La Universidad de Sevilla quiere formar a los vendedores de misterios del siglo XXI

Cartel  de las I Jornadas de Periodismo de Misterio e Investigación, protagonizadas por Nacho Ares, Miguel Blanco, Jesús Callejo, Francisco Contreras y Javier Sierra en la Universidad de Sevilla.Parece una broma, pero desgracidamente no lo es. La Universidad de Sevilla quiere formar a los vendedores de misterios del siglo XXI. Sólo así puede explicarse que, entre los actos conmemorativos del vigésimo aniversario de su Facultad de Comunicación, celebre del 13 al 16 de octubre las I Jornadas de Periodismo de Misterio e Investigación, protagonizadas por Nacho Ares, Miguel Blanco, Jesús Callejo, Francisco Contreras y Javier Sierra. Me he enterado de este disparate gracias al divulgador científico Mauricio-José Schwarz, quien dice, muy acertadamente, que lo que este encuentro promoverá «no sólo no es periodismo, sino que incorpora todos los elementos del antiperiodismo, de la ausencia de ética, del atropello de la deontología y de la falsificación de la realidad en aras del negocio». Recuerda Schwarz, entre otras cosas, cómo Sierra fue el principal valedor en nuestro país de la falsa autopsia del marciano de Roswell y Blanco, quien tiene un demencial programa en Radio Nacional de España, cree haber visto al Diablo en Haiti y en los poderes del agua imantada, entre otras tonterías.

Nadie duda de que vender misterios puede ser un buen negocio, pero considerarlo periodismo es un insulto a esta bella profesión. Porque lo que hacen éstos y otros autores sistemáticamente es disfrazar la realidad, a un muñeco de goma de extraterrestre, a una mariposa de platillo volante, a una silueta de cartón de fantasma, a una filmación encargada por ellos de pelicula secreta de la NASA en la Luna, a un joven arrollado por el tren de viajero del tiempo… Su máxima no es la de investigar los llamados misterios paranormales, porque eso desemboca en su explicación convencional, sino la de engordarlos. La organizacion de un acto como las I Jornadas de Periodismo de Misterio e Investigación por parte de la facultad de Periodismo de una universidad pública como la de Sevilla no sólo implica tirar dinero público por el retrete y convertir la Academia en difusora de la superstición y la incultura, sino además insultar a la profesión y a todos sus practicantes. Porque el periodismo del misterio no existe; es sólo charlatanería.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.