La ‘sabanasantología’ exige fe y tiene la bendición científica de la Universidad de Valencia

El arzobispo de Valencia, Carlos Osorio, animó el lunes a los participantes en el I Congreso Internacional sobre la Sábana Santa en España a «seguir investigando y dándonos datos importantes para que podamos conocer mejor esta reliquia que nos remite a Nuestro Señor Jesucristo». El prelado, que clausuró el encuentro en la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia, destacó el hecho de que éste se hubiera celebrado «en un ámbito público y universitario, con científicos». Minutos antes, el presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, había hecho su particular profesión de fe diciendo que en ese congreso había hablado «el mundo científico», felicitándose de que se hubieran podido escucharse «con argumentos científicos realidades» que, para los creyentes, «conducen a Jesucristo». Alto y claro mensaje a los escépticos: no importa lo que diga la ciencia, nosotros haremos nuestra particular lectura religiosa de los hechos para que acaben diciendo lo que queremos. ¿Porque qué dice la ciencia sobre el sudario de Turín?

A día de hoy, los únicos estudios científicos hechos sobre la sábana santa -los del microanalista forense Walter McCrone y el análisis del radiocarbono de 1989- han resultado devastadores para la sindonología. En 1979 y 1980, McCrone no detectó en la tela ni una gota de sangre y sí muestras de bermellón y rojo de rubia, pinturas utilizadas en la Edad Media, y auguró que, si algún día se hacía la prueba del carbono 14, ésta dictaminaría que había sido confeccionada entre “el 14 de agosto de 1356, diez años más o menos”. Vittorio Pesce, antropólogo de la Universidad de Bari, mantenía meses antes de la datación por radiocarbono que la reliquia había sido fabricada entre 1250 y 1350. Ambos expertos se basaban para dar esas fechas en la iconografía, los materiales y las técnicas empleadas por el artista, y en que nada se sabía de la supuesta reliquia antes de su aparición en Francia a mediados del siglo XIV. Dieron en la diana. La prueba del carbono 14, realizada en 1988 por tres laboratorios independientes de Estados Unidos, Reino Unido y Suiza, fechó “el lino del sudario de Turín entre 1260 y 1390 (±10 años), con una fiabilidad del 95%”.

Afirmaciones sin pruebas

La sábana santa, durante la ostensión de 2010. Foto: Efe.Desde la publicación de los resultados del radiocarbono en la revista Nature, los sindonólogos han centrado sus esfuerzos en desacreditar dicha prueba en sus congresos y en los medios, aunque no han publicado en ninguna revista científica investigación alguna que invalide la datación de 1988. Y tengan en cuenta que hay muchas otras evidencias que dejan claro que la sábana santa es una falsificación medieval. Afirmaciones como la del químico Robert Villarreal, quien dijo el lunes en Valencia que la muestra empleada para el carbono 14 contenía «algodón, el cual no existe en absoluto en la tela de lino original», presuponen que los encargados de cortar la pieza hace veintidós años, bajo la supervisión del Vaticano, actuaron de mala fe y que los investigadores de los tres laboratorios implicados estaban compinchados. Conspiranoia en estado puro.

Además, ¿cómo ha llegado Villarreal a esa conclusión -que había algodón- si el método de análisis conllevó la destrucción total de las muestras? Si tiene pruebas de lo que dice, que las presente en una revista científica, que es donde hay que hacerlo. Y lo mismo cabe decir del anuncio de Marzia Boi, bióloga de la Universidad de las Islas Baleares que asegura haber encontrado en la tela restos de «ungüentos y flores que se utilizaban para ritos funerarios hace 2.000 años». Hasta que no se demuestre lo contrario en una publicación con revisión por pares, el hallazgo de Boi es equiparable al del reverendo Francis Filas, que veía monedas romanas en los ojos de la figura de la sábana, donde nadie más las encuentra, y al de Max Frei, palinólogo suizo que aseguró en su día haber encontrado en el sudario  polen de plantas de Oriente Próximo, descubrimiento que tampoco fue corroborado.

