Desentierran esfinges de ‘Los Diez Mandamientos’ en el desierto de California 91 años después

Esclavos arrastran una esfinge en 'Los Diez Mandamientos', de Cecil B. DeMille.

Arqueólogos han descubierto entre las dunas Guadalupe (California, Estados Unidos) algunas de las veintiuna esfinges que se construyeron en yeso para La Ciudad del Faraón de Los Diez Mandamientos (1923), de Cecil B. DeMille, quien en 1956 realizó una versión sonora de la historia con Charlton Heston en el papel de Moisés. Según informa Live Science, una vez reconstruida una esfinge a partir de fragmentos de dos, la pieza, de más de 4,5 metros de altura, se exhibirá a partir del año que viene en el Centro de las Dunas de Guadalupe-Nipomo, que ha destinado 120.000 dólares a las excavaciones.
La Ciudad del Faraón fue el decorado cinematográfico más grande jamás construido, con sus estatuas del rey-dios de 11 metros, sus veintiuna esfinges y sus muros de más de 30 metros. Cuando acabó el rodaje de Los Diez Mandamientos, todo se desmanteló y quedó abandonado. «Si dentro de mil años los arqueólogos lo desentierran en la dunas de Guadalupe, espero que no vendan a los periódicos la asombrosa noticia de que la civilización egipcia se extendió desde el valle del Nilo hasta la costa del Pacífico de Norteamérica», escribió Cecil B. DeMille en su autobiografía de 1969.
En 1983, un grupo de arqueólogos descubrió La Ciudad del Faraón en el desierto californiano. A pesar de la leyenda según la cual el decorado había sido dinamitado, Doug Jenzen, director ejecutivo del Centro de las Dunas de Guadalupe-Nipomo, sostiene que fue abandonado sin más y enterrado por la lluvia y el viento. Aunque las excavaciones arqueológicas empezaron en 2012, tuvieron que interrumpirse por falta de fondos y no han podido retomarse hasta este año, bajo la dirección del arqueólogo Kholood Abdo Hintzman. Hace dos años, los investigadores encontraron una cabeza de esfinge intacta y, del 6 al 14 de octubre pasados, descubrieron otra con el cuerpo el buen estado, pero la cabeza prácticamente destrozada. Con las dos, reconstruirán una esfinge de Los Diez Mandamientos.

4 comentarios

  1. Destruyeron la protohistoria indígena que había en ese territorio y ahora buscan sucedáneos con ídolos de cartón piedra desmoronados bajo tierra. Reescribir la historia de la que carecen elevando esta nueva al mismo nivel es como tener un bazar chino de imitaciones sólo porque es, o les da, una suerte haberlos encontrados. De ahí que el gato chino que mueve el brazo, aunque estuviera hecho con inútiles cristales de swarovski, tenga el mismo valor que estos…Un gasto inútil para dos hechos de ficción, la película y sus decorados; por no hablar del fundamento.

  2. No entiendo cuál es la gracia de este post. De todos modos no puede ocultar la realidad de que la Esfinge y las Pirámides de Giza son miles y miles de años más antiguas de lo que se presume y que NO fueron construidas ni por Keops ni su hijo ni ninguna bobada por el estilo.

    1. Desde luego. Philip Todo el mundo sabe que los constructores de las pìramides fueron los Reptilianos, buscando un clima seco por el reuma que pillaron a raiz de la humedad del hundimiento de la Atlantida

Responder a AAG Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *