La catastrófica tormenta solar del 21 de diciembre de 2012: otro invento de las revistas esotéricas

«Profecías, estudios de la NASA, recuerdos como el del Diluvio y más, se mezclan ahora en la imaginación colectiva. En diciembre de 2012 celebraremos el fin del calendario maya, un pueblo cuyos sacerdotes-astrónomos vivieron obsesionados con el Sol, y su efeméride coincidirá, al parecer, con un incremento de manchas y tormentas solares. Coincidencia extraña, sí… […]

21 de diciembre de 2012: nueve preguntas y respuestas sobre el fin del mundo maya… y un reto

21 de diciembre de 2012. Es el día del fin del mundo y está a la vuelta de la esquina. Artículos de revistas, documentales de televisión y hasta superproducciones de Hollywood han señalado ese día como el del comienzo de una serie de catástrofes predichas en el calendario maya. Aquí les dejo una breve guía […]

El monte Bugarach, cerrado a los chiflados del fin del mundo

El monte Bugarach permanecerá cerrado entre el 19 y el 21 de diciembre para impedir la afluencia masiva de chiflados. Desde hace un par de años, se ha corrido la voz en ambientes esotéricos de que ese pico de los Pirineos franceses es el único lugar en el que se sobrevivirá al apocalipsis augurado por […]

La primera ministra australiana graba un vídeo mofándose del fin del mundo maya

Julia Gillard, primera ministra australiana, ha grabado un vídeo mofándose de la creencia de que el mundo se acabará el próximo 21 de diciembre, tal como se postula desde hace años en círculos esotéricos a partir del final de la Cuenta Larga del calendario maya. «No era el efecto 2000, ni siquiera el precio del […]

Dos conferencias y ‘la última cena’, para celebrar el fin del mundo maya en Bilbao el 20 de diciembre

Como el 21 de diciembre se acaba el mundo, según los falsos intérpretes de la inexistente profecía maya, en Bilbao hemos decidido celebrarlo por todo lo alto. Festejaremos con dos conferencias en el salón de actos de la Biblioteca de Bidebarrieta (c/ Bidebarrieta, 4)  y una cena que vamos a sobrevivir a otra catástrofe anunciada […]