Naturalmente, es mucho más fácil hacer afirmaciones extraordinarias en reuniones de creyentes como la de Valencia, con misa dominical incluida a cargo del arzobispo, que aportar pruebas que las apoyen. Es mucho más fácil utilizar medios de comunicación para seguir mintiendo sobre la vinculación de la NASA con la falsa reliquia, cuando la agencia espacial estadounidense nunca la examinó, que presentar argumentos y evidencias a favor de lo que se sostiene y que dictamine la ciencia. Es mucho más fácil resucitar periódicamente la trola de que Willard Libby, nobel de Química en 1960 por el descubrimiento del método de radiocarbono, dijo en 1989 que el análisis se había hecho mal, cuando había muerto nueve años antes, que demostrar la invalidez de esa prueba. Por cierto, de quien primero escuché esta mentira fue de Celestino Cano, presidente en 1989 del Centro Español de Sindonología (CES), entidad organizadora del congreso valenciano. Es a estos pseudocientíficos a los que ha bendecido estos días, además del Arzobispado de Valencia, la Universidad valenciana con la concesión de dos créditos de libre elección a quienes han acudido al encuentro.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.

29 respuestas a «La ‘sabanasantología’ exige fe y tiene la bendición científica de la Universidad de Valencia»

  1. Vaya, y yo que pensaba que iba a ser una tarde aburrida y me lo he pasado bomba leyendo los comentarios (me seco lagrimilla del ojo).

    Con respecto a Contactado no creo que lo vayamos a apear del burro. Está demasiado cómodo ignorando la realidad y siendo feliz en su mundo de andromedarios de esos y naves hiperespaciales. Lo que me pregunto es, ya que nos critican tanto a los escépticos y nos llaman dogmáticos y de tó: dónde están los escépticos que se meten en los foros de piadosos católicos y zumbados varios a armar gresca? (salvo cuando sólo son, y es evidente, un adepto de ese foro haciéndose pasar por un escéptico para dar mala imagen). Él no nos va a convencer, nosotros no lo vamos a convencer, vamos a acabar todos echando espumarajos por la boca… qué puta manía de venir a dar por saco a los foros escépticos. Es que no temen contagiarse con el virus dogmático o qué?

  2. Contactado:

    Nadie «ha demostrado científicamente que la el (sic) Santo Sudario se produjo por radación ultravioleta». ¿Dónde has leído eso? ¿En algún telediario andromacoide?

    PS: Celebro que la serie de José Luis Calvo sobre el Lienzo de Turín sea nuevamente consultable en internet. Gran noticia.

  3. El dichoso presidente del Centro Españo de Sindonología, personalmente, pretendió convencerme vía tweeter con sus audiovisuales de que la sabanita era, primero, una antigüedad de los tiempos bíblicos que merece ser investigada tanto como las pirámides de Egipto, que las condiciones enque se hizo la figurita borrosa deben ser explicadas por la ciencia, y que se trata de la evidencia de un hecho histórico como la existencia de un hombre que influyó en la historia del mundo. Pero todo eso sólo vino a confirmar que desde el tuit con el que empezó a cuestionarme, su congresito merecía ser calificado como el #DislatedelDía. Si eso me hizo a mí, humilde opinador en tuiter, no me imagino qué pudiera hacerle a otro con más oficio.

  4. Contactado2012:

    Para no aportar ni una única prueba de nada de lo que dices no hacen falta tantas palabras. Dado que todavía estoy esperando las referencias a la tercera fuente de pólenes de la Sábana Santa, a tus afirmaciones de que en el judaísmo de la época del Segundo Templo era una práctica común poner monedas en los ojos de los muertos… llego a la conclusión de que hablas por hablar. Cree lo que te dé la gana que me trae sin cuidado, no tengo nada más que anadir.

    Eso sí, para que veas lo acertado que estás, mi opinión sobre «La Sábana Santa, vaya timo» la tienes en esta dirección:
    http://fenix.blogia.com/temas/sabana-santa.php

    P.D: No tengo la menor gana de entrar en ningún cielo y mucho menos con las bombillas de bajo consumo de Andreotti a las que tú llamas tus hermanos.

