«La astrología es la religión más popular del mundo», decía el filósofo Paul Kurtz

El filósofo Paul Kurtz, en la Domus de La Coruña, en septiembre de 1997. Foto: Xurxo Lobato.

Lideró el grupo de cazafantasmas más prestigioso del mundo. Paul Kurtz (1925-2012), profesor emérito de Filosofía de la Universidad del Estado de Nueva York en Buffalo, preside el Comité para la Investigación Científica de los Supuestos Hechos Paranormales (CSICOP), una organización formada por científicos -entre ellos, varios premios Nobel- e intelectuales. Desde mediados de los años 70, el CSICOP saca a la luz pública los fraudes de la parapsicología, la astrología, la ufología y las medicinas alternativas, cosas en las que cada vez cree más gente, pero de cuya existencia, según Kurtz, no hay ninguna prueba.

– Usted mantiene que el auge de lo paranormal pone en peligro a la ciencia.

– La anticiencia socava los cimientos de la ciencia. En gran parte, porque la opinión pública no tiene clara la diferencia entre ciencia y pseudociencia.

– Tampoco la tenía hace 21 años, cuando nació el CSICOP.

– Lo fundé ante el crecimiento de lo paranormal, de creencias irracionales que la gente asumía sin más, sin ningún tipo de crítica.

– Y puso los cimientos de un movimiento organizado…

– … de científicos, profesores universitarios e intelectuales escépticos. Creí que había llegado la hora de que los científicos, que están normalmente centrados en su especialidad y no se preocupan de las creencias sociales, lo hicieran. Hasta que el CSICOP nació, nadie había investigado científicamente creencias como la astrología.

– Una de las pseudociencias más populares.

– La astrología es, probablemente, la religión más antigua y más popular del mundo. Desde China hasta América, pasando por India y Europa. ¿Quién puede criticar la astrología desde un punto de vista racional? El CSICOP reúne a científicos interesados en el análisis de lo paranormal y ha conseguido implicar en el examen de la astrología a psicólogos, astrónomos y estadísticos.

– ¿Cuáles han sido sus conclusiones?

– Después de más de veinte estudios en profundidad, no hay ninguna evidencia de que los astros influyan en el comportamiento humano tal como dicen los astrólogos.

– No será fácil convencer a científicos de renombre para que investiguen lo paranormal, algo que, en principio, no parece muy serio.

– A excepción de los trabajos que impulsamos nosotros, los astrónomos no se preocupan demasiado por el auge de la astrología. Y lo mismo puede decirse de la parapsicología y los psicólogos o de las medicinas alternativas v los médicos. Los científicos tienen que implicarse en poner freno al pensamiento irracional. No deben tener reparos en hablar de ovnis, astrología o cualquier otra creencia pseudocientífica.

– En sus inicios, ¿se deterioró su imagen de filósofo por encabezar un movimiento de este tipo?

– Hay filósofos que creen que el análisis de la pseudociencia no es un campo respetable. Pero el CSICOP ha contado siempre con el apoyo de pensadores importantes: Karl Popper, Willard V. Quine, Ernest Nagel…

-Y ha perdido en los últimos años a dos de sus más renombrados miembros: Isaac Asimov y Carl Sagan.

– Dos grandes divulgadores científicos.

– ¿Estaban realmente involucrados en la lucha contra la irracionalidad o sólo ponían el nombre?

– Eran muy activos. Participaban en nuestros congresos, escribían artículos críticos sobre lo paranormal y nos apoyaban en los medios de comunicación. Asimov me dijo en cierta ocasión en Nueva York que, cuando escribía ciencia ficción y recurría a poderes misteriosos, creía que nadie iba a tomarse en serio esa porquería.

– ¿Cree en algo Paul Kurtz? ¿O un escéptico no cree en nada?

– Tengo la mente abierta a todo. Me gusta investigarlo todo, buscar las causas; pero lo paranormal, como la misma palabra indica, está más allá de lo normal y exige pruebas extraordinarias.

Entrevista realizada en septiembre de 1997.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.