedral de Oviedo, sería la tela que cubrió su rostro en la cruz tras morir», sostienen Efe y Europa Press en un despacho de agencia clónico que da la impresión de que el estudio del escultor demuestra la autenticidad de las dos reliquias, cuando es exactamente lo contrario. El sudario de Oviedo se encuentra en la catedral de la capital asturiana, nunca se ha sometido a estudio científico y desde hace décadas es objeto de una encendida defensa por parte de los sindonólogos y la Iglesia católica.

Ignorar el carbono 14

Ambas agencias ignoran piadosamente el único estudio científico hecho hasta la fecha sobre la sábana santa. La razón es obvia: esa investigación deja claro que esa tela nunca pudo envolver el cuerpo de Jesús de Nazaret. En 1988, tres laboratorios de Estados Unidos, Reino Unido y Suiza, fecharon mediante el carbono 14 “el lino del sudario de Turín entre 1260 y 1390 (±10 años), con una fiabilidad del 95%”. El resultado del análisis se publicó en la revista Nature sin que, casi 30 años después, haya sido refutado en ninguna publicación científica. El carbono 14 no hizo sino confirmar lo que otras muchas evidencias apuntaban desde que apareció la reliquia en Francia a mediados del siglo XIV. Hasta la Iglesia admitió en 1989 que el lienzo depositado en la catedral turinesa muestra una representación del Jesús crucificado y no la imagen de Jesús crucificado, lo que no ha impedido que todos los papas posteriores -el actual lo hará previsiblemente en junio- veneren la falsa reliquia.

Imagen frontal de la figura humana de la sábana santa.

Si un estudio demuestra que la sábana santa y el sudario de Oviedo «envolvieron, casi con toda seguridad, el cadáver de la misma persona», significa que, «casi con toda seguridad», la tela asturiana es también un fraude medieval. Demostrar lo contrario sería fácil: bastaría con que la Iglesia dejara que se date por el carbono 14 y, además, microanalistas forenses la examinaran, como hizo en su día Walter McCrone, quien descubrió que la sangre del sudario de Turín era tempera al colágeno. Por cierto, la única manera de explicarse las anormalidades de la figura de la sábana santa es que se usara un bajorrelieve para la fabricación de la falsa reliquia.

Miñarro es el autor de una escultura del hombre de la sábana santa para una exposición itinerante en la que no ha tenido el menor reparo en colocar el supuesto cadáver en una postura imposible para intentar hacerlo encajar con lo reflejado en el lienzo turinés. El CES, por su parte, es una entidad tan rigurosa que Celestino Cano, quien fue su presidente durante muchos años, destacó en 1989 que el físico Willard Libby, que ganó el Nobel en 1960 por la invención del método del radiocarbono, decía que la prueba no se había hecho bien en el caso de tela de Turín. Libby había muerto nueve años antes de que se hiciera el análisis, pero para los sindonólogos las discrepancias temporales nunca son un problema.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.

Únete a la conversación

47 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. -Es un fraude, una obra construida en la edad media.
    -¿Fabricada por quién?
    -No se sabe
    -¿Existe alguna obra semejante, es decir con las mismas características?
    -No que yo sepa
    -Es decir que hasta donde se sabe, se trata de algo único
    -Creo que sí
    -Con toda la tecnología actual ¿Se la ha podido replicar, con las mismas características y peculiaridades?
    -No.
    -¡Ah!

  2. A ver si lo he entendido. El sudario es falso porque las heridas coinciden exactamente con las de la síndone (y la síndone sería falsa porque el C14 la fecha en 1300). O sea, que el sudario y la síndone fueron «fabricados» a la vez. Son contemporáneos ¿Es así?.

    Pero amigo, resulta que el sudario está fechado por C14 en el 700. O sea que la datación de C14 de la síndone está mal y sería como mínimo del año 700. Y eso si esta datación fuera correcta, pero dado que el sudario -al igual que la síndone- ha sido muy manoseado, besado, etc. y está muy contaminado para la prueba del C14 podemos colegir que probablemente sea incluso anterior a esa fecha.

    Lo que son las cosas. Un artículo que pretendía demostrar la falsedad el sudario acaba demostrando que la datación por C14 de la síndone es incorrecta.