  5. «Lógico. Si la Sra. Boi pudiera demostrar que la Sábana envolvió un cuerpo ungido y perfumado se les iría a paseo la afirmación sindonista de que si la supuesta impronta del supuesto cuerpo es incompatible con un entierro judío»

    Calvo, si la Sra. Boi pudiera demostrar que la Sábana envolvió un cuerpo ungido y perfumado lo que se iría al demonio son todas las estupideces que dicen los escépticos. De todos modos no hacen falta las pruebas presentadas por Boi porque ya se ha demostrado científicamente que la el Santo Sudario se produjo por radación ultravioleta. Pero esto es un estudio reciente y no tendrás modo de refutarlo, porque no está en el libelo ese de «La Sabana Santa, vaya timo» del que tomas todas las falacias que repites acá sin pensar.
    Y respecto a la pregunta qeu nunca responden los sindonólogos, la sencilla respuesta es porque la sábana es del siglo I y no siglo XIII como ya quedó largamente demostrado con varios estudios científicos incluida la doctora Boi. Y no me vengas con la payasada esa del carbono 14, porque todos saben que era una muestra contaminada.
    Una pregunta ya que hablas tan mal de la excelente profesional que es la doctora Boi, ¿los científico sólo son científicos cuando dicen lo que tú quieres oír y cuando dicen algo que que no te gusta son unos magufos? Menudo pensamiento crítico el tuyo.
    Y te cuento que los seres de luz de Andrómeda que están en comunicación conmigo se ríen de tus estúpidos millones de años luz, ya que ellos viajan por el hiperespacio y no están restringidos por la velocidad de la luz ni por la masa. En fin, es algo demasiado complejo para que lo entienda una persona con tan poca cultura como tú. Espero seas un poco más humilde si quieres entrar al reino de los cielos con nuestros hermanos mayores.

  6. Mo dixit:

    «Por lo visto la ponencia de la palinóloga Sra. Boi en Valencia está llenando de estupor a los propios sindonistas fervorosos.»

    Lógico. Si la Sra. Boi pudiera demostrar que la Sábana envolvió un cuerpo ungido y perfumado se les iría a paseo la afirmación sindonista de que si la supuesta impronta del supuesto cuerpo es incompatible con un entierro judío (cuerpo sin lavar, cabellos sin cortar, cuerpo desnudo…) es porque se tuvo que recurrir a una inhumación de urgencia por lo que no hubo tiempo para guardar los ritos funerarios. Si hubo tiempo para una unción regia, no hay razón para que no se observaran ritos mucho más importante como el lavado del cuerpo, así que pretendiendo apuntalar la autenticidad de la Sábana Santa, la Sra. Boi lo que hace es lo contrario porque si ella tuviera razón la supuesta impronta del supuesto cuerpo no puede respondar a un judío enterrado conforme a sus tradiciones. Eso conduciría a esa pregunta que como bien sabes nunca responden los sindonólogos, si crees que la figura de la Sindone es la huella de un cuerpo real ¿por qué no puede ser la de alguien martirizado ex profeso en los S XIII-XIV según los relatos evangélicos de la Pasión con el fin de crear esta falsa reliquia? El hecho de que sólo se efectuara la unción (que es el único rito del que habla un evangelista, Juan por más señas) apuntaría en esa dirección que pone de los nervios a nuestros dilectos sindonólogos. No me extraña, por tanto, que no esté despertando fervorosas adhesiones.

  7. «The pollen on the Shroud is mainly from the Helichrysum genus, Boi said, and from plants such as laudanum, terebinth, aromatic galbanum and lentiscus.»

    Rodeados por los campamentos romanos de laudanum, petibonum, aquarium y babaorum, una < pequeña tribu de sindonistas resiste y resistirá siempre al invasor imperio de la razón, permaneciendo como el faro que ilumina el mundo católico con la esperanza de atraer nuevos miembros a la tribu cuales polillas que acuden a la luz… tarea llevado a cabo no sin disputas internas, pero que permiten la participación de más aldeanos para calmar los ánimos…

    …a ver como concilian los pólenes de Frey y los de Boi…the boyfrey discussion?

