‘Evento freak’ extraterrestre en Sitges

No pude al final asistir a la Cumbre Europea de Exopolítica 2009 y créanme que lo siento porque el nivel de frikismo del evento es difícil de superar. ¡Qué reportaje podía haber escrito! Relaciones diplomáticas con otras especies inteligentes, coches impulsados por aire comprimido, huesos de un humanoide de 7,5 metros de altura, discos genéticos… Y todo ello presentado por Javier Sierra, uno de los ilustres invitados con los que TVE homenajeó a Jesús Hermida con motivo del cuadragésimo aniversario de la llegada a la Luna. Un encuentro como el celebrado en Sitges durante el pasado fin de semana es una oportunidad única para comprobar hasta dónde ha llegado el delirio ufológico y mostrárselo al público a las claras. He leído, sin embargo, reportajes que demuestran que los periodistas españoles seguimos yendo a los sitios sin saber a dónde vamos.

Cuando algunos de los presentes en Sitges dieron en 2001 una rueda de prensa en la que mostraron sus pruebas de la presencia extraterrestre entre nosotros, Joel Achenbach, redactor especializado en ciencia de The Washington Post, lo dejó bien claro: «Se demostró, sin sombra de duda, que realmente hay gente que cree en los ovnis». Aquí, no nos enteramos y nos referimos al colectivo que está detras de exopolítica como «expertos en presencia extraterrestre» y «los mayores expertos y estudiosos a nivel mundial en el fenómeno extraterrestre», y añadimos, como mucho, que «hay afirmaciones que cuesta creer». No, compañeros, estos tipos de exopolítica no son expertos en nada de lo que hablan y lo que dicen es equiparable a lo que predica desde hace décadas el contactado catalán Luis José Grifol, cuya cita mensual en Montserrat para ver ovnis se repite cada día 11 desde los años 70 y que hubiera sido un más que digno participante en las jornadas de Sitges.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista. Ha sido el conductor de Escépticos (ETB), la primera producción española de televisión dedicada a la promoción del pensamiento crítico, y llevado la sección El archivo del misterio en Órbita Laika (La 2). Ha colaborado con la Cadena SER, Radio Nacional de España, Radio 3, M80 Radio, Radio Vitoria y Punto Radio Bizkaia -antes Punto Radio Bilbao-, con intervenciones que pueden escucharse en cualquier sitio gracias al podcast Magonia. Da ante todo tipo de público charlas sobre ciencia y pseudociencia, en las que habla de la conspiración lunar, la Atlántida, los ovnis, la guerra psíquica entre Estados Unidos y la Unión Soviética, las conspiraciones, el periodismo gilipollas y, si se da el caso, hace a los asistentes experimentar lo paranormal. Trabaja en el diario El Correo de Bilbao, donde cubre la información de ciencia desde hace años. Mantiene desde junio de 2003 este blog, dedicado al análisis crítico de los presuntos misterios paranormales y al fomento del escepticismo, y firma desde octubre de 2010 una columna en español, ¡Paparruchas!, en la web del Comité para la Investigación Escéptica (CSI), la organización científica más importante dedicada al estudio de lo extraordinario, de la que es consultor. Además, es fundador del Círculo Escéptico, asociación organizadora del Día de Darwin y de los encuentros Enigmas y Birras, entre otros actos de divulgación del pensamiento crítico. Ha escrito los libros El peligro de creer (2015), La cara oculta del misterio (2010) y Crónicas de Magonia (2012), y ha coordinado la obra colectiva Misterios a la luz de la ciencia (2008), publicada por la Universidad del País Vasco y en la cual destacados científicos examinan la posibilidad de vida extraterrestre y la existencia de monstruos, entre otros asuntos. Fue el único español participante en el libro Skeptical odysseys. Personal accounts by the world's leading paranormal inquirers (Odiseas escépticas. Reflexiones personales de los principales investigadores mundiales sobre lo paranormal. 2001), editado por el filósofo Paul Kurtz. Si quiere informarle de algo relacionado con los temas de este blog o entrar en contacto con él para cualquier cosa, puede hacerlo por correo electrónico, Twitter, Facebook o Google +.