  3. Si se demuestra que ambos lienzos tienen un origen común, sea este una falsificación o no, la única conclusión a la que podríamos llegar con un 100% de certeza es la de que las dataciones de carbono 14 de la sábana de Turin (1260-1350) son erróneas, ya que el sudario de Oviedo está documentado por fuentes históricas desde la apertura del arca santa de la catedral ovetense en el año 1075 en presencia de Alfonso VI con el objeto, precisamente, de inventariar su contenido

  4. Esta es la fiabilidad del carbono-14:

    Según el laboratorio de Arizona la datación de la sábana Santa es del 1342 d.c. +/- 31 años

    Según el de Zúrich de 1312 d.c. +/- 24 años

    Según el de Oxford 1237 d.c +/- 30 años.

    Después de esto, podemos hablar de precisión????.

    Aparte de esto está la ruptura de la cadena de custodia, ya que a pesar del triple ciego los datos estaban en la calle antes de comunicarlo al Vaticano.

    Nueva datación del 2013, dice que el lienzo es del siglo primero, pero…., eso no interesa publicarlo

    1. en cada gramo de carbono (principlamnete carbono 12 y carbono 13 -isotopo estable-) absorbido por un ser vivo en vida a través de su respiración presenta solo de 1exp-12 gramos (o 0,000000000001 para que se vea mejor) de Carbono 14, que es un isotopo inestable con un periodo de semidesintegración de aprox 5570 años. Esto quiere decir que pasado ese periodo de tiempo la cantidad de C14 en la muestra se reduce a la mitad. Por eso solo se aplica para restos de seres vivos hasta 40.000 años de antiguedad.
      La sabana santa presentaba 0,92exp-12 gramos de C14 por cada gramo de carbono. Es decir que la presunta contaminación sería de solo 0,14 exp-12 gr de C14/gr carbono. ¿Qué casualidad que la muestra coincida con la primera exposición documentada del sudario en Francia y que la representación de la figura guarda relación con la iconografía de la época (en concreto del arte bizantino)?

      1. Nos basamos en los estudios cientificos reconocidos, no en un X que nos puede estar mintiendo con respecto al Sudario. En 2005 tambien se hizo una investigacion del sudario y se concluyo que por lo menos tenia 1300 años de antiguedad. Mira yo te puedo meter igual palabreo de C++ y ADA y no porque te meta un palabreo enorme lo que estoy diciendo es verdad. Un X como tu tiene que citar fuentes, no un razonamiento de un Quimico desconocido.

        1. La conclusión para esta cuestión ya la dijo San Ignacio de Loyola: «Para aquellos que creen, ninguna prueba es necesaria. Para aquellos que no creen, ninguna cantidad de pruebas es suficiente»

      2. Con todo lo listo que crees que eres deberías saber que el C14 se encuentra en la atmósfera, en el humo, en el agua (bicarbonatos)…
        Si conocieras un poco la historia de la sabana Santa sabrías que sufrió un incendió alrededor del siglo XVI en el que por tanto entró en contacto con humo y agua.
        Súmale a esto toda la radiación absorbida en los estudios científicos.

        Como veo que te las das de erudito no creo que haga falta explicarte que el C14 como muchos otros elementos radiactivos tiene un tiempo de vida media, pero que si se deposita de alguna otra manera más cantidad de este elemento en la sábana Santa la datación obtenida en el la oratorio será posterior.

        Si no me crees, busca por qué motivo se entregaron las muestras a analizar a los laboratorios en cilindros de plomo.

    2. Hay un nuevo análisis que arroja que la datación de c14 realizada al sudario de turin fue sobre una esquina del mismo que fue restaurada en la edad media, hay pruebas científica de ello. En la actualidad está pendiente una datación nueva para precisar la fecha del sudario de Turin.

  5. Pues hasta ahora no se la llegado a un rotundo NO o SI sobre la autenticidad del sudario… Y es que el grupo STURP que se encargó de investigar el manto estaba financiado por un grupo religioso y claramente no sería capaz de negar que cubrió a Jesús, pero además hay otra cosa que no cuadra: si fuese el verdadero manto de Jesús entonces no fuese «descubierto» cientos de años después y negado incluso al principio por la propia iglesia sino que debió de ser recogido por algún discípulo como una prenda divina y adorado por los paleocristianos como una reliquia santa y después del triunfo del cristianismo en el Imperio Romano sería el manto máximo de adoración y comentado por emperadores cristianos como Justiniano o Maximino, de la antigüedad o santos como San Pablo o San Agustín. Sin embargo, fue algo del que apenas se habló a fines de la Edad Media y negandolo en un principio.