  8. Por lo visto la ponencia de la palinóloga Sra. Boi en Valencia está llenando de estupor a los propios sindonistas fervorosos. Al parecer pretendió que podía demostrar que se había enterrado a Jesús con «honores reales» y otras maravillas. No se sabe de dónde sacó las muestras que dijo haber investigado, enseñó fotos de pólenes perfectos -muy diferentes a las que se conocen de la antigüedad-, etc. De aceptar los «descubrimientos» de esta dama habría que echar por la borda otros «descubrimientos» de sindonistas venerables, con lo que todo el mundo anda con la mosca detrás de la oreja. Vaya juerga.

    (Cfr. http://shroudofturin.wordpress.com/2012/05/02/two-thousand-year-old-ointment-residue-discovered-on-the-shroud/#comments ).

  9. Comentario desaparecido misteriosamente así que vuelvo a intentarlo

    Contactado2012 dixit:

    «Porque era una práctica común entre los judíos como cualquiera que haya estudiado un poco de la historia del pueblo hebreo sabe, algo que evidentemente tú no has hecho.»

    Pero eso lo sabréis lo que estudiáis historia del pueblo hebreo en la Universidad Contactista de Andrómaca. Los demás lo que sabemos es lo que se dice en artículos como «Was the COIN-on-EYE Custom a Jewish Burial Practice in the Second Temple Period?» Rachel Hachlili and Ann Killebrew.
    The Biblical Archaeologist Vol. 46, No. 3 (Verano, 1983), pp. 147-153; que hay centenares de tumbas excavadas de este periodo y sólo hay una en la que aparecen monedas en el interior de un cráneo, la del osario de Jericó… en el que se habían amontonado restos de diversos periodos por lo que no existe la menor evidencia documental ni arqueológica de que existiese tal práctica en el judaísmo en la época del segundo templo.

    «Y daba lo mismo la moneda que pusiesen, sólo cumplía la función de que no se abriesen los ojos del muerto una vez que estaba muerto.»

    Además, tampoco tienes ni idea de lo que es un leptón. El leptón mide unos 12 milímetros de diámetro y pesa más o menos un gramo. Para que te has a la idea de lo que supone eso, la moneda de un céntimo de euro tiene un diámetro de 16,25 mm y un peso de 2,30 gramos. Intenta mantener cerrados los ojos de un muerto con una moneda de un céntimo de euro y verás que bien te va.

    «Y te diría que no te burles de los seres de Andrómeda con los que estoy en contacto porque algún día puedes arrepentirte de tu soberbia. Está pronto el día de la segunda venida. Y será terrible.»

    ¿Han modificado las matemáticas o para que los seres de neón rosa de Androcles y el león de la Metro puedan hacer su segunda venida antes tienen que haber hecho una primera venida? ¿Se referería a tan portentoso suceso la críptica canción que dice: Sinforoso amoroso ha venido, Sinforoso amoroso ha llegado, Sinforoso amoroso ha venido, en un bote de Sidol pintado? ¿Era Sinforoso amoroso un ser luminoso de Andrógino?

    P.D: Considerando que la galaxia de Andrómeda está a 2,5 millones de años luz me la trae floja y pendulona que quieran vengarse de mí, para cuando quieran llegar a poner sondas anales a diestro y siniestro estaremos todos tan muertos como Carracuca.

    P.P.D: Sigo esperando las referencias a esa tercera toma de muestras de pólenes de la Sábana Santa que hay que añadir a la de Frei y el STURP. No se la pidas a los seres bombilla de Androide que no tengo cinco millones de años por delante para esperar su respuesta.

  10. Pero vamos a ver, es que no nos damos cuenta que lo «mejor» que nos puede suceder es que un iluminado, literalemente :-), de su apoyo a la tontería esa del sacro trapo ¿eh? Imagínénse la cara que pondría el arzobispo si al final de la conferencia aparece el Carlos Jesús este y le manifiesta su apoyo incondicional de parte de los andromedanos.
    En cualquier caso, yo creo que el amigo «luminoso» es otro trasunto de nuestro troll de guardia. Como nadie le contesta a las chorradas que dice pues cambia de «nick» y a reirse de los que de buena fe le contestan.
    Saludos

  11. Amigo Contactado:

    «Por de pronto» los leptones son unas monedas muy ligeras. Pesan menos que una de cinco céntimos de euro, así que no pueden cerrar nada. Por otra parte, sería una profanación y una impureza ponerle encima al cadáver de un judío piadoso monedas de un idólatra emperador romano con símbolos imperiales. Pida a sus amigos los marcianos o andromedanos o lo que sean que le informen mejor.

