‘Evento freak’ extraterrestre en Sitges

No pude al final asistir a la Cumbre Europea de Exopolítica 2009 y créanme que lo siento porque el nivel de frikismo del evento es difícil de superar. ¡Qué reportaje podía haber escrito! Relaciones diplomáticas con otras especies inteligentes, coches impulsados por aire comprimido, huesos de un humanoide de 7,5 metros de altura, discos genéticos… Y todo ello presentado por Javier Sierra, uno de los ilustres invitados con los que TVE homenajeó a Jesús Hermida con motivo del cuadragésimo aniversario de la llegada a la Luna. Un encuentro como el celebrado en Sitges durante el pasado fin de semana es una oportunidad única para comprobar hasta dónde ha llegado el delirio ufológico y mostrárselo al público a las claras. He leído, sin embargo, reportajes que demuestran que los periodistas españoles seguimos yendo a los sitios sin saber a dónde vamos.
Cuando algunos de los presentes en Sitges dieron en 2001 una rueda de prensa en la que mostraron sus pruebas de la presencia extraterrestre entre nosotros, Joel Achenbach, redactor especializado en ciencia de The Washington Post, lo dejó bien claro: «Se demostró, sin sombra de duda, que realmente hay gente que cree en los ovnis». Aquí, no nos enteramos y nos referimos al colectivo que está detras de exopolítica como «expertos en presencia extraterrestre» y «los mayores expertos y estudiosos a nivel mundial en el fenómeno extraterrestre», y añadimos, como mucho, que «hay afirmaciones que cuesta creer». No, compañeros, estos tipos de exopolítica no son expertos en nada de lo que hablan y lo que dicen es equiparable a lo que predica desde hace décadas el contactado catalán Luis José Grifol, cuya cita mensual en Montserrat para ver ovnis se repite cada día 11 desde los años 70 y que hubiera sido un más que digno participante en las jornadas de Sitges.