¡Cuidado con los famosos!

Hay pocas cosas tan peligrosas como un consejo de un famoso. Sobre todo, si se trata de un consejo de salud. Oler un limón previene el cáncer, las vacunas provocan autismo, meterse huevos de jade en la vagina equilibra las hormonas, hay que desintoxicar el organismo bebiendo zumos, el cáncer tiene su origen en trastornos emocionales… Todas estas afirmaciones –a cada cual más loca– y otras por el estilo las han hecho y hacen personajes conocidos no por sus aportaciones al conocimiento científico, sino por ser estrellas del deporte, el espectáculo y el periodismo. Son famosos y, por eso, lo que dicen puede tener un gran impacto social. Bobadas incluidas…

Sigue en la revista Muy Interesante (Nº 474, noviembre de 2020).

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.

Únete a la conversación

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Exactamente. Líbreme Randi de los ‘influencers’. Es a lo que animo en las últimas frases de esta historia:

    «Nunca siga un consejo de salud –ni de ningún otro tipo– de un famoso. No le crea. No me crea. Párese a pensar.»