  12. contactado2012 dixit:

    «Porque era una práctica común entre los judíos como cualquiera que haya estudiado un poco de la historia del pueblo hebreo sabe, algo que evidentemente tú no has hecho.»

    Dijo la sartén al cazo… Da las referencias para esa afirmación que has realizado, que en el judaísmo del segundo templo era una práctica común entre los judíos poner monedas en los ojos de los muertos. La referencia de lo contrario la puedes encontrar aquí: «Was the COIN-on-EYE Custom a Jewish Burial Practice in the Second Temple Period?» Rachel Hachlili & Ann Killebrew. The Biblical Archaeologist. Vol 46 Nº 3 (Verano, 1983) Pp. 147-153. Las autoras sostienen que no hay la menor prueba arqueológica ni documental de que tal costumbre existiese y el único caso en el que se basan los sindonólogos para afirmar lo contrario, el del osario de Jericó, no es tal.

    «Y daba lo mismo la moneda que pusiesen, sólo cumplía la función de que no se abriesen los ojos del muerto una vez que estaba muerto.»

    Además no has visto un leptón en tu vida. Es una moneda minúscula (unos 12 milímetros de diámetro) y con tan poco peso (sobre un gramo) que no sirve para impedir que se abran los párpados de un cadáver. Para que te hagas una idea, las monedas de un céntimo de euro miden 16,25 milímetros de diámetro y pesan 2,3 gramos.

    «Y te diría que no te burles de los seres de Andrómeda con los que estoy en contacto porque algún día puedes arrepentirte de tu soberbia. Está pronto el día de la segunda venida. Y será terrible.»

    Pues yo te diría que les pidas a los seres lumínicos del fondo a la derecha las referencias sobre esa muestras de polen que no son las de Frei ni las del STURP que estoy esperando y ya puestos sobre las monedas en los ojos de los cadáveres judíos en el S I. Por cierto ¿han cambiado las matemáticas o para que haya una segunda venida tiene que haber existido antes una primera venida? ¿Cuándo dices que llegaron los bichos de neón rosa de Androcles y el león de la Metro? Sinforoso amoroso ha venido, Sinforoso amoroso ha llegado…

  13. «Por de pronto ¿nos explicas el porqué iban a poner monedas en los ojos de un muerto judío?»

    Porque era una práctica común entre los judíos como cualquiera que haya estudiado un poco de la historia del pueblo hebreo sabe, algo que evidentemente tú no has hecho. Y daba lo mismo la moneda que pusiesen, sólo cumplía la función de que no se abriesen los ojos del muerto una vez que estaba muerto.
    Y te diría que no te burles de los seres de Andrómeda con los que estoy en contacto porque algún día puedes arrepentirte de tu soberbia. Está pronto el día de la segunda venida. Y será terrible.

  14. contactado2012 dixit:

    «Calvo, me extraña, en un momento así, de tanto dolor, ¿quién se iba a estar fijando qué moneda ponía sobre los ojos del muerto? Por favor, cuántas tonterías se dicen.»

    Por de pronto ¿nos explicas el porqué iban a poner monedas en los ojos de un muerto judío?

    «Me parece muy conspiranoica tu versión del polen. Según las fuentes que yo he consultado, muy cercanas a la investigación, existen al menos tres muestras con polen, pero sólo se dio a publicidad esa.»

    ¿Cercanas a la investigación? Esas cosas avisa antes de decirlas, que la ternilla corre peligro. Pues nada, acláranos cuáles son las otras muestras con polen porque yo no sé más que dos, las de Frei y las del STURP y en los de la segunda aparecen poquísimas muestras de polen y además en un estado de conservación tal que imposibilitaba su identificación.

