‘Magufo’, en la ‘Wikipedia’

El término magufo entró en la Wikipedia el pasado jueves, de la mano de gente de la lista de correo Escépticos -dependiente de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico– y su definición ha sido objeto, desde entonces, de veinticinco modificaciones. La versión que puede leerse cuando escribo estas líneas dice:

Magufo es un término utilizado generalmente en listas de correos, foros de Internet y otros ámbitos por personas escépticas de las pseudociencias para referirse informalmente a los promotores de éstas.

Se llama magufos, por ejemplo, a los astrólogos, ufólogos, homeópatas y a los practicantes de pseudociencias en general; también se refiere de esa manera a personas que se atribuyen poderes sobrenaturales como los psíquicos y otros supuestos dotados; de manera semejante el término magufo se hace extensivo a ciertos periodistas especializados en lo esotérico y lo paranormal que fungen de tales sin cuestionar si el objeto de su especialización existe realmente más allá del mundo de las creencias.

La palabra es el resultado de una combinación de mago y ufólogo. Fue acuñada en 1997 en la lista de correo Escépticos por Xoan M. Carreira, y pronto ganó aceptación entre la comunidad escéptica de habla hispana.

Es frecuente la confusión entre el magufo y el crédulo. El magufo no cree necesariamente en lo que practica o vende. Un crédulo es quien acepta de forma acrítica las afirmaciones de los magufos y a menudo es cliente de sus servicios, consumidor de sus productos o víctima de sus timos. En ese sentido un magufo puede ser también quien se aprovecha de la credulidad ajena.”

Al margen de lo tontamente correcto del uso de personas escépticas por escépticos, cabe preguntarse si una expresión que usan tres gatos -los escépticos somos cuatro, y no todos la empleamos- tiene la suficiente entidad como para incluirse en la Wikipedia. Yo creo que no. Pero es que tampoco soy imparcial respecto a la palabrita de marras. Nunca he usado el término magufo en un escrito porque no me gusta. Para decir lo mismo, ya existe el castizo engañabobos, que es lo que en fondo son quienes viven de explotar la ingenuidad del personal. Además, la confusión entre magufo y crédulo -que apuntan los autores de la definición de la Wikipedia -y no existe entre engañabobos y bobo- ha sido alimentada por los propios usuarios del término, que han solido utilizarlo tanto para descalificar a vendedores de misterios como a simples creyentes.