La imparable propagación del conspiravirus

Ilustración: Christopher Dombres.

“Virólogos muy reputados aseguran que no es un virus que se haya escapado de un laboratorio, pero tampoco te aseguran lo contrario”, dijo el psiquiatra José Miguel Gaona en Cuarto milenio el 1 de marzo. El nuevo coronavirus SARS-CoV-2 se creó en un laboratorio chino con fines militares y se transmitió a humanos “accidentalmente”, aseguró Uri Geller en Instagram nueve días después. Y, según el periodista Daniel Felipe Arranz, “estamos ante un virus agresivísimo fabricado”, aunque dice que no sabe “con qué intenciones”. El psiquiatra que fue en 2010 a grabar psicofonías al campo de exterminio de Dachau para Iker Jiménez, el doblacucharas israelí, que se comprometió en su día a parar con sus superpoderes el Brexit y a encontrar el desaparecido vuelo 370 de Malaysia Airlines, y el colaborador de Distrito TV son sólo tres de los muchos emisores de bulos alrededor de la enfermedad Covid-19…

Sigue en el diario El Correo (suscripción).