  6. No hay que preocuparse por el tema y dejar que los científicos la sigan estudiando. La iglesia donde estaba depositada sufrió un incendio por lo que la prueba del carbono no en concluyente. De todas formas lo que nunca podrán decir los científicos es certificar a quien corresponde la imagen. Por tanto no perdaís el sueño por el tema.

  7. Hoy la ciencia es a la espiritualidad (espiritualidad, que no religión) lo que ayer fue la religión a la ciencia: Todo lo que no entre por el estrecho ojo de su aguja sencillamente no existe. Pues lo siento, señores científicos; no todo es medible y comprobable por sus rígidos sistemas. Para saber cómo funciona el cerebro de un artista, lo meten en un TAC y le dicen que cree algo. Cuando sacamos algo de su contexto y lo llevamos a un laboratorio, estamos interfiriendo y corrompiendo el resultado. ¿La ciencia es exacta? Por supuesto, hasta que llega otro científico y establece una nueva teoría, que hace que caiga todo lo anterior. Yo no soy religioso ni creyente, aunque sí espiritual. No sé si Jesús existió o no, lo que sí sé es que la síndone es algo que escapa a toda lógica. Sólo hay que ver otras «reliquias» de época medieval para notar la diferencia.

  8. Me parese tonto este artículo basado en el carbono 14 cuando el mismo que lo inventó no quiso hacer la prueba porque sabia que no era confiable la respuesta … ademas pasan por alto que esa tela es contruida solo en el medio oriente a principios del siglo 1DC y tiene polen de esas tierras

  9. Hola!
    Este artículo es lamentable.
    De los cientos de estudios científicos e históricos que se han hecho sobre la síndone sólo uno apunta en otra dirección a su autenticidad, y resulta que es el estudio menos científico de cuantos se han hecho. El del carbono 14. Y no es el menos científico porque el método utilizado no sea, efectivamente, merecedor del nobel, sino porque la síndone ha tenido una contaminación durante XX siglos que hace sumamente inapropiado este método en este caso (Dr. Harry E.Gove lo confirma). Nivel de significación de esa prueba (en su mismo estudio): 5%. El C14 es muy inapropiado para este tipo de casos.

    http://linteum.com/la-sindone-galeria-multimedia.php

    En cambio, el mayor y más completo estudio que se ha hecho sobre la síndone -no por el CES, que a mí me parece sumamente respetable, sino por científicos escépticos- es el llamado STURP. Todos los hallazgos de ese estudio apuntan a la autenticidad de la síndone.

    Para todos los escépticos -me parece obvio que no por razones científicas sino personales: exige un compromiso de vida demasiado grande aceptar que Dios existe y que el Evangelio es Verdad- tenéis este magnífico blog: http://lasabanaylosescepticos.blogspot.com.es/

    1. Hombre, si.
      Dejar de pensar escépticamente y aceptar cosas sin pruebas exige esfuerzo y compromiso para un escéptico.

    2. Exactamente, Alex, y las pruebas que se hicieron con el analizador de imágenes, creo recordar, VP8. Y las pruebas del polen (especies desaparecidas ya propias de Palestina en el siglo I) , tipo de tejido y tipo de confección de la sarga, etc. etc. Vamos, que lo detractores, sin ánimo de faltar: ni dos dedos.

    3. «(…) compromiso de vida demasiado grande aceptar que Dios existe y que el Evangelio es Verdad (…)»

      Es al revés, lo que exige un esfuerzo, demasiado grande para muchos, es ser crítico: aprender arqueología o historia y usar el pensamiento crítico, en resumen, poner en cuestión las creencias. Hay personas con una fuerte atracción hacia la superstición.

      Aceptar creencias sin dudar es lo más fácil, estamos naturalmente condicionados a ello, como es fácil aceptar la existencia de dioses personales que protegen con sus poderes sobrenaturales de la muerte y enfermedad. Lo duro es saber que no hay recompensa final para los justos.

  10. Anda, que ya os vale. Negar l evidencia a veces es complicado, y este caso aún más. No me parece de muy inteligente el negar todo lo que no interesa. Un saludo a todos,

  11. Vamos a ver, ¿alguien ha intentado taparse los huevos con las manos cruzadas estando acostado? Otro milagro, ¿no? ¿Y para qué ibana tapar los genitales a un cadáver? ¿Para que no se le vean? Si estaba cubierto con la sábana.

