Tercera edición del curso ‘Ciencia, pseudociencia y pensamiento mágico’, en julio en la Universidad de Burgos

Cursos de Verano de la Universidad de Burgos.La Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Burgos (UBU) acogerá del 16 al 18 de julio la tercera edición del curso de verano Ciencia, pseudociencia y pensamiento mágico, que se celebró por primera vez hace cuatro años. Durante tres días, nueve especialistas analizarán el auge de la pseudociencia y el papel de los científicos, los políticos y los periodistas a la hora de poner coto a supercherías. Como en 2014 y 2016, la idea partió de Raúl Urbina, director de los Cursos de Extensión Universitaria y de los Cursos de Verano de la UBU, que me invitó a planificar estas jornadas. Unos meses después, Urbina dejó el cargo para tomarse un merecido descanso después de seis años de duro trabajo y desde entonces he contado con el apoyo del nuevo director, Gonzalo Andrés, profesor de Geografía Humana de la UBU. Como novedad, esta nueva edición del curso Ciencia, pseudociencia y pensamiento mágico -en la que hemos eliminado la coletilla en tiempos de incertidumbre– está patrocinada por el Círculo Escéptico, a cuyos socios y directiva quiero agradecer el apoyo económico y logístico ofrecido a esta iniciativa.

El curso pretende exponer cuáles son las diferencias entre ciencia y pseudociencia, conocimiento racional e irracional, y ofrecer a los alumnos mecanismos que les ayuden a identificar la segunda, algo que debería estar al alcance de cualquier educador, periodista y profesional de la salud, y sería muy recomendable que se extendiese al público en general. Creo que el programa es interesante y les animo a que se matriculen no sólo por las clases en sí, sino también por la oportunidad de disfrutar de buenas tertulias sobre pensamiento crítico fuera de las aulas. La matrícula del curso cuesta 45 euros, que se reducen a 35 para estudiantes universitarios, jubilados y parados, profesores de Primaria, Secundaria y Bachillerato, y profesores, becarios y antiguos alumnos de la UBU. Pueden encontrar todos los detalles en el formulario de inscripción. Se reconocerán 0,5 créditos para los alumnos matriculados en los títulos oficiales adaptados al Espacio Europeo de Educación Superior (grados).

Todos los actos serán por la mañana. El programa, a falta de posibles cambios de última hora que espero que no se produzcan, es el siguiente:

Ciencia, pseudociencia y pensamiento mágico

Lunes, 16 de julio
9.30 h. Apertura del curso.
9.45 h. “Economía y pseudociencia”, por José Luis Ferreira, profesor titular de la Universidad Carlos III de Madrid.
10.45 h. “Egiptología, expertos y pseudociencia: ¡Amón! ¿Por qué a nosotros?», por Mara Castillo Mallén, doctora en Geografía e Historia, especializada en el Egipto faraónico.
11.45 h. Descanso.
12.15 h. “La invasión de los platillos volantes: los orígenes del mito”, por Luis Alfonso Gámez, periodista del diario El Correo y autor del blog Magonia.
13.15 h. Mesa redonda con los tres ponentes: «¿Cómo nos protegemos de los engaños?».

Martes, 17 de julio
9.45 h. “Engaños con la física”, por Joaquín Sevilla, profesor de la Universidad Pública de Navarra.
10.45 h. “Logros y nuevos retos del movimiento escéptico”, por Manuel F. Herrador, profesor de la Universidad de La Coruña y vicepresidente del Círculo Escéptico.
11.45 h. Descanso.
12.15 h. “¿Por qué no hay programas escépticos en la tele?”, por Jose A. Pérez Ledo, guionista, novelista y director de televisión. Creador de Órbita Laika y Escépticos.
13.15 h. Mesa redonda con los tres ponentes: «¿Cómo nos protegemos de los engaños?».