    «Por otra parte, la doctora Boi es una excelente científica. A eso me refería y tú has tergiversado mis palabras, como hacen siempre todos los escépticos.»

    Lo cual es, sencillamente, el recurso a la falacia de autoridad. Me importa un bledo si la doctora Boi es una magnífica científica o un desastre como tal. Lo único que me interesa es el contenido de su trabajo en el que encuentro el problema de la falta de identificación de la procedencia de las muestras, el non sequitur de la presencia de este polen significa que se emplearon ungüentos y otro non sequitur añadido, esos unguentos significan un enterramiento del S I. Añadamos alguna metedura de pata como hablar de láudano en un entierro del S I (¿se empleó para que al muerto no le doliera nada y con una anticipación de 15 siglos?) en vez de ládano, y esta ponencia me suena a pseudociencia.

    Sobre el resto de tu mensaje se comenta sólo. Saluda a los seres de luz del Cosmos antes de que les corten la corriente por falta de pago.

  15. Los seres de luz del Cosmos con los que estoy en contacto, seres de Andrómeda, me han informado que existe una raza muy antigua que va creando maestros de vida en planetas con civilizaciones nacientes, para que ellos enseñen los rudimentos del amor y la cofradía entre todos los seres vivos del universo. Muy posiblemente Jesús haya sido uno de esos maestros. Lástima que la humanidad no hay aprendido nada de aquel generoso legado, se puede ver a simple vista con gente como tú y todos aquellos que os dedicáis a agredir y a faltarle el respeto a los demás.

    ¡Ostras, tú!

  16. «Y además son, supuestamente, leptones de tipo lituus. Un judío enterrado con un ritual pagano y con monedas que ostentan imágenes de objetos rituales también paganos… tan creíble como que un funeral católico se sacrifiquen cabras en honor a Odín»

    Calvo, me extraña, en un momento así, de tanto dolor, ¿quién se iba a estar fijando qué moneda ponía sobre los ojos del muerto? Por favor, cuántas tonterías se dicen.
    Me parece muy conspiranoica tu versión del polen. Según las fuentes que yo he consultado, muy cercanas a la investigación, existen al menos tres muestras con polen, pero sólo se dio a publicidad esa. Por otra parte, la doctora Boi es una excelente científica. A eso me refería y tú has tergiversado mis palabras, como hacen siempre todos los escépticos.
    Por otra parte debo informarte que muy probablemente haya sido Jesús quien ha impreso el sudario mediante un fenómeno extraordinario.
    Los seres de luz del Cosmos con los que estoy en contacto, seres de Andrómeda, me han informado que existe una raza muy antigua que va creando maestros de vida en planetas con civilizaciones nacientes, para que ellos enseñen los rudimentos del amor y la cofradía entre todos los seres vivos del universo. Muy posiblemente Jesús haya sido uno de esos maestros. Lástima que la humanidad no hay aprendido nada de aquel generoso legado, se puede ver a simple vista con gente como tú y todos aquellos que os dedicáis a agredir y a faltarle el respeto a los demás.

  17. Contactado dixit:

    «Me parece extraordinaria la labor de la doctora Boi,»

    En efecto, es una labor extraordinaria. «Fuera del orden o regla natural o común.» Desde luego está fuera de cualquier orden, regla natural o común en el mundo de la Ciencia. Por eso lo que ha hecho es pseudociencia.

    «una científica de primera línea, que ha descubierto restos de ungüentos y flores de hace 2.000 años en la sagrada síndone y ya está totalmente comprobado.»

    En efecto, está totalmente comprobado que las muestras que tomó Frei (que son las que emplea Boi porque en las otras que existen, las del STURP, no hay prácticamente pólenes) no se las cree más que un sindonólogo entusiasta. Por si no lo sabes, en todas las tiras adhesivas que empleó Frei menos en una (y en todas las demás que usaron los miembros del STURP) no hay prácticamente muestras de polen. En la restante es en la que se produjo magia, un montón de pólenes entre los que, nuevo prodigio, no había especies dominantes sino que prácticamente todas las especies estaban representadas por uno o dos gránulos y en los que, tercer misterio, tampoco había diferencia numérica entre especies que polinizan por acción del aire y especies que polinizan por acción de insectos. Tanto prodigio (que además no se reprodujo en las muestras que tomaron los miembros del STURP) tiene dos explicaciones, la benevolente, que es fruto de una contaminación accidental, y la malévola, que es fruto de una falsificación deliberada. En cualquiera de ambos casos, son inservibles para cualquier estudio científico.
    Supongamos, no obstante, que nada de ello fuera así y que las muestras fueran legítimas. Bien. ¿Qué ha hecho Boi? Dos saltos al vacío sin red, primero suponer que la presencia de pólenes (por cierto, varios de ellos de especies que ni siquiera se dan en Palestina pero sí en Francia e Italia lugares en los que se sabe que ha estado la Sábana Santa por lo que no habría que buscar mayores explicaciones a su presencia) supone que se emplearon ungüentos pese a que en los casos que cita no se emplean para tal fin las flores de las plantas sino su resina, y segundo, suponer que esos ungüentos apoyan un enterramiento del S I cuando, en realidad, se siguen empleando en perfumería hasta nuestros días.

    «Al igual que las monedas que estuvieron apoyadas en los párpados de Jesús y quedaron impresos en el lienzo.»

    Por desgracia lo de los leptones no es más que un caso de pareidolia porque si fuera cierto supondría que esa figura no es la de Jesús ni la de ningún judío. ¿Para qué se supone que colocaron monedas sobre un judío, para pagar a Caronte? Y además son, supuestamente, leptones de tipo lituus. Un judío enterrado con un ritual pagano y con monedas que ostentan imágenes de objetos rituales también paganos… tan creíble como que un funeral católico se sacrifiquen cabras en honor a Odín.

  18. JJ50:

    Seguro. Lo que no es serio es que se tenga un convenio con un Colegio Mayor del Opus que organiza este tipo de aquelarres. Eso es degradación de la función ilustrada que se supone que debe tener una universidad laica.

  19. Lo de Villarreal y compañía es una traca de mucho cuidado. Basándose en muestras que, según él (con los sindonistas todo es «según alguien»), le había dado Rogers, descubrió que el trozo que tenía Raes, un experto textil que examinó un pedazo de lienzo en 1973, era enteramente de algodón. Esto es sumamente sorprendente, porque el algodón y el lino son fácilmente distinguibles con un microscopio a 100x y ninguno de los múltiples expertos en textiles que examinaron el lienzo se dio cuenta de algo tan elemental… hasta que llegó Villarreal, que con una muestra que nadie sabe muy bien de dónde había salido dio el vuelco. El experimento fue sumamente aireado por los sindonistas, hasta que cayeron en la cuenta de que algo no casaba. Y fueron olvidándolo poco a poco. No obstante siempre se puede resucitar a Villarreal cuando hay que hacer algún congresillo en provincias.

    En cuánto a lo de la Sra. Boi, sería interesante saber de dónde ha sacado las fotos de las que extrae su estudio. Si son las de Frei, ya han sido desautorizadas hasta por su principal valedor, Danin. Apuesto a que su estudio no sale publicado en ninguna revista de biología, como nunca ha salido el de Frei. En documentales de Discovery Channel, no lo dudo. Si no son las de Frei, las otras disponibles estaban llenas de calcificaciones que impedían su identificación. Breve resumen aquí: http://www.antoniolombatti.it/B/Blog02-10/Voci/2010/5/10_Poche_righe_sui_pollini.html. Ella sabrá.

    A quien no sepa mucho de «sindonología» todos estos nombres le sonarán a chino. Es cierto, son la camarilla sindonista (o las camarillas, porque hay varios enfrentamientos entre ellos), que se reparten muestras salidas de no se sabe dónde, honores mutuos y citas internas, sin asomar al exterior. Esoterismo y no ciencia.

    La datación de 1988 sigue tan terne. A los y las que lean italiano les aconsejo un completo artículo de Gian Marco Rinaldi, experto en la síndone, aunque no sindonista: http://sindone.weebly.com/uploads/1/2/2/0/1220953/nature_statistica.pdf . A los que no lean italiano, en el blog LA MENTIRA ESTÁ AHÍ FUERA, una serie que aclara las cosas: http://www.lamentiraestaahifuera.com/2012/01/18/la-datacion-del-sudario-de-turin-i-que-es-la-datacion-por-radiocarbono/

    De nada.

