Un Uri Geller con plumas

Un loro es la nueva estrella de la parapsicología británica. Se llama N’kisi y es de origen africano. Hace tres años, debutó en la televisión estadounidense. Ahora, lo ha hecho en el Reino Unido, donde la BBC se ha rendido a su plumaje gris. Aimee Morgana, su dueña, sostiene que el pájaro es telépata. La mujer asegura que se dio cuenta de que tenía una mascota portentosa en 1999. Estaba leyendo en su casa de Nueva York una revista abierta por una página en la que había un desnudo cuando escuchó una voz que, desde el otro lado de la habitación, decía: «¡Oh, mira qué bonito cuerpo desnudo!». Era N’kisi, del cual afirma que maneja 950 palabras. Morgana se puso en contacto con Rupert Sheldrake, un parapsicólogo británico convencido de la telepatía entre especies. Y el ave voló de la jaula a la fama.

El plumífero empezó a ser sometido a pruebas, sin ningún control científico, y a salir en la tele. En un show de la ABC en febrero de 2001, se destacó que había acertado 32 de 123 veces lo que su ama pensaba. «Morgana miraba una foto de una pareja abrazada y él decía: ‘¿Puedo darte un abrazo?’ Eso era un éxito», rememora el escéptico Michael Shermer, para quien los aciertos de N’kisi son casualidades traídas por los pelos en las que las palabras se hacen casar con las imágenes a toda costa. El ilusionista James Randi, que desenmascaró a Uri Geller en la década de 1970, retó en diciembre de 2000 a Sheldrake a poner a prueba al pájaro. Considerado el sucesor de Houdini, Randi ofrece desde hace años un millón de dólares a quien demuestre la existencia de poderes paranormales. Morgana y su loro prefieren la tele. Como el doblacucharas.

Publicado originalmente en el diario El Correo.

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.