Un médico vasco dice que la homeopatía cura el cáncer

Xabier Ibarburu, presidente de la Asociación de Médicos Homeópatas de Guipúzcoa, aseguraba el 13 de marzo en El Diario Vasco que sus colegas indios curan el cáncer y que él ha logrado que enfermos oncológicos «puedan vivir más años de lo previsto». Decía:

Nunca lo he conseguido [curar el cáncer], otros homeópatas en India parece que sí. Pero estamos hablando de una enfermedad muy compleja. Me podrían acusar de algo si voy diciendo que curo el cáncer, pero no lo hago. Lo que sí he logrado es mejorar la calidad de vida de muchos pacientes con cáncer, he ayudado a que no sufran y a que puedan vivir más años de lo previsto.

No es la primera vez que Ibarburu, que también es acupuntor, sostiene algo así. «Siempre he dicho que nunca he conseguido curar un cáncer, pero he contribuido a alargar la vida de muchos pacientes y mejorar su calidad de vida”, declaraba en noviembre de 2012 al mismo periódico. Ahora, añade que con la homeopatía él puede «curar la bronquiolitis, el asma infantil, las amigdalitis de repetición, otitis, sinusitis, eccemas, migrañas, artritis reumautoideas, alergias… He curado psoriasis en algunas personas». Lo siento, pero no me fío de su palabra: ¿dónde están las pruebas de que homeópatas indios curan el cáncer, de que él alarga con esa práctica la vida de pacientes oncológicos y de que cura la larga lista de males que dice curar?
La homeopatía es un proceso “ilusorio y engañoso” sin base científica, ha sentenciado el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín. O, lo que es lo mismo, un timo. «Brujería», dice la Asociación Médica Británica. Y los médicos que la practican violan el código deontológico de la profesión, según el cual “no son éticas las prácticas inspiradas en el charlatanismo, las carentes de base científica y que prometen a los enfermos la curación, los procedimientos ilusorios o insuficientemente probados que se proponen como eficaces, la simulación de tratamientos médicos o intervenciones quirúrgicas y el uso de productos de composición no conocida”.