Miércoles, 18 de julio
9.45 h. “Convencidos pero equivocados”, por Juan Revenga, dietista-nutricionista, biólogo y profesor de la Universidad San Jorge (Zaragoza).
10.45 h. “Homeopatía. ¿Quo vadis?”, por Suso Fernández, fundador de FarmaCiencia y titular de la Farmacia Rialto de Madrid.
11.45 h. Descanso.
12.15 h. “La charlatanería, una gran amenaza para la salud”, por Guillermo Quindós, catedrático de Microbiología de la Universidad del País Vasco.
13.15 h. Mesa redonda con los tres ponentes: «¿Cómo nos protegemos de los engaños?».

Publicado por Luis Alfonso Gámez

Luis Alfonso Gámez es periodista.

Únete a la conversación

7 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Ah claro, es que hay tanta arrogancia en la pretensión de usar la evidencia y la razón, la ciencia en breve, como guía de nuestro conocimiento y acciones … Con lo bien que se está cabalgando sobre impulsos y emociones sin riendas ni estribos. Pero detrás de ese aburrido mundo de fantasmitas y diosecitos el universo real se despliega dejándonos atónitos y la ciencia nos lo muestra en alguna medida.

  2. Discúlpenme, yo es que soy medio idiota y no termino de entender ciertos conceptos. Si digo que no creo en la homeopatía o en la visita de supuestos extraterrestres soy un escéptico, hasta ahí todos de acuerdo, pero en cambio si afirmo no creer en la llegada a la Luna, el cambio climático o las versiones oficiales del 11-M y del 11-S soy un conspiranoico, un magufo o vete a saber que denominaciones más. Entonces, ¿quién está en posesión de la verdad para marcar hasta donde llega uno y hasta donde el otro?, ¿no es escepticismo dudar seriamente de los telediarios y de todos los programas de la tele en general?, ¿de las explicaciones oficiales de cada hecho o suceso?, ¿de los periodistas y políticos?. En fin, yo que voy a saber, me voy a jugar con mi conecta 1 porque el conecta 4 se me hace incomprensible, es lo que tiene disponer de pocas neuronas.

    1. Escepticismo es abstenerse de creer en lo que no hay pruebas.Algo totalmente racional.

      Cuando hay abrumadoras pruebas de la existencia de algo y te niegas a creer eso se llama negacionismo.Algo totalmente irracional.

      Espero haberte aclarado.

      1. ¿Abrumadoras pruebas?, ¿del 11 S?, ¿del 11 M?… Espera, voy a coger un diccionario y buscar «abrumadoras» y «pruebas», por si acaso significan otra cosa que no sean lo que yo tenía entendido, ya sabes, mis escasas neuronas.

        1. Pues sí,hay abrumadoras pruebas de que el 11S y el 11M fueron,en esencia, lo que dicen las versiones oficiales,o sea:atentados islamistas.

          De lo que dicen todas las versiones «alternativas» ,a cual más delirante ,no hay la más exigua e ínfima prueba. ( Ya que vas a coger el diccionario puedes buscarlas también de paso).

          1. En fin, dejémoslo estar, este es un debate sin fin y podemos meternos en aguas pantanosas.
            En cualquier caso hay un tema en el que coincido plenamente con el autor de esta página. Muchos de estos temas no dejan de ser pasatiempos más o menos inocentes, como las visitas extraterrestres, las casas encantadas o todas esas leyendas urbanas, pero la cuestión de estafar y engañar con la salud debería estar más vigilada y no dejarse pasar a la ligera. Que personas con enfermedades graves dejen sus tratamientos movidos por las promesas de charlatanes y estafadores es un problema de salud y también un problema social. Y ojo, no es culpa de estas personas, ya que la desesperación y la angustia los ha llevado a obrar así, la responsabilidad recae en los desgraciados que se lucran con gilipolleces que ni ellos mismos se creen.

    2. Si afirmas no creer en la llegada del hombre a la Luna es eso: una creencia.

      Si te basaras en las evidencias y en las pruebas no tendrías dudas. Entonces, en base a esto, sí eres un magufo o un conspiranoico, atendiendo a la definición de ambos conceptos.

      Así que la posesión de la verdad la dan los hechos y las evidencias no las personas.