  20. Sin duda alguna se trata de niños/as en cuerpo de adultos, que, en su fase de reflexión que conduce a la edad adulta, no fueron capaces de superar los incoenientes de la niñez, a saber, esa fase irracional en la que todos creiamos que eran los reies magos los que nos traían los regalitos. Con el fin de materializar y lograr el mantenimiento fáctico de la supersticionalidad infantiloide en adulto, se opta por una salida: La pseudocienca; en la cual, con tenidos espurios y bobalicones son disfrazados de ciencia para poder pasar el charco de la razón de la mejor manera posible sin el completo: «sacrificium intelectum». ¿Cuando los sindonologos se pondrán el chupete?.

  21. Ya fueron tontos los curas para dejar cortar una reliquia por la parte que les perjudicaba, y ademas tres veces ¿no, contactado?..
    Las pruebas son concluyentes, ¿verdad? las flores de hace 2000 años eran totalmente distintas de los de hace mil o de las actuales, luego la fecha la sabemos exactamente mirando los granos de polen y como seguro que algún escrito (de los últimos 2000 años si es histórico, anterior si es profético, que todo puede ser) recoge que el único ser enterrado hace dos mil años con esos ungüentos y flores era Jesús, pues está claro: Jesús era el hijo de Dios. Debo haberme perdido en algún sitio, pues no acabo de creérmelo.

  22. Contactado, la ciencia ha demostrado de forma sobrada la falsedad de la sábana santa. No aludas a ella para justificar tu creencia en una reliquia más falsa que una moneda de 2,70 euros.

  23. Yo creo que los encargados de cortar la pieza hace veintidós años actuaron de mala fe. Además estoy seguro de que los investigadores de los tres laboratorios implicados estaban compinchados.
    Me parece extraordinaria la labor de la doctora Boi, una científica de primera línea, que ha descubierto restos de ungüentos y flores de hace 2.000 años en la sagrada síndone y ya está totalmente comprobado. Al igual que las monedas que estuvieron apoyadas en los párpados de Jesús y quedaron impresos en el lienzo.
    Otra prueba científica más, de entre las muchas que hay, de que ocurrió un hecho extraordinario y que Jesús resucitó porque era un ser de otro mundo.
    Bien por la Universidad de Valencia. Cada vez más los claustros del saber se están abriendo al conocimiento científico oculto por el poder en las sombras.

  24. Mo dixit:

    «Ni una referencia. No ha existido. Parece que les da vergüenza. »

    Como para que no se la dé. Boi sentando sus afirmaciones (incluso alguna tan divertida para sus oyentes españoles como la del láudano) en los pólenes de Frei e incurriendo en unos non sequiturs de libro y Villarreal haciendo lo propio con las supuestas muestras de Rogers. Sólo ha faltado una psicofonía para que el aquelarre fuera completo. Eso sí, dos créditos me parecen poco, soportar esta cháchara pseudocientífica tendría que tener una recompensa mucho mayor.

  25. «El arzobispo de Valencia, Carlos Osorio, animó el lunes a los participantes en el I Congreso Internacional sobre la Sábana Santa en España a “seguir investigando y dándonos datos importantes para que podamos conocer mejor esta reliquia que nos remite a Nuestro Señor Jesucristo”.»

    Falta decir que hay que agradecer investigaciones sobre las apariciones marianas, la virgen de fátima, si la tierra es hueca, la cría de fraguels en cautividad y otras importantísimas cuestiones para ampliar el horizonte del conocimiento humano, salir del redil de las viejas ideas… en definitiva, de una vez por todas, poner a la ciencia al servicio de dios. ¡Bravo!

  26. Lo curioso es que ya se puede buscar noticias del evento en la página oficial de la Universidad de Valencia (http://www.uv.es/). Ni una referencia. No ha existido. Parece que les da vergüenza.

Los comentarios están cerrados.