    1. De pie o acostados, con las manos cruzadas todos llegamos a nuestras partes salvo los mancos. Nunca he entendido ese argumento, porque se cumple incluso apoyando los codos, debo ser deforme. También soy capaz de esa proeza cada día cuando me bajo la cremallera para orinar.

      Aunque piense que los sudarios de cristos resucitados sean una patraña para indocumentados.

  12. Es lamentable que al encontrar algo sin explicación unos pongan rápidamente a Dios en la solución y otros , haciendose los científicos, desprecien el enigma porque no concuerda con su ateismo.

    La prueba del carbono 14, se hizo mal y los propios encargados de realizarla, años después, explicaron el error. Las muestras tomadas eran de fibras aportadas posteriormente en una reparación. Como resultado sabemos que es anterior al siglo XXII, pero no podemos saber exactamente de que fecha es.

    Por otro lado, hoy por hoy, no es posible hacer una copia de la sabana. La imagen no esta pintada con pintura, ni la tela esta quemada o chamuscada. Aunque fuera un objeto del siglo XXII, que sabemos que es anterior, es un gran enigma, uno de esos enigmas del pasado para los que noy hay una explicación…. y si, todas las semanas santas habrá dos tontos, uno diciendo que es una prueba cientifica e «irrebatible» de la existencia de cristo y el otro diciendo que es falsa, tan falsa como en su día fueros los huesos de dinosaurio.

  13. Bueno, falso, falso no es. Es un original. Como la sábana santa, que es una pieza original del siglo XII. Y no es una falsificaciñon porque para eso tendrñía que haber un original, que no lo hay ni lo hubo. Eso sería decir como que alguien tiene el anillo de poder de Sauron. Pues oye, no. Y no me hace falta ninguna prueba de Carbono 14 ni de potasio 40.
    Y para completaros las malas noticias, tampoco hay ni ha habido ningún hijo de dios ni ninguna tontería por el estilo. Y mucho menos que haya resucitado. Hay que ser crédulo para creerse semejante estupidez.

  14. erratas: «e» por «he» y «así» por «si».

    Por otras parte por supuesto que la prueba del carbono 14 suele ser fiable, pero no es el caso en el tejido de la Sábana sometido a múltiples vicisitudes (incluido más de un incendio). Sin contar, por supuesto, la posible (no digo que probable) falsificación de la prueba del carbono 14 y su mentira propagada a todo volumen por parte de los países implicados en la datación. Mentiras (aunque insisto que no es probable) las ha habido desde la época de Lilit.

    1. Claro, mentiras ha habido siempre, como esa de lilit, no?

      Hombreeee, no te gusta lo que dice la ciencia, pues bien, no crees en la ciencia, que facil es todo para vosotros los creyentes en ultramundos.!!

  15. La Sábana Santa probablemente no es falsa. Y me remito a las pruebas del polén y al tipo de tejido he hilado de la misma. Lo del carbono 14 en este caso son mandangas, si como todo lo que dice el señor Eslava Galán en su libro sobre el tema. Una pena porque el señor Eslava tiene algún libro interesante como el la Mesa de Salomón. Es indudable que la Sábana Santa presenta a un individuo torturado y crucificado en el siglo I y cuya impronta en la sábana presenta características de tridimensionalidad en dicha imagen, grabada de una manera procedente de una «radiación» del propio «cadáver» (o sin comillas). Por otras parte el leptón hallado en los ojos de la imagen pertenece a una moneda de curso romano en la época de Tiberio ( del 29 d. C. aproximadamente). Lo de más son milongas procedentes de sectores de un ateísmo ultra… y de creyentes del montón (casi todos).

    1. Veamos tus argumetos:

      1º «tipo de tejido he hilado de la misma»: Se sabe sin lugar a dudas que es lino fechado en la Edad Media.

      2º «Lo del carbono 14 en este caso son mandangas»: Gran argumento, muy razonado. ¿Deberán quitarle el Nobel a Libby por inventar «mandangas»?

      3º «grabada de una manera procedente de una “radiación” del propio “cadáver”»: Ningún estudio ha descubierto radiación sino pigmentos propios de la Edad Media tales como, témpera, colágeno, bermellón…

      4º «el leptón hallado en los ojos de la imagen pertenece a una moneda de curso romano en la época de Tiberio»: No sé exactamente qué es una moneda «de curso romano», supongo que quieres decir «de curso legal». Soponiendo que sea así, no prueba nada, quien hiciera la sábana pudo haber usado una moneda romana antigua como muestra.

      5º «Lo de más son milongas procedentes de sectores de un ateísmo ultra… y de creyentes del montón»: ¿El arzobispo de Turín, cardenal Anastasio Ballestrero, es un ateo ultra o un creyente del montón cuando admitió los resultados del C14? ¿El Papa Clemente VII, era ateo o creyente del montón cuando ordenó en una bula que se advirtiera de que “la figura o representación no es el verdadero Sudario de Nuestro Señor, sino que se trata de una pintura o un cuadro de la Sábana Santa”?

      Muchas gracias, un saludo

      1. 1 y 2- El Sindone es de un lino distinto al que se puso después del incendio en Chambéry en 1532 que es otro lino distinto, además el fuego y el humo alteran el resultado del radiocarbono 14. El Dr. Harbottle estableció que el pedazo de lino usado para hacer este análisis fue tomado de un parche aplicado a la mortaja después de que fue dañada por elincendio en la Edad Media.
        3- No se ha descubierto ninguno pigmento ni dibujo en las fibras de la tela del sudario, análisis microscópicos de las fibras indica que la imagen se limita estrictamente a la capa de hidratos de carbono, sin capas adicionales de pigmentación a la vista. Es de color amarillo pardo en el cuerpo y rojizo en las manchas de sangre. La pigmentación de la imagen corporal no afecta más que a la superficie de las fibras, mientras que las manchas de sangre traspasan la tela, los contornos de la imagen son imprecisos, la figura dorsal es unos centímetros más ancha y más larga que la frontal con una separación que ha sido estimada entre 12 y 18 cm y los colores están invertidos respecto de una imagen óptica habitual. Por eso ha sido comparada a veces con un negativo.
        4- Si fuese una falsificación ¿de dónde salió un leptón romano? aún hoy en día es difícil encontrar esas monedas romanas y las que existen se venden a un precio que no estaban al alcance de ningún falsificador que no tenía idea de los distintos tipos de monedas que se usaban en esa época. Hubo pinturas hechas de la Sindone que se tocaban al sudario para ser veneradas como reliquias de tercera clase. Una réplica se trajo a Jerez en 1572 y otra se encuentra en el convento de Santo Domingo en Toledo, de hecho hay cerca de 110 copias conocidas. En fecha reciente, agosto de 2017, otra réplica del Sudario fue a Tegucigalpa, Honduras.
        5- Han existido miembros en la Curia en la historia de la iglesia que son bastantes incrédulos y que les disgusta todo tipo de devoción religiosa. No debe olvidarse el período Iconoclasta. Aparte, coinciden las manchas de sangre de la Sindone de Turín con las del sudario de Oviedo, que es un pequeño paño de lino, que allí se custodia, que tiene una historia distinta con buena documentación.
        Con respecto a Su Eminencia Anastasio Cardenal Ballestrero, Arzobispo de Turín, en 1988, después de años de duras negociaciones, aceptó un protocolo con carbono 14. Antes de sacar las muestras, el 15 de enero, la credibilidad y el rigor de esta investigación fueron puestos en duda por los iniciadores del proyecto, los profesores Dr. Harry E. Gove, catedrático de Física y Astronomía de la Universidad de Rochester y el Dr. Garman Harbottle, de Brookhaven National Laboratory, que fueron despedidos. El Profesor Luigi Gonella, consejero científico del Cardenal Ballestrero abrogó el protocolo acordado, muy diferente al previsto, con sólo 3 laboratorios en vez de los 7 inicialmente propuestos, usando solo laboratorios en Oxford, Inglaterra, Zurich, Suiza y la Universidad de Arizona en EEUU. El Dr Harbottle indicó que el British Museum usó 6 laboratorios para verificar la fecha de una momia egipcia usando las vendas que la envolvían. Dijo que 5 laboratorios coincidieron dentro de los parámetros aceptables de desviaciones en la fecha y el sexto en Zurich, dio un resultado inaceptable con una anomalía de 1.000 años porque el tejido no fue debidamente preparado.
        El 21 de abril de 1988, el Sudario fue sacado en secreto, en presencia del Dr. Michael Tite del British Museum, coordinador del proyecto, y de los representantes de los laboratorios de Oxford, Zurich y Tucson. El profesor Giovanni Riggi sacó muestras, bajo control video. Pero este control se interrumpe cuando el cardenal Ballestrero y el Dr. Tite colocan las muestras en las probetas metálicas. De nuevo bajo control video se sellan las probetas y se entregan a cada uno de los representantes de los 3 laboratorios elegidos que practican la Espectrometría de Masas por Acelerador (técnica adoptada para la medida de pequeñas muestras).
        Las medidas hechas con solo 3 muestras para el procedimiento requerido para toda investigación científica, método que no fue utilizado, en vez de esto, las muestras fueron identificadas y fechadas de los siglos XI al XIII. La decisión arbitraria del Cardenal Ballestrero fue la causa de este escándalo en el rarificado mundo científico a fines del siglo pasado.
        El 25 de marzo 1989 el laboratorio de Oxford recibió un premio de un millón de Libras esterlinas por haber «probado» que el Sudario de Turín «era una “falsificación medieval” y el Dr. Tite fue nombrado a la nueva cátedra científica de arqueología como premio de su labor…
        A los científicos el asunto les molesta, al igual que a los ateos y a los iconoclastas, y la ciencia pretenciosa pretende ser el único árbitro todopoderoso e infalible.
        Por cierto “la figura o representación no es el verdadero Sudario de Nuestro Señor, sino que se trata de una pintura o un cuadro de la Sábana Santa” no lo dijo el Papa Clemente VII sino el Obispo de Troyes en su famoso «Memorandum de Pierre de Arcis» en el cual declara que «esta ropa habilmente pintada en la cual, con una prestidigitación mañosa, la doble imagen de un hombre …». Afirma que su predecesor había investigado y «que terminó por descubrir el fraude y cómo la imagen ha sido pintada con astucia, la verdad fue atestada por el mismo artista». Esta es la única aserción de la falsedad del Sudario. No existe ningún rastro de la investigación de su predecesor, ni del supuesto artista que hizo la pintura y todavía menos el método que fue utilizado para «crear la obra». Por otra parte, este manuscrito está sin fecha y sin firmar. Jeanne de Vergy, heredera del Sudario de Lirey, se casó en segundas nupcias en 1389 con Aymon de Genève, tío del papa Clemente VII, y recibió de este la autorización de reanudar las exposiciones prohibidas por el obispo de Troyes, Henri de Poitiers, que creía que el sudario de Lirey era una falsificación porque los evangelios no lo mencionan. Existían entonces fuertes rivalidades entre el clero iconoclasta y el clero y los laicos creyentes.Como ya dijo Ignacio de Loyola “para aquellos que creen, ninguna prueba es necesaria y para los que no creen, ninguna prueba es suficiente».

