Canarias, ¿tierra de ovnis?

‘El fenómeno ovni en Canarias desde el siglo XVIII hasta 1980’, de Ricardo Campo.No hay en España un lugar más misterioso que las islas Canarias. En sus inmediaciones localizaba en los años 70 el psiquiatra Fernando Jiménez del Oso una base submarina de ovnis -entendidos éstos como naves alienígenas, por supuesto-; en la playa tinerfeña de La Tejita situaba el contactado Francisco Padrón un encuentro con una computadora de Urano llamada Opat-35; en aguas del archipiélago se sumergió el siempre fantasioso Manuel Carballal y encontró restos de la Atlántida; y en Tenerife descubrió el explorador noruego Thor Heyerdahl unas pirámides que consideraba la prueba del paso de los egipcios en su viaje hacia América. El exotismo que esas islas tienen para la mayoría de los españoles -distan de la Península Ibérica más de 1.600 kilómetros y son geográficamente África- se ha visto desde hace décadas espoleado por autores que las han llenado de extraterrestres, fenómenos paranormales y ruinas misteriosas.
“El archipiélago canario es uno de los lugares del mundo donde con mayor frecuencia se produce el avistamiento de ovnis”, se asegura en la contraportada de Los ovnis en Canarias, obra del ufólogo isleño José Gregorio González. El libro data de 1995, y su autor repite una cantinela que era vieja dos décadas antes cuando, en la adolescencia, empecé a interesarme por el fenómeno ovni: que algo raro pasa en Canarias. Ya el 26 de marzo de 1979, Jiménez del Oso dedicaba una entrega de Más Allá, el programa que tenía en TVE, a especular sobre una base submarina de ovnis en las islas. ¿La razón? El avistamiento masivo de un objeto no identificado que salió del mar disparado hacia el cielo canario al anochecer del 5 de marzo de 1979…
… Sigue en «¡Paparruchas!».

5 comentarios

  1. A mí personalmente por muy documentado que esté un libro no me sirve si solamente se dedica a desmontar caso por caso los fenómenos ovni, sea en las Canarias o en otros lugares del planeta. Y menos cuando creo positivamente en el fenómeno como algo externo al ser humano y de origen inteligente. No lo encuentro útil «cargarse» todos los casos aplicando un racionalismo a vecesun poco rancio. Esa es mi opinión, tan respetable como la de los escépticos.

    1. Te recomiendo el libro ‘Expedientes insólitos’ (1995), del ufólogo Vicente-Juan Ballester. Contiene muchos relatos de apariciones de ovnis, sin olvidar a sus ocupantes humanoides, con los que seguro que disfrutarás. También tiene partes en las que habla de cosas que han sido confundidas con ovnis, como por ejemplo el planeta Venus, los globos-sonda estratosféricos, los fraudes, los misiles balísticos, los aviones, los bólidos (meteoros muy brillantes) o la reentrada de chatarra espacial. Pero vamos, que estas partes «racionalistas» te las puedes saltar y así podrás mantener viva tu ilusión.

    2. Respetables son siempre las personas,no las opiniones.
      Tu opinión de «no me expliquen nada,por favor…to quiero seguir creyendo» no me parece nada respetable,desde luego.
      Con esa actitud la humanidad seguiría en las cavernas.

  2. Sólo una pequeña puntualización a este comentario: es a las personas a las que hay que respetar, no a sus opiniones o creencias. Dicho de otro modo, tiene Vd. pleno derecho a creer todas las tonterías que le venga en gana creer, pero no tiene Vd. derecho a que sus creencias dejen de ser tonterías por el mero hecho de que los demás le respetemos a Vd. como persona.

  3. Tenerife es una isla preciosa (las otras no las he visto), no me extraña que los extraterrestres visiten las Canarias continuamente; si yo tuviese pasta me pasaría todas las vacaciones allí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *