Infectados por el conspiravirus

Cazafantasmas alardean de que fueron los únicos que vieron venir la epidemia. Devotos de la astrología descubren que una adivina la previó hace veinte años. Dotados de poderes paranormales aseguran que el virus fue creado en un laboratorio como arma biológica. Pseudoterapeutas sostienen que no existe. Un astrofísico dice que ha caído del cielo. Colectivos antiondas culpan de su expansión a las redes de 5G. El líder de la primera potencia mundial afirma que lo mejor para acabar con él es inyectarse desinfectante. Vendedores de remedios naturales promocionan la ingesta de lejía como remedio contra la enfermedad. El SARS-CoV-2, coronavirus causante de la Covid-19, ha sacado de sus madrigueras a todos los conspiranoicos…

Sigue en la revista Muy Interesante (Nº 470, julio de 2020).