    2. Que pasa crack!
      Entonces, resumiendo, tu aportación a esta entrada del blog sería que las «pruebas» que soportan tu versión (probablemente no es falsa) molan, mientras que las que prueban que es falsa son mandangas. ¿Cierto?

    3. No piquéis, os está provocando. O eso o se acaba de terminar El enviado, Milagrosa falsificación o algo de eso, y el tío está que se sale :-)

  16. Empezaré por decir que desconozco la verdad de la sábana santa, pero he visto un reportaje en el que la misma gente que el 1988 llevó a cabo las pruebas de carbono 14 y demás (análisis de tejidos, fotográficos, con luz ultravioleta etc.) no tienen nada claro que sea una falsificación.

    Estoy hablando de químicos, fotógrafos e ingenieros que lideraron los equipos de investigación.

    Un ejemplo son las manchas de suero que sólo se aprecian con luz ultravioleta. Si es un fraude medieval, ?cómo pudieron imaginar la invención de las máquinas de fotos de florescencia ultravioleta?

    https://www.youtube.com/watch?v=Ys7SfeBcoYY

    Alguien que me explique los puntos que esta gente no puede explicar, por favor.

  17. La ciencia convertida en religión. Datos e información sesgada para que cuadre el resultado que se busca, anticiencia.

        1. No jajjajaja, si no pataleo. Me basta y me sobra con lo que dijo una vez el psicólogo Carl Gustav Jung: YO SÉ.

      1. Para los ecépticos. Tomen en cuents que las pruebas de carbono 14 se hicieron en los pedazos de tela añadidos luego que el manto se quemó ( en época medieval). No en la área interior,no añadida y por ende más antigua. Nuevos datos han salido y son discutidos en un documental de la cadena estadounidense History Channel titulado «Face of Jesus».