Premio Sísifo

El premio Sísifo, en Hala Bedi Irratia

Javi Urkiza y yo hablamos el jueves pasado en Suelta la Olla, en Hala Bedi Irratia, del premio Sísifo de un millón de euros a quien demuestre poderes paranormales, en la primera entrega del curso 2013-2014 de Gámez Over, intervenciones que también emiten Eguzki-Pamplona, Uhinak (Ayala), Txapa (Bergara), Eztanda (Sakana), Arraio (Zarautz), Zintzilik (Orereta), Itxungi (Arrasate), Kkinzona (Urretxu-Zumarraga) y Txindurri Irratia (Lautada).

Amigos homeópatas, ¿ninguno de ustedes quiere un millón de euros?

Cheque simbólico del premio Sísifo.A ningún homeópata ni farmacéutico que vende productos homeopáticos le tienta, por lo que se ve, ganar sin esfuerzo un millón de euros. El 1 de octubre de 2012, el Consejo Europeo de Organizaciones Escépticas (ECSO) puso sobre la mesa esa cantidad de dinero para quien demuestre tener poderes paranormales o que pseudoterapias como la homeopatía funcionan. El premio Sísifo, como se llama, se centra en “afirmaciones que puedan ser objetivamente verificadas en presencia de nuestros testigos. La prueba será diseñada y consensuada (entre el aspirante y la entidad supervisora) de manera que los resultados sean claros e indiscutibles, y no estén sujetos a votación o evaluaciones subjetivas”, según establecen las bases. A fecha de hoy, el millón de euros sigue ahí, esperando.

El dinero, donado por la Sociedad para la Investigación Crítica de la Pseudociencia y lo Paranormal (SKEPP) belga, está depositado en una cuenta bancaria de ese país bajo la custodia de un notario. Para participar en la prueba, todo aspirante debe someterse antes a un test preliminar en cualquiera de los países organizadores bajo la supervisión de una asociación del ECSO, que en España es el Círculo Escéptico. Once meses después de haber convocado el premio, no lo ha reclamado ningún médium, ufólogo, parapsicólogo, zahorí, vidente, grafólogo, milagrero u homeópata.

¿Hay mejor prueba de que la homeopatía no funciona, de que es un timo? De cara a la gente de la calle, creo que no. Como indica el mago y escéptico James Randi, “si tú dices que tocas el violín y yo te ofrezco un millón de dólares si me lo demuestras, ¿qué haces?, ¿te niegas a tocarlo porque no estás interesado en ganar un millón de dólares? Cualquiera no interesado en ganar tan fácilmente un millón tiene un problema mental”. Si me gano la vida haciendo una cosa -la que sea-, me ofrecen un millón -de euros o de dólares- por demostrar que hago realmente esa cosa y renuncio al premio, sólo hay dos posibles explicaciones: o soy tonto del bote o engaño a la gente simulando hacer lo que no hago. No creo que los homeópatas y los farmacéuticos que venden productos homeopáticos sean tontos.

En principio, el plazo para aspirar al premio Sísifo termina el 30 de septiembre, pero eso no significa que los homeópatas ya no tengan el 1 de octubre incentivos económico para demostrar que su práctica funciona. Siempre podrán presentarse al reto del millón de dólares del ilusionista de Randi, que lleva más de una década ahí. Más humildemente, sigue en pie mi oferta de dar 6.000 euros de mi bolsillo a quien demuestre, ante un comité científico, que la homeopatía funciona más allá del placebo. La hice en noviembre de 2011 a la médico homeópata María Ángeles Municio y, por extensión, a todo aquél que quisiera convencerme de las bondades de esa práctica. Sentado espero.

Cheque simbólico del premio de James Randi.

El premio Sísifo, en Punto Radio Bizkaia

Patxi Herranz y yo hablamos el martes en Bizkaia y Punto, en Punto Radio Bizkaia, del premio Sísifo, dotado con un millón de euros para quien demuestre poderes paranormales, en la primera entrega del curso 2012-2013 de Magonia, mi espacio semanal dedicado al pensamiento crítico en la emisora de Vocento.

‘La Gaceta’ de Intereconomía plagia a ‘Magonia’

Algunos medios tradicionales suelen apropiarse del trabajo de quienes usan Internet para difundir sus ideas, opiniones y creaciones, y lo hacen impunemente, desde un punto de vista legal, por los costes que tiene para un particular emprender cualquier tipo de acción ante la Justicia. Pero eso no significa que las víctimas de esos desmanes tengan que resignarse. Al contrario. Si ahora es más fácil que nunca apropiarse del trabajo de otros, también lo es sacar los colores a los piratas: basta con contar la historia en la Red. Por ejemplo, la última que me ha pasado.

Información publicada en 'La Gaceta' de Intereconomía y plagiada de 'Magonia'.La Gaceta de Intereconomía ha publicado como de su autoría una copia ligeramente modificada de mi anotación “Premio Sísifo: ofrecemos un millón de euros a quien demuestre tener poderes paranormales”, publicada el viernes y dedicada a la última iniciativa del Círculo Escéptico. La han titulado “Un millón para quien demuestre tener poderes paranormales” y, además de recortar aquí y allá a su gusto, han eliminado todos los enlaces. No es la primera vez que me ocurre algo así. Ni, por supuesto, soy el único autor de un blog al que un medio le roba su trabajo. Soy periodista, redactor del diario El Correo y bloguero, y en los últimos años ha habido numerosos sitios que se han apropiado de mi labor de periodista y bloguero, reproduciendo como suyos y sin permiso textos publicados en el diario en el que trabajo o en este blog. Digo esto para que nadie crea que uso diferentes varas de medir: siempre hay que reconocer la autoría de un trabajo y nunca publicarlo integramente sin permiso del autor, sea quien sea.

Lo que ha hecho La Gaceta con la noticia del reto del millón de euros para quien demuestre tener poderes extraordinarios es lo mismo que hace tres años hizo Periodista Digital cuando fusiló mi historia sobre la creencia de un tercio de los españoles de que el Sol gira alrededor de la Tierra. El medio de Alfonso Rojo me plagió pocas semanas después de que yo denunciara aquí mismo a una larga lista de plagiarios digitales. Por cierto, incluyan automáticamente en esa lista a todo aquél que reproduzca la famosa foto de Leire Pajín en la que se ve su pulsera Power Balance sobre un atril en el que se lee: “PSOE. Nuevas energías”. La imagen la mandó el 22 de marzo de 2010 la agencia Efe, pero la ampliación de la muñeca izquierda de la que luego sería ministra de Sanidad y el montaje subsiguiente los hice yo. Así que, si ven ese montaje en algún otro lado que no sea este blog y sin acreditar, ya saben…

“Intereconomía velará, mediante recursos estables, para que las informaciones y los contenidos ofrecidos en sus medios sean servidos por profesionales veraces y responsables con la capacidad idónea y la formación necesaria en sus cometidos”, dice ese grupo de comunicación en su ideario. Velen ustedes por sus derechos publicando en sus blogs y en las redes sociales los abusos de los malos profesionales del periodismo que creen que, para ellos, todo vale.