Los astros, el fútbol y el despropósito periodístico

“Los astros se alían contra el hijo del Kun“, titulaba 'El Mundo' el 20 de febrero de 2009.

«El proyecto de futbolista más esperado de la historia, poco más de tres kilos y medio concentrados en 50 centímetros, llegó al mundo con casi una semana de adelanto. Vio la luz un 19 de febrero a las 19.02 horas en España y sobre él pesan ya, de qué manera, los apellidos de dos genios del balón. Lo precipitado de su alumbramiento no le ha impedido nacer bajo el influjo de Piscis. No debiera carecer, por tanto, de una poderosa imaginación, de una intuición extraordinaria. Afirman los astros que Leonel Benjamín Agüero Maradona desarrollará un talante poético, iluminado, genial, romántico y abnegado». Así comenzaba la crónica del diario El Mundo que el viernes daba cuenta del nacimiento del nieto de Maradona, titulada: «Los astros se alían contra el hijo del Kun«.
El resto del texto sigue el mismo patrón, basándose en afirmaciones de un tal Vicente Jaén, un periodista astrólogo que dice, por ejemplo, que «la conducta de Piscis en su lado negativo tiende al ocultamiento, el secreto y, en ocasiones, el engaño y la mentira». Entonces, todos los astrólogos tendrían que ser Piscis, porque viven del engaño, de la mentira, de sacar los cuartos a los ignorantes; pero no es así (no son Piscis, que lo otro sí). Aunque no conozco ningún estudio al respecto, me atrevo a aventurar que los astrólogos nacen aleatoriamente a lo largo del año, como ocurre con el resto de los mortales. Porque nadie ha demostrado que haya algún signo del Zodiaco más o menos propenso a una actividad o habilidad determinada. Es más, nadie ha demostrado que la astrología funcione; más bien todo lo contrario, décadas de estudios han dejado claro que no es más que un timo.
La carta astral del hijo del Kun Agüero tiene el mismo fundamento que el horóscopo que publican los periódicos: ninguno. Léase la información de El Mundo y verá que no dice nada concreto, que es una colección de descripciones generales que pueden casar con cualquiera, una muestra de lo que en psicología se conoce como el efecto Forer, que es el que hace que parezca que una predicción vaga es personalizada. Puede comprobarlo leyendo, por separado, a varios amigos lo que diga hoy el horóscopo de Cáncer, por ejemplo, y preguntándoles hasta qué punto casa con la visión que tienen de sí mismos. Se sorprenderá.
El Mundo no ha sido el único medio que ha dado pábulo a la estupidez astrológica sobre el nieto de Maradona. Fuera de España, también se han cubierto de gloria El Comercio (Ecuador), El Liberal (Argentina), La Gaceta (Argentina), La Razón (Argentina), La Tercera (Chile), Los Andes (Argentina) y Última Hora (México).