En marcha el primer estudio científico la calavera de Mitchell-Hedges

Una investigadora examina la calavera de Mitchell-Hedges. Foto: NGC.National Geographic Channel (NGC) está grabando, aprovechando la moda de Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal, un documental sobre los famosos cráneos que cuarzo que estrenará en otoño. Según el canal de televisión, arqueólogos y otros expertos están analizando varias de estas reliquias que apasionan a los fanáticos de lo paranormal no sólo porque les atribuyen un origen misterioso, sino también por los poderes mágicos que creen que tienen. Aunque desde NGC no me han podido precisar si una de las piezas objeto de estudio es la de F.A. Mitchell-Hedges, también conocida como la Calavera del Destino y que secita  en la última película de Spielberg, de las fotos que he visto deduzco que así es.

Estudios realizados en los últimos años por la Institución Smithsoniana, el Museo de Quai Branly y el Museo Británico han constatado que tres calaveras de cuarzo parecidas de supuesto origen precolombino fueron en realidad talladas en Alemania en el siglo XIX. Frente a eso, hace unos meses, fantasearon en Cuarto Milenio, entre otras cosas, con que estamos ante «calaveras para las que no se tiene una explicación» (Carmen Porter); que la descubierta por Mitchell-Hedges procede de Belice (José Luis Cardero) y que fue encontrada en una pirámide maya (Nacho Ares); que no se sabe con qué maquinaria se han tallado y pulido (Porter); que se ha demostrado que el cráneo del Museo Británico y otras dos piezas similares, a escala microscópica, «no tienen marcas de herramientas», «es como si la piedra hubiese cristalizado así» (Santiago Camacho)… Acuérdense de estas sentencias cuando NGC deje claro que la Calavera del Destino es tan antigua y sobrenatural como las otras.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.