¿Restos de una máquina de 400 millones de años? No, fósiles de lirios de mar sacados de la ‘Wikipedia’

'EuroNews.es' da por cierto el fraude de la máquina de 400 millones de años.Felipe Gallego, autor de Campos de Estrellas, me ha mandado hace un rato un enlace a una noticia sorprendente: científicos rusos han descubierto los restos de una máquina de hace 400 millones de años, según la sección de Ciencia de la web Euronews.es. Él, como yo, no salía de su asombro y no por creer que estemos ante la prueba de civilizaciones desaparecidas o la visita de alienígenas en la Antigüedad, sino porque haya medios que publiquen cosas así. El artículo de Euronews.es dice que el hallazgo fue hecho por arqueólogos de la Universidad de San Petersburgo, que han informado del mismo a colegas estadounidenses y han concluido que “los mecanismos descubiertos pueden tener origen extraterrestre”.

Nada más ver la foto, he pensado en un fósil, así que lo lógico era consultar a un experto. Por eso, he mandado la imagen a Eustoquio Molina, paleontólogo de la Universidad de Zaragoza, quien inmeditamente me ha explicado: “Sí, eso es un fósil. Concretamente, se trata de artejos de crinoides. Los crinoideos son un grupo de equinodermos que tienen el aspecto de una planta, pero son animales, igual que los erizos y las estrellas de mar. Se les llama también lirios de mar. Lo que se ve en la foto son fragmentos del tallo, que es articulado y está constituido por esas plaquitas de calcita llamadas artejos”. ¡Caso resuelto!

El bloque de 'Laudonomphalus regularis' del Museo de Historia Natural de Lille a partir del cual se ha creado el fraude. Foto: Wikipedia.Tras la confirmación de las sospechas que teníamos Gallego y yo, he hecho una búsqueda en Internet y me he encontrado con que la noticia estaba explicada desde hace días -felicidades a Euronews.es por no consultar ni siquiera a Google- y se sabe hasta de dónde se ha sacado la imagen, de la Wikipedia. Se trata de una de las dos fotos  de detalles de un bloque de Laudonomphalus regularis del Devónico, entre hace 416 y 359 millones de años, de la colección del Museo de Historia Natural de Lille (Francia). La edad debe ser lo único que se corresponde con la realidad en todo este montaje que en un primer momento se tragaron bastantes webs y blogs del mundo del misterio que lo compararon con la máquina de Antiquitera, aunque algunos han rectificado después. Otros, seguramente, incluirán estos restos entre los llamados OOPArt (acrónimo que significa objeto fuera de lugar), que, en realidad, suelen ser una demostración de la imaginación o la ignorancia del vendedor